Bienvenidos a De Gusanos y Lombrices. Hay dos cosas que nos gustan mucho: el Cine y matar a los Malos.

domingo, 29 de abril de 2012

Canciones de Cine. An Education (2009, Lone Scherfig).

An Education es una película británica muy bien hecha, con una deliciosa fotografía, con muy buenas interpretaciones pero que tiene un final muy precipitado y algo decepcionante para una historia que realmente me importó un comino.

El caso es que las canciones que adornan el desvirgamiento intelectual, emocional y vaginal de la jovencita Jenny están todas muy bien y yo estuve todo el rato expectante, a lo largo de metraje, de cuál sería la siguiente que iba a sonar. De todas ellas, me quedo con esta estupedísima "Comin´ Home Baby!" (1962) de Mel Tormé.

jueves, 26 de abril de 2012

Fetichismo gusano: Diez uniformes militares.


El único trauma que me quedó por no hacer la mili, tras terminar mi prestación social sustitutoria, fue (además de descubrir que un sindicato funcionaba tan mal como el resto del Universo conocido) que no pude lucir un uniforme como dios manda. Así que mi madre tiene que llevar en su monedero fotos mías vestido de civil que, la verdad, tampoco es que luzcan demasiado bien. ¿Qué les costaba a los señores y señoras del Ministerio de Defensa haber diseñado para los objetores de conciencia un uniforme molón para cobardes como yo?. Con lo que me ha gustado a mí eso de disfrazarme de representante de la Ley y el Orden: Policía o Sheriff, pero yo siempre del lado correcto cuando jugábamos a pegarnos tiros los unos a los otros. Personalmente hubiera cedido las 45.000 pesetas que me dieron para "mis gastos" (con los que me compré unas botas Sendra) y el sueldo mensual (no recuerdo qué cantidad era) a cambio de pasear por Zaragoza uniformado aunque fuera con algo discreto como esto:


En fin, lo he superado. O no, no sé. El caso es que me ponen muchísimo los uniformes. Escribir entradas sesudas con el brazo derecho escayolado es una lata y una pérdida de tiempo (y de energía) todavía superior a hacerlo con el miembro útil (sigo hablando del brazo). Así que me encuentro hoy aquí, aburrido en mi angustia existencialista, redactando una entradita light y de fácil digestión, como la ensaladilla rusa. Hoy, con todos ustedes, Mis 10 Uniformes militares fetiche (sí, en serio, la entrada de hoy va de eso). Agárrense los machos que viene el listado (el orden no significa nada y el post tampoco):

1.- Infantería colonial británica de finales del XIX. El de la guerra anglo-zulú, vaya. Un clasicazo. Elegancia británica; la casaca roja del Imperio es uno de mis grandes leit motivs en esto de mi fetichismo militar. Me imagino al diseñador del uniforme respondiendo a la pregunta de los jerifaltes británicos: "- Yo creo, mis queridos señores jerifaltes, que el mejor color para combatir en Sudáfrica es el rojo, pero un rojo bien vivo, que se vea de lejos con claridad. -¿Y el casco?. - Pues blanco, hombre, bien blanco.., y que se jodan los zulús".

2.- La Real Policía Montada del Canadá (los "mounties"). Ladies and gentlemen, lo reconozco: éste es mi favorito. Otro clasicazo de rojo británico. Con ese gorro de campaña, esas botas de cuero marrones, esos guantes de manga larga, esa banda amarilla en los laterales del pantalón... ¡Maravilloso!. I´m loving it.


También me pone mucho sus "versiones" yankis; especialmente el uniforme de la policía del Estado de Rhode Island. Cualquiera le replica una multa a un tío con estas pintas. Pero, eso sí, qué botas más chulas.


3.- Grupo de Fuerzas Regulares de la Infantería española. Son, de lejos, los más elegantes de nuestro desfile patrio del Día de las Fuerzas Armadas. Mi padre y miquel zueras hicieron una mili norteafricana (aunque mi padre calzando alpargatas) que se les debió hacer más larga que un día sin pan. Gorro moruno (tarbuch), capa blanca, uniforme color garbanzo con la camisa de manga corta (desabrochada dejando toda la pechera al aire) y guantes blancos de gala. Joder, acojonante.


4.- Policía de NY / San Francisco. Los hemos visto en 125.000 películas hollywoodienses y a mí me siguen fascinando. Van de negro de arriba a abajo. Elegancia urbanita y minimalista. Estupendo. Si vas a NY o a Frisco y no te haces una foto con ellos te pierde algo grande. Aunque últimamente ya no se dejan. La de la foto, Heather Fong, fue jefa de la policía de San Francisco hasta hace un par de años. Estas cosas solamente pasan en los USA.


5.- Húsares napoleónicos. Sabido es que el listo de Napoleón disfrazaba a cualquier mindundi con un uniforme despampanante para que el iluso de turno se creyera el amo del mundo y se dejara lancear, cañonear o ser cosido a navajazos en los lodazales y las callejuelas más infect@s de Europa. Ese gusto por los excesos llevó al dictador gabacho a conquistar medio continente, o sea, que la cosa parece que funcionaba (Hitler tomó buena nota). De entre el extensísimo catálogo de uniformes napoleónicos (donde hasta el aguador parecía un general) me quedo, lamentándolo mucho por los coraceros, con el clasico húsar de interminable y plumífero sombrero.


6.- Oficial Allgemeine-SS (brazo político de las SS). Pffff, me resistía a incluír el uniforme de estos hijos de la gran puta en mi lista, pero me estaría engañando a mí mismo si no lo hiciera. Diseñados por un nazi cuyo nombre no recuerdo y fabricados por Hugo Boss (sí, el de las boutiques molonas), los uniformes de las SS arrinconaron a las (y a los) camisas pardas de las SA para reivindicar la elegancia del negro - luto - muerte. La gorrita de plato desprende connotaciones terroríficas y fetichistas a partes iguales por culpa del nazisploitation de las narices. Una vez sostuve una de las repugnantes dagas SS (supuestamente era original) en mis manos y la verdad es que reconozco que pasaba algo parecido a lo del chiste del tricornio de la Guardia Civil. No voy subir la foto de ningún nazi a este blog si no es para ponerlo a parir. Y como no es el caso, pues...


7.- Zapador de la Legión Extranjera francesa. No es que la labor de un zapador en tiempos de guerra pueda considerarse como la más idónea para ser cantada y recordada por los bardos, al menos no al mismo nivel que la de otros guerreros de infantería o caballería, pero estos chavales, que llevan el característico quepis blanco, portan un hacha, lucen barba de varias semanas, se rapan la testa, se adornan con un delantal de cuero y calzan botas que parecen compradas en la tienda de Dr Martens de London, me recuerdan mucho a mí cuando ayudaba a mi padre en la pescadería. Imposible que te arresten por ir mal afeitado. 



8.- 7º Regimiento de Caballería de los Estados Unidos de América (los "Garryowen") de las Guerras Indias. Tan favorito como el de la Policía Montada del Canadá. Demasiado mítico como para dejarme llevar por el esnobismo y obviarlo en esta selección. Sin otro comentario más que... ¡sublime!.


9.- Comisario político del NKVD (1937-1942). Ellos fueron los grandes especialistas de la modalidad de ejecución "tiro en la nuca". Con este uniforme me sucede lo mismo que con el de las SS: solamente con verlo y recrear en mi mente algunas de las atrocidades cometidas por algunos de estos hijosdelagranputa, me cago en los pantalones. Sin embargo, he consumido demasiada literatura hazañas bélicosoviéticas de la WWII como para ignorarlo. Vistiendo este uniforme se combatió contra el invasor nazi con la misma intensidad con la que se oprimió y masacró a los propios camaradas. En fin, prefiero recrearlos en mi cabeza alentando a los soldados del Ejército Rojo a resistir en Stalingrado que imaginármelos reunidos, solamente un año antes, con miembros de la Gestapo para diseñar la estrategia de la "pacificación" de Polonia (o sea, el reparto).



10.- La boutade de toda lista que se precie: Infantería ligera del Regimiento de Voluntarios de Aragón de 1762. Lucharon, al final la Guerra de los Siete Años (¿se acuerdan de Barry Lyndon?), a las órdenes de Carlos III contra los portugueses, que estaban aliados, como siempre, con los perros ingleses. ¡¡¡Un soldado en alpargatas!!!. Venga hombre, esto es insuperable. Orgullo de patria chica que incluyo en este listado (a mucha honra).


*Premio Especial al Mejor Tocado Guerrero. Ex aqueo para
 - El "slouch hat" que lucían Mel Gibson y Mark Lee en Gallipoli.





- El alucinante Czapka polaco.


- El súper alucinante gorro de los Húsares "de la calavera" prusianos.




* Premio Especial Imposible ser más nenaza. Para todo aquél o aquella que siga pensando en lo guapo que estaba Richard Gere, todo vestidito de blanco, en Oficial y Caballero. Jo, qué moñada de uniforme. Yo comulgué vestido así, más o menos.



* Premio Especial Imposible ser más ridículo. Ex aequo para
 - La guardia griega presidencial.


- La esperpéntica guardia suiza vaticana cuyo uniforme diseñó (yo creo que a mala hostia) el maestro Miguel Angel.


* Premio Especial Imposible ser más bizarro. Atención.., los húsares de la caballería polaca... ¡¡¡Llevaban armaduras con alas!!!.


Supera eso George Lucas.

martes, 24 de abril de 2012

Frases no de Cine. Cristianos y Musulmanes.

"Me parece que la reconciliación entre cristianos y musulmanes sólo es posible en tres hipótesis: Primera, que los cristianos se hagan musulmanes, segunda, que los musulmanes se hagan cristianos, y tercera, que ambos se vuelvan ateos."

Gustavo Bueno, declaraciones en El Mundo, 19 de Mayo de 2004. Lógica aplastante.

lunes, 23 de abril de 2012

Hoy es el Día de Aragón y el Día del Libro.

Hala pues, un libro (el que estoy leyendo actualmente) ...



... y una jotica de mi patria chica.

viernes, 20 de abril de 2012

Mein Liebster Freund... Otro premio a la saca.

No por inesperado deja de ser merecido: mi amigo miquel zueras del imprescindible blog borgo acaba de honrarnos con un premio de esos memeros. Es éste:


Como somos bien nacidos, somos también agradecidos así que: Vielen Dank Mein Liebster Freund Miquel Z.

Las reglas del meme me obligan a conceder otros 5 Premios Liebster a sendos blogs con la condición de que tengan menos de 200 seguidores (?), así que, sin más preámbulos y como Isabel, miquel y Pepe C. ya tienen uno, enhorabuena a:

David Amorós por Lost Highway Blog.
Frente Popular Antigafastil (FPA), formado por Ángel de Ahí les dejo mi retrato y MrMierdas de Mondo Mierda.
Lughnasad por Zentolos.

¡¡¡Larga vida a los blogs y m***da para el twitter!!!.

Y, tras este exabrupto, con todos ustedes "Mein Liebster Freund" de Bastien und Bastienne, singspiel compuesto por W. A. Mozart en 1768.

miércoles, 18 de abril de 2012

Momentos hilarantes del cine: Withnail y yo (Bruce Robinson, 1987).

Withnail y yo: una obra maestra del Cine escrita y dirigida por Bruce Robinson en 1987.

Hasta el momento solamente he sido capaz de conseguir convencer a tres personas de la conveniencia de su visionado: mi mujer, mi hermano y redrum. En todos los casos con satisfactorio resultado, lo que confirma que acerté casándome con mi mujer y sigo acertando al leer a redrum y a mi hermano. Atentos:



La película está basada en las experiencias de juventud del propio Bruce Robinson (el "yo" de la peli) durante su época de actor teatral y cuenta algunos episodios de su rocambolesca amistad con Vivian McKerrell (el Withnail). Los actores protagonistas del film, Paul McGann (yo) y Richard E. Grant (Withnail), dan vida a dos jóvenes actores de teatro clásico, eternamente en paro, eternamente hambrientos y eternamente alcoholizados / drogados, que deciden ir a pasar una temporada al campo para renovar de sus pulmones el viciado aire londinense. Para ello piden prestada a un tío de Withnail su idílica casita en la campiña inglesa. Pero de idílica nada, porque la supervivencia en aquellos bucólicos parajes será tan dura como la de la city. Para complicar un poco la cosa les visitará el tío Monty, un aristócrata homosexual y muy pesado en todos los sentidos, personaje inspirado en la figura de Franco Zefirelli (en cuya compañía de teatro trabajó Bruce Robinson).

Una película extraordinaria, de las de culto por derecho propio, es decir, sin tripas, ni sangres, ni pajas físicas ni mentales, que cuenta con algunas de las escenas más divertidas de toda la Historia del Cine y que regaló a la Humanidad un personaje mítico: Withnail.

Y es que no todo en los 80 fue un horror. No se la pierdan y únanse al club "amigos de Withnail y yo" que yo mismo presido y del que ya he expedido tres carnés. ¿Quién quiere el número 004?.

 

lunes, 16 de abril de 2012

La tormenta Mortal. Frank Borzage, 1940. Que vienen los nazis.

Aunque ahora nos pueda parecer algo sorprendente, son pocas las películas hollywoodienses de temática abiertamente antinazi anteriores al bombardeo de Pearl Harbour. (7-dic-1941). "La tormenta mortal" es una de ellas. Y es la primera película en la que se puede escuchar el nombre de "Hitler" y cuya acción está ambientada en la Alemania nazi. Toma ya.

"La tormenta mortal" está basada en una novela del escritor británico Phyllis Bottome y la historia que nos cuenta es un puñetazo directo y sin miramientos a la mandíbula nazi. A la de todos los totalitarismos. Algo doblemente meritorio teniendo en cuenta que en 1940 la MGM todavía se cuidaba de que sus películas no molestaran demasiado al pueblo alemán que, por su parte y tacita a tacita, estaba invadiendo Europa por aquellos días.

No nos narra ninguna de las barbaridades que los ejércitos de Hitler cometieron por toda Europa cuando ya la cosa tenía poco remedio (salvo un buen bombazo en la cara de la cúpula nazi, como infructuosamente intentó el malogrado von Stauffenberg). La acción nos sitúa un poco antes, en el origen del Mal, en un pueblecito universitario bávaro en 1933, justo el año en que Hitler sube al poder gracias al voto democrático de la mayoría del pueblo alemán que, enardecido por su mensaje ultranacionalista, está dispuesto a entregar a un loco el poder absoluto del Estado, cuyos intereses estarán, a partir de ese momento, por encima del pensamiento y las voluntades individuales.

El profesor Roth, un respetado catedrático de la universidad y un eminente científico y médico admirado por todos sus colegas y alumnos, está felizmente casado. Es padrastro de 4 hijos que lo consideran su auténtico padre. Su hija Freya (Margaret Sullivan) es una linda muchacha que tiene coladitos a dos jóvenes estudiantes: Martin Breitner (James Stewart) y Fritz Marberg (Robert Young).

El día del 60 cumpleaños del veterano profesor, Adolf Hitler sube al poder. Los dos hijos mayores y su futuro yerno, Fritz, abandonan la fiesta familiar, excitadísimos por la noticia, para acudir a la sede del partido nazi a celebrar el triunfo del Führer. ¡Alemania va a recuperar su antigua gloria y va a poner en su sitio a las potencias europeas!. Martin rehúsa la invitación porque comenta que "cree que la paz es mejor que la guerra" y es acusado por sus amigos de toda la vida de "pacifista". Martin, intuyendo lo que se avecina, se retira a la granja familiar en las montañas para evitar futuros roces con sus amigos de infancia.

Pero las circunstancias le obligarán a involucrarse en el inminente conflicto social que supondrá el sistemático acoso y derribo que los jóvenes cachorros nazis (incluídos sus tres amigos) impondrán contra todo aquel librepensador que vaya contra las ideas del partido. Ya sabéis, lo de traidor a la patria y todo eso. Hay un asuntillo más: el profesor Roth es un no-ario.
Un día, uno de los alumnos de Herr Roth pregunta al profesor si hay alguna diferencia entre la sangre de los arios y la de los no-arios. El profesor Roth defenderá la Ciencia y la Verdad...


"La tormenta mortal" es la mejor y quizás menos conocida película de Frank Borzage, notable realizador que entró en la Historia del Cine al ganar el primer premio de la Academia americana concedido al mejor director de una película dramática. Fue por "El Séptimo Cielo" en 1928.
Borzage era un especialista del melodrama y un romántico ("Adios a las armas") pero en esta película se lanzó de lleno a la denuncia del totalitarismo, -encarnado en aquellos días por el diabólico III Reich-, denunciando a los silentes y mostrando la ignorancia de los fanáticos e irracionales seguidores del partido nazi.

Borzage nos pone el corazón en un puño con varias escenas duras. Como aquélla de la taberna del pueblo cuando un grupo de "valientes" quiere linchar a un viejo maestro de escuela "no-ario" (se evita en todo momento a lo largo del metraje la palabra "judío"). La película se cierra con un hermoso y trágico final sobre las nieves de los Alpes.


Una lección de cine de denuncia donde se airean los peligros del ultranacionalismo, el horror de la limpieza étnica y la amenaza de conseguir el pensamiento único a base de hostiar al que no traga. 72 años después seguimos con la misma historia. También en nuestro país.

domingo, 15 de abril de 2012

Hoy es mi Cumpleaños.

Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.


Ángel González
Del libro Áspero mundo (1956).

Por fuera parezco así:



Pero por dentro soy más asá:

 

miércoles, 11 de abril de 2012

Música Poética. Marble Halls, 1843.

A todos los que se estremecieron con esta escena de La Edad de la Inocencia en la que sonaba de fondo el Marble Halls en la versión de Enya...



... dedicamos hoy la versión original del maestro irlandés Michael W. Balfe (1808 - 1870) que incluyó en su célebre ópera The Bohemian Girl (1843) una de las más hermosas arias jamás compuestas, I dreamt that I dwelt in Marble Halls.

La versión es la de Dame Joan Sutherland quien, en mi opinión, es la mejor intérprete de este bellísimo pasaje. Disfruten de esta preciosidad que, más o menos y según mi libre traducción, viene a decir:

I dreamt that I dwelt in marble halls, Soñé que habitaba entre salones de mármol,
With vassals and serfs at my side, Con vasallos y siervos a mi alrededor,
And of all who assembled within those walls, Y de todos los que habitaban entre esos muros,
That I was the hope and the pride. Que yo era la esperanza y el orgullo.
I had riches too great to count Tenía tantas riquezas que no se podían contar,
Could boast of a high ancestral name; Podía alardear de tener un apellido ilustre;

But I also dreamt, which pleased me most, Pero también soñé, y fue lo que más me gustó,
That you lov'd me still the same Que tú me amarías siempre
That you lov'd me, you lov'd me still the same, Que tú me amarías siempre lo mismo.
That you lov'd me, you lov'd me still the same. Que tú me amarías, me amarías siempre lo mismo.

I dreamt that suitors sought my hand; Soñé que muchos pretendientes me cortejaban
That knights upon bended knee, Que los caballeros se arrodillaban ante mí,
And with vows no maiden heart could withstand Con promesas que el corazón de ninguna dama podría resistir
They pledg'd their faith to me; Ellos ponían toda su fé en mi:
And I dreamt that one of that noble host Y soñé que uno de ellos
Came forth my hand to claim. Se adelantaba suplicando por mi mano.

But I also dreamt, which joyed me most, Pero también soñé, y fue lo que más me alegró,
That you lov'd me still the same Que tú me amarías siempre
That you lov'd me, you lov'd me still the same, Que tú me amarías siempre lo mismo.
That you lov'd me, you lov'd me still the same. Que tú me amarías, me amarías siempre igual.


lunes, 9 de abril de 2012

50 Años de... Lawrence de Arabia (David Lean, 1962).

"Si tú eres el hombre que tiene el dinero y alguien viene y te dice que quiere hacer una película de cuatro horas de duración, sin estrellas, ni mujeres, sin historia de amor y con poca acción y que además quiere gastarse una gran cantidad de dinero para poder filmar en el desierto, ¿qué le dirías?". Omar Shariff.

Lawrence de Arabia (David Lean, 1962) una película eterna y deslumbrante que permanece inamovible en mi particular Top 5. ¿Me iré al otro barrio sin verla, majestuosamente proyectada, en una pantalla de cine?.

50 años de una Obra de Arte Total arropada, magistralmente, por la inspiradísima banda sonora de Maurice Jarré.

Uno se da cuenta de que se hace viejo cuando se sorprende a sí mismo diciendo: "ya no saben filmar amaneceres como éste"...

jueves, 5 de abril de 2012

Jueves Santo. Comienza el puente de Semana Santa.

Tengan mucho cuidado ahí fuera con el coche durante estos días y, si son católicos, recuerden: nada de carne en Semana Santa.

Para todos los demás: SEREBRO...

martes, 3 de abril de 2012

Hoy es el cumpleaños de la mia mamma.

Mi mamma es como las pilotos soviéticas de la WWII: bajita y rechoncha. Y también es, más o menos, así, como la señora Corleone. O sea, cuesta abarcarla pero no cuesta nada abrazarla:

¡Felicidades mamma!. Siempre has tenido razón: los dos más grandes músicos del siglo XX fueron Pérez Prado y Renato Carosone. Tú los cantabas y bailabas muy bien hasta el momento en que llegamos el Grupo de los Seis y te fastidiamos el invento, las rodillas y unos cuantos sueños. Gracias por todos los madelmanes.

lunes, 2 de abril de 2012

Clásicos Imprescindibles. La Obertura de "Ruslan y Ludmila" (1842).

"Mi máxima admiración es para Glinka". Rimsky-Korsakov.


En 1820, -antes de palmarla en un duelo de honor a los 37 años-, el escritor ruso Alexander Pushkin publicó un largo poema épico titulado "Ruslan y Ludmila" en el que cantaba y contaba las desventuras de la joven princesa Ludmila, hija de Vladimir "Sol Brillante" regente de Kiev y prometida con el valiente príncipe Ruslan. Un poema con uno de las más hermosos y célebres versos que como ya sabéis dice así:

У лукоморья дуб зелёный;
Златая цепь на дубе том:
И днём и ночью кот учёный
Всё ходит по цепи кругом;


Pero hete aquí que, el día de la boda de los dos jóvenes príncipes, una misteriosa sombra, surgida de la nada, rodea a la hermosa Ludmila quien se desvanece en los brazos del atónito Ruslan. El rey ofrece como recompensa, para aquel caballero que encuentre a su hija, la mano de la princesa. En su búsqueda partirán el propio Ruslan y tres caballeros que habían pretendido a Ludmila: Farlaf, Ratmir y Rogdai, que suenan juntos a atragantamiento con hueso de pollo. Será un sabio anciano el que ponga a Ruslan tras la pista del raptor de la joven, el enano Chermonor. Finalmente, OJO SPOILER, todo saldrá bien y los príncipes se casan, son felices y comen perdices (куропатка). FIN DEL SPOILER.

Son, precisamente, estos tres protagonistas del poema de Pushkin los que inspiraron al padre del nacionalismo musical ruso, Mihail Glinka (1804-1857), para componer los correspondientes temas musicales que conforman la gloriosa Obertura de su ópera: Ruslan y Ludmila ("Руслан и Людмила", 1842).


Glinka se formó operísticamente en Italia cuya tradición musical de obras ligeras con trágicas tramas palaciegas o históricas, tan del gusto de la clase alta, primeramente le conquistaron. Pero el huéfano Mihail pronto rememoró su acomodada infancia y los problemas que tuvo con su rica abuela por relacionarse con demasiada frecuencia con la servidumbre. Y así liberó todas esas canciones populares que había escuchado cantar en su niñez para, una vez más, conseguir alcanzar la cumbre musical al unir lo más excelso de la música popular y la música culta, o sea, lo que llamamos nacionalismo musical.

Claro, la aristocracia rusa comentaba de sus obras que sonaban como "la música de un cochero", pero eso fue antes de que los integrantes del Grupo de los Cinco proclamaran a los cuatro vientos que Glinka era, musicalmente hablando, lo más grande que había parido Rusia y la aristocracia rusa cambió de opinión y listo.

El caso es que esta obertura que vamos a escuchar ahora es un auténtico prodigio orquestal que se eleva a las más altas cimas del Arte cuanto más rápido tocan las cuerdas y más fuerte suenan los timbales de la orquesta que la interpreta.

Disfruten de la Obertura de la ópera Ruslan y Ludmila. Folklore ruso 100% y uno de los cinco fragmentos musicales que me llevaría a una isla desierta. Volumen y subwoofer a tope, por favor.

Ah, una cosa: ¿han visto alguna vez dirigir a un maestro con un ramo de flores en la mano?, ¡a que no!, pero es que quizás no conozcan al GRAN director ruso Valeri Gérgiev. No va trompa; él es así: genial y desaliñado.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails