lunes, 14 de marzo de 2011

Un post de mujeres. Las Brujas de la Noche y los cojones de Lily Litvak y sus camaradas.

"Las cosas van mal, pero no estamos tan desesperados como para enviar a una chica a la guerra. Vaya a su casa y ayude a su madre".

“En 1990 celebramos una reunión muy especial. Pilotos norteamericanas, que también habían actuado durante la guerra, nos visitaron. A ellas no les permitieron entrar en combate. Todas eran muy delgadas y vestían elegantemente, mientras que nosotras éramos bajitas y gordas”. Tamara Voronina, combatiente soviética durante la WWII.

Marina Raskova

Die Nachthexen (Las Brujas de la noche), así bautizaron los nazis a las 23 mujeres piloto que formaron el regimiento n. 588 de bombardeo nocturno de precisión. Uno de los tres regimientos formado exclusivamente por mujeres perteneciente al único ejército que empleó al "sexo débil" como pilotos militares de combate durante la Segunda Guerra Mundial: El Ejército Rojo de la URSS. El "milagro" de convencer a Stalin para aceptar mujeres en la aviación soviética de combate fue obrado por la mítica piloto Marina Raskova, Mayor del Ejército del Aire que contaba con apenas 30 años cuando los nazis invadieron la URSS.

Las jóvenes voluntarias eran casi unas adolescentes cuando comenzaron a enfrentarse con los Messerchmidts nazis, pero cuentan que el arrojo y, especialmente, la astucia que demostraron en combate (cambiando constantemente sus tácticas de ataque) hizo que los pilotos alemanes acabaran por temerlas tanto como a los hombres.

Raisa Surnachevskaya: combatió embarazada de 4 meses

De entre todas las mujeres piloto de combate soviéticas destacó Lily Litvak, "la Rosa Blanca de Stalingrado", una joven rubia de ojos azules que contaba que el trago más amargo de la guerra había sido el momento en el que la habían obligado a cortarse su larga cabellera. Lily Litvak, al mando de su caza Lavochkin La-5, derribó a doce Messerchmidts (se consideraba un as de la aviación a un piloto a partir de su quinto derribo) y su fama llegó hasta el punto de que los militares nazis priorizaron su derribo a toda costa. Para esa misión se enviaron ocho cazas que la emboscaron y abatieron durante la trancendental Batalla de Kursk. No llegó a cumplir los 22 años. Sus restos no fueron encontrados hasta 1979.

Lily Litvak

Con estos episodios de la Gran Guerra Patria, además de alimentar mi y su WWII-filia, quiero unirme (con retraso) al reconocimiento que la semana pasada otorgamos muchos varones blogeros al Día de la Mujer Trabajadora que celebramos el pasado 08 de Marzo.

La introducción histórica me sirve también para hacerles una recomendación de cinéfilo bien temperado (antítesis del cinéfilo gafapasta). Estoy hablando de la película Alas, dirigida en 1966 por la realizadora soviética Larisa Shepitko (1938-1979) fallecida también prematuramente a la edad de 39 años víctima de un accidente de tráfico. Por cierto, Larisa Shepitko fue gran amiga de nuestro admiradísimo Alfred Schnittke, uno de los más grandes compositores rusos del siglo XX que, curiosamente, nació en Engels, la localidad en la que que Marina Raskova estableció la escuela aéra femenina durante la guerra.

Larisa Sheptiko.

Alas cuenta la historia de una piloto de combate veterana de la WWII que difícilmente se acostumbra a su aburrida nueva vida de profesora de un colegio de provincias. Una vida civil a la que fueron obligadas a reincorporarse, a la fuerza, casi todas las mujeres piloto integrantes de los tres regimientos femeninos. Tenían que cumplir así su misión definitiva; ser las perfectas madres y amas de casa del perfecto Estado Comunista Soviético. Una pena.

Alas es una película muy bonita, contenida pero emotiva, desencantada y nada glorificadora del estado soviético. Una película que todo buen cinéfilo guarda en su recámara de recomendaciones originales.

Hoy cargo mi fusil cazanazis modelo Mossin-Nagant y les disparo esta sugerencia: Alas, de Larisa Sheptiko.

16 comentarios:

fiona dijo...

Pues me quedo con tu recomendación, seguro que me gusta!

PEPE CAHIERS dijo...

Interesante historia e interesante foto la de usted y Mr.Mierdas en plan místico. Sus oraciones nos redimiran de nuestros numerosos pecados.

David dijo...

Vale. La apunto. E interesante post, también.

Cinemagnific dijo...

Interesante la historia. No la conocía. Ni tampoco "Alas".

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias PEPE. La verdad es que hoy hemos empatado a interés, creo yo, porque lo de tus zombies también me ha parecido interesantísimo.

Jeje, los Misters no somos tan prosaicos como aparentamos. Tenemos mundo interior e inquietudes espirituales, aunque es cierto que las sacamos más a relucir cuando visitamos templos en Japón.
Aunque mi madre cuando vio la foto me preguntó que si estábamos jugando al futbolín. Creo que eso le cuadraba más con el estilo gañán de sus dos hijos, que lo de la purificación del alma con agua.
Amigos míos, Japón es un lugar maravilloso. Ya ven con qué serenidad y disciplina están asumiendo la catástrofe. Prácticamente no hay saqueos ni episodios de histeria colectiva. Cuando todo vuelva a su ser, no se lo piensen y, si tienen oportunidad visiten Cipango (porque además allí se come de maravilla).

miquel zueras dijo...

Parece que "Alas" es una versión en ruso y femenino de aquella obra maestra "Los mejores años de nuestra vida".
Conocía la interesante historia de esas mujeres piloto por un programa que vi "Nachthexen" en la televisión alemana. Parece que Litvak decoraba su carlinga con flores silvestres antes de cada misión. Se necesitaron ocho Messermitchs para darle caza. Borgo.

Mario dijo...

Excelente artículo, me lo he leído con mucho entusiasmo, no sabía que mujeres habían integrado un equipo de pilotos en la segunda guerra mundial, la película debe ser difícil de hallar pero la recordaré pór si tengo la grata sorpresa de encontrarla. Un abrazo.

Mario.

Eduardo dijo...

Joder, que interesante...

Lughnasad dijo...

Qué gran historia. Me encantan tus posts sobre la WWII, y encima de regalo otra peli para la lista.
Gracias.

Mr. Lombreeze dijo...

Claro, después de leer este post te ves lo de las princesas de barrio y te entran arcadas...

Su disfrute es el mío, amigos lectores. Gracias por sus comentarios.

GCPG dijo...

Mario, tú búscala que la encuentras seguro, doy fe de ello :-)

Excelente post Mr. Lombriz sobre una magnífica y emocionante peli, y sobre una época y un lugar sorprendente para las mujeres incluso con una visión de hoy.
Últimamente estoy revisando el cine mudo soviético de los años 20 y 30, y una de las cosas que llaman la atención es la constante presencia de la mujer en todos los ámbitos, en unas condiciones de igualdad muy estimables. Aparecen como dirigentes políticos, como revolucionarias, formando parte de los ejércitos, como trabajadoras en las fábricas, etc. etc.
La revolución que pretendía cambiar el mundo era muy extensa en contenidos, y desde luego incluía a la mujer como nunca antes había sido considerada. O mejor dicho, no incluía a la mujer, sino que era participada por las mujeres tanto como por los hombres. El ejemplo que nos narras es muy descriptivo.

Luego llegó Stalin y todo a hacer puñetas. Lamentable desde luego para ellas y ellos, pero también para nosotros, que lo andamos sufriendo...

Me uno a la recomendación, no os la perdáis.

GCPG dijo...

Leñe Mr. Lombreeze, perdona por el cambio de nombre, no ha sido intencionado. Admito collejas, pero es que es lo que tiene el subconsciente gramatical. Ya digo yo siempre que la escuela me hizo mucho daño.

Santiago Bullard dijo...

Yo, por eso, escojo a mis novias con cuidado.

Los WWIIfílicos te agradecemos historias como estas. Yo había oído algo alguna vez sobre la Raskova y sus chicas bombarderas, pero ahora ese algo ya es algo más. Y habrá que buscar la película.

charlie furilo dijo...

Me apasiona todo lo relacionado con la WWII, pero no conocía estos hechos que cuentas. Genial post.

Gracias!!

Mr. Lombreeze dijo...

GCPG, me puedes llamar como gustes: con la versión inglesa o española de mi alias, lombreeze o lombriz, ambos están admitidos por la RAG.
Y sí, efectivamente, sorprende incluso hoy, el papel tan relevante que los personajes femeninos han tenido en la filmografía soviética, vale, es posible que en muchos casos sea un rollo propagandísitico en plan "aquí arrimamos todos el hombro", pero no deja de ser interesante y de destacar sobre los roles femeninos de otras filmografías de aquellos días. Elocuente es el logo de la productora Mosfilms. Y recordemos que el logo de la productora Mosfilm, el trabajador y la trabajadora del koljoz, es obra también de una escultora: Vera Mukhina

Vaya repaso, dentro de poco te veo escribiendo al estilo de los formalistas rusos...

Mr. Lombreeze dijo...

Jajaja, bien hecho Santiago, sé cuidadoso, jajaja.

charlie, macho, de zaragoza y amantes de la historia de la WWII, seguro que no somos parientes? ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails