lunes, 18 de agosto de 2008

Emil "El infatigable" Zátopek (1922-2000). La locomotora humana.



En 1952 Emil Zátopek alcanzó el oro olimpíco y la gloria en Helsinki, machacando a sus rivales en las competiciones de 5000 m, 10000 m y en la maratón. Todo en la misma semana. Qué barbaridad. Nadie ha conseguido volver a hacer nada igual. Después de la ultima prueba, acabó tan cansado que no pudo caminar durante una semana. Zátopek entrenaba con botas militares, hasta que sus compañeros de la fábrica de calzado donde trabajaba le manufacturaron por lo bajini sus fámosas "zapatillas rojas".

Seguía una rutina diseñada por él mismo que provocaba la risa entre los entrenadores de atletismo de su país: la extinta Checoslovaquia.
Para entrenar los 10000 metros su receta era:

5 carreras de 200 m

20 carreras de 400 m

5 carreras de 200 m Sin descanso entre las rutinas.

Corría con la lengua fuera y siempre parecía que se iba a desfondar en cualquier momento. Y es que según sus propias palabras: "no tengo bastante talento como para correr y sonreír al mismo tiempo". Ganó 38 carreras consecutivas de 10000 metros. Consiguió 18 récords del mundo. Se convirtió en un héroe en su país y en figura eminente dentro del partido comunista checo. Hasta que los soviéticos invadieron la hermosa Chequia en la primavera de 1968 y Emil protestó y proclamó que el Comunismo necesitaba, para sobrevivir, que la URSS dejara respirar a sus aliados. Le quitaron el coche, el rango de coronel del ejército y le mandaron a trabajar en una mina de uranio, de basurero y otros quehaceres comunitarios. Cuentan que la gente le seguía teniendo tal aprecio a este tío, que barrían la calle antes de que él pasara para ahorrarle el trabajo. Emil se fue con su mujer Dana, campeona olímpica de jabalina, a vivir a un remolque. Emil decía que "es en las fronteras del sufrimiento y el dolor donde los hombres se alejan de los niños". Por eso los gusanos seguimos siendo unos peterpannes de cuidado.
Ni soy experto en atletismo, -ni en nada-, ni un gran amante de los deportes, pero en estos días tan olímpicos no puedo evitar contagiarme del entusiasmo general y acordarme de tipos como Emil Zátopek.
Otro Héroe Gusano.
Un asteroide que gira entre Marte y Júpiter lleva su nombre.

3 comentarios:

AC dijo...

Para cuando una foto de las chicas "halteras" de menos de 75 kilos1
Qué cuerpos, que poderío!
Quedo a la espera....
Son chicas y son olímpicas, cumplen los requisitos... y cuspongo que no estareis tan "sordos" como para no permitir sugerencias...
Besicos!

AC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mr. Lombreeze dijo...

ac, cumplen "tus" requisitos. Los míos son que estén buenas. Soy un hombre de costumbres sencillas. Lo de las olimpiadas es una excusa. Cuando se acaben, ya encontraremos otra.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails