viernes, 7 de mayo de 2010

Mirar un cuadro: La Absenta. Edgar Degas, 1876.

"Inventariaba todas las irisaciones y opalizaciones del arco iris... En su pupila recogía el azul del zafiro, la sangre del rubí, el oriente de la perla, las aguas del diamante. Creía el pintor que para pintar necesitaba ya de cuanto brilla y arde en mar, tierra y cielo".

"Manette Salomon", Edmond y Jules de Goncourt, 1867.

Edgar Degas es uno de mis pintores favoritos. A su maestría en el dibujo hay que añadir la que yo considero que es su cualidad más sobresaliente: el modernísimo y siempre contemporáneo encuadre de sus obras. Abanderado del baudelairiano concepto del "heroísmo de la vida moderna" y seguidor del Realismo, se apartó del movimiento impresionista y de su atracción por la pintura de exteriores, para dirigir su mirada de voyeur, ("Esperando a los clientes", 1876), hacia la urbe y sus habitantes, coloreando los interiores parisinos magistralmente.

Edgar Degas, -amigo de Chabrier al que inmortalizó en su famosa "Orquesta de la ópera" a costa de las cabezas de las bailarinas del escenario-, es el retratista del instante y de la mujer. Su pintura no es reivindicativa pero sí solidaria con los desfavorecidos.

Desfavorecidos como este hombre y esta prostituta de mirada vacía y melancólica que retrató en 1876 en La Absenta, un cuadro que produce un sentimiento de tristeza, soledad y compasión a partes iguales.

Genial composición, influenciada por la pintura japonesa y la fotografía, en la que Degas, -el clásico, el seguidor de Ingres-, retrata y dibuja el vacío y comete la osadía de cortar y sacar del cuadro la pipa del protagonista. Una maravilla.

6 comentarios:

David dijo...

A mí también me gusta Degas. Y Tolouse-Lautrec, entre los que encuentro ciertas semejanzas... Si bien este último "exagera" o juega más con la caricatura en las expresiones y el trazo que Degas.
Interior de la oficina de los Musson es casi un pre-Rockwell.
Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Joder David, lo has bordado con tu comentario y con tu ejemplo de otro cuadro de Degas que posee una composición sobresaliente.
Hace un par de años hablé de Caillebotte. A estros 3 pintores el mundo del Cómic y la ilustración del siglo XX les debe mucho...
Gracias por tu sabia aportación.

David dijo...

Vas a hacer que me ruborice, Mr. Lombreeze (ja,ja). No hay de qué. La aportación ha sido tuya, que has hecho el post.

David dijo...

Por cierto... Acabo de leer tu estupenda entrada sobre Caillebotte. No conocía el "asunto" relacionada con su legado artístico (me ha hecho mucha gracia). Lo de la lista negra es tremendo. Pero para curiosidades artísticas, la exhibición de arte "degenerado" que montaron en Alemania.
Por cierto, sí recordaba (al igual que tú) que vi muchos de sus cuadros del Museo d' Orsay.
Otro saludo.

lunes dijo...

Pues coincido plenamente con usted en por qué me encanta Degas. Hay varios cuadros suyos impresionantes de los que ahora no podría citar el título, uno es una trapecista vista desde abajo; otro un plano torcido en el que se ve en perspectiva un salón de baile con las bailarinas en múltiples posiciones, otro una mujer agachada bañándose en una palangana (que a mí me recuerda una paellera)vista desde arriba y en el que se ve parte de un armario o un mueble. Este del ajenjo también me gusta.

Mr. Lombreeze dijo...

Los encuadres de este señor son otro ejemplo de imposible ser más moderno.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails