viernes, 14 de febrero de 2014

Clásicos Imprescindibles. El Adagio de Espartaco (1956, Aram Khachaturian). Feliz Día de San Valentín

Clasicazo imprescindible para celebrar el Día de los Enamorados.



El ballet Espartaco fue compuesto en 1956 por el genial compositor georgiano-soviético Aram Khachaturian (Jachaturián en nuestro idioma) basándose en la novela homónima de Raffaello Giovagnoli en la que también se basó, por cierto, el maestro Kubrick para su Espartaco de 1960.

El caso es que novela, ballet y película comparten intenciones: ensalzar la lucha contra la opresión y la injusticia. O sea, un canto a la Libertad.

Y uno de los héroes que personificaron esta eterna lucha fue, sin duda, el esclavo Espartaco, un señor que se escapó con 70 compañeros y llegó a reunir hasta 70.000 hombres que pusieron en un serio aprieto a Roma en el siglo I a.C.

Pero hoy es el día de los enamorados, así que vamos a ponernos románticos en todos los sentidos. En el amoroso, en el histórico y en el musical. No se pierdan esto que va a sonar a continuación; es uno de los pasajes orquestales más apasionadamente románticos jamás compuesto. Y no exagero.

Así imaginó Khachaturian el amor entre dos esclavos: Espartaco y Frigia, dos amantes que se encuentran, por fin libres, en un idílico bosque en el que ustedes mismos, sin mucho esfuerzo, podrán escuchar, a modo de introducción, el canto de los pajarillos...

3 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Romance en condiciones terribles

El Bueno de Cuttlas dijo...

Mítico momento en la orilla del lago. Gran elección, sí señor.

Saludos gusanos

PEPE CAHIERS dijo...

Grande Espartaco, no sólo cuando expresa su espíritu combativo, sino también cuando las lágrimas brotan de sus ojos en un par de secuencias antológicas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails