lunes, 28 de marzo de 2011

Tropa de Élite 2 (José Padilha, 2010). La mierda viaja de los Bajos Fondos a las Altas Esferas.

"El problema es que hay mucho intelectualoide de izquierda que se gana la vida defendiendo delincuentes. Y lo peor es que esos tipos le comen la cabeza a mucha gente". Coronel Nascimento, Jefe del BOPE.

"Lo que hace el BOPE es una limpieza étnica, una limpieza social. ¿¡¿¡Una policía cuyo símbolo es una calavera!?!?". Diogo Fraga, activista de Derechos Humanos.


La clase media somos el estrato social más aburrido de todos. Es por ello que nuestra insulsa existencia da para unas pocas historias de angustias exitenciales a lo Bergman & cia, para cuatro romances de chico conoce chica (y su variante chico le pone los cuernos a chica) y para un puñado de historias cotidianas contadas con gracia o con amargura, según lo que toque. Pero como dice dice un amigo mío, lo que convierte en bocata a un bocata es el pan. Y en medio de las dos rebanadas del sándwich estamos el común de los mortales.

A la gente normal no nos ocurre casi nada relevante, salvo que tengamos la desgracia de hostiarnos con el coche o morirnos de cáncer, o que tengamos la suerte de ganar la lotería. Si no es así, necesitamos a los psicópatas, a los delincuentes, a los directivos de las grandes corporaciones, a los santos, a los súper héroes o a las súper macizas para que nuestro paso por el planeta sea digno de ser recordado. Pero existen unos cuantos "elegidos" de la clase media que, debido a su estrafalaria ocupación, están en contacto diario con los bajos fondos y/o las altas esferas. Las historias de estos tipos ya son otro cantar. Es el caso del Capitán Nascimento, jefe del Grupo de Operaciones Especiales de Rio de Janerio, aka. BOPE, aka, los calaveras.

Hola, buenas. Somos el BOPE.


El director brasileño José Padilha filmó en 2007 una de mis películas favoritas de la pasada década: Tropa de Élite. En aquella deslumbrante primera parte (a la que muchos calificaron de fascista) Padilha nos mostraba el reverso luminoso (?) de Ciudad de Dios y nos devolvía al inframundo de las favelas de Rio de Janeiro: El protagonista de Tropa de Élite, el Capitán Nascimento (Wagner Moura) un soldado acostumbrado a mancharse las botas militares con una pegajosa mezcla de barro de favela y sangre de narco, tenía entonces su primer contacto con las altas esferas. El Papa Juan Pablo II visitaba, -al estilo misionero-, la favela del Morro do Turano. Lo hacía un poco por quitarse el agobio de estar todo el día metido en el Vaticano rodeado de lujo y Renacimiento, y otro poco para cerciorarse de que la Teología de la Liberación estaba muerta y enterrada.

Las autoridades brasileñas ordenaban al BOPE asegurar y pacificar la zona. Esto, traducido al idioma BOPE (o sea, a la realidad) significaba calarse el casco y ajustarse el chaleco antibalas para adentrarse en territorio enemigo a matar a unos cuantos narcotraficantes con la finalidad de meterles miedo en el cuerpo y conseguir así que no turbaran al Sumo Pontífice con sus problemas de cocaína y de balas. Veíamos las favelas con otros ojos que no eran los de la cámara del joven Buscapé de Ciudad de Dios, sino con los de las gafas de visión nocturna de los cuerpos especiales de Rio de Janeiro.

Fue así como hace 3 años aprendimos que en Rio de Janeiro existe un Batallón de Operaciones Especiales que tiene un escudo protagonizado por una calavera y que utiliza vehículos blindados a los que denominan "paz". Pero llenarse todos los días las botas de mierda acaba por sacar de quicio al más templado. Nascimento y sus policías tenían, además, otro talón de Aquiles del tamaño de la península del Yucatán: eran honestos, valientes e incorruptibles. Por ello reúnen todas las cartas para ser repudiados o manipulados bien por la progresía de turno, bien por los políticos de turno.

Nascimento alegrándose el día.


La segunda parte, Tropa de Élite 2, arranca 15 años después con una desafortunada intervención del BOPE durante un sangriento motín en la cárcel de máxima seguridad de Bangu 1, lugar en el que están recluídos los más crueles y poderosos narcotraficantes brasileiros. La progresía pide la cabeza de Nascimento y al gobernador, en año de elecciones, no le va a temblar el pulso a la hora de defender, ante la opinión pública, todo eso de los derechos humanos y similares que tanto gusta al populacho. Pero la cosa cambia cuando Nascimento se presenta en un restaurante para pedir explicaciones a las autoridades que exigen su dimisión. Los clientes del local, espontánea y unanimemente, se ponen en pie y aplauden al héroe que ha sofocado la rebelión de la escoria de Bangu 1.

En el ACTO II de esta farsa encontraremos a Nascimento "ascendido" a subsecretario del Servicio de Inteligencia, un puesto en el que Nascimento se encontrará con un nuevo enemigo; la corrupción policial y política. Las favelas están siendo controladas por una nueva mafia que ha desplazado a la de los narcotraficantes: la policia militar de Rio de Janeiro y sus "milicias". Lamentablemente, Nascimento no contará, en esta ocasión, con el respaldo de sus BOPE y tendrá que recurrir a otras "tácticas de combate".

El director José Padilha continúa con su discurso de denuncia de la lacerante violencia urbana que sufre Rio de Janeiro cuya población más desfavorecida es explotada por delincuentes, políticos oportunistas y miembros corruptos de la policía. Los Tres Poderes que mejor conocen los habitantes de las favelas. A Padilha le han criticado negativamente el que en sus dos entregas no deje títere con cabeza y de que dé la impresión de que todo está perdido sin esperanza de solución: delincuentes sin posibilidad de reinserción, políticos y policías corruptos, activistas e integrantes de ingenuas oenegés, etc... Pero estas críticas olvidan que los delincuentes, los corruptos y los ingenuos, siendo como son el pan nuestro cada día, no constituyen el cogollo del bocata.

El bienintencionado intelectual de izquierdas.


El protagonista de Tropa de Élite es un tipo corriente (aunque esté muy bien entrenado para hacer lo suyo), como nosotros, un tipo honesto, valiente e incorruptible, también como nosotros. Un tipo que encontrará en su antagonista, el diputado progre Diogo Fraga, su más valioso alíado. ¿Cómo es esto posible?. Fácil, Diogo Fraga también es un señor honesto, valiente e incorruptible, como nosotros: los que tendemos a progres y los que tendemos a reaccionarios; los que nos llevamos las manos a la cabeza por los métodos expeditivos de Nascimento en su lucha contra el crimen y los que aplaudimos su determinación a la hora de limpiar las calles de basura. We, the People, tenemos mucho en común pese a nuestras diferencias: somos valientes, honestos e incorruptibles. Claro que hay esperanza.

Tropa de Élite 2 es la película brasileña más vista en la historia de Brasil y eso que tiene menos acción y más thriller que su predecesora. En España creo que va a ser Torrente 4. Pero claro, es que Torrente 4 es en 3D.
No se pierdan ninguna de las dos entregas de Tropa de Élite. Es cine con mayúsculas. Su escasa repercusión en nuestro país sigue siendo un misterio para mí.
¿Glorificación de la violencia policial?, ¿retrato de una cruda realidad?. Ustedes deciden.



18 comentarios:

David Amorós dijo...

Pues estoy ansioso de ver esta segunda entrega porque la primera también me encantó. Todos tenemos nuestros motivos y a veces los dos lados de una moneda solo dependen del lugar donde has nacido y lo que se te inculca. Luego están los eternos defensores de los débiles, de los delincuentes, los que protestan siempre los métodos policiales, habitualmente gente cobarde, que sería la primera en quejarse si fuese la afectada, la primera en llorar. Presuntos liberales de buen rollito. A mí me dan tanta rabia como los fachas y los corruptos. Un poco de lógica. Un poco de realidad, por compleja que sea. Como en la película. Un saludo.

MrMierdas dijo...

Viva Nascimento, de capitán, de general o de fallera.
Viva el BOPE! y Viva tu post!
Ya que no lo dices tú, lo digo yo.
Si no os gusta Tropa de élite no sabeis de cine, hacer un blog de cocina, de punto o de aeromodelismo!!!

David dijo...

No he visto ni esta, ni la primera. Y no sé... Me ha gustado el post, y hace nada tu hermano le dedicó otro a la primera... pero bueno, a pesar de todo lo que decís, no me muero por verlas (no sé por qué, no me acaban de llamar. Tampoco he visto The Wire y todos mis conocidos me dicen que es... vamos). De todas formas, las apunto (y The Wire).
Un saludo.
El problema es que los honestos, valientes e incorruptibles son muy pocos... y la gente tiene más en común entre ellos que esas cosas que mencionas: la estupidez (principalmente), el egoísmo, la intolerancia, los miedos irracionales, la sumisión, la incomprensión antes lo que le rodea...

Mario dijo...

Cuando vi "Tropa de élite" me sorprendí de que no la alabaran más, me pareció una de las mejores películas que veía ese año, ahora no he querido ver la segunda parte porque pensé que se aprovechaban del éxito de la primera para hacer una continuación mismo "Rambo" en donde convertían al rebelde comando en un producto comercial, pero leyendo tu crítica y viendo la notoria emoción que sientes me animaré a verla. Un abrazo.

Mario.

Colonel Sponsz dijo...

Yo también estoy brasileiro... Mas de outro jeito, rapá!

Tripi dijo...

a) Un diez para tu reflexión sobre la clase media. Digna de un discurso en alguna entrega de premios.

b) Soy gilipollas. Hace cosa de dos o tres meses soltaron Tropa de Elite en la dos. La vi un poco pero quedé sobado. Ahora, entre tu post y los anteriores del follador maño exiliado a Madrid (léase Mister Mierdas), me han entrado ganas de verla a fondo. Veremos cuando se presenta una nueva ocasión.

Saludos, Lombri.

Ps.- ¿Salen tías buenas en la peli?

Kinski dijo...

Nascimento es el Harry el Sucio del Siglo XXI pero con "chicha" para parar varios trenes.
Esta peli me encanta porque por un lado el BOPE es la REHOSTIA comparada con los polis corrientes, pero sus métodos y los resultados obtenidos son muy discutibles. El eterno dilema del Mal Necesario.
Muy buen post para una peli imprescindible.

Mr. Lombreeze dijo...

@David A. no puedo estar más de acuerdo con lo que has escrito. Amén hermano.
Obviamente la segunda parte impacta menos que la primera, pero yo estoy seguro de que no va a defraudar a nadie.

@MrMierdas, por favor, un respeto!. Los que no saben de cine también tienen derechos!!! jajjajaa.

@David, Ostras, pero en The Wire (muy buena serie) hay que invertir mucho más tiempo. Tropa 1 y 2 tienen que escalar puestos en tu lista de pelis pendientes.
Bueno, ya sabes que yo no estoy de acuerdo en eso de que los "buenos" somos pocos. Más bien todo lo contrario. Puede que en Zaragoza (por poner un ejemplo) haya 100.000 hijosdeputa de diferentes niveles (desde los hijosdelagrandísimaputa hasta los joputa). 100.000 personas son muchas personas, sin duda, pero las otras 500.000, la buena gente, los quintuplicamos. No me trago lo de que el mundo va a peor. Estamos en los niveles más bajos de violencia y más altos de altruismo en la Historia de la Humanidad (y no lo digo yo, lo dice Punset!!!).

@Mario, afortunadamente esta segunda parte no es el caso que dices. No se ha convertido en "Los SWAT brasileiros". De hecho, en la segunda parte casi no vas a ver a los BOPE...

@Colonel Sponsz, cuál es esa otra manera de ser brasileiro?

Mr. Lombreeze dijo...

@Tripi, La clase media somos cojonudos!!!. Ésa es la verdad. Las Fanfarrias deben sonar para el hombre común, como cantó Copland. Los héroes y los villanos están para divertirnos en las películas. Para divertirnos a nosotros, a la clase media (que somos cojonudos, no sé si ya lo he dicho). Jajajaja, es que soy mucho de arengas, hubiera sido un gran bolchevique, lástima que la vida me convirtió en un conocido ultraderechista de la red.
Creo que es una película de imprescindible visionado en versión original. La verdad es que doblada pierde demasiado.
Pues no, no salen tías buenas en la peli (y malas casi tampoco). No hay roles femeninos de peso. Algo más en la segunda parte, pero muy de refilón.

De todas formas, si necesitas aliviar tensiones, te enlazo una peli gafapasta donde los actores follan de verdad. Es un engendro de la posmodernidad de Michael Winterbottom: Franz Ferdinand, Dandy Warhols, Michael Nyman.., y la pareja prota copulando con eXcenas eXplícitas. A lo mejor te sirve para hacerte el guay en algún bar y mojar esa noche con una intelectual: http://www.hispashare.com/?view=title&id=375

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias Kinski, de nuevo los comentaristas del blog mejorando lo presente "el eterno dilema del Mal Necesario". Correctísimo.

El Cine (y el Arte) es como la fuerza de la Gravedad. Aunque el sol no se lo crea, yo tiro de él de la misma manera que él tira de mí. Con las películas pasa lo mismo. Algunas nos atraen con una fuerza tremenda, pero nosotros les correspondemos con nuestra forma de ver el mundo y las interpretamos como nos sale de las tripas. A mí me ha dado por el ordinary man frente al inframundo.

David dijo...

Ja,ja...
Sólo por tu respuesta... haré que las pelis suban un poco en la lista (pero tengo muchas).

Santiago Bullard dijo...

Es verdad: nosotros la clase media somos cojonudos, aunque nunca nos pase ni mierda. Buena reflexión, compadre. Y, entre una cosa y otra (o, entre tú y el post de MM) voy a tener que verme estas dos peliculas, o desapruebo el examen de derecho a existir. Saludos.

Marcos Callau dijo...

No la he visto Mr. Lombreeze pero me ha gustado mucho la presentación del post... diferenciando a los que tienen una vida mediocre y gris de los demás. Me ha hecho mucha gracias lo de las tías macizas jejeje. Supongo que es retrato de cruda realidad... pero la tendría que ver primero. Un abrazo.

Tripi dijo...

Gracias por el link, Lombri. ¿9songs?...no parece gran cosa. Pero bueno, la apunto en mi lista, porque seguro que me sorprenderá.

Otra cosa: la ostia la foto de cabecera¡¡¡ El joven Corleone friendo a ese cabronazo de Fanucci¡¡¡

Saludos¡¡¡

Mr. Lombreeze dijo...

Santiago, claro que sí!, jajajajaja.

Marcos, ojo, que lo de que se cruce una súper maciza en tu vida marca para siempre!!!, desde luego es una de las mejores formas de saltarse la bendita mediocridad. Bueno, ya sabes que esto del Cine no ha sido, ni es, ni será nunca retrato fidedigno de la realidad (afortunadamente). En cuanto montas una peli y le pones banda sonora y todo eso, distorsionas la realidad pero a base de bien. En cualquier caso, sí, pelis crudas y de denuncia.

Mr. Lombreeze dijo...

@Tripi, la verdad es que 9songs es una puta mierda de pelicula. Pero hace gracia ver una peli gafapasta en la que los protas se ponen a follar de verdad cual actores porno. Es mu intelectual!.
Ya ves, yo veo al joven Corleone como un ángel del Señor impartiendo justicia con su espada de fuego...

Eduardo dijo...

colsponz soy yo. Es mi alter ego para ser un hijoputa por el mundo.

Mr. Lombreeze dijo...

Eduardo, Ya decía yo que ese acento portugués sonaba muy eduardiano... Be a motherfucker, my friend.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails