sábado, 14 de noviembre de 2015

Viva Francia. ¿Qué pretende esa horda de esclavos, de traidores, de reyes conjurados?...

A ver, no se líen. El hecho que algunos gobiernos occidentales, a través de sus centrales de espionaje, hayan intentado manipular las voluntades de los chiflados yihadistas en algunas zonas del planeta en determinados momentos de nuestra Historia reciente, no quiere decir que los yihadistas (que tienen muchos siglos de vida) dejen de ser, por estos tejemanejes geoestratégicos de las sombras de la política internacional, una panda de hijosdeputapeligrosos a los que hay que exterminar.

Los fanáticos han existido siempre y nuestra obligación es, como dijo el gran Albert Camus cuando en 1948 reivindicaba a la Grecia clásica y pedía descabalgar al trono de Dios de la Historia,

"rechazar el fanatismo".

Por cierto, como puede que Albert Camus sea mi francés favorito ever, aprovecho para recomendarles otro de sus libros, el imprescidible El Hombre Rebelde (1951).

¿Cómo se rechaza el fanatismo?. Muy fácil.
Haciendo todo aquello que no gusta a los fanáticos. 


¿Qué cosas no les gustan a los fanáticos yihadistas?.
Vamos con el listado.

1.- No les gusta que bailemos.


2.- No les gusta el Pop Rock.


3.- No les gusta el Hip Hop.


4.- No les gusta que Coubert dibuje potorros.


5.- No les gusta Rodin.


6.- No les gusta que las mujeres enseñen los muslos.


7.- No les gustan los ojos de Alain Delon.


8.- No les gusta las burradas de Gaspar Noé.


 9.- No les gusta el Impresionismo Musical.


10.- Y sobre todo, lo que más les jode, es que no les dejemos participar en Eurovision.


Pero a nosotros sí que nos gusta bailar, el rocanroll, el hiphop, los dibujos de potorros, las esculturas de Rodin, los muslámenes, los ojos de Alain Delon, Gaspar Noé, el Impresionismo y, a algunos, incluso nos gusta Eurovision.

Como homenaje a las víctimas del último atentado terrorista en París, les invito a que hagan (y dejen hacer) todas esas cosas que no les gustan a los yihadistas. No existe mejor tributo.

Además, también quiero recordarles que hace un par de siglos los franceses descabalgaron del trono de la Historia a Dios y a los absolutistas. Le pusieron esta letra (toda una declaración de intenciones):

¡En marcha, hijos de la Patria,
ha llegado el día de gloria!
Contra nosotros, la tiranía alza
su sangriento pendón.
¿Oís en los campos el bramido
de aquellos feroces soldados?
¡Vienen hasta vosotros a degollar
a vuestros hijos y vuestras esposas!

¡A las armas, ciudadanos!
¡Formad vuestros batallones!
¡Marchemos, marchemos!
¡Que una sangre impura
inunde nuestros surcos!

¿Qué pretende esa horda de esclavos,
de traidores, de reyes conjurados?
¿Para quién son esas innobles cadenas,
esos grilletes preparados de hace tiempo?

Para nosotros, franceses, ¡ah, qué ultraje!
¡Qué transportes debe suscitar!
¡A nosotros, se atreven a intentar
reducirnos a la antigua servidumbre!

Pero no voy a despedirme con las patrióticas notas de Rouget de Lisle porque la grandeza de Francia (y de las Democracias) no reside solamente en los cantos que exaltan sus virtudes, también vive en las canciones que denuncinan de sus miserias. Ésa es la gran diferencia:


11 comentarios:

David dijo...

Una pena y una barbaridad lo que ha ocurrido. Lo siento por los fallecidos, sus familiares y amigos.
PD: Tengo jodido el ordenata y estoy con el de mi hija.
Suscribo entrada.

David dijo...

Ah! No he querido seguir viendo las noticias esta tarde porque me entraban ganas de llorar.

dvd dijo...

Nosotros somos libres, incluso para ser conscientes de nuestra esclavitud. Ellos no son más que esclavos inconscientes. No hay lucha, no hay desigualdad que valga. Un tipo que se inmola es simplemente un gilipollas, un memo sin gloria ni razón. Están muy equivocados por la sencilla razón de que no se han tomado la molestia de sentarse a hablar entre ellos, cuestionarse si a lo mejor algo falla en su inamovible cruzada. En mi opinión, no llegan ni a darme pena, así que no lo siento por ellos.

dvd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodae dijo...

Mr. con tu permiso añado un punto 11. Les jode tela que comamos jamón serrano, delicatessen que va dejando de ser un bocado gourmet porque se está democratizando su consumo en el país vecino, hermano, duelo propio. Así que a comer pata negra.

Otro, el 12. Les jode a más no poder que estemos en la blogosfera blanca, cada uno de su padre y su madre, sin militar en más causa que en la de la Libertad. Así que ni una baja más.

Lo más importante de tu post: No, no confundamos las cosas ni desviemos un milímetro el objetivo con matices particulares. Hay veces que las cosas son o blancas o negras, precisamente para los que más valoramos y entendemos el cromatismo. Pero nos ha tocado pintar a carboncillo con esto que nos ha caído. Saludos como siempre.

Kinezoe dijo...

El fanatismo, de la índole que sea, nunca trajo nada bueno. Hay que tener muy pocas luces y mucha maldad para hacer cosas como esta. Triste, muy triste; no tiene el más mínimo sentido. Vivimos en un mundo de locos, un mundo desquiciado. Tan solo espero que algún día, por lejano que nos pueda parecer ahora, acabe triunfando la razón, la luz, la bondad, el sentido global de humanidad que nunca hemos tenido. Pero difícil se me antoja.

Mister Lombreeze dijo...

Es cierto que los occidentales somos todavía en demasiada medida una panda de maquiavélicos explotadores neocolonialistas e imperialistas culturales. Esto es así. Pero de todos los miles de millones de víctimas de nuestras políticas que tendrían justificaciones para rebanarnos el cuello resulta que solamente los yihadistas lo hacen. ¿Son más valientes o más hijosdeputa queel resto de pobres del mundo no musulmanes? (y hay un montón). Mi respuesta: son más hijosdeputa por culpa de su fanatismo religioso. Ésa es la raíz del problema y es lo que hay que atajar primero, en mi opinión, lo mismo que la Ilustración arrancó la raíz podrida del fanatismo cristiano de Europa. Eso no evitó dos guerras mundiales, una colonialista y otra ultranacionalista (ergo racista), pero al menos acabó con las guerreas de religión (algo es algo).

MrMierdas dijo...

"Los musulmanes niegan nuestra cultura y tratan de imponer su cultura a nosotros. Los rechazo, y esto es no sólo mi deber para con mi cultura-, es hacia mis valores, mis principios, mi civilización"

Oriana Fallaci.

miquel zueras dijo...

Ya nos han dejado claro que no les gustan las revistas de humor (Charlie Hebdo) ni el rock (Sala Bataclan) He visto un dibujo que me ha encantado: un kalashnikov dibujado al estilo Magritte y debajo el texto: "Ceci n´est pas une religion".
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Yo, estoy como David: "I don´t want to know2, como cantaban los Fleetwood Mac.
Saludos.
Borgo.

dvd dijo...

Maño, usted perdone por la apropiación intelectual indebida (todas lo son) en la reseña de hoy, es que me gustó la frase, y conste que le iba a poner el enlace pero se me olvidó. Subsanado queda... y gracias, por la parte que me toca...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails