viernes, 12 de enero de 2018

Brawl in Cell Block 99 (2017, S. Craig Zahler). Familia, Patria, Honor e hiperrealismo de género.

Cuando hace un par de años vimos la magistral Bone Tomahawk, tuvimos claras dos cosas: 

1.- Era un clásico instantáneo que con los años adquiriría la aureola de película mítica.

2.- Siempre amaríamos a su director y guionista, el norteamericano Steven Craig Zahler, aunque el resto de su filmografía futura pudiera llegar a malograrse si terminaba por transitar otros caminos menos atractivos (como a menudo sucede).

El caso es que S. Craig Zhaler ha conseguido renovar nuestra filia hacia su cine con su nueva película, la también magistral Brawl in Cell Block 99.


Si les cuento de qué va Brawl in Cell Block 99 sin destriparles nada les va a sonar a una historia mil veces contada. Pasaba lo mismo con Bone Tomahawk. Es lo que tiene el cine de género, que lleva contando lo mismo desde los griegos. Por eso nos gusta tanto. En Brawl in Cell Block 99 también hay un Orfeo que desciende a los infiernos porque Amor Vincit Omnia.

Su protagonista, Bradley Thomas (Vince Vaughn en su mejor papel ever), es un gigante mitológico. Es un Juggernaut al que su patriotismo jugará una mala pasada al distorsionar la división clásica entre buenos y malos. Su dignidad le llevará a la cárcel y el amor a su familia hará el resto. 

El resto es, en este caso, la mutación del género que consigue S. Craig Zahler (tanto en esta película como en su anterior trabajo) después de una introducción que supone más de la mitad del metraje. Y esta mutación, que hace evolucionar el género, les dejará con la boca abierta.

Como en todas las mutaciones, el resultado es traumático y brutal, tan brutal como el salto sobre el vacío y sin red que el guión hace desde el realismo hasta el realismo mágico de S. Craig Zahler, casi ya un subgénero en sí mismo.

No se pierdan Brawl in Cell Block 99.
Y Viva Walter Hill.

lunes, 8 de enero de 2018

Música Poética de Cine. La última Rosa del Verano suena en Tres Carteles en las afueras.

Sam Rockwell ha ganado merecidamente el Globo de Oro como Mejor Actor de Reparto gracias a su estupendísimo trabajo en la última película de  Martin MacDonagh, director al que muchos recordamos y algunos veneramos por sus excelentes Escondidos en Brujas y Siete Psicópatas. La película se titula Tres Carteles en las afueras y nosotros nos unimos a las cuasi unánimes recomendaciones que encontrarán a diestro y siniestro por la cinefilia mundial.


Pero yo vengo a decirles hoy que…

Es la última rosa del verano,
que solitaria queda floreciendo;
Todas sus adorables compañeras
Han marchitado y se han ido;
No hay flor de su linaje,
No hay capullo cercano,
Que reflejen su rubor,
O devuelvan suspiro por suspiro.

… este poema de Thomas Moore (1805) suena en Tres Carteles en las afueras.

El poema se titula La última Rosa del Verano. Fue muy popular en el siglo XIX cuando se cantó, por primera vez, gracias a Edward Bunting y su transcripción para piano de una popular canción irlandesa titulada Aislean an OigfearLos melómanos la conocemos, sobre todo, por un aria de la ópera Martha (1847), obra del hoy semi desconocido compositor alemán Friedrich von Flotow.

Vamos a escuchar la versión que suena en la película. Lo hace en la voz de Renée Fleming, una rubia de Pensilvania que canta como los ángeles.

No se la pierdan.

La peli tampoco.

 

martes, 28 de noviembre de 2017

Música Póetica. Amor ti vieta (Fedora, 1898 by Umberto Giordano).

Amor ti vieta
di non amar.
La man tua lieve,
che mi respinge,
cerca la stretta
della mia man;
la tua pupilla esprime:
T'amo! "
se il labbro dice:
"Non t'amerò!"


El amor te prohíbe
el no amar.
Tu dulce mano
que me rechaza,
busca apretar la mía.
Tus ojos dicen:
"Te amo!"
aunque tu boca dice:
"No te amaré!"

Palabra del Conde Loris Ipanov en la impresionante voz del gran-gran 
Jussi Björling (1911-1960): 


lunes, 13 de noviembre de 2017

Minutos Musicales. In Paradisum (del Réquiem de Fauré, 1888). El Paraíso y sus Papeles y sus offshore.


Al paraíso te conduzcan los Ángeles;
a tu llegada te reciban los mártires,
y te conduzcan a la ciudad santa de Jerusalén.
El coro de los ángeles te reciba,
y con Lázaro otrora pobre
tengas el eterno descanso
Hijodeputa.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Tal día como hoy... 11/11/1918...

El 11 de Noviembre de 1918 el gobierno de la recién proclamada República Alemana firmó el armisticio con los Aliados. Se ponía fin a la Primera Guerra Mundial que se llevó por delante la vida de casi 20.000.000 de seres humanos. 

La firma del tratado de paz tuvo lugar a las 05.00 horas y en ella se acordaba que el cese definitivo de las hostilidades sería a las 11.00 horas de esa misma mañana

Durante aquellas 6 horas murieron 
13.000 soldados. 

Los culpables de esas inútiles y absurdas muertes tenían nombres y apellidos. Fueron oficiales que quisieron aprovechar la Guerra hasta su último minuto: bien para castigar al enemigo, bien para apurar sus últimas oportunidades de ascenso, bien para conquistar algunos metros de tierra que iban a ser devueltos a los alemanes al día siguiente.

martes, 7 de noviembre de 2017

Momentos Mágicos del Cine. "Pistolero", Roy Orbison en "The Fastest Guitar Alive" (1967).

Todavía siguen ustedes pensando que han visto más Cine que yo?...

Roy Orbison a lo Elvis Presley en una película delirante dirigida por uno de los más grandes asistentes de director de Hollywood: Michael D. Moore.

Al loro.

 

lunes, 6 de noviembre de 2017

Yo siempre estaré del lado de...

… la peor versión de las democracias frente a la concreción del mejor de los totalitarismos (si es que alguno hubiere). Esta genial frase no es mía. Estoy parafraseando a Christopher Hitchens.

Otra cita. 

Esta vez una del gran Albert Camus que resume, perfectamente, lo que quiero decir en este post-respuesta a los comentarios del anterior

“La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.”

Es decir, por las grietas de las imperfecciones de las democracias se cuelan los populismos totalitaristas desde que César cruzó el Rubicón hace más de 2000 años.

Así que es obligación de los demócratas velar por que estas grietas vayan a menos y no vayan a más. Por eso debemos ser siempre, cuando de la defensa de los principios fundamentales se trate, más papistas que el papa. El sentido arácnido de los demócratas tiene que vibrar cuando las amenazas populismo-totalitarias intenten manipularnos mostrando las vergüenzas de nuestras democracias (que las hay, como todos sabemos). Casi siempre lo hacen con falacias argumentativas. Su favorita es la del Hombre de Paja.

Los jueces están enchironando Gurteles y Comisarios. Los medios están sacando a la luz los Papeles del Paraíso. Mientras tanto, los populismos revolucionario-totalitarios de ultra izquierda y de ultra derecha, los supremacistas, los ultra nacionalistas y demás ultras, no paran de decir que los jueces están politizados y los medios controlados por el Poder. Pero siempre lo dicen en el momento en que los jueces  y/o los medios les tuercen el morro a sus sectarios seguidores. Y así van marchando otra carga de profundidad contra el prestigio democrático de tal o cual país.

Insisto: “La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.

No les sigan el juego a los totalitaristas ni les ayuden a afianzar sus cimientos. 

Venga, y ahora la trivia cinematográfica. 

Quién dice?: “Simplemente, el hecho de que hayamos perdido cien años antes de empezar no es motivo para que no intentemos vencer”

Lo dijo un sabio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails