lunes, 25 de agosto de 2014

Grandes Novelas. Más y más lejos (2005, Sebastian Barrry). La WWI, Irlanda y todos los pobrecitos muertos de la WWI.

Lo primero que debo advertirles si, gracias a mi recomendación, deciden leer 
Más y Más Lejos (2005), 
la hermosa novela del escritor irlandés Sebastian Barry, es que se encontrarán ante una obra tan conmovedora que, al menos para los lectores de lágrima fácil como yo, asegura una sollozante compunción cuasi inconsolable. 

Más y Más Lejos recoge el testigo de obras magistrales como Sin Novedad en el Frente (tanto monta que me refiera a la novela de Erich Maria Remarque de 1929 como a la película de Lewis Milestone de 1930) etc y nos cuenta otra cruda, triste y desoladora historia de jóvenes muertos en vano durante alguna de las muchas e inútiles carnicerías atrincheradas de la Primera Guerra Mundial. El desarrollo de la trama es casi idéntico al de tantos y tantos otros clásicos: alistamiento entusiasta - enfrentamiento con la cruda realidad de la guerra - desencantado retorno a la patria.


El toque extra de amargura, al ya de por sí amargo sabor de la guerra, lo ponen los hechos históricos que acompañaron a los 30.000 soldados irlandeses que combatieron bajo la bandera del Imperio Británico (si quieren saber más sobre el tema: Alzamiento de Pascua de 1916). Esos que partieron voluntarios a combatir por una causa justa: la Libertad de los Pueblos, y que pasaron de ser vitoreados como héroes al comienzo de la contienda, a ser recibidos, finalmente, como traidores ante su pueblo que aspiraba a conseguir la independencia de la convulsa, guerracivilística y embrionaria República de Irlanda. El mismo pueblo que, hacia el final de la guerra, no entendía por qué sus jóvenes luchaban y morían por el prestigio colonial de un rey inglés.

El caso es que Eire no reconoció oficialmente los méritos de estos redimidos patriotas de los Fusileros Reales de Dublín hasta solamente hace poco más de diez años.

Con esta hermosa y triste novela, el escritor Sebastian Barry se une a otra causa justa: el homenaje a la memoria y el reconocimiento al valor y sacrificio de los cuerpos y las almas de miles de adolescentes irlandeses que quedaron enredados entre las alambradas políticas de la lucha por una identidad nacional que les llevó a guerrear para liberar de la tiranía germánica a las democracias del Viejo Continente. 

Pero la cuestión que acabó por atormentarles fue: ¿quién necesitaba más esa lucha por la libertad?, ¿los franceses sometidos por los alemanes o los irlandeses sometidos por los británicos?... Un buen tema sobre el que los soldados podían reflexionar en las trincheras... Al menos hasta el momento ése justo antes de que sus cuerpos se desintegraban y salían volando tras el impacto de algún obús, en forma de millones de partículas diminutas, o justo antes de que los huesecillos de sus cráneos, aplastados por las orugas de los tanques enemigos, pavimentaran los lodazales europeos.

Más y Más Lejos, una de las mejores novelas de mi pasada década.

Va por ti Willie Dunne (18 años y 1,70 mts. de altura) 
soldado raso de los Fusileros Reales de Dubín. 

HÉROE GUSANO.

 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails