Bienvenidos a De Gusanos y Lombrices. Vamos de frente.

sábado, 16 de mayo de 2015

Hermosuras Superlativas. Las Grullas de Sibelius.

Dos días antes de fallecer, el maestro Jean Sibelius (1865-1957. Recuerden que estamos celebrando el 150 aniversario de su nacimiento ) le dijo a su esposa:

"Creo que las grullas se han despedido de mí. Volaban bajo. Nunca las había visto volar tan bajo antes. Una de ellas se ha separado con un triste clamor y ha trazado una empinada curva alrededor de la colina. Casi como si quisiera decirme adiós".


Medio siglo antes, en 1903, Jean Sibelius había compuesto Kuolema (Muerte), obra concebida como música incidental para acompañar al drama homónimo de su cuñado el escritor Arvid Järnefelt.

Kuolema incluye una Escena con Grullas, las aves que acompañaron la infancia y los últimos días de Jean Sibelius. 

Átense bien los machos porque durante los cinco minutos que vienen a continuación va a sonar una música de una hermosura superlativa. Están advertidos.

miércoles, 13 de mayo de 2015

Vuelven... The Chemical Brothers.

Madre mía, qué temazo...

"Go"

Born in the Echoes, su nuevo trabajo, se publica el próximo 17 de julio.

Mientras tantos disfruten del tema y del videoclip dirigido por Michel Gondry
Y, como dicen los anglosajones, featuring Q-Tip, el molón y neoyorkino rapero

viernes, 8 de mayo de 2015

70 Años de... La rendición incondicional de Alemania.

Qué hermoso día tuvo que ser aquel 
08 de mayo de 1945: el VE Day.
(Victory in Europe Day = Día de la Victoria en Europa).


Dos años antes, los Aliados (Churchill y Roosevelt, Conferencia de Casablanca de 1943) habían decidido que la Segunda Guerra Mundial iba a terminar a lo grande. No más versalles como ese tratado que finiquitó (mal) la Primera Guerra Mundial. La rendición de las Potencias del Eje (Alemania, Japón e Italia) debía de ser incondicional. Se acababan definitivamente las alucinaciones hitlerianas y sus esperanzas de poder negociar una paz con los aliados occidentales ("¿se acordarán de que no los masacré en Dunkerque?") para dedicarse tranquilamente a esclavizar y asesinar a los infrahumanos eslavos (por cierto, los eslavos celebran este día el 09 de mayo por cuestiones de diferencia horaria).

Después de la Conferencia de Casablanca, la guerra estaba perdida para los fascistas europeos, pero a los alemanes no se les ocurrió otra cosa (a falta de cojones entre la élite militar prusiana para reconocerlo y/o enfrentarse a su endiosado Führer) que recurrir a uno de los más ilustres malhechores del siglo XX: Joseph Goebbles, el Ministro de Propaganda cojo.

Goebbles reunió a un buen grupo de fanáticos nazis (de los que vivían de los sueldos del Estado), los rodeó de banderas molonas y les preguntó si querían la...
“¡¡¡Guerra Total!!!” 
y, claro, los fanáticos gritaron “¡¡¡Sísísísísí!!!”, algunos convencidos y otros porque tampoco es que les quedara otra tras conocer las intenciones de los Aliados y, sobre todo, sabedores de que sus crímenes de guerra no iban a ser perdonados. "Oye, probamos, que igual suena la flauta".

Vamos a recordarlo para descojonarnos de estos payasos asesinos:


Tras ese sondeo de opinión amenizado con banda sonora de marchas militares, la panda de delincuentes que gobernaba Alemania con la aquiescencia de su pueblo (un pueblo que vivía mejor que nunca gracia al expolio de los países conquistados), condenó a todos los alemanes (que, en su inmensa mayoría, eran una panda de nazis hijosdeputa, no nos engañemos) a un destino poco halagüeño. 

A partir de entonces, Alemania comenzó (recuerden: más de tres años después de comenzada la guerra) a aplicar una economía de guerra de verdad y a incorporar a las mujeres (el voto femenino fue crucial para que Hitler ganara las elecciones democráticas de 1932) al esfuerzo de guerra (hasta entonces las mujeres estaban relegadas a las KKKs, iniciales alemanas para Cocina, Niños e Iglesia). Pero... a buenas horas, mangas verdes.

El resultado de este huida hacia delante… pues ya saben: millones de muertos por todas partes con especial dedicación a culminar el genocidio judío para cuya consecución se dedicaron ingentes recursos materiales y humanos de los que, por cierto, Alemania no andaba sobrada para atender sus dos frentes abiertos. Demencia hasta el final.

Así quedó sellada la suerte alemana cuya derrota era impepinable porque David solamente gana a Goliat en las viejas y desérticas historias judías. Porque, por mucho que los alemanes se creyeran invencibles y menospreciaran (lo mismo que los japoneses) al resto de combatientes, ellos eran David, ellos fueron los débiles y su Reich de 1000 años se quedó en 13 (1932-1945; y yo que me alegro).

El epílogo. Por suerte para los malvados alemanes, la amenaza post WWII proveniente de otro loco todavía más chalado y peligroso que Hitler (Stalin, su antiguo socio) les salvó de convertirse, tras la rendición incondicional, en un país de granjeros que era a lo que los Aliados les habían condenado. Así que al final no hubo justicia poética sino Realpolitik.


 Me apetecía recordar esta efeméride de hoy.

Dedicamos esta entrada a las innumerables víctimas de una panda de incultos resentidos mafiosos que convencieron a una nación (que no era ni es tan inteligente como se autoproclamaba y se autoproclama) de que ellos eran los tipos más cojonudos del mundo y que se lo merecían todo.

Pero no, no lo eran…

miércoles, 22 de abril de 2015

Momentos Mágicos del Cine. Sigfrido y el Dragón por obra y gracia de Fritz Lang.

Hace 8 siglos un dominico italiano recopiló una serie de leyendas de santos y sentó las bases de una gran parte de la iconografía mitológica occidental. Incluía lo de San Jorge y el dragón. El dragón no existió y San Jorge casi seguro que tampoco pero qué más da si, gracias a estas locuras, podemos disfrutar de un puente a finales de abril (yo me voy a Peñíscola). 

El caso es que también por el siglo XIII los germanos se inventaron El Cantar de los Nibelungos al que los fans de Tolkien tanto deben.

¡Olé tus huevos, Sigfrido!

El Cantar de los Nibelungos es un poema de héroes, princesas, traiciones, venganzas, violencia y muertos, muchos muertos. Su protagonista, el valiente e intrépido Sigfrido, consigue un inmenso tesoro al acabar, gracias a su espada Balmung, con un malísimo dragón, de nombre Fafnir, que custodiaba las riquezas de los Nibelungos, un pueblo de enanos, expertos mineros, que vivían bajo tierra. Luego viene un casco mágico que hace invisible a su portador y un anillo para dominar el mundo… (les recuerdo que no estoy contando El Señor de los Anillos).

Wagner lo contó y lo cantó muy bien en su magistral y descomunal tetralogía operística El Anillo del Nibelungo como pueden comprobar en estas imágenes:


Pero si ustedes no son muy amigos de cromatismos musicales, les recomiendo que disfruten de otra obra maestra de otro gran artista. Me estoy refiriendo al director austriaco Fritz Lang, responsable de, al menos, media docena de Obras Maestras del Séptimo Arte, y a su también magistral y también descomunal díptico cinematográfico Los Nibelungos (1924; son solamente cuatro horas y media de película), un Clásico Imprescindible del Cine Mudo y del Cine en general.

Hoy, en honor a San Jorge y a la madre que lo parió, vamos a disfrutar de un MMC (Momento Mágico del Cine). La escena del combate entre Sigfrido y Fafnir, el dragón cuya sangre confería a quien se bañaba en ella el don de la inmortalidad. Casi nada.


miércoles, 15 de abril de 2015

domingo, 12 de abril de 2015

Mis Chalados Favoritos. Los Futuristas italianos. Imposible ser más moderno.

Se cumplen 106  años desde que el enardecido poeta Marinetti redactara y publicara en Le Figaro los principios del Futurismo, efímero movimiento artístico denominado así por su intención de romper con la tradición cultural italiana. 

Aquí los tienen. De izquierda a derecha: Russolo, Carrà, Marinetti, Boccioni y Severini.


Sus componentes, amantes de la velocidad, de ideología empapada de tintes nacionalistas y que se metían con los cubistas a los que acusaban de estáticos, pretendían no solamente revolucionar el Arte sino también la existencia entera de una Humanidad rebosante de cerebros adormilados que necesitaban, según ellos, un borrón y cuenta nueva cuanto antes. En este sentido los futuristas son, en ocasiones, considerados como antecesores del fascismo italiano. Algunos de sus seguidores incluso aplaudieron la llegada de la Primera Guerra Mundial gracias a la cual se provocaría la destrucción de la Vieja Europa y permitiría la refundación del Viejo Continente desde cero.

Chalados.


En el Futurismo siempre prevaleció la sensación dinámica frente al momento fijo. Sus artistas, pintores, poetas y músicos,  buscaban el abucheo y despreciaban los aplausos a los que calificaban de "algo mediocre y soso" y hacían todo lo posible por cabrear a su público antes de las funciones recurriendo incluso a estrategias tan pueriles como ésa de poner pegamento en las butacas de los teatros.

Chalados.

Si el poeta Marinetti redactó los principios generales del movimiento, el compositor italiano Francesco Balilla Pratella (autor de la ópera "El aviador Dro", 1920) enumeró, un año después, los de su vertiente musical. Pratella, que consideraba a Puccini "vulgar", animaba a los jóvenes compositores a liberarse de las cadenas de la tradición musical italiana y a "Mantenerse a distancia de los círculos comerciales o académicos, despreciándolos, y preferir la vida modesta a los sueldos dadivosos adquiridos de vender el arte.". Más tarde se afilió al partido fascista italiano.

Chalados.

Pero fue Luigi Russolo, inventor de un instrumento llamado Entonarruidos (aquí tenéis a un ilustre chalado de ese blog con un Entonarruidos. Quién podría ser sino Mike Patton...), quien publicó en 1913 El Arte de los Ruidos, cuya literatura se considera precursora de la música concreta (la música hecha con ruidos) y de la música electrónica.  Russolo nos cuenta cómo la invención de las máquinas del siglo XIX es la que consigue que "nazca" el ruido pues la Naturaleza es silenciosa.


¿Y cuál es la máquina más poderosa de todas?: la máquina de la Guerra Moderna... 

"...cada 5 segundos cañones de asedio destripar espacio con un acorde ZANG-TUMB-TUUUMB . ¡Cuidado! ¡Adelante! qué alegría ver oír olfatear todo todo taratatatata de las metralletas chillar hasta quedarse sin aliento bajo muerdos bofetadas traak-traak latigazos pic-pac-pum-tumb extravagancias saltos altura 200 metros de la fusilería Abajo abajo al fondo de la orquesta metales desguazar bueyes búfalos punzones carros pluff plaff encabritarse los caballos flic flac zing zing sciaaack ilarí relinchos iiiiiii pisoteos redobles 3 batallones búlgaros en marcha croooc-craaac (lento) Sciumi Maritza o Karvavena ZANG-TUMB-TUUUMB toctoctoctoc (rapidísimo) croooc-craaac (lento) gritos de los oficiales romper como platos latón pan por aquí paak por allí BUUUM cing ciak (rápido) ciaciacia-cia-ciaak...".
Pues eso: Chalados...

Grandes Chalados.

miércoles, 1 de abril de 2015

Feliz Semana Santa, Motherfuckers.



Sol Invictus, su nuevo disco, sale a la venta el 16 de mayo. 
Amén.
Disfruten de un adelanto: Motherfucker.

 

domingo, 22 de marzo de 2015

Tres súper producciones hollywoodienses. Tres Epopeyas.

Venga que voy con las tres películas que me he tragado este finde. De peor a mejor:

Exodus: Dioses y Reyes (Ridley Scott). La idea de ver a John Turturro interpretando a un faraón y a Christian Bale personificando a Moisés se me antojaba irresistible. El resultado es un engendro cinematográfico estrafalario, grotesco y muerto. De verdad que les aconsejo que se mantengan lo más alejados posible de esta cosa.

Y, tras esta dolorosa experiencia, vamos ahora a hablar de Cine.


Invencible (Unbroken, Angelina Jolie). Tengo que reconocer aquí y ahora que la última película de Angelina Jolie me parece formalmente impecable, es más, las escenas de los combates aéreos son magistrales. La fotografía de Roger Deakins (habitual de los Coen, coguionistas de Unbroken) es, como siempre, sobresaliente. No me emocionó la parte de la moraleja jipi con la que entiendo que nos quieren aleccionar o inspirar pero la realidad es que el camino del perdón es el que escogió el protagonista de una increíble pero cierta biografía: la de Louis Zamperini. El problema de Unbroken es que funciona mucho mejor como recreación histórica que como drama debido, yo creo, a que sufre de un mal congénito: la realidad supera a la ficción por eso hay que tener mucho cuidado con cómo se ficciona para que la propia realidad no se vea reflejada a sí misma en una pantalla como caricatura, propaganda u otras peligrosas deformaciones. El protagonista, Jack O´Connell, lo hace muy bien (si quieren ver a este actor en una gran película de este año, no se pierdan ´71). En fin, Unbroken es una buena película, muy old fashioned style en el mejor de los sentidos (lo que para algunos supondrá un desacierto), que se ha quedado muy cerca de ser una gran película. De todas formas, tengan por probable el que se la revisen cada vez que la repitan por las televisiones.


Interstellar (Christopher Nolan). No me gusta el cine de Nolan. Y eso que le reconozco sus buenas intenciones al intentar conciliar en sus guiones el entretenimiento con la trascendencia. Hoy vengo a decirles que Interstellar me parece su mejor película porque es en la que, a mi juicio, sale más exitoso de su sempiterno intento de querer entretenernos y darnos qué pensar. Donde Origen daba dolor de cabeza, Interstellar despierta ganas de leer el Muy Interesante. Y, en este caso, compro la moraleja de Interstellar, que suena a naíf pero que es, indudablemente, hermosa: el motor de la Humanidad y del Progreso puede que sea menos hobbesiano de lo que muchos tristes proclaman y resulte ser el Amor. Interstellar es una gran película de sci-fi más materialista que su hermana mayor, a cuya sombra se cobija desde la originalidad y el respeto (creo yo), y ése es su gran acierto: consigue interpretar la inmensidad del Universo a escala humana, que es la única escala válida para medir todo lo que nos rodea.

viernes, 20 de marzo de 2015

La Primavera comienza... ¡Ahora!

Retransmitimos, en riguroso directo, la llegada de la Primavera:


Maravilloso. 

Vamos a ponerle un poco más de música, bueno mejor dicho, de Música Clásica.

No por célebre deja de ser hermosa esta Canción de Primavera, la número 6 de las incluidas en su ciclo de Canciones sin Palabras del compositor alemán Felix Mendelssohn (1809-1847).

Que la disfruten.

 

jueves, 19 de marzo de 2015

Feliz Día del Padre. Los Hombres como mi Padre no pueden morir.

Hoy, Día del Padre, es un buen día para volver a ver Qué verde era mi valle, una de las mejores películas del gran John Ford, ergo una de las mejores películas de todos los tiempos. Como carezco del don necesario para plasmar en palabras todos los maravillosos sentimientos que despierta en mí esta inmortal película, termino aquí la reseña. Disculpen las molestias.

Solamente quiero añadir que a mí también me gusta más que Ciudadano Kane; es por eso que no me extraña que le arrebatara el Oscar a la Mejor Película de 1941.


Sentimientos sin sentimentalismo para este post que hoy quiero dedicar a todos los buenos padres (especialmente a mi hermano y a Monseñor, dos buenos padres garantizados) recordando las últimas palabras que la voz en off del pequeño de los Morgan nos dice al final de la historia:

"Men like my father cannot die. They are with me still - real in memory as they were in flesh, loving and beloved forever. How green was my Valley then."

”Los hombres como mi padre no pueden morir, todos ellos están aún conmigo, tan reales en el recuerdo como lo fueron en su vida, amantes y amados para siempre. Qué verde era entonces mi Valle” .

Os deseo que vuestros valles sean siempre tan verdes como lo fueron durante vuestra niñez. 

Como nota musical, dedicado a mi padre, el Garry Owen de Custer. ¿Por qué?.

Once upon a time mi padre (súper fan del western) se disponía a salir de casa para lidiar con un asunto bancario de ésos de números rojos y cortes de suministro. Mi madre, preocupada, le preguntó qué narices le iba a contar al director de la sucursal para conseguir un aplazamiento. Y mi padre, aparentemente tranquilo, respondió: "No te preocupes... No voy solo. Voy con el 7º de Michigan". De casta le viene al galgo. Ya saben: siempre con las botas puestas.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails