martes, 29 de septiembre de 2015

Frases de Cine. Jean Becker y la nouvelle vague.


"Hubo un tiempo en que el cine europeo se dedicó a echar a la gente de las salas. Y eso fue trágico. Me refiero a la aclamada Nouvelle Vague. Al final, hizo tanto bien como mal. Cometieron el error de pasar el rastrillo por todo el cine anterior sin reparar en nada. La obsesión de matar al padre fue tremendamente injusta. La realidad, pese a la nostalgia con que aún hoy se miran esos tiempos, es que se hicieron muchas mierdas que lo único que consiguieron es que la gente dejara de interesarse por el cine. Y fue entonces cuando el dominio del cine americano se hizo insultante. Por culpa de la Nouvelle Vague los espectadores dejaron de ver películas francesas". 

Jean Becker en El Cultural (31/07/2015).

9 comentarios:

dvd dijo...

Lo siento, pero no estoy de acuerdo. Y Becker podía hacer alguna buena película, como su padre, por cierto reverenciado por Cahiers hasta el infinito. Me parece el comentario de un apocado y un resentido, poco más...
Un saludito.

David dijo...

Pues aunque yo tampoco estoy de acuerdo por la forma en que lo expone, creo que sí tiene algo de razón. Lo que pasa es que seguramente se hubieran hecho muchas mierdas con o sin la Nouvelle Vague...
Voy a ver si encuentro un comentario que dejé en otro blog que iba un poco de esto.
Buenos días.

Ricar2 dijo...

Pero abrieron muchas puertas también. Muchas películas que se siguen haciendo hoy, que adoramos porque se salen de lo habitual, nacen de ahí.

David dijo...


la juventud que quiere ocupar un lugar suele devorar a la que le precede. Lo de la "Nueva Ola" francesa y ese meterse con el tipo de cine que hacían sus predecesores. Con el tiempo, por lo visto alguno (creo que Truffaut) reconoció que igual no habían sido muy justos, pero eh! supongo que es lo que tiene hacer o buscarse un hueco ocupado por otros.

Así que algo de cierto hay si hasta Truffaut reconoció que no habían sido muy justos con los profesionales que les precedieron.

David dijo...

Y en el blog no se hablaba de cine, ni de la Nouvelle Vague. Por si os interesa: http://blupalinuro.blogspot.com.es/2015/06/canibales-y-figuracce.html

David dijo...

Recuerdo un artículo de Berlanga que leí hace mucho (así que malcito de memoria ¡ojo!) donde casi acusaba también a la "Nouvelle Vague" de acabar con el cine español. Venía a decir que los cineastas españoles quisieron hacer como los franceses poco después, pelis en ese plan, y empezaron a pasar de usar una cantidad enorme de artistas formados en la "industria" del cine y estos poco a poco se fueron para otro lado. Vamos, que por hacer un cine más "personal", desatendieron las posibilidades de un cine pensado o dirigido más hacia un público general, etc... Casi lo que plantea el comentario de Becker...Voy a ver si está colgado por ahí el artículo de Berlanga.

David dijo...

El artículo no, pero por ahí en un par de periódicos viene esto:
"Berlanga siempre defendió el cine como industria, la idea de que una película era como "unos zapatos bien hechos", y despotricaba de la Nouvelle Vague, que "puso de moda a los directores"."
Y lo dejo aquí hasta que comentéis vosotros.

PEPE CAHIERS dijo...

Pueden llamarme ignorante, pero "El año pasado en Marienbad" me echó a los cinco minutos de película. Supongo que estoy demasiado americanizado y me dejo influir por comienzos del estilo "En busca del Arca perdida" o "La guerra de la galaxias" que te meten de lleno en la acción. Tendré que ir a tratamiento cinéfilo???

Un abrazo largo y tedioso al estilo nouvelle

Mister Lombreeze dijo...

Bueno, uno puede ser un cineasta mediocre que no le llega ni a la suela de los zapatos a su padre y tener opinión. Yo ni siquiera soy cineasta y opino tan pancho.
Yo estoy bastante de acuerdo con lo que dice. No es una cuestión de sensibilidades artísticas (que también) sino de tiranías. Él habla de la nouvelle vague pero podría extenderse a muchas vanguardias de muchas disciplinas. El pánico que sembraron entre el público sí ha pasado factura.

Y eso que los cinéfilos no se pueden quejar en comparación con los melómanos. Les recomiendo que empleen un minuto en escuchar esta obra del gran compositor Ligeti.

Lo de matar al padre no lo veo un pecado, me parece una obligación de la juventud. Es el espectador el que tiene que ser más listo que el autor y, sobre todo, más listo que los grandes hacedores de terrores cinéfilos: los críticos.

Y sí, algunos autorismos atufan a elitismo intelectual intolerable. Otros son sinceros, of course.

El año pasado en Marienbad me resulta insoportable sobre todo por su horripilante banda sonora. Es insufrible.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails