viernes, 8 de febrero de 2008

Orgullo gusano

"Mi sospecha es que el Mundo no sólo es más extraño de lo que suponemos, sino más extraño de lo que podemos suponer". J.B.S. Haldane.

Hace 93 años, es decir mientras Europa se desangraba entre trincheras y barro, uno de los escritores más famosos y menos leídos del s. XX , Franz Kafka, comenzaba así uno de sus relatos, “La Metamorfosis”:

«Al despertar Gregorio Samsa una mañana tras un sueño intranquilo, encontrose en su cama convertido en un monstruoso insecto. Hallábase echado sobre el duro caparazón de su espalda, y al alzar un poco la cabeza, vio la figura convexa de su vientre oscuro, surcado por curvadas callosidades. Innumerables patas, lamentablemente escuálidas en comparación con el grosor ordinario de sus piernas, ofrecían a sus ojos el espectáculo de una agitación sin consistencia».

Durante la historia no se nos dice en ningún momento en qué insecto se convierte el desgraciado Gregorio. Muchos dicen que en una cucaracha. Yo os digo ahora que es más probable que se tratara de un escarabajo, ya que según el prestigioso biólogo John Burdon Sanderson Haldane, (o J.B.S. como le gustaba ser llamado), Dios debe de tener forma de escarabajo, puesto que puso mucho empeño en llenar el Mundo de innumerables clases diferentes de este insecto, (350.000 especies, más que cualquier otro orden del reino animal, 90 veces más que los mamíferos).Y hay que reconocer que en la transformación nocturna de un humano en insecto, la acción divina no es descartable.

El que un grupo de cuatro jóvenes de Liverpool, los Beatles, llamado a ser el más importante de la Historia de la música popular, eligiera el nombre de este coleóptero corrobora plenamente esta teoría.
De toda esta argumentación estais a punto de concluir que el escarabajo es el animal más importante de la creación, pero también estoy aquí hoy para deciros que ese puesto lo ocupan los gusanos.

Otro ilustre de la biología, Owen S. Wangensteen, os lo contaría mejor que yo, pero tendréis que conformaros en este momento con saber que en el mundo solamente existen tres tipos de animales: esponjas, medusas y gusanos. Las esponjas y las medusas son unos bichos aburridísimos de los que nadie quiere saber nada, al menos no en este blog, y todos los demás son, o mejor dicho, somos gusanos, esto es, tubos con dos orificios, el de entrada para la comida y el de salida para los excrementos. La evolución se ha encargado de dotarnos a los gusanos de pelos, ojos, apéndices y demás organos que se juntan alrededor del tubo.

¿Qué hacemos los gusanos?. Los gusanos comemos. ¿Qué comen los gusanos?. Los gusanos somos muy voraces, llegando a comer hasta el 90 % de nuestro propio peso en un día. De esta ingesta, excretamos entre el 50 y 60 % convertido en un nutriente natural de altísima calidad.
Comámonos pues el extraño mundo de Haldane y excretemos en este blog nutrientes con la mínima calidad que exige un gusano.


Kafka estuvo cerca. John, Paul, George y Ringo también, pero nosotros hemos descubierto hoy la VERDAD.

Año I en el Mundo Gusano.

4 comentarios:

Soundtrack dijo...

Yo.... er.... esteee.... a ver como lo digooo....

había entrado a ver si vendíais cebos para caña con mosca, pero creo que de eso aquí poco... ¿no?....

:-P

MonSeñor Gusano dijo...

Mr.Lombreeze, con su post nos ha conquistado.

Jorge dijo...

Oh yeah!Felicidades a los dos, os pienso dar mucha caña, así que cuidar vuestros comentarios.
Nunca pensé que una lombriz y un gusano harían estas reflexiones tan profundas.El capitan Velarde no dará tregua.

Suerte y Mierda, es allí donde los gusanos y lombrices son felices...

Mr. Lombreeze dijo...

Bienvenida seas oh tú, amiga de los Shai Hulud.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails