lunes, 10 de diciembre de 2012

10 Años de... Adiós a John Frankenheimer (1930 - 2002).

Breve homenaje gusano, en forma de recuerdo, al trabajo de uno de los directores de cine norteamericanos más sobresalientes de entre los de esa generación de cineastas que vio la luz gracias a la factoría de la TV de los años 50: John Frankenheimer, quien, lamentablemente, nos dejó hace ahora 10 años.


Frankenheimer es responsable de un buen puñado de títulos que se han convertido en hitos de la filmografía USA. Algunos de ellos me gustan: El Hombre de Alcatraz (1962), Siete Días de Mayo (1964) y, sobre todo, la magistral El Tren (1965). Y otros no tanto porque creo que no han envejecido bien del todo: El Mensajero del Miedo (1962) y Plan Diabólico (1966), dos de las películas más paranoicas de todos los tiempos.

Lo que está claro es que los años 60 fueron su época dorada. El resplandor de Frankenheimer siguió brillando durante los 70, se apagó en los 80 (como casi todo el cine made in Hollywood) y se reivindicó, en forma de canto de cisne, en 1998 con la espectacular (de espectáculo) Ronin.

Además de requeterreconmendarles que vean El Tren (nuestra reseña aquí), hoy quiero recordar un par de peliculas de Frankenheimer especialmente curiosas: Grand Prix (1966) y Yo Vigilo el Camino (1970). Otros dos ejemplos que muestran el letimotiv principal de todas sus obras: la reacción de sus protagonistas ante situaciones límite. 

Grand Prix es como un chiste de los que contábamos de críos: van un piloto inglés, un francés, un americano y un italiano, y participan en una carrera de F1. Toda la parte dramática de la historia, con las mujeres de estos aguerridos chavales sufriendo por su integridad física, no vale un pimiento. Y ver a Yves Montand haciendo de piloto es un poema. Sin embargo, Mr. Frankenheimer puso sus cámaras en los coches de carreras y regaló al público unas panorámicas de las trepidantes carreras nunca vistas hasta entonces. Además, hizo pasarlas canutas a algunos de sus cuatro protagonistas masculinos al montarlos en coches de verdad para conseguir mayor veracidad evitando el artificio ése de las  retroproyecciones. El resultado es una película con algunas de las secuencias más espectaculares de la Historia del Cine. 


Yo Vigilo el Camino es una película pequeña, de retrato de personajes, en la que destaca la estupenda actuación de un veterano Gregory Peck (54 años) interpretando a un sheriff de pueblo que, enamorado de una joven lolita, algo paleta y fuera de la Ley (Tuesday Weld, 27 años), pierde los papeles en su intento por recuperar una pasión de ésas de juventud, de cuando los genitales nublan la razón. En fin, errores de cálculo que tienen muchos cincuentones. Tremendo final.


Broche musical a nuestro recuerdo para el gran John Frankenheimer, uno de los reyes de la década de los 60: I Walk the Line (1956), Johnny Cash. Suena en la película homónima que en español titularon Yo Vigilo el Camino. 

16 comentarios:

David dijo...

Podías haber puesto una cabecera con una foto de sus pelis, ¿no?
Y así redondeabas el homenaje.
No he visto Ronin y tampoco la de Grand Prix (creo que esa empecé a verla de crío y me cansé; nunca he sido muy de coches).
Mi favorita de las suyas es Siete días de mayo...
La que hizo con Ben Afleck (Operación Reno; he tenido que mirarlo, que no lo recordaba)...era flojita, pero se dejaba ver.
Igual no han envejecido bien del todo esas dos que apuntas...pero tienen cosas o momentos cojonudos (pienso en el momento en el que Rock descubre que todos sus vecinos y cómo estos le hacen callar; o cuando va a ver a su esposa...)
Un saludo.

miquel zueras dijo...

"El tren" es magnífica, me encanta el montaje de la Resistencia para hacer que el tren circule en dirección contraria alejándose de Alemania y Jeanne Moreau en el papel de típica hostelera francesa refunfuñona.
"Grand Prix" me aburrió soberanamente pero creo que "El mensajero del miedo" aún resiste bien el tipo. Saludos. Borgo.

Kinezoe dijo...

De Frankenheimer aún me quedan unos cuantos títulos por ver ("El Tren" es uno de ellos). La de "Ronin" me chifla. Esas persecuciones de coches todavía no se han superado (y además, coches EUROPEOS).

Imposible cerrar la entrada de mejor forma.

Saludos.

PD: La Natascha también tenía su aquel...

Kinski dijo...

French Connection 2 es una muy buena secuela. Impagable las escenas de Hackman con el "mono".
Domingo Negro es también magnífica.
Frankeheimer es uno de los grandes olvidados.
Saludos.

C. Noodles dijo...

A mi también me ha gustado más "El Tren" que la más famosa "El hombre de Alcatraz".
Esa historia de la II Guerra Mundial con Burt Lancaster al mando es una auténtica maravilla.

Me uno también a la reivindicación de "Yo vigilo el camino".

Frankenheimer era un director extraño. Tiene algunos títulos muy peculiares. Recuerdo en los ochenta, dos de "carne de videoclub" como "El hombre de Berlín" y "52 vive o muere", hace mucho que no las veo, y seguramente será mejor no verlas.

Saludos

Mr. Lombreeze dijo...

@David, yo no mando en mis cabeceras, ¡¡¡mis cabeceras mandan en mí!!!. Coincido contigo en que las dos paranoid-pelis de Frankenheimer tienen unas cuantas virtudes atractivas para un cinéfilo, pero no sé si siguen vigentes y funcionan para un espectador actual, puede que las encontrara forzadamente marcianas. Los primeros 20 minutos de la de Rock Hudson son muy buenos.

@Miquel, El Tren es una de mis favoritísimas de la WWII (y del Cine). Coincido contigo en alabar ese plan de la heróica Resistencia francesa. La moraleja de la peli es devastadora. Es que Grand Prix es aburrida, pero sus escenas de carreras (y no soy fan de la F1) siguen siendo muy interesantes. Además, sale Françoise Hardy.
Yo al "Mensajero" lo encuentro muy hijo de su tiempo.

@Kine, jajja, te veo muy chovinista con lo de "EUROPEOS",
Sí, lo de las persecuciones de Ronin nos dejó turulatos, sobre todo, en su día, ¿verdad?. ¡El que tuvo, retuvo!.
Johnny Cash.., qué racial...

@Kinski, pues me alegro de que hayas reivindicado la segunda parte de French Connection, coincido contigo en que rompe la maldición de "segundas partes...". Frankenheimer fue un fabricante de "hitos" y no son pocos los que consideran "Domingo Negro" como la primera peli "de Acción" tal y como entendemos el concepto hoy día. Sí, es un director muy bueno que está olvidado, por eso me apetecía rendirle este homenaje a un señor que hizo mucho por el cine que me gusta a mí, el cine difícil: el cine de calidad y entretenimiento dirgido al gran público. Pero claro, como no es cine intelectual, pues los anales.., ay, los anales...

Mr. Lombreeze dijo...

@C. Noodles, amén hermano, me estaba faltando respaldo para esa joyita protagonizada por Mr. Peck.
Coincido contigo: si he visto esas películas ochenteras de Frankenheimer, no me acuerdo, ni quiero acordarme.

PEPE CAHIERS dijo...

Uno de los grandes, cuyas colaboraciones con Burt Lancaster funcionaron a la perfección. Por gustar, a mi me gusta hasta aquella que hizo con Don Johnson, "Tiro mortal", la investigación policial de los nazis en la América profunda y aquella persecución con vómito incluido.

fiona dijo...

Y yo que lo único que he visto de este hombre es la cerveza...

http://cervezafresca.com/2008/11/04/franziskaner-cerveza-de-trigo-aromatica/

CHIM PUM.

Alguien tenía que decirlo y al resto los veo muy puestos.

1besico!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Muy buena reseña Mr. Lombreeze, está claro que la época de esplendor de Frankenheimer está a principios de los 60 con su actor fetiche Burt Lancaster. Mis preferidas son "El Tren" (grandioso Paul Scofield como el oficial nazi) y "Siete Días de Mayo". En todas ellas se ve la marca de autor Frankenheimer, esos planos con encuadres perfectos. A partir de los 70 se perdió completamente, "Yo vigilo el Camino" es una cinta fallida como otras tantas de esa época. Quién iba a decir que en el 98 iba a sacarse de la manga un peliculón como "Ronin". Un autor que siempre reivindico cuando puedo porque no tiene el reconocimiento popular que se merece.

Saludos gusanos

Ferre dijo...

Un grande. Un tipo que ha hecho "Ronin", "El mensajero del miedo" (que encuentro de actualidad por su discurso sobre la manipulación) y "El tren" tenía que ser más conocido de lo que son otras medianías (como diría Luisa Lanas) o dorectores cuyo único mérito descansa en un sólo título.

De "Grand Prix" me gustaría destacar su espectacular fotografía y cómo Frankenheimer se las paña para rodar cada carrera de forma completamente distinta: agresiva, nerviosa, ensoñadora,...

charlie furilo dijo...

No he visto mucho del bueno de Frankenheimer. La magistral "El Hombre de Alcatraz", la entretenida e impecablemente (que persecuciones, copón) filmada "Ronin", "El Mensajero del Miedo" (en su momento, me impactó, pero quizás ha quedado un poco desfasada), y "Grand Prix", me quiere sonar, pero era un tierno infante y no me acuerdo muy bien. A la que le tengo ganas es a "El Tren": me parece imperdonable que un fanático de la WW II todavía no la haya visto, pero lamentablemente es así.

Temazo del incomparable Johnny Cash!!!

Saludos maño!!

Mr. Lombreeze dijo...

@Pepe C. hostias Pepe, eso sí que es devoción!!!. No he visto ésa que dices con Don Johnson... Pfff, me la juego o qué?... Bueno, yo tomo nota, como Mike Hammer.

Mr. Lombreeze dijo...

Lo que no sabes, querida fi, es que yo he estado en la fábrica de Franziskaner, en Munich, bueno de la Spaten, que es lo mismo, y que soy, probablemente, el español que mejor sabe servir una Franziskaner como dios manda.

Mr. Lombreeze dijo...

@Cuttlas, Gracias!, veo que estamos coincidiendo unos cuantos en lo que a "El Tren" se refiere. Es que es magistral y demuestra muy claramente eso que apuntas sobre la perfección de los encuadres de Frankenheimer. Sobre "Siete Días de Mayo" pues qué vamos a añadir, que tiene la virtud de conseguir que un thriller político de espinosa ficción resulte entretenido para cualquier espectador. "Fallida" es muy jevi pa mí. Yo creo que, efectivamente, no es redonda, pero es que Gregory Peck lo borda. Joder, y el final es desolador. Es que J. Frankenheimer era un especialista en eso de los finales impactantes, verdad?.

@Ferre, Sobre "El mensajero...", ciertamente su discurso sigue vigente, pero los recursos visuales yo creo que un poco menos. Sí, sí, en "Gran Prix" cada carrera es como un nivel de videojuego. ¿Tú crees que puede representar la idiosincrasia nacional de cada piloto?, jejeje.

Mr. Lombreeze dijo...

@charlie, ponle remedio a lo de "El Tren" cuanto antes. Que la vas a disfrutar como un enano!!!. Adiós maño, nos vemos en los burros de la Plaza del Pilar!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails