miércoles, 21 de octubre de 2009

El que no corre, vuela.

Hola amiguitos. No, no penséis por el título que os voy a hablar del caso Gürtel, ni de cómo no me creo que los del PSOE sean todos unos miserables pobretones o derrochadores compulsivos que después de tantos años robando, perdón, cobrando un pastón por no trabajar, no tienen ni un euro ahorrado, sólo deudas. Pobrecillos...

No, hoy hablaremos de cómo a algunos españoles, y tontainas similares, les han tomado el pelo traidores con diversos intereses desde hace muchísimo tiempo. Robándoles la fama, por ejemplo, en temas de aviación.

Todos sabemos que Blanchard cruzó el Canal de la Mancha con un globo de hidrógeno, que los hermanos Montgolfier tripularon y manejaron un globo de aire y que los Wright el primer avión.
Pero de ser pioneros y los primeros en esto de volar.., nada de nada.

Unos pocos ejemplos,

El primero del que se tiene algo de información sobre el vuelo artificial es de Arquitas de Tarento. Este filosofo y físico se sacó de la manga una paloma mecánica. Y nada, que asombró a todos sus contemporáneos con el cacharro éste dando vueltas por el aire.
Otro artista en esto de los moñacos, fue Johannes Müller Regisontanus, quien en el siglo XV construyó una mosca, (también menuda elección para algo digno de mención), que no consiguió levantar el vuelo. Sin embargo también construyó un águila y se cuenta que ésta sí voló la nada despreciable distancia de 500 metros.

Pero bueno, en cuanto a vuelo tripulado, todo el mundo hace referencia a Leonardo Da Vinci, que después de todo no consiguió que ninguna de sus maquinas lograra volar. Eso sí, parece que recopiló mucha información que, a posteriori, serviría a otros muchos que se basaron en sus estudios y diseños, lo que no deja de ser un dato curioso.


Que se sepa, fue un andaluz, un musulmán, 800 años antes que Leonardo, exactamente en el año 875, Abbás Ibn Firnás, "se inspiró" en otros que se habían estrellado antes desde la Ruzafa de Córdoba. Construyó un planeador y consiguió no matarse. Aunque sí que se quedó un poco tocado. Todo un logro. Pues ahí lo tenéis, un andaluz, de Ronda para más datos, fue el primero en volar. Aunque tirarse desde lo alto para escacharse para mí no es volar.., es caer con gracia.
Más tarde un curilla Benedictino en el siglo XI, el inglés Eilmer de Malmesbury, se lanza desde la torre de su abadía en el año 1010. Tampoco se mata, recorre 200 metros planeando, aunque también se estropicia un poquito el hombre
Más curas, (los únicos que en aquel entonces podían estudiar y tener recursos a su disposición), el Jesuita brasileño Bartolomé Lorenzo de Guzmán se tiró el moco con el rey de Portugal Juan V. Le escribió una carta contándole que él podía manejarse en el aire tan bien como en tierra. Se descojonaron de él, pero el 8 de Agosto de 1709 dejó a los presentes en Lisboa con la boca abierta. Estaba utilizando un globo de aire caliente. Y aún tenía pensado hacer un barquito-globo para 10 personas. Pero, cosas de la vida, acusado de brujería, le quemaron el aparatito y le hicieron la vida imposible. Por cierto está enterrado en Toledo.

Y lo que es de juzgado de guardia es lo de Diego Marín, oriundo de Burgos. Inculto a más no poder pero sin embargo muy, pero que muy espabilado, ya que con tan sólo 11 años mejoró el diseño de un molino. Se interesó por la ingeniería y se dedicó a realizar máquinas que evitaban trabajo en el campo y mejoraban el rendimiento. Insisto, sin nada de formación.
También construyó un pajarito con madera y metal que volaba. Luego convenció a 2 amigos el 15 de mayo de 1793 para que le ayudaran con un planeador y recorrió 300 metros. Pero en España, retrógrados que somos, también lo tachamos de brujo: le quemaron el juguetito y fue su ruina. Muriendo tan solo un año después del disgusto.


Pues así seguimos, a día de hoy aún escuchamos chorradas de los curas obsoletos que no tienen lugar ya en nuestra sociedad, contaminándonos con sus ideas insanas.
Y siempre ha sido así, cuatro sinvergüenzas se adueñan de los adelantos de gente anónima que hizo antes esos logros y queda relegada al olvido. Como la máquina de vapor o el submarino.
Pues lo dicho, no os dejéis engañar gusanos. Y no hagáis mucho caso a lo que nos dicen por la tele. Seguramente es todo falso o con una intención nada clara para influirnos.
Haced volar vuestra imaginación.
Como hace nuestro famoso amigo.

Un saludo gusano.

7 comentarios:

redrum dijo...

Todo lo que dicen en la tele es mentira. Seguro que el Barça ni palmó ayer en su campo contra los 11 cepills for the teeth.

1 saludo!

lunes dijo...

Qué chulo Monseñor. No sabía yo de la existencia de Arquitas y alguno más de éstos señores.

Mr. Lombreeze dijo...

je, je, Monseñor, muy bien traído. Enlazando actualidad e Historia...

MonSeñor Gusano dijo...

Lo clásico con la actualidad, lleno de mierda siempre la historia del hombre.....

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

El tema de la aviación me toca muy de cerca. Así que no puedo sino celebrar esta hilarante entrada: siempre impagable. Como por ejemplo relacionar de alguna manera incultura y deseo de volar: es para partirse. Y me encantan las fotos: el tipo que hay con alas de murciélago no lo veo yo muy flexible: le toca darse la hostia, seguro.
Saludos.

Mr. Lombreeze dijo...

Que el hombre quiera volar es la aspiración más contra natura que se pueda imaginar, ergo es la más noble.
Volar es, como nos enseñaron Dédalo e Ícaro, arrebatarle el trono a los tiranos dioses. Es el progreso puro.
Es una de las mayores y más sublimes expresiones de grandeza del ser humano.

Insanus dijo...

¡Qué bueno!, es casi material Pockollock. Ese Abbás que se tiró por Ronda... tíos, ¿habéis visto el Tajo de Ronda? Es como el Gran Cañón pero en español (pequeñito, feo y hosco). Si ese árabe se lanzó por los alrededores con un aparatejo, demuestra que en valor y arrojo, hemos perdido mucho con los siglos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails