lunes, 26 de noviembre de 2012

Lawless (Sin Ley, 2012, John Hillcoat). La Familia, ay, la Familia...

Lawless concursó en la sección oficial del Festival de Cannes satisfaciendo las ansias del provincianismo que los festivales europeos siguen exhibiendo, todavía hoy, ante la súper estructura empresarial y de marketing del star system hollywoodiense que, si bien ya no prevalece como factoría de cultura popular, sí que permanece como factoría de glamour cinematográfico.

O sea, Lawless es una de esas películas norteamericanas por las que babean todos los festivales porque les permite lucir su recién sacada de la tintorería alfombra roja para que la pisoteen los mediáticos pies de Tom Hardy, Shia LaBeouf, Gary Oldman, Jessica Chastain y Guy Pearce y ya luego los críticos le rezan a quienquiera que sea la virgen patrona de Cannes para que la apuesta no acabe en "americanada" demasiado vergonzante y después les dan sus premios a películas como Holy Motors (si es que tienen la fortuna de que concurse alguna así).

Lawless llegó avalada por el prestigio cinéfilo de su director, John Hillcoat, pero acabó gustando, en general, ni mucho ni poco. Yo, sin embargo, creo que es una película que merece la pena y me uno al coro de los que dicen que está siendo infravalorada por la crítica.


El caso es que Lawless es, en realidad, una americanada, hecha por australianos y británicos, porque narra una historia basada en hechos reales de la América no ya profunda sino profundísima: la América del Condado de Franklin durante los años de la Gran Depresión, los años de la Prohibición, una época sinónimo de escasez y de exceso al mismo tiempo. Había escasez de comida, oportunidades, libertades, justicia y Ley pero exceso de gangsters, ametralladoras Thompson, alambiques, corrupción y muerte. Es decir, la época que convirtió a los USA en una segunda parte de su original Wild Wild West. Es por ello que Lawless sabe un poco a western (a lo mejor ésa es la razón por la que la película me gusta más de lo que debiera) pero a western que ya no huele a caballo sino a gasolina, o sea, a cine negro.

Los hechos históricos en los que se basa el guión de Lawless los protagonizaron los tres hermanos Bondurant (que personifican al Exaltado, al Reflexivo y al Novato), unos contrabandistas de licor que se rebelaron contra el chantaje al que intentaron someterles unos corruptos mandamases de Chicago durante un sangriento episodio de la mini historia norteamericana que pasó a conocerse como la Conjura del Condado de Franklin.

Obviamente, el romanticismo cinematográfico necesita exacerbarse al máximo para que todo este turbio asunto no parezca un documental de La 2 sino una épica de proscritos pueblerinos que combaten la injusticia que sufren de las garras de la prepotencia hipócrita de la gran ciudad.


Lawless no es una película perfecta porque no tiene un guión perfecto aunque tenga unas interpretaciones y una cinematografía cuasi perfectas. ¿Cuál es el leitmotiv principal de Lawless?, no queda del todo claro aunque yo apuesto por la Supervivencia pero a lo mejor es la Violencia o  la Familia. ¿Para qué sirven los personajes femeninos?, yo creo que para nada porque no quiero concluir que representan la idea de que la violencia es cosa de hombres.

Pese a estas fallas, si deciden ver Lawless, encontrarán en el otro lado de la balanza una fotografía maravillosa, una violencia cruda (aunque no tanto como han proclamado algunos estómagos sensibles) y unos personajes con una estética muy potente que se han quedado a las puertas de lo antológico (especialmente el de Guy Pearce). ¿Tom Hardy?, como siempre: carismático.


Lawless tiene un título menos bonito que el de la novela en la que se basa su guión ("El Condado más húmedo de Mundo") pero es una película que está por encima de la media del cine que se estrena en nuestras salas, así que nuestro deber es recomendarla. Sea.

13 comentarios:

MrMierdas dijo...

Buenísima! Hace tiempo que no veía rajar un cuello de oreja a oreja así... Pero... Lebouf horrible y jode la película.... No puede con el peso de la misma y esperas que salga en cualquier momento algún transformer...

fiona dijo...

Al final va a ser verdad que te gusta Tom Hardy...jajajaja. Yo no la he visto pero odio a Lebouf y su cara de idiota (se da un aire a Benzemá, verdad?), así que me creo lo que dice tu hermano de que jode la película. No obstante, apuntada.

1besico!

PEPE CAHIERS dijo...

Tomo nota, y estoy con usted en ese complejo del cine europeo de disparar sobre la industria norteamericana y suspirar porque algunas de sus estrellas pisen su alfombra.

redrum dijo...

La tenía ahí en cuarentena, pero nada, sabe que siempre le hago caso...

Un saludo!

PD: Holy Motors es la polla.

Mr. Lombreeze dijo...

@fi y MrM, es cierto que Shia L. tiene cara de tonto (y que se parece a Benzema), con lo que en la primera parte de la peli lo hace bien porque hace de tonto. Pero cuando su personaje cambia, madura, se hace un hombre y todo eso, pues sí, la caga.., y la película hubiera quedado mejor con otro actor. En eso estoy de acuerdo. Así y todo, el resto de actores consiguen remontar la historia con nota. La media es buena.

Mr. Lombreeze dijo...

@redrum, Holy Motors no es la polla aunque salga una polla. El miércoles le dedico un post que te voy a dedicar a ti. Y le dedico un post porque aunque Holy Motors no es la polla, sí es una película interesante y, lo más importante, NO ABURRIDA.

redrum dijo...

Estaré atento!!! Qué honor!!!

Un saludo!

charlie furilo dijo...

Un western gangsteril? Con Guy Pearce y Tom Hardy? Y con el director de "The Road"?? A mi me vale. Anotada queda.

miquel zueras dijo...

Parece interesante. Ese tema -família fuera de la ley en la América profunda de la Depresión- me recuerda a películas fascinantes como "Mamá sangrienta" de Corman con Shelley Winters como Ma Baker, asaltando bancos con sus incestuosos hijos. Saludos. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

@charlie, Y a mí, y a mí!. La has resumido perfectamente. Espero que te guste.

@miquel, bueno, algo de eso hay, pero es que el cine de Corman siempre ha sido muy cutre por muy numerosa que sea la legión de fans que tenga este señor.

@SrConBoina, of course, en la variedad está el gusto!!!. Con la trilogía de TDK me siento bicho raro... aunque mi esposa cuando le dije esto mismo de "con la trilogía de TDK me siento un bicho raro", murmuró "si solamente fuera con la trilogía ésta...". Jajajaja. Yo creo que los guiones de Nolan son muy torpes. A mí me dio un poco de risa ***SPOILER*** lo de que la peli acabe con el héroe tirando una bomba que está a punto de explotar al mar***FIN***. Es tan... no sé... tan básico... Es como de primer curso de la escuela de guionistas, ¿no?.

abril en paris dijo...

La apunto tambien..a mí el que me gusta es Tom Hardy..;-D

Hablando de violencia ¿ has visto Hatfields&MCoys ? y ¿ Boardwalk Empire ? son series por si te suenan de algo..

Mr. Lombreeze dijo...

@abril en P. a mí me gusta mucho también Tom Hardy (supongo que has visto Warrior), de hecho él es lo mejor de TDK III y eso que no se le ve la cara.
No veo muchas series de televisión si son de ésas que duran más de una temporada. Me agobio (con excepciones como Dexter o Juego de Tronos). Solamente veo miniseries (las británicas suelen ser acojonantes). He visto Hatfields&MCoys y a mí me gustó pero creo que solamente se la recomendaría a amantes de la Historia USA. La otra serie que comentas, pese a tener excelentes críticas, no la he visto. Van ya por tres temporadas, si no me equivoco. No tengo disciplina para seguirlas como dios manda si duran muchas temporadas. Si es que yo soy de los que no han visto ni Twin Peaks ni Perdidos.

David dijo...

Apuntada (pero puede pasar mucho tiempo antes de que la vea; en lo del documental de la 2 has tenido gracia).
Voy a la entrada de arriba.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails