miércoles, 13 de marzo de 2013

Papas Acojonantes. Pío Nono y El Secuestro de Edgardo Mortara.

"De esos perros [los judíos y los anticlericales].., ahora hay demasiados en Roma, y los oímos aullando por las calles, y nos molestan por todas partes". Palabra de Pío IX en un hermoso discurso de 1871.

"Yo soy el Papa de Roma, para que te acuerdes... ¡¡¡toma!!! [seguido de un buen hostiazo]". Grito de guerra de los niños del Barrio Delicias de Zaragoza durante el decenio 1975-1985.


Ahora que los católicos vuelven a estar de moda porque van a tener (¿o ya tienen?; aclaración: esta entrada está programada y no voy a seguir el estado de actualización de las fumatas vaticanas porque estoy enganchado a Splash) nuevo Papa y se acerca la Semana Santa, con sus tambores y sus procesiones, la Iglesia Católica va a disfrutar de unas cuantas semanas de una propaganda que será tanto más poderosa cuanto más bonachona sea la cara del pontífice elegido (no como la jeta de Ratzinger Zeta, un señor que tiene una cara bastante siniestra pero que, reconozcámolso, ha hecho mucho en favor del anticlericalismo).

Así que hoy me veo en la obligación de contrarrestar este subidón reaccionario que se nos avecina con una de mis maravillosas entradas anticlericales. Pero es que, además, lo que les voy a contar, lo de El Caso Mortara es.., es.., ¡¡¡de traca!!!. Otro ejemplo más de que la realidad supera a la ficción más descabellada que cualquier humano pueda imaginar.

Pío IX (1792-1878), alias "Pío Nono", hijo del conde Mastai-Ferretti, fue un Papa plusmarquista, un ex soldado que sigue ostentando el récord del pontificado más largo, el de soldados muertos con el fin de mantener vivos los Estados Pontificos para evitar que Roma se convirtiera en la capital italiana del reunificado Reino de Italia, el tipo que excomulgó a  un rey (Victor Manuel II), el inventor del cuento de la infalibilidad papal, el reinstaurador del ghetto judío en Roma y... ¡¡¡el principal avalista del secuestro de un niño judío!!!: Edgardo Mortara.

Una rocambolesca historia que se cuenta muy bien en el libro que hoy recomendamos: El Secuestro de Edgardo Mortara (Ed. Plaza Janés, 2000) del escritor neoyorkino David I. Kertzer.


Momolo Mortara era un próspero comerciante judío que vivía con su esposa Marianna y sus ocho hijos en Bolonia, una ciudad que, por aquel entonces, formaba parte de los Estados Pontificios, o esa, del reino del Papa. Pese a estar expresamente prohibido por la ley canónica (la que regía en los Estados Pontificos), Momolo Mortara había contratado, para formar parte de su numeroso servicio, a una campesina católica llamada Anna Morisi que se encargaba de los cuidados del pequeño Edgardo. La tragedia pasó rozando a los Mortara cuando Edgardo, con un añito de edad, estuvo a punto de morir aquejado de una terrible enfermedad de la que, afortunadamente, se recuperó.

Seis años después, en la madrugada del 23 de junio de 1858, la policía, por orden del inquisidor de Bolonia (un dominico), irrumpió en el hogar de los Mortara, cogió a Edgardo y se lo llevó a Roma, a 400 kms. de su hogar, donde el pequeño quedó recluido en la Casa de los Catecúmenos, un lugar que tiene un nombre que da muy mal rollo y que hacía las funciones de colegio para niños judíos conversos.

Un mes después, las autoridades civiles retiraron la patria potestad del niño al matrimonio Mortara...

¿Qué tal va la cosa por ahora?.

Seguimos.

¿Por qué se llevó la policía a Edgardo Mortara?. 

Atentos.

Resulta que, como Edgardo había estado muy enfermo de chiquitín, Anna Morisi, analfabeta y católica (doblemente analfabeta), concluyó que el pequeño estaba en peligro de condenarse eternamente si moría sin bautizar, así que decidió bautizarlo ella misma con agua de la cocina... Y Anna Morisi, que además de analfabeta era chismosa, le contó esta historia, seis años más tarde, a una vecina. Y la vecina, como buena cristiana, se vio en la obligación de contárselo a un sacerdote. Y el sacerdote acabó por denunciar al inquisidor el terrible delito: un niño bautizado estaba viviendo con una familia judía. Y...

...están flipando, ¿verdad?.

No voy a contarles nada más de esta increíble pero verdadera historia porque les animo a que lean el interesante libro de Kertzer. Pero les adelanto que Pío IX defendió con uñas y dientes la legitimidad del "secuestro" tomando al niño bajo su protección personal sin ceder ante las presiones que le llegaron desde dentro y fuera de Italia pese a que dichas presiones fueron ejercidas por fuerzas tan notables como el New York Times, James Rotschild (prestamista del Papa) o Napoleón III, el emperador francés cuyas tropas defendían los Estados Pontificios de los ejércitos italianos del Risorgimento (Mazzini & Garibaldi).

Así que Edgardo Mortara se convirtió en un símbolo de la lucha entre los partidarios de los ideales revolucionarios de 1848 y los nostálgicos del Antiguo Régimen.

Afortunadamente, la maldad de Pío IX le pasó factura: exhibir tan descarada, obscena e inmisericordemente la bandera del Poder de la Iglesia sobre las leyes civiles le costaría la pérdida de muchas simpatías. La más notable de todas: el apoyo de los ejércitos franceses de Napoleón III, cuya retirada contribuyó, en gran medida, a la caída final de los Estados Pontificios derrotados por el ejército italiano en 1870 que recluyó, esperemos que para siempre, a todos los futuros Papas en ese reducto de fanatismo que es la Ciudad del Vaticano donde hasta hace poco reinaba Ratzinger Z que antes había sido el mandamás de la Congregación para la Doctrina de la Fe anteriormente conocida como la Inquisición. 

Final feliz para los partidarios de las libertades y para los italianos.

¿Y para la familia Mortara?, ¿hubo happy end?. Tendrán que leer el libro (o la wikipedia si lo del libro les da pereza).


Disfruten del Coro de los Esclavos Hebreos ("Va, pensiero" / "Vuela, pensamiento") de la ópera Nabucco, compuesta por Giussepe Verdi en 1842. Un coro que acabaría por convertirse en el himno de los nacionalistas liberales italianos partidarios de la unificación de la patria bella e perduta.

Venga, vamos, que les pongo la versión pop de Waldo de los Rios que yo oía de chiquitín en el tocadiscos de mi casa, que de la original ya hablamos aquí. Y es que.., aunque esta melodía la cantara un mono borracho seguiría siendo un HIMNO.

Dedicado a Momolo Mortara, un señor que murió en 1871 con el corazón hecho trizas. 

12 comentarios:

fiona dijo...

Habemus papa: Paquito I.

Joder, menuda historia...lo que me jode de esta gente es su afán de "salvar" almas ajenas cuando muchos de ellos tienen la viga en su propio ojo, hostia.

1besico!

David dijo...

Ni idea de esta historia. Acojonante. Gracias por la entrada. Aquí puedo decir algo más que en la anterior tipo "me gusta cómo saluda el niño del sombrero" y que opté por no escribir porque me pareció un comentario un poco chorra.
Tiraré de wikipedia (así va la cosa; demasiados libros; pero el tema me ha parecido tremendo).
No me jodas con lo de Splash, que el otro día discutí con mi hija mientras lo veía (¿por qué ves eso, bla, bla, bla?; en fin, que no soy tu padre).
Supongo que ya sabrás que es argentino, y ya he visto su cartel de Maradona es Dios, pero yo eso lo leí primero con Eric Clapton cuando era niño.

Un saludo.

Pulga irreverente dijo...

De los Papas hay historias para no dormir, y por no dormir muchos se montaban orgías y follaban más que un recién salido de la cárcel en la mansión Playboy. Guerreaban y también se hacían los suecos ante la brutalidad de muchos bestias históricos.

PEPE CAHIERS dijo...

Bueno ya sabe que no siempre los Papas están bajo la bendición del Espíritu Santo, y esto lo ha dicho el anterior Papa. Coincidimos en tratamientos, ya que estoy preparando una entrada sobre el juicio a Formoso. En un día como este, de alegría y fervor católico y nosotros escribiendo este tipo de cosas. Qué malos, jajajajaja!!!

abril en paris dijo...

La historia tremenda, de hecho hay unas cuántas. Mira creo sinceramente que injusticias y p***** las hacen todos aquellos que tienen la mente obtusa y fanatizada o simplemente porque "pueden" no solo son los catolicos, claro que éstos al ser más e ir de salvadores y únicos y verdaderos "fastidian" más.

Me parece un poco fuerte eso de decir "analfabeta y católica dos veces católica"..¡ no hombre no Lombreeze! eso es generalizar y es ofensivo, además de no ser cierto, bien lo sabes. Para ser malo o ruin no necesariamante tienes que ser analfabeto, simplemente tienes que ser MALO, hijo de..

De todas formas no los defiendo. Para nada. Tienen el poder y lo han empleado muchas veces para mal y eso es para ir directamente a ese infierno que tanto predican...yo no creo en él de todas formas, el infierno si lo hubiere o hubiese está aquí.

El papa se llame como se llame no me interesa en absoluto, pero reconozco que tienen un dominio perfecto de la puesta en escena.. algúna buena gente habrá, digo yo.. pero en la curia vaticana..umm me temo que hay demasiadas intrigas y "misterios"..¡paso de ellos ! no se parecen en absoluto a quien dicen representar..¡ y punto pelota!..
el espiritu santo anda por ahí revoloteando en busca de almas cándidas..
Lombreeze vas directo al "infierno", tú más que nadie (jiji)

¡Ah! el himno te salva de la "quema" :-P

abril en paris dijo...

P.d. quise decir "analfabeta y católica dos veces analfabeta " upss
¡Maaal!

miquel zueras dijo...

Curiosa historia la de ese secuestro. Yo guardo especial recuerdo de Juan Pablo I "El breve" cuando vi su foto en los periódicos dije: "¡Coño, han elegido Papa a Peter Sellers!" Era clavadito.
Impactante foto de cabecera. ¿De qué película? Saludos. Borgo.

David dijo...

Miquel, es de La vía láctea de Buñuel. Yo no la he visto todavía...

Mr. Lombreeze dijo...

@abril en P. hay infinidad de historias oscuras de la Iglesia, pero ésta, por estrambótica y reciente, creo que es muy significativa de los peligros que se esconden tras las amenazas de todos esos anormales que dicen actúar en nombre de Dios. Un católico es un tipo que renuncia a su razón y se entrega a la fe, que es la enemiga de la razón y su fe le obliga (porque la palabra es "obliga") a aceptar una serie de normas/dogmas que le dicta su Iglesia. Por eso es doblemente analfabeto, porque no solamente no tiene recursos para desarrollar el intelecto sino que, además, se autoimpone obstáculos. No creo haber exagerado en absoluto. Y luego ya encontrarás católicos buenos y malos, como en todas partes. Los buenos son aquelllos que no renuncian del todo a su razón y acaban por saltarse los dogmas de su Iglesia, son los pseudocatólicos. O sea, que no lo son aunque ellos crean que sí.
En el resto, estamos completamente de acuerdo.
¡¡¡Ojalá existiera el infierno para condenar eternamente las almas de las malas personas!!!. Yo estoy seguro de que me libraría porque soy un cachopan.

@miquel, jajajaja, pues sí que se le parecía, jajajaja. El fotograma pertenece a La Vía Láctea de Luis Buñuel. Yo sí la he visto.

Mr. Lombreeze dijo...

@fiona, también conocido como "Pakito, el chupamate". La historia de la Iglesia Católica es más terrorífica que la saga Saw. Luego están las historietas de algunos curas obreros entrañables, que son historietas con las que se quiere amabilizar la siniestra cara vaticana.

@David, la historia tiene un final muy agridulce y demuestra el poder terrorífico del adoctrinamiento fanático.
Te puedo decir que los concursantes de "Splash" son más valienes que los de "Mira quién salta".
¿Argentino?, jodo, pues tendrá un pasado interesante porque la Iglesia argentina y Videla hicieron muy buenas migas. Quedo a la espera de que los periodistas desentierren las sombras de su pasado... esto promete...
El caso de Edgardo Mortara es otro ejemplo del peligro de legislar a los seglares con los desvaríos religiosos.
Si "su reino no es de este mundo", que nos dejen en paz de una puta vez.

Mr. Lombreeze dijo...

@PEPE C. nada de malos, ¡¡¡hacemos contrapropaganda!!!, una labor muy necesaria. ¿sabes que estuve a puntito de elegir como cabecera de esta semana el cuadro ése del juicio a Formoso?, su autor también lo creó como parte de otra necesaria campaña anticlerical... pero es que el fotograma de "La Via Láctea" de Buñuel es tan resultón... El delirio de los creyentes no tiene límites. Su cacao mental entre este mundo y el del más allá les hace alucinar de manera que los juicios a muertos o los secuestros de niños judíos se les aparecen como cosas justas y necesarias.

Mr. Lombreeze dijo...

@Pulga irreverente, ojalá solamente se hubieran hecho los suecos en muchos casos... La Iglesia argentina, por ejemplo, COLABORÓ con la dictadura de Videla por ejemplo. Pero bueno, podríamos aburrirnos citando ejemplos históricos de las barbaridades católicas sin necesidad de llegar a los escándalos pedófilos o de secuestros de niños de hoy día. El ejemplo, aparentemente casi anecdótico, que he traído yo al blog es, sin embargo, muy significatio de lo cruel que pueden llegar a ser la injusticia y el dogmatismo. Y lo peligroso que es creerse que Dios está de tu parte..

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails