viernes, 2 de enero de 2009

Gusanos contra la Filarmónica de Viena. Un paseo por los puentes de Königsberg.

Vaya titular, ¿eh?. Con lo melómanos que somos nosotros quien os iba a decir que nos ibamos a pegar semejante chulería en una de nuestras entradas.

En fin. Según la prestigiosa revista especializada en música clásica Gramophone, las mejores orquestas del mundo son actualmente:

1. Concertgebouw de Amsterdam
2. Filarmónica de Berlín
3. Filarmónica de Viena
4. Sinfónica de Londres
5. Sinfónica de Chicago
6. Sinfónica de la Radio Bávara
7. Cleveland Orchestra
8. Filarmónica de Los Angeles
9. Festival Orchestra de Budapest
10. Staastkapelle de Dresde

Pero es que confundir Música Clásica con Música Carca es un error. Error en el que parece que están inmersos los componentes de la Orquesta Filarmónica de Viena, los mismos que nos dan la murga con los cansinos valses y polkas de la familia Strauss cada año el día 1 de Enero. Los mismos que admitieron por primera vez a una mujer como miembro de pleno derecho hace solamente 10 años. Los mismos que han descartado las "audiciones ciegas" de aspirantes a formar parte del conjunto porque una vez casi les da un soponcio tras comprobar, al retirar la pantalla protectora, que el mejor candidato para el puesto entonces vacante era un músico japonés!. Y qué coño hace un chinorris paseando en calesa por los bosques de Viena?!?!?!?.
Los mismos que hace solamente 5 años decían cosas como ésta: "Tres mujeres ya es mucho. Para el momento en que tengamos un veinte por ciento, la orquesta estará arruinada. Hemos creado una gran confusión y lo lamentaremos amargamente.".
Pero si hasta expulsaron al gran Fritz Kreisler por judío!.

Estos anacrónicos protonazis vieneses llegan a decir barbaridades, intentando justificar su reaccionaria posición, del estilo de que formar un músico que merezca estar en la Filarmónica de Viena cuesta mucho tiempo y trabajo y sustituírlo no es fácil y claro, las mujeres se quedan embarazadas y tal, porque se visten como putas.
Para lo de la no conveniencia de no blancos en su grupo, sueltan lindezas de diversa calaña. Una de las mejores es ésa que apela al "espíritu vienés", que no sabemos lo que es porque somos latinos y parece que es cosa solamente de centroeuropeos, pero que a lo mejor sabe a tarta Sacher, el postre típico vienés que es universalmente conocido y que fue inventado por Franz Sacher quien, por cierto, era judío.

Total, que a mí esta formación orquestal siempre me ha caído fatal y oye, teniendo alternativas donde elegir en Europa (Academia de Saint Martin in the Fields, Berliner Philarmoniker, London Symphony Orchestra, Concertgebouw de Amsterdam, Orquesta Sinfónica de Barcelona, etc...), o en los USA (Las famosas "Big Five" son: Filarmónica de Nueva York, Sinfónica de Chicago, Sinfónica de Boston, Orquesta de Cleveland y Orquesta de Filadelfia), pues que les den a los vieneses.

Unámonos los gusanos a la iniciativa de la Alianza internacional para las Mujeres en la Música

¿A qué venía lo de los puentes de Königsberg?. Ah, sí. Es que en esa ciudad, (actualmente Kaliningrado), nació, además del filósofo Immanuel Kant, el compositor Otto Nicolai, fundador de la Filarmónica de Viena allá por 1842. Pero yo sé que la ciudad os suena más por el célebre problema de los puentes de Königsberg que resolvió el matemático suizo Leonhard Euler, también conocido como "el tío de los diagramas", que tantas alegrías nos dieron en nuestra infancia.

Hala, vamos a escuchar a Nicolai y la famosísima obertura de su ópera "Las alegres comadres de Windsor", basada en la comedia de enredos homónima de William Shakespeare, protagonizada por el inefable John Falstaff. Una pieza chulísima.

Feliz Año Nuevo!

5 comentarios:

Vonkarajo dijo...

no sabía nada de eso, vaya... por otro lado me lo pasé bien ayer viendo un buen trozo de concierto, además había una bailarina morena muy guapa. ¿El que la dirigía ayer no es medio judío con pasaporte israelí y palestino a la vez, y premio principe de Asturias de la Paz? al menos felicitó el año pidiendo "human justice in the middle East"... un poco de caña a los burros del gobierno de Israel no va mal, en un acto tan elitoide como éste, pero con tanta difusión

Mr. Lombreeze dijo...

El director de ayer fue el gran Daniel Barenboim, nacido argentino pero descendiente de judíos rusos. Un gran tipo.

El año pasado la dirigió el genial director francés George Prêtre (balón de fútbol en mano) y creo que el anterior el indio Zubin Mehta. A la hora de elegir directores estrella, la Filarmónica de Viena no hace ascos.

Además de la hermosa bailarina morena que dice, ¿vio Ud. muchas mujeres en la orquesta?.

La calidad de la orquesta es indudable. El concierto nunca me ha emocionado demasiado, lo veo muy rancio todo él.
Pero es que el machismo y racismo que afortunadamente parece que van superando poco a poco es intolerable y hay que decirlo.

meneillos dijo...

Completamente de acuerdo. Abajo lo rancio!!!!!

vonkarajo dijo...

algo rancio sí, sobre todo el público... y sí mujeres sólo conté dos en la orquesta, efectívamente. Los que me dan más pena el 1 de enero son los de los saltos e esquí... después de estar toda la nochevieja borrachuzos (pues están en la edad), seguro que van de empalmada y ponerse a dar esos saltos... cómo es que ninguno echa la pota???

Mr. Lombreeze dijo...

Y a lo mejor eran travelos...
Lo de los saltos de esquí es otra prueba de admisión que se han inventado los de la Filarmónica de Viena...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails