domingo, 16 de mayo de 2010

Der Iwans Kommt!, (¡Qué vienen los rusos!). Nikolai Berzarin.

"Somos los libertadores de Berlín, no los conquistadores."

Así habló Nikolai Berzarin, primer comandante soviético de la ciudad de Berlín, tomada por las fuezas del Ejército Rojo en abril de 1945. Seis años de Guerra Mundial dejaron el tristísimo balance de 60 millones de muertos a lo largo y ancho del planeta, de los cuales más de 20 millones los puso la Madre Rusia, la URSS. Aproximadamente la mitad fueron militares y la otra mitad fueron civiles asesinados por las tropas nazis. Y por eso muchos dicen que la Guerra se ganó en el Frente Oriental.

Los alemanes comenzaron a guerrear contra los eslavos, porque "eslavo" y "esclavo", (Untermenschen= subhumanos), les sonaba muy parecido y concluyeron que debía de ser la misma cosa. Así que se lanzaron a la conquista del Este, -al revés que John Ford-, en busca de su espacio vital, o "Lebensraum", con sus panzerdivisionen y su guerra relámpago de las narices. Lo que querían era básicamente esclavizar a sus habitantes y explotar todos los recursos naturales desde Polonia hasta los Urales. Esto es así de sencillo por muchos adornos que se le quieran poner al asunto.

"En los campos de los prisioneros de guerra soviéticos, después de haberse comido todo lo que era posible, incluyendo las suelas de sus botas, ellos han empezado a comerse unos a otros, y lo que es aún más serio, se han comido también a un guardia Alemán".

Hermann Goering, hijodeputapeligroso ("bad motherfucker").

Nosotros no nos podemos hacer una idea de lo que es una guerra, -si acaso un poco gracias al cine y los documentales-, porque somos la generación con más suerte de la Historia de la Humanidad, pero los desafortunados protagonistas y afortunados supervivientes dicen que es una cosa terrible.
Aunque hasta en el infierno hay categorías, según decía Dante y por eso la ocupación nazi de países como Francia, Bélgica, Holanda y demás habitantes de razas "similares" a la alemana, fue menos traumática que las aniquilaciones nazis de los pueblos eslavos. A las eslavas no les hacían asco estos súperhombres-súpernazis-súperhijosdeputa, y las violaban y mataban tan tranquilos.
Cuando los soviéticos entraron en Berlín e izaron la bandera roja, con su hoz y su martillo, en lo alto del Reichstag, la población berlinesa sabía que la amenaza del revanchismo de los soldados del Ejército Rojo pendía sobre sus cabezas. Si encima eras berlinesa, o sea hembra, los peligros es que te venían ya por todas partes. Una de las protagonistas lo contó hace poco en la tele más o menos así:

"Estábamos en el refugio subterráneo y de repente apareció un soldado soviético. Era uno de esos uzbekos, o de alguna zona de Asia Central. Se acercó a una chica que estaba a mi lado y dijo: "Mujer". Agarrándola del brazo, la llevó a un cuarto contiguo. Todos sabíamos entonces lo que iba a pasar en ese cuarto, pero nadie hizo nada. A los pocos minutos apareció de nuevo el mismo soldado, volvió a decir "Mujer" y me arrastró al mismo cuarto donde todavía estaba la primera chica que había elegido. La pobre muchacha estaba tan aterrorizada que se había hecho sus necesidades encima, lo que llevó al soldado a buscar otra "mujer": yo. Forcejeamos. Él me dejó sin sentido de un culatazo y lo siguiente que recuerdo es que me desperté con la falda hecha pedazos. Al menos, seguía viva. Nunca se lo conté a mi marido y él tuvo la delicadeza de nunca preguntármelo.".


En Berlín, desde 1945 a 1949 se denunciaron más de 125.000 violaciones a mujeres y niñas y, según el famoso libro de Anthony Beevor, "Berlín: La caída, 1945", unos dos millones de alemanas corrieron la misma suerte en toda Alemania. Los soviéticos consideraban a las alemanas "botín de guerra" y sus ultrajes, el merecido castigo que la población alemana tenía que recibir como respuesta a las atrocidades que la Wehrmacht había perpretado en la URSS.

Es por esto que tenemos que recordar hoy a Nikolai Berzarin, el primer comandante de la conquistada plaza de Berlín, que con esa generosísima frase que hemos leído al comienzo del post, dio una lección de principios morales a todo el Universo. Y lo más grande de este tipo es que lo suyo no se quedó en palabras o en papeles nada más; Berzarin castigó y persiguió los excesos de sus tropas, priorizó la llegada de alimentos a la población civil alemana, intentó revitalizar la vida social y cultural de la ciudad y ordenó a todos sus soldados el mayor respeto hacia los berliners (casi todos nazis, no nos engañemos).

Lamentablemente Nikolai Berzarin murió en accidente de moto ese mismo año de 1945, tras 55 días en el cargo. Bueno, lo del accidente lo dijeron las autoridades soviéticas. Otras fuentes atribuyen su muerte a un asesinato perpretado por los nazis de la organización terrorista Werwolf.

En fin, el caso es que Berzarin tiene una plaza y un monumento en Berlín. Es éste de la foto y está en la Berzarinplatz de la capital alemana. También es ciudadano de honor de la ciudad, aunque de manera intermitente, porque recientemente fue acusado de haber colaborado con la NKVD en deportaciones de ciudadanos de las regiones bálticas y los alemanes lo honran y lo deshonran al ruso según si gobierna la derecha o la izquierda. Pero ese lado oscuro de Nikolai no está del todo claro y, por ahora, Berzarin conserva la ciudadanía honorífica berlinesa así que, por ahora, para nosotros sigue siendo otro héroe gusano.


Saludos Camarada.

Parte de estos trágicos sucesos se cuentan en la película alemana "Anonima. Una mujer en Berlín", basada en la novela "Una mujer en Berlín". Está dirigida por Max Färberböck al que quizás alguno recuerde como director de la notable "Aimée y Jaguar" (1999), una historia de amor entre la esposa de un oficial nazi y una joven judía (sí, he dicho UNA joven judía), y que fue Oso de Plata en Berlín.

20 comentarios:

David dijo...

Muy buena entrada, Mr. Lombreeze. Y te me has adelantado, que tenía en mente dedicar una entrada a esto. Hace años leí un reportaje en algún dominical sobre el asunto de la violaciones de las tropas rusas a las mujeres alemanas, y no hace ni dos semanas lo estuvimos hablando una amiga y yo.
Ella comentaba que era tan fuerte el tema que las mujeres alemanas se miraban y decían cuántas... Y el número indicaba ya sabéis qué.
También las madres se ofrecían y escondían a las hijas porque sabían que los otros no "reparaban" en cosas como la edad.
Lo que dices... Eso fue un infierno en todos los sentidos.
Tenía también intención (que ya veremos cuándo lo hago) un post sobre las mujeres francesas acusadas de colaboracionistas. La famosa foto de Capa... y un libro que no he leído (pero tengo intención de adquirir) "La depuración" tendrían que servirme de fuentes.

En fin... Mi último comentario en blogs hasta dentro de un tiempo.
Pasadlo bien MonSeñor y tú. Para cualquier cosa, tenéis mi mail.
Un saludo.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

No en vano los pocos nazis que aguantaron la ciudad preferian rendirse a los británicos que a los rusos. Otro capítulo negro de la historia europea para no olvidar.

Dr. Quatermass dijo...

Joder, si es que los nazis ya sabemos que no eran santos pero a los rusos déjalos correr. Cualquier guerra es una puta mierda, todo lo que pasó en los balcanes es para mear y no echar gota, y como dice Lucifer, para no olvidar, sobre todo.

Aquí como algunos piensan que hay que olvidar, olvidamos a exiliarse o lo condenamos directamente a quien remueve más de lo necesario, ya sabéis de quien hablo, increíble asunto.

Saludos!

Lázaro dijo...

una historia terrible,en toda guerra siempre pagan los mismos..
de hecho dicen los libros que los regimenes comunistas han hecho más atrocidades de todo tipo,que los fascistas..
en todo caso una violación,muerte,asesinatos,abusos etcc no tenian que existir..
saludos

Monstro Ligriv dijo...

Quatermass dice: "Joder, si es que los nazis ya sabemos que no eran santos pero a los rusos déjalos correr."

Vaya tela, así que se compara a los nazis con los rusos: una ideología y un movimiento político repugnante y genocida --los nazis-- con una nacionalidad entera --los rusos. Toma ya. Y se queda tan ancho.

Primero, evidentemente las violaciones son una tragedia. No creo que haya nadie que niegue esto. Lo que es lamentable es que esto se utilice como una forma de rusofobia y de anti-comunismo visceral. Hay una serie de cosas que la propaganda occidental silencia o pone en sordina al hablar de la Caída de Berlín:

-1. Supuso la destrucción total de la máquina de guerra más terrible y brutal que haya conocido la historia de Occidente. Sí, el ejército nazi fue más brutal que el soviético con creces, ya que aniquiló a 14-15 millones de civiles sólo en Rusia, incluidas mujeres, ancianos niños y hasta bebés recién nacidos.

-2.Los nazis cometieron millones de violaciones durante su ocupación de Rusia; y a las pocas rusas que no mataban después de violarlas las enviaban como esclavas sexuales al Oeste. O sea, los alemanes violaron y asesinaron sistemáticamente a las poblaciones locales a medida que avanzaban hacia el Este. Así, mientras que un soldado americano había desembarcado en Europa hacía sólo unos meses, tenía una familia segura y a salvo en casa, y nunca se había encontrado antes con un nazi alemán, un soldado ruso había tenido que atravesar su tierra natal destruida y arrasada, pasar junto a edificios en cuyo interior sus compatriotas habían sido quemados vivos, atravesar pueblos donde sus mujeres y vecinas habían sido repetidamente violadas y asesinadas por los soldados alemanes, ciudades donde sus parientes habían sido masacrados, y así durante miles y miles de kilómetros. Todo este horror causado por los nazis en Rusia (más que en ningún otro lugar del mundo) fue lo que enloqueció y embruteció a muchos soldados rusos.

-3. Las autoridades militares soviéticas publicaron numerosos bandos en los que condenaban las violaciones como crímenes de guerra y advertían que serían tratadas como tales. Lamentablemente, es cierto que en la confusión y el caos de la guerra hubo crímenes que quedaron impunes. Pero los archivos soviéticos también muestran que muchos soldados soviéticos fueron condenados a penas de prisión y trabajos forzados por sus actos de rapiña y violación cometidos en Alemania.

-4. La violación fue más común entre las fuerzas soviéticas que entre los otros ejércitos aliados (aunque también los americanos y británicos violaron a mujeres alemanas durante su avance). Pero la prostitución fue más común entre las fuerzas alidas (hay muchos ejemplos conocidos de mujeres alemanas que se prostituían para conseguir suministros de los americanos y británicos, sobre todo alimentos y medicinas).

En suma, las violaciones fueron una atrocidad, qué duda cabe. Pero no se puede entender lo que sucedió en la Caída de Berlín sin entender lo ocurrido en los 5 años anteriores de guerra. De lo contrario, estaremos exculpando a los nazis.

Anónimo dijo...

creo que el tópico era que había que aprender de los errores, no justificarlos.
1.- si ya lo sabemos
2.- osea que los rusos no eran tan culpables porque fueron los primeros en probar las atrocidades nazis? Falso, esos hechos se han cometido en todas las guerras de todas las naciones: japon, corea vietnam, bosnia, croazia, sudafrica, filipinas, francia y españa en el SXVI, inglaterra en india y paquistan, etc, con o sin provocacion previa, como agresores o agredidos.
3.- los nazis te dirian lo mismo.
4.- ah claro, los rusos no violaban, es que las chicas alemanas eran un tanto putillas. eso lo explica todo.
5.- Nadie esta exculpando a los nazis, y no hace puta falta saber que paso en los cinco años anteriores en guerra para comprender que un crimen es un crimen. De lo contrario en los juicios de Nuremberg los Nazis podría decir que tenían motivos basados en agresiones anteriores.
6.- No se juzgó a ningun general ruso en los juicios de Nuremberg, cosa que a los otros si. No tantos como cupiera desear pero los hombres de Stalin se fueron de rositas, salvo las propias purgas de Stalin a los que no cumplieron.
7.- La barbarie de Stalin esta al mismo nivel que la de Hitler, por antes, durante y después de la guerra, solo que en esos momentos era "colega" de los aliados como antes lo había sido de Hitler. Es un tema de politica mas que de ser bueno o malo.
8.- Lo dicho, aprender para no repetir. Si empezamos a buscar atenuantes para los crimenes de guerra vamos muy pero que muy mal.
9.- no lo firmo porque no me gusta que me vean discutir con subnormales.

Monstro Ligriv dijo...

Veo que usted, estimado "anónimo", no ha entendido absolutamente nada de lo que escrito. En ningún momento he tratado de justificar los crímenes soviéticos, sino que sólo he intentado explicarlos, y para explicar un hecho histórico es necesario situarlo en su contexto. Si usted no es capaz de entender la diferencia entre "explicar" y "justificar", entonces le recomiendo que vuelva a estudiar los libros de filosfía del Bachillerato, que evidentemente nunca comprendió. Y además usted, que es una evidente víctima de la LOGSE (sólo hay que ver la cantidad de faltas de ortografía que comete en su texto), todavía se atreve a pretender insultar con el epíteto de "subnormal" a quien discrepa de sus opiniones (o, mejor dicho, de sus prejuicios). Hay que ser muy mezquino para insultar y despreciar así a alguien, y muy miserable y mala persona para hacerlo además con el calificativo de "subnormal", denigrando y menospreciando a las personas con síndrome de Down.

Veo que usted sabe muy poco de historia, cuando afirma que los nazis también publicaron bandos y normativas que prohibían las violaciones y la esclavitud sexual de las mujeres eslavas. De hecho, fue todo lo contrario: la esclavitud sexual de las mujeres y hombres eslavos (y también de los homosexuales alemanes) fue no sólo tolerada sino además impulsada y promovida por una serie de órdenes dictadas directamente por Himmler, nada más y nada menos. Nada parecido ocurrió en la URSS, aunque sin duda ocurrieron otras cosas muy graves.

En segundo lugar, demuestra usted su absoluta mezquindad y su inhumanidad extrema (además de su absoluta ignorancia histórica, por supuesto) cuando pretende equiparar a las bestias nazis con los generales rusos. Los nazis eran agresores, y los oficiales del ejército soviético sólo se defendían de la agresión. Y si no se hubiesen defendido, hoy usted estaría viviendo no en la democracia española sino en una granja nazi. Tal vez eso es lo que preferiría, ya que sus simpatías políticas son evidentes.

Por otro lado, afirmar que el estalinismo era peor que el nazismo es una barbaridad y un disparate. El estalinismo era un régimen autoritario muy duro, pero el nazismo fue todavía peor. Afortunadamente, Roosevelt y los estadounidenses pensaban como yo y no como usted, "anónimo" pro-nazi, porque no dudaron en aliarse con la URSS antes que con la Alemania nazi.

Si Stalin era peor que Hitler, entonces ¿por qué los EEUU se aliaron con Stalin en vez de con Hitler? Dice usted que fue una cuestión política. Por supuesto que lo fue, y también humana. Sir Bertrand Russell, que no era ningún simpatizante estalinista, defendió siempre la alianza EEUU-URSS contra la Alemania nazi y la justificó diciendo que los EEUU y la URSS tenían muchas más semejanzas entre ellos que con la Alemania nazi, a pesar de todos los crímenes de Stalin. Eric Hobsbawn también recuerda que la alianza entre EEUU y la URSS fue una cuestión no sólo política sino también filosófica: tanto los EEUU como la URSS compartían una visión humanista procedente de la Ilustración, frente a la visión anti-humanista y reaccionaria de la Alemania nazi.

Evidentemente, en todas las guerras se producen atrocidades, y las violaciones no son una excpeción. Pero precisamente de lo que aquí se trata es de la supuesta excepcionalidad de las violaciones cometidas por el ejército soviético en Alemania. Es Antony Beevor el que habla de dicha excepcionalidad, y no yo. Yo lo único que intentado es explicar dicha excepcionalidad, algo que también hace Antony Beevor y además utilizando unos argumentos muy similares a los míos.

Por último, es usted el que ha llamado "putillas" a las mujeres que se ven obligadas a prostituirse. Yo, al contrario que usted, considero que quien es indigno no es la mujer sino quien o quienes la explotan sexualmente.

Insanus dijo...

Me quedo con eso de que somos una generación suertuda. Y que así sea por mucho tiempo. Me da que no duraría vivo ni 24 horas en un fregao bélico.

Mr. Lombreeze dijo...

Madre mía, qué facilidad tienen Uds para dispersarse.

Monster, aunque creo que malinterpretas el sentido del comentario de Doc Q., estoy de acuerdo con lo que expones y que viene a coincidir con lo que yo digo en este post: la población de la antigua URSS fue machacada y masacrada sin piedad por los nazis, como recuerdo en la introducción. El revanchismo de las tropas del Ejército Rojo al entrar en Berlín era inevitable y comprensible por mucho asco que nos dé ahora. Por eso, actitudes como las de Berzarin son dignas de ser recordadas, porque, sin duda, la población civil alemana sufrió mucho menos gracias a dirigentes como él.
Yo me imagino a mí mismo entrando en Berlín con un PPSh-41 en la mano y con mi mujer, hermanas, madre y amigas enterradas y violadas en la Madre Rusia y no quiero ni pensar lo que hubiero hecho...

Ah, por cierto, la peli merece la pena.

Monstro Ligriv dijo...

Ok, Mr. Lombreze. Yo también estoy de acuerdo con lo que escribes en el post, que me parece muy acertado. Es posible que me haya equivocado con el Dr. Quatermass, pero muchas veces he oído y leído comentarios del tipo "Los nazis eran unos HdP. Pero los rusos son para echarles de comer aparte". Obvio es decir que los defensores activos de una ideología racista y criminal sí son todos unos HdP, mientras que a los miembros de un país o nacionalidad no se les puede aplicar ese tipo de generalizaciones. Los alemanes nazis eran todos unos HdP, pero no todos los rusos que entraron en Berlín lo eran, ni mucho menos (y ahí está el ejemplo de Berzarin para demostrarlo, aunque no fue el único).

Por otro lado, hay muchas razones para pensar que Antony Beevor ha exagerado muchísimo la historia real y que ha multiplicado a sabiendas el alcance real de las violaciones cometidas por soldados soviéticos (ya se sabe, hoy en día está de moda lo que Moshe Lewin llama "sobre-estalinización": exagerar y centuplicar el número de víctimas y damnificados de la URSS, como parte de la propaganda neoliberal anticomunista). El libro de Antony Beevor es muy citado en páginas web neonazis, en las que se habla del "Ejército de Violadores" de la URSS y otras lindezas semejantes. Si uno lee el libro de Beevor, verá que la inmensa mayoría de las descripciones son recuerdos de mujeres alemanas que hablan de sus experiencias 40 años después de finalizada la guerra. La mayoría de estas mujeres dicen que no abrieron la boca hasta 1990 por miedo y por vergüenza. Pero ¿miedo y vergüenza de qué? Hay que decir que la mayoría de ellas eran de la Alemania Federal. Francamente, muchos de sus testimonios son poco creíbles. Además, la investigación histórica seria no se hace sólo en base a habladurías e historias contadas 40 años después de los sucesos.

Respecto a la película, habrá que echarle un vistazo. Pero, francamente, no creo que haya casi nada bueno que podamos esperar de Alemania.

Werther dijo...

Una duda sobre la última frase de Monstro Ligriv. Eso de que no podemos esperar casi nada bueno de Alemania, ¿se refiere al cine, o en general, incluyendo a los alemanes anti-nazis?

Mr. Lombreeze dijo...

Werther, yo creo que se refiere al Mundial de Fútbol.

Monstro Ligriv dijo...

No. Me refiero exactamente a esto:

Liberación del pensamiento alemán

Mr. Lombreeze dijo...

Ya sabemos lo que es generalizar sobre cualquier asunto, pero el testimonio que has traído del maestro Bueno, es Monster, magnífico y, en mi opinión, lucidísimo.

Monstro Ligriv dijo...

Cuando dije que "casi nada bueno se puede esperar (hoy, después de la SGM) de Alemania", no me refería a los alemanes, a los individuos de carne y hueso, sino, en palabras de Bueno, a la "idea de Alemania como quintaesencia de la cultura universal, como vanguardia de la humanidad", una idea que históricamente estuvo muy arraigada dentro de la cultura alemana y del pensamiento alemán. Y es una idea que continúa hoy día en cierto modo, con Alemania como cabeza indiscutible de la Unión Europea.

Kinezoe dijo...

Interesantísimo e instructivo post, amigo. Entradas como ésta revalorizan la blogosfera. Mis felicitaciones, Mr. Lombreeze.

Saludos.

PD: Los comentarios tampoco tienen desperdicio...

Mr. Lombreeze dijo...

Hombre, pues muchas gracias Kinezoe.
La verdad es que Monster Ligriv es un contertulio de cuidado ;).

Monstro Ligriv dijo...

Gracias, Mr. Lombreeze. Eso es exactamente lo mismo que me dice mi psiquiatra.

Cordiales saludos paranoides.

gaston rua dijo...

El que te voy a violar soy Yo, sorete hijo de puta, te paso mi direccion y te rompo el culo! hijo de Puta!

gaston rua dijo...

Monstruito, "te enseñó" historia, cosa que parece quese te olvidó en la secundaria, que seguramente no terminaste, Sos un Cagon! por eso desapareciste

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails