viernes, 2 de junio de 2017

5 Razones para amar Georgia.

1.- Georgia tiene un alfabeto propio que, además de ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, es bellísimo. Un ejemplo:

მამა სერაფიმეს საოცრად ემოციური გალობა ქრისტეს 

2.- Georgia tiene el Ballet Nacional más deslumbrante del Mundo. Y si creen que exagero...


3.- Georgia tiene su propia Iglesia: la Iglesia Ortodoxa y Apostólica Georgiana. Esto a los ateos nos interesa menos, pero la belleza de su Catedral principal, Sameba, en Tiflis, es incuestionable.


4.- Georgia tiene al Padre Seraphim (y su coro), un abad ortodoxo georgiano de origen azerí (una minoría del sur de Georgia) que canta como los ángeles y que se hizo popular porque dicen que emocionó a Francisco cuando le cantó un padrenuestro en arameo que, para los que no lo sepan, es la lengua que habló Cristo (si es que existió). Yo al Papa no lo veo muy emocionado en este vídeo, pero les aseguro que su seguro servidor, Mr.Lombreeze, entra en trance y roza el éxtasis escuchando a este señor:


5.- Georgia tiene en Aram Jachaturian (1903-1978) a uno de sus hijos más célebres (aunque fuera de origen armenio, nació en Tiflis, la capital de Georgia). ¿Que quién es Jachaturian (aka. Khachaturian)?. Pues este genio, ni más ni menos (para los perezosos que no quieran disfrutar de la magistral música que viene a continuación, les hablaré al estilo twitter: "Jachaturián es el de la danza del sable"):

jueves, 25 de mayo de 2017

Música Poética. Siento en mi pecho una lluvia de lágrimas... de Vivaldi.

Hace 1500 años... (más o menos).... 
¡el general Vitaliano se rebeló contra Anastasio I, emperador de Bizancio!.

En serio.

Estas cosas pasaban hace quince siglos.

El caso es que este episodio histórico que no les voy a espoilear, sirvió a Antonio Vivaldi como excusa para componer su ópera Il Giustino (1724) cuyo argumento tampoco voy a resumir porque es un culebrón de padre y muy señor mío. Un delirio.

Vivaldi incluyó el aria Sento in seno ch'in pioggia di lagrime originalmente compuesta para otra ópera de 1717 hoy perdida (Tieteberga). 

Esta maravilla suena así:


Qué barbaridad.

Recientemente, el dúo pianístico compuesto por los norteamericanos Greg Anderson y Elizabeth Joy Roe han grabado una versión que les aconsejo que no se pierdan porque es hermosísima y porque incluye un piano manipulado para que su sonido recuerde al pizzicato de los violines, esto es, a las gotas de lluvia del pecho de los doloridos protagonistas de las óperas de Vivaldi.

Delicadisísimo:

jueves, 11 de mayo de 2017

150 Años de... Los Cinco. La Fantasía de Rimski-Korsakov.

“Dios permita que nuestros invitados Eslavos nunca olviden el concierto de hoy, Dios permita que ellos preserven en sus memorias cuanto sentimiento, poesía, talento e inteligencia son poseídos por el pequeño pero ya Gran Puñado de Músicos Rusos”

Y con estas palabras cerraba el crítico Vladimir Stasov su famoso artículo en el que bautizaba al grupo de Los Cinco que, a saber, son: Cui, Balakirev, Musorgski, Borodin y Rimski-Korsakov (los he citado en orden creciente de su popularidad actual; creo). 

Sea como fuera, estos cinco compositores rusos son los padres del nacionalismo musical de ese país (el abuelo fue Glinka), es decir, el movimiento que se propuso crear una música rusa-rusa pero 100% rusa, sin influencias de las modas clásicas centroeuropeas (las tiranías musicales germanas, italianas y francesas, que son las que siempre han cortado el bacalao en esto de la Clásica.).

El caso es que el nacionalismo musical ruso es una de las más hermosas experiencias musicales a las que los afortunados y valientes melómanos amateurs se enfrentarán si deciden bucear entre las partituras de estos señores con barba (Borodin usaba bigote, pero bueno.., aceptamos bigote).

Seguramente es Rimski-Korsakov, como digo, el más (merecidamente) popular compositor de Los Cinco, así que vamos a escuchar hoy una de sus composiciones más nacionalistas: su Fantasía sobre temas rusos para violín y orquesta op. 33 que sonó en aquel concierto de 1867 del Congreso Eslavo que inspiró el artículo de Stasov.

Rimski-Korsakov 
es uno de los mejores orquestadores de la Historia de la Música Clásica.

Pueden soltar esta sentencia cuándo y dónde quieran. Jamás podrá ser rebatida por nadie (sean o no entendidos en la materia) y ustedes van a quedar de maravilla (aunque su utilidad para ligar no está contrastada).

Disfruten de esta maravillosísima 

Fantasía de Concierto (en si menor) 
para Violín y Orquesta sobre temas rusos 

martes, 2 de mayo de 2017

A veces la vida es hermosa... como cuando ustedes tienen fe ciega en mí.

A veces la vida es hermosa….Como cuando consigues ver tres cosas buenas durante un puente festivo encerrado en casa con tu señora y tu gata y tus patatas fritas y tus torreznos y tu CocaCola Zero y tu etc, etc.

Las Tres Cosas Buenas que he visto este pasado puente han sido:


1.- Déjame Salir (USA, 2017 – Jordan Peele). No es el reverso luminoso de Déjame Entrar (toma chascarrillo). Es el horrible título patrio para Get Out. No voy a contar nada de la trama. Tendrán que confiar en mi criterio y disfrutar del enésimo (y yo que me alegro) éxito en esto de mezclar géneros y transmutarlos a lo largo del metraje, algo muy posmoderno y muy chulo cuando sale bien, como es el caso.


2.- Colosal (USA, 2016 – Nacho Vigalondo). Para el que esto escribe, la mejor película de Vigalondo y creo (y espero) que va a ser un espaldarazo a su carrera hollywoodiense. A mí es que Open Windows ya me gustó bastante más que ese mísero y miserable 5,1 que le dan en el filmaffinity (tenía ganas de decirlo). Tampoco voy a contar nada de la trama de Colosal ni les recomiendo que lean sinopsis alguna. La justificación que tienen que dar a su pareja para ir al cine o verla en casa tiene que ser "la recomienda MrLombreeze". Y punto.


3.- El Cuento de la Criada (HBO, 2017). Serie de tv que pone imágenes a la distopía que describió la escritora canadiense Margaret Atwood en su novela homónima de 1985. No voy a contarles nada de la trama aunque, muy probablemente, ya sepan de qué va la cosa si tenemos en cuenta que el libro fue un exitazo de ventas y de crítica y ya es un clásico moderno. 

Resumiendo, tres recomendaciones que tienen en común que son tres películas/serietv desasosegantes, originales, de factura impecable, con acertadas bandas sonoras, estupendas interpretaciones y que requieren de un acto de fe por su parte porque yo no les voy a contar de qué va la cosa. Eso sí, no se las pierdan.

lunes, 24 de abril de 2017

9 Años de... De Gusanos y Lombrices. Homo sum; humani nihil a me alienum puto.

El pasado 8 de febrero su blog vecino y amigo De Gusanos y Lombrices cumplió 9 años de virtual existencia. Vamos a celebrarlo hoy porque el pasado 8 de febrero yo estaba muy liado en el mundo real y no tuve tiempo de desenmarañarme de mis quehaceres terrenales y poder dedicar a un noveno aniversario el tiempo que se merece.

"Hombre soy; nada de lo humano me es ajeno..."

Recordemos lo que decíamos aquel lejano 08/02/2008: “en el mundo solamente existen tres tipos de animales: esponjas, medusas y gusanos. Las esponjas y las medusas son unos bichos aburridísimos de los que nadie quiere saber nada, al menos no en este blog, y todos los demás son o, mejor dicho, somos gusanos, esto es, tubos con dos orificios: el de entrada para la comida y el de salida para los excrementos. La evolución se ha encargado de dotarnos a los gusanos de pelos, ojos, apéndices y demás órganos que se juntan alrededor del tubo.”.

Quédense con esto: Todos somos gusanos. Nuestra obligación es ennoblecer ese estúpido tubo que todos somos expandiendo nuestro círculo de compasión y cultivando nuestra sensibilidad artística. Y ése ha sido, es y seguirá siendo el único propósito de este blog: ennoblecer tubos antropomorfos.

Llevar 9 años escribiendo regularmente y comprobar que ahora se hace tan mal como en 2008 le refuerza a uno la convicción de que está haciendo con su vida lo correcto: trabajar en una oficina. Así que, una vez que hemos enciclopedizado nuestro mundo como dios manda, es hora de pasar a la celebración no sin antes agradecer a todos los lectores, los seguidores y, sobre todo, a todos los comentaristas, ese aliento tan necesario para mantener a un blogger, en la era del twitter, al pie del cañón durante casi una década. La Vieja Guardia (ellos ya saben quiénes son) siempre tendrá un lugar en mi corazón. Y no en el metafórico, sino en el de verdad, en el del marcapasos.

El cuerpo me pedía poner algo de la Novena, por eso de los 9 años (obviamente), pero.., qué coño, 


this is just a punk rock blog!.

miércoles, 19 de abril de 2017

Expandiendo nuestro círculo de compasión. La Carne que comemos.

La gran tragedia de la Naturaleza es que es amoral. Es decir, indiferente al sufrimiento de los seres que la conforman. El sufrimiento proviene de la crueldad de los animales carnívoros que somos la prueba (otra más) de que o bien Dios no existe o bien de que sí existe pero entonces es un cabrón con pintas (peor me lo pones; todos los creyentes deberían ser temerosos de Dios, desde luego).

Para ilustrar esta introducción podría insertar un montón de vídeos de documentales de la Naturaleza en los que hermosos animales son devorados por otros hermosos animales más fuertes y con más colmillos pero, como es un espectáculo horripilante (que los nuevos documentalistas ya evitan a toda costa), les voy a ahorrar el trago. Todos saben de qué estoy hablando.

Algún día haré la lista de los 10 seres humanos más grandes de todos los tiempos. No sé cómo quedará pero, sin ninguna duda, Darwin estará en ella (muy posiblemente en primera posición). Horrorizado por la crueldad de los indígenas de la Patagonia, Darwin propuso su sublime teoría (otra más) sobre el progreso de la moral que consistiría en la expansión del círculo de compasión.

La expansión del círculo de compasión.

Puede que sea la frase más bella jamás escrita. Una frase que resume bien lo que Darwin quería decir. Nuestra compasión/empatía empieza por nuestros familiares, se amplía a vecinos, regiones, naciones, raza, etc... Y, cuál es la conclusión lógica de esta expansión?, es decir, hasta dónde debería abarcar nuestro círculo de compasión?. La respuesta es a todas las criaturas capaces de sufrir, o sea, a todos los animales.


Taiwán acaba de expandir su círculo de compasión prohibiendo el consumo de carne de perros y gatos. Y la organización Compassion in World Farming acaba de publicar en nuestro país el libro que hoy les recomendamos: La Carne que comemos (Alianza Editorial). Les copio la sinopsis:

En todo el mundo se crían unos 70.000 millones de animales de granja cada año, dos tercios de los cuales en granjas industriales. Viven permanentemente encerrados y son tratados con máquinas de producción sin acceso a pastos o forraje. La comida que se les suministra con frecuencia atraviesa varios continentes. En conjunto, consumen un tercio de los cereales producidos en el mundo, el noventa por ciento de la harina de soja y hasta el treinta por ciento de las capturas totales de pescado. Es un negocio que depende del uso de enormes cantidades de antibióticos -la mitad de los que se utilizan en el mundo-, lo que constituye el caldo de cultivo para la aparición de nuevos" supermicrobios" resistentes a los antibióticos. Consume también recursos naturales tan valiosos como agua, tierra y petróleo." La carne que comemos" muestra gráficamente qué significa la ganadería industrial y cuál es el verdadero coste de la carne barata, y hace un llamamiento a un consumo más racional, saludable y compasivo.


Cómprenlo, léanlo o regálenlo aprovechando que se acerca del Día del Libro. Podemos ser menos crueles y menos idiotas al mismo tiempo, es decir, menos bestias.

Dedicado a todos los súper héroes vegetarianos y veganos a los que tanto admiro, va este corto, documental de culto, del gran Georges Franju: La Sangre de las Bestias (1949).

***ADVERTENCIA: Contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad. Les ofrecemos una alternativa literaria: La Jungla (1906), la inmortal obra maestra de Upton Sinclair.***

sábado, 15 de abril de 2017

Hoy, 15 de abril, es mi cumpleaños. La Llegada de la Reina de Saba (G. F. Haendel).

Voy a contarles algo muy curioso. 

En los mismos suelos sobre los que ahora se alzan orgullosos los bloques de pisos de V.P.O. del flamante nuevo barrio de Valdespartera de la Siempre Heroica Ciudad de Zaragoza, guerrearon, hace ahora casi sesenta años, los ejércitos judíos contra las hordas egipcias.

Al mando de los judíos, un rey con peluca: Salomón, hijo de David, aka. Yul Briner. Esto sucedió cinematográficamente hablando, lo que contribuyó a la enésima fantasía erótica infantil de Mr Lombreeze:


Más Historia.

Diez años antes de ser aniquilado por el mismo matasanos que dejó ciego y finiquitó a J. S. Bach (otro día hablamos del farsante Doctor John Taylor), el gran compositor alemán George Friedrich Haendel (1685 - 1759) compuso su oratorio Salomón, donde el maestro nos cantaba y contaba las andanzas del rey judío artífice del mítico templo que albergaba el Arca de la Alianza y poseedor, según fuentes tan fiables como el Corán, de los conocimientos científicos más avanzados de su época (hace unos 3.000 años).

Parece ser que Salomón se enamoró de la bella Reina de Saba (actual Etiopía - Yemen), una princesa de color (negro) que ahora dicen que se llamaba Makeda y a la que el rey judío le dedicó su Cantar de los Cantares; aunque según Reyes 11:3, Salomón «tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas, y sus mujeres le desviaron el corazón». No me extraña.

Pero bueno, a efectos líricos y musicales, el romance con Makeda (que no se debía parecer en nada a Gina Lollobrigida) le bastó a Haendel para componer una obra que contiene uno de los fragmentos de la Música Clásica del período Barroco más maravillosos jamás creados. Y no me refiero al que todos conocen de sobra (el Himno de la Champions = Zadock, el sacerdote), sino a la genial pieza instrumental titulada Llegada de la Reina de Saba que hoy me regalo por mi cumpleaños porque yo lo valgo.

Disfruten de esta maravilla:

martes, 11 de abril de 2017

Neojipismos: El anuncio de Pepsi (y Kendall Jenner, que no sé quién es).

Ha llegado a mis manos esta mierda gordísima de Pepsi. Me dicen que está causando un revuelo tremendo en RRSS. La parte del revuelo me da igual y no sé quién es Kendall Jenner, pero el anuncio es tan repugnantemente neojipi que merece la pena que nos riamos públicamente de él de forma inmisericorde.

Esto es ridículo:

 

Nuestro código ético-artístico nos obliga a odiar este anuncio porque es el reverso tenebroso de
esta obra maestra:

martes, 4 de abril de 2017

Frases de Cine. Vuelve Aki Kaurismäki.

"Mi idea es hacer un trilogía de sólo dos partes."
Aki Kaurismäki a El Mundo (02/04/2017).

Vuelve Aki Kaurismäki, Héroe Gusano y súper realizador favorito de este blog, 
con El otro lado de la esperanza 
(Oso de Plata en Berlín, que a mí me da igual, pero bueno, ahí dejo el trivia). 
Vuelve la tragicomedia. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails