martes, 21 de octubre de 2008

Otto Skorzeny. El Scarface Austriaco.

Hoy vamos a hablar sobre Otto Skorzeny. Nació el 12 de junio de 1908 en Viena, Austria. Su hogar fue el de una típica familia vienesa de clase media. Fue estudiante de ingeniería en la Universidad de Viena donde destacó también en deportes. Como muchos otros estudiantes, era muy aficionado a las competencias cuerpo a cuerpo y se afilió a la sociedad de duelistas "Schlagende Verbindungen" donde tuvo 15 duelos con sable. En uno de esos duelos recibió un enorme corte en la cara que le dejó una cicatriz permanente en el lado izquierdo. Que por cierto, le da unas pintas de chulería y cara de dar un miedo que te cagas.
Otto comentaba a sus conocidos “Puedo afirmar formalmente que las cicatrices de mi rostro no son consecuencias de duelos a cuchillo sostenidos en los ambientes de los bajos fondos. Me las gané, diciéndolo de una forma simplista, de un modo honrado".
No ignoro que la antigua costumbre alemana y austriaca de los duelos a espadas entre estudiantes se considere en algunos países como una salvajada. También sé que dichos duelos, no pueden ser comprendidos por la mentalidad actual. Sin embargo, quiero explicar el "porqué" de esta costumbre y "romper una lanza" en favor de dichos duelos.
Es natural que se critique esta costumbre si se considera equivocadamente que se trata de un privilegio de clase alta que, como tal, contribuye a fomentar una diferencia con las otras clases. Nuestro protagonista no era un privilegiado. Entiendo que muchas costumbres estudiantiles fueran consideradas como superadas y pasadas de moda. A pesar de ello, era de vital importancia tal y como sucedió en esa época con el Tercer Reich, ya que la antigua costumbre de los duelos estudiantiles no perjudicaba a nadie y podía ser considerada, en cierto modo, como un apoyo de la fuerza conservadora del Estado Alemán. El duelo a espada era, sencillamente, un medio educativo y como tal fue un ejercicio durante mucho tiempo. Combatían basándose en la idea de medir sus fuerzas, su destreza, no siendo, por tanto, considerado como una vergüenza ser herido por el adversario. De hecho, aquél que intentaba evitar la herida desviando la cabeza era sancionado.
Todos aquellos que consideran que el "boxeo" es una sustitución de aquellos duelos están completamente equivocado. El único motivo de las luchas era de tratar de conseguir un dominio completo sobre sus cuerpos. Estaban obligados a luchar en actitud ofensiva, prohibiéndose adoptar una postura defensiva. Esto, -es indiscutible-, tenía un sentido digno de elogio. Parece que estamos ante un verdadero caballero de aquel entonces.
Pero ahora veremos como alguien así, puede convertirse en algo muy diferente.

Es que es para cagarse de miedo, joder que roto.

Ingresó en el Partido Nacionalsocialista Austriaco en 1930, convirtiéndose en un defensor y promotor de la unión de Austria con Alemania. Después del Anschluss trabajó bajo las órdenes de Ernst Kaltenbrunner.
Como era un hombre corpulento, muy atlético y con una estatura de 1,90m fue nombrado miembro del equipo de guardaespaldas de Hitler. (Jejejeje.., éste debía ser un poco flojo, que obsesión por los cachas...).
En febrero de 1940 se presentó como voluntario en la Waffen-SS desarrollando una fulgurante carrera militar que de soldado raso lo llevó rápidamente a suboficial y luego a la escuela militar para postular a oficial. Fue subteniente de artillería durante la Campaña de Francia y los Países Bajos. Fue ascendido a teniente y enviado a la Campaña de los Balcanes. También participó en la Operación Barbarossa resultando herido a fines de 1941 y enviado a casa para recuperarse de las heridas.

Se nota la diferencia de altura, esta claro.

De regreso al servicio, volvió a destacar notablemente y en abril de 1942, fue condecorado con la Cruz de Hierro. El 18 de abril de 1943 fue ascendido a SS-Hauptsturmführer der Reserve y nombrado comandante de las Friedenthaler Jagdverbande (Grupo de Cazadores Friedenthaler) y "Jefe de las Fuerzas Especiales, Existentes o a Ser Creadas en el Futuro", cargo que pronto desempeñaría bajo las órdenes directas del Führer.
El 29 de julio de 1943, el SS-Hauptsturmführer Skorzeny, fue llamado al Cuartel General de Hitler quien le encomendó el rescate de Mussolini, que se encontraba bajo custodia después de ser destituído por el Rey tras caer en desgracia con motivo de la invasión de Sicilia. Cumpliendo las órdenes para la ejecución de la Operación Eiche, que estaba al mando del General Student. Student ordenó un rastreo por toda Italia y encontró al Duce retenido en el hotel-refugio Campo Imperatore en el Gran Sasso de los Montes Apeninos. El 8 de septiembre, los alemanes interceptaron un mensaje por radio que confirmó las sospechas y prepararon la operación. El 13 de septiembre Skorzeny dirigió el comando de la Friedenthaler que aterrizaron en planeadores cerca al hotel donde Mussolini se encontraba prisionero. Una vez rescatado, el Duce y Skorzeny volaron en un Fieseler-Storch a Pratica di Mare, donde los esperaba un Heinkel He-111 para llevarlos a Viena. Por esa hazaña, recibió la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro y fue ascendido a Sturmbannführer.
La siguiente misión fue más compleja. En noviembre de 1943, Josip Broz Tito, estableció un gobierno en Yugoslavia y Hitler envió a Skorzeny en febrero de 1944 a Bosnia, para que ejecutara la Operación Panzerfaust cuyo objetivo era matar a Tito, pero el dirigente guerrillero logró escapar.
En octubre de 1944, Hitler le encomendó una operación en la que tenía como objeto arrestar al Almirante Niklos Horthy, jefe del Gobierno Húngaro, quien pretendía rendirse al Ejército Rojo. Skorzeny cumplió su misión capturando a Horthy a quien envolvió en una alfombra y lo llevó fuera del palacio, pero Horthly no reaccionó como los alemanes esperaban. Ante un micrófono y contra lo esperado Horthy dijo que Hungría se había rendido a los rusos y que Alemania había perdido la guerra. Seguidamente la 22 División de Voluntarios de Caballería-SS "Maria Theresa", ocupó Budapest y desarmó al Ejército Húngaro, nombrando un nuevo gobierno. Horthy fue llevado por Skorzeny a Berlín. Los Aliados lo calificaron como "el hombre más peligroso de Europa" y montaron una cacería para capturarlo.
La siguiente asignación de Skorzeny fue dirigir a 2000 alemanes, que hablaban inglés, para penetrar detrás de las líneas enemigas durante la Ofensiva de las Ardenas. No logró lo que esperaban los alemanes, pero mantuvo a los estadounidenses en zozobra durante un tiempo.
Al finalizar la guerra, los Aliados comenzaron la cacería de Otto Skorzeny quien, el 15 de mayo de 1945, finalmente se entregó a las tropas estadounidenses. Lo enjuiciaron por crímenes de guerra, aunque no había cometido ninguno, y a la larga fue absuelto en septiembre de 1947. Fue enviado a las autoridades alemanas para el proceso de "desnazificación", pero logró escapar del cautiverio de manera espectacular el 27 de julio de 1948. Se dirigió primero a Austria y luego a España donde recibió la protección del gobierno de Franco y luego se dirigió a Argentina para trabajar con el gobierno de Juan D. Perón, reorganizando la policía y ayudando a inmigrar a ex-combatientes alemanes.

Con su amiguisimo Benito


Este James Bond a lo cabronazo, fue el fundador de Odessa, la organización secreta para ayudar a escapar a los alemanes acusados por crímenes de guerra. También, fue contratado como asesor por Gamal Abdel Naser, pasando una temporada en Egipto desde 1953 a 1960.
Recientemente se divulgaron hechos relacionados con una supuesta correspondencia extraoficial intercambiada entre Churchill y Mussolini que Il Duce tenía consigo en el Gran Sasso y que Skorzeny guardó celosamente. Con esas cartas y las pruebas de la participación de la Inteligencia Británica en el asesinato de Mussolini, Skorzeny se habría entrevistado con Churchill en Viena, para negociar la libertad de alemanes buscados por crímenes de guerra.
Pasó el resto de sus días en Madrid como consultor de ingeniería y ayudando a ex-miembros de las SS que trataban de eludir la cacería de rusos y judíos.
Falleció el 5 de julio de 1975.
Parece mentira como la doctrina nazi transformo a un tío con verdaderos principios morales en una persona incapaz de aceptar que, en lo que él creía estaba totalmente equivocado. Y que el nazismo era una enfermedad en sí misma.

Jodelo, que tranquilo en su exilio en España.

10 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

La madre que lo parió. Qué careto. Da escalofríos. Solamente por esa cara de joputa que tiene deberían de haberlo colgado en Nurenberg.
Ineresante historia, desde luego.

Don Otto dijo...

Grande Otto Skorzeny, victima de la propaganda sionista.

Un verdadero Soldado con Cojones, no como esas maricas que andan invadiendo Irak...

Mr. Lombreeze dijo...

Y no olvidemos que Otto era también el nombre del perro de Balandro.

Ruben dijo...

Bueno, lo que conozco de Skorzeny no va mucho más allá de lo que has puesto aquí, que más que nada son acciones militares, nada de limpiezas étnicas, ni ejecución en masa, ni nada por el estilo, me parece un tío tremendamente eficiente al servicio de gente enferma. Eso sí, si le llegan a pillar durante lo de las Árdenas, no le habría librado ni Dios de la horca.

un gran post !!!

MonSeñor Gusano dijo...

Hola Ruben, como siempre, la historia la escribe el bando ganador. Nunca sabremos a ciencia cierta que era y que no, este hombre. Pero bueno. Un saludo.

Anónimo dijo...

Radikaldani:

En la Wikipedia Española pone que escapo del campo de desnazificación
gracias a un comando de elite britanico.

He empezado a leer "La Guerra Desconocida" y la verdad este cabronazo 007 a lo Nazi me ha enganchado, quiero leer su otros libros Autobiograficos los mas importantes "Vive Peligrosamente" y "Luchamos y Perdimos" pero al estar descatalogados tendre que comprarlos por Internet.

Los Neonazis hasta le han echo una camiseta en su honor, he de reconocer que me mola como la mias de Marilyn Manson o De Rammstein que dan Terror verlas:

http://www.werwolfwear.com/skorzeny.gif

MonSeñor Gusano dijo...

Pues nada, nada, intente conseguir esos libros y nos cuentas que anécdotas interesantes rodearon aun más, su interesante vida.
Y por aquí no somos filonazis, pero me encanta la camiseta.

maiku dijo...

Leí sobre skorzeny en un libro de historia. Este tío era la élite, James Bond de seguro le limpia las botas. Lástima que nació del bando equivocado, de lo contrario la historia lo vería diferente. Igual creo él estaba desligado de los crímines contra la humanidad. Y su cara te hace correr tirando leches.

Buen artículo.

Anónimo dijo...

Radikaldani:

Estoy de acuerdo con Maiku, creo que el estaba desligado de crimenes contra la humanidad de echo en los juicios de Nuremberg fue absuelto, aunque lo entegaron los aliados a los alemanes que lo metieron en un campo de desnazificacion, valiente nombrecito, del cual se escapo en no menos de un año.
Terminado de leer su biografia la 2Parte "Luchamos y Perdimos", es un tipo un poco fantasioso en algunas cosas que cuenta, la lectura es amena de los 2 libros, te cuenta echos relevantes como la Invasion de Rusia en la cual participo y el atentado contra Hitler, la famosa operacion Valkiria y su mayor proeza la liberacion de Mussolini.
Ya en su exilio en España por lo que he podido leer paso su vida trabajando de ingeniero, tambien estuvo en Egipto y Argentina.

El tiempo que estuvo en España paso mas desparecibido que -Leon Degrelle- para mi un ser que deja mucho que desear.

A mediados de los años 80, León Degrelle declaró a la revista Tiempo: «Si hay tantos judíos ahora, resulta difícil de creer que hayan salido tan vivos de los hornos crematorios. Falta un líder, aquel que podría salvar Europa, pero ya no surgen hombres como el Furher». Degrelle añadía que el doctor Josep Mengele, siniestro dirigente nazi, «era un médico normal» y que las cámaras de gas nunca habían existido, tambien negaba por supuesto que el Holocausto judio nunca existio.

Anónimo dijo...


Bookmarked. Kindly additionally talk over with my website =). We can have a link exchange contract among us!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails