lunes, 24 de junio de 2013

Tobruk (2008, Václav Marhoul). A Borges le gustaba la novela en la que se basa...

Cuando soldados checoslovacos se enfrentan a tropas italianas y alemanas en el desierto de Libia, parece claro que estamos en una Guerra Mundial y es entonces cuando nos damos cuenta del porqué del calificativo.

El director checo Václav Marhoul decidió recordar y homenajear a los valerosos componentes del 11er. Batallón Checo que, heroicamente, defendieron, contra envites de alemanes e italianos, una serie de posiciones a orillas del mar Mediterráneo en el abrasador desierto libio.

La película, que vemos a través de los ojos de dos jóvenes soldados  (Jiri y Jan), comienza en el campo de entrenamiento de un grupo de reclutas que posteriormente serán destinados a las costas norteafricanas. Con el paso del tiempo, Jiri va de más a menos y Jan de menos a más en eso del ímpetu guerrero. Para que te fíes de las apariencias.

"Tobruk" es una película que, sin aportar nada nuevo al género y repitiendo algunos de los tics que ya estamos empezando a (mal)acostumbrarnos a ver, posee sin embargo el atractivo de saber transmitir el antibelicismo intrínseco que produce en el espectador la recreación de los horrores de la guerra.


La película no acierta del todo a la hora de intentar contagiarnos los fuertes lazos de la camadería que, a golpe de instrucción, se crean entre los miembros de un batallón de soldados y que resultan ser, en muchas ocasiones, el principal motor que hace ganar o perder las batallas.

O sea, yo por la Patria no sé si arriesgo el cuello porque la Patria es, en ocasiones, demasiado abstracta. Pero por mi colega de armas me juego la vida cuando haga falta. 

Es esta camadería entre soldados y el sentimiento de culpa que dejar de lado a tus compañeros puede ocasionar, lo que obliga a uno de nuestros protagonistas a regresar al infierno de ese desierto libio, -en el que hasta los escorpiones pasan sed-, pese a haber perdido toda esperanza de poder salir de allí con vida.

Y es que, como dijo Borges a propósito de la novela de Stephen Crane "The Red Badge of Courage" en la que la película se basa: "es la historia de un hombre que no sabía si era un cobarde o un valiente. Entonces llega el momento y averigua quién es.".

La recomiendo a todos los amantes del bélico (como yo) porque es una película más que correcta que alcanza en algunos momentos, interesantes y emotivos destellos de gran cine.


Lo que me lleva a compartir con vosotros la principal cuestión que la película provocó en mi cocorota tras su visionado y que es: ¿Por qué en España (46M de habitantes) todavía no sabemos hacer películas de esta factura y en la República Checa (10M) sí?.

3 comentarios:

charlie furilo dijo...

Hostias, una peli checa sobre la 2ª Guerra Mundial, como mola no? Igualito que en España, vamos. Por poner un ejemplo ¿cuentas con ver algún día una peli española con un presupuesto decente, bien ambientada y documentada, rodada con realismo, etc... sobre los republicanos españoles que lucharon en la 9ª Compañía de la 2ª División Blindada francesa que liberaron París? Ni de puta coña.

POr cierto, ¿donde puedo encontrarla, tío? Y si puede ser que no vengan los subtítulos aparte, sino incorporados al video que uno es un poco lerdo no sabe como adjuntarlos después...Saludos!!!

Mr. Lombreeze dijo...

Yo la saqué de aquí
http://mejorenvo.com/descargar-Tobruk-pelicula-4670.html
con subtítulos aparte... pero cuál es el problema?, si lo único que tienes que hacer es que el archivo de vídeo y el .srt se llamen igual y estén en la misma carpeta...

charlie furilo dijo...

debo ser mu tonto maño, jajajaja..... Me la baje por el torrent (junto con una coreana llamada "My Way"), hice eso que me dijiste pero ni hostias, hablaban en checo y en coreano...Seguiré intentándolo.

Gracias, de todos modos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails