jueves, 8 de abril de 2010

Después de Semana Santa, el Demonio.

Los altos valores cristianos que nos definen unidos al respeto que sentimos por ustedes, han hecho que esta pasada Semana Santa hayamos intentado ser lo más respetuosos posible con los contenidos del blog. (Como bien puede comprobarse en las entradas de más abajo).
Es por esto que hoy, ya finalizada totalmente la Semana Santa, ponemos una entrada dedicada al Demonio. Más bien al Chico Demonio. Hoy hablamos de Hellboy.

Otra vez Norma "la cara", la exageradamente cara, nos trae un nuevo cómic de Hellboy. Por 11 euros nos presentan 72 páginas de cómic. Eso sí, sabiendo que muchos de nosotros tenemos la obligación de rascarnos el bolsillo.
¿Por qué?. Pues, como bien sabréis, porque es un cómic con garantía de satisfacción. Aquí siempre encontraremos a Hellboy inmerso en una gran historia. Esta vez, además, continúa a los lápices Richard Corben y al timón de la historia, su creador, Mike Mignola.

La historia nos transporta a las montañas de Virginia en el año 1954. La brujería está instalada en un pueblecito minero de las montañas. Sin quererlo, Hellboy echará una manita, siempre tan necesaria, en uno de esos tan habituales problemas cotidianos de vecinos.

Lo dicho Hellboy: El hombre retorcido es una pequeña obra maestra, que eclipsa el exagerado precio al que nos tiene acostumbrados Norma editorial.

Venga, para aquellos que nunca se han acercado a este personaje, éste es un buen ejemplo de lo que es Hellboy. Para el resto que ya lo conoce, disfrutarán de una gran historia.
Un saludo gusano.

4 comentarios:

Nemo Nadir dijo...

No conozco apenas nada de Hellboy, no es un personaje que me haya interesado nunca mucho. Y aunque reconozco los méritos del descoyuntado dibujo cubista de Mike Mignola, tampoco situaría a este autor entre mi top 10. Sin embargo, si Richard Corben se encargase de ilustrar la guía telefónica, que allí estaría yo para aplaudirlo. Esta siniestra historia, no exenta de un peculiar sentido del humor, de brujería ambientada entre rednecks de la América profunda se sale de los cánones del género y depara unas cuantas sorpresas y no pocos aciertos. Lo más curioso de este cuento de puro American Gothic es su claro mensaje pro-cristiano subyacente, que resultaría rancio en otros contextos y aquí sale de rositas.

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Es mejor infinitamente que la serie de películas que se han hecho sobre el cómic. Es mi opinión.
Suele pasar casi siempre (Sin City, V, etc).
Saludos.

MonSeñor Gusano dijo...

Acertadisimo comentario Nemo. A mi me encanta Corben, pero Es que Mignola, es de mis favoritos. Y al guión no lo hace nada mal. Le cuesta hacer estas historias, pero vale la pena.
Y el cómic en el cine, pues lo de siempre. A parte de que prima la pasta a sacar, es muy, pero que muy difícil, en unas horas y en un medio cercano como es el cine, captar las esencias de las que está dotado el cómic.

David dijo...

A mí me gustó. Principalmente por el dibujo de Corben. Y eso que el guión de Mignola no estaba mal, porque los que leí suyos del personaje hace años se repetían más que el ajo (por eso dejé de leerlos). Un saludo, Monseñor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails