domingo, 4 de julio de 2010

Semana BACH Gusana (7/7). BACH = DIOS.

¡Tú, Salvador bienamado!,
mientras tus discípulos,
imprudentes, murmuran
viendo a esta piadosa mujer
disponer con ungüento tu cuerpo
para la sepultura,
permíteme que entretanto
mis ojos viertan sobre tu cabeza
un torrente de lágrimas.


Nosotros, los ateos, somos politeístas y vemos dioses en todas partes, porque como decía Heinrich Böhl "me aburren los ateos, siempre están hablando de Dios". Pero es que lo hacemos para que no nos dé un yuyu existencialista Camusiano, o todavía peor, Sartriano.

Así que vemos un diosecillo en todas partes: en la carita boba de algún amigo que acaba de ser papá, en las croquetas de la mamma, en las fotos de la mili de nuestro papi, en las camas recién hechas, en el pelo de nuestra esposa, etc-etc. Pero vaya, que siempre en cosas que sen puede ver, tocar u oler. Así que tenemos dioses pero no fe, como Santo Tomás.

También están los dioses del aire, los músicos. El más grande de los cuales es indiscutiblemente nuestro amigo Luis de Beethoven. Pero Beethoven es un dios romántico, el que le puso olores a las flores y colores a las plumas de los pájaros. Y luego está Bach...

... Johann Sebastian Bach (1685 - 1750) que es otro dios, muy grande también. Es un dios mecánico y matemático. Fue el que decidió cuántos pétalos tenían que tener las flores y cuántas plumas las aves. Y hasta dijo de qué forma tenían que ser para poderse oler y poder volar. Esta belleza es incomensurable, como la de los puentes y los rascacielos.

El dios de los creyentes, muy celoso de estos genios, fue muy cruel con ellos. Dejó sordó a Beethoven y ciego a Bach. El diablo, conchavado, mandó a un matasanos llamado Taylor que se cargó a nuestro sol alemán. Más tarde el mismo cirujano se cargaría también al pobrecito Haendel. Una pena.

Tras la muerte de Bach su obra y su figura cayó en el olvido. Esto duele. Pero más le hubiera dolido a Bach el ver a su mujer y madre de 12 de sus 20 hijos, Anna Magadalena Bach, acabar mendingando por las calles abandonada a su (mala) suerte por las autoridades y por sus propios hijos. Pero ya nadie se acuerda de esas autoridades y de casi ninguno de los hijos de Bach. Y todos recordamos a la bella Anna Magdalena porque Bach le dedicó unos cuadernos llenos de hermosas composiciones en su Pequeño libro de Anna Magdalena Bach. Composiciones como ésta.

En fin, espero que no se hayan aburrido mucho durante estos 7 días pasados dedicados exclusivamente a la figura de uno de los más grandes genios que ha conocido el Arte.

9 comentarios:

David dijo...

Me ha encantado esta entrada, Mr. Lombreeze, y no por la brevedad del primer vídeo.
Yo soy un ateo tan radical que trato incluso de reducir y humanizar a mis dioses y santos particulares (que son siempre demasiado humanos pero yo me niego a verlo en muchas ocasiones)
Por cierto, esas cosas donde tú ves a diosecillos en todas partes me han gustado mucho (aunque lo las camas recién hechas espero que no sea un milagro porque no participas nunca en ello). El texto me ha sonado casi-casi como la señora en zapatillas de Salinger en Franny&Zooey.
¡Qué bien suena la pieza final que has puesto! (aquí tengo a mi mujer escuchándola al lado).
La mejor entrada en el ciclo de Bach.
Y fíjate que ya no recordaba lo de su pobre mujer. Lo que es la vida.
Un saludito.

Crowley dijo...

Muy loable, curios0 e instructivo este monográfico semanal que le ha dedicado usted al gran Bach.
He aprendido muchísimas cosas que desconocía.
Le animo a seguir con estos estudios sobre una figura en concreto y sus ramificaciones a distintos ámbitos del arte.
Un saludo

Marcos Callau dijo...

Hola Mr. Lombreeze. Hoy, que es el día de mi vuelta al mundo bloggero, has elegido un gran Dios amigo. Yo tembién me creo mis propios dioses (como Sinatra, por ejemplo) pero también me gusta creer que hay algo ahí afuera (y no me refiero vida extraterrestre jeje). Prefiero la obra para violín Nº 1 ya que una vez intenté tocar este instrumento y me parece uno de los conciertos más geniales. Miraré las anteriores entradas dedicadas a uno de los más grandes. Un saludo.

redrum dijo...

Gran entrada, caballero! Y es que Bach confirma la regla que sólo el hombre es capaz de hacernos creer en un Dios. Ahora bien, Bach se lo curró mucho!

Una pena que los genios necesiten tanto tiempo para ser reconocidos y hoy día se aúpe a genios en dos días.

¿Quién sabe si en un par des siglos nuestros bolgs serán obras cumbres de la literatura digital?!!!

1 saludo!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Me ha gustado mucho esta analogía entre Bach y Beethoven, la usaré a menudo para ilustrar el ingente trabajo del creador este, sin duda uno de los mas grandes Padres de la Música europea. Gran semana para los Bachófilos.

Anti-pensador dijo...

Bueno, realmente esta saga de posts ha sido auténticamente épica. Y ha acabado con el tono elegíaco del recitativo de la Pasión según San Mateo.

Hemos visto al Bach brasileiro, cubano, jazzístico, y una vez más hemos comprobado que la música de Bach es modernísima. Vamos, que podría perfectamente haberse compuesto la semana pasada y todos la saludaríamos como un tremendo soplo de aire fresco.

Yo también señalaría al Bach electrónico, al Juan Sebastián sideral que se adapta como un guante al cine de ciencia-ficción (mejor aún que los valses de Johann Strauss Jr.), como en este trailer de Solaris que he pergeñado con la adaptación musical de Artemiev, "Listen to Bach - The Earth":

http://www.youtube.com/watch?v=Ea9PjFhwjuU&feature

Anti-pensador dijo...

Y, puesto a ser la mosca cojonera que le lleva la contraria a todo el mundo, si debo criticarte algo, Mr. Lombreeze, es que caigas de lleno en el "Mito de la Cultura". Lo que no es "culpa" tuya, sino de la ideología dominante desde el Kulturkampf y los boches románticos. La Cultura es la secularización de la idea medieval de la Gracia teológica, de modo que quien aprecie la "cultura" entra directamente en el Reino de la Gracia y se eleva por encima de los comunes mortales. O sea, Mr. Lombreeze, que desde luego no eres ningún "raro": profesas con fervor la religión de nuestro tiempo:

Mito de la Cultura

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias por vuestros comentarios. He intentado no aburrir mucho esta semana con la maravillosa música de Bach cuya biografía, por otra parte, ya está estupendamente bien contada en wikipedias y similares.

Anti-pensador, vaya vídeo chulo. Gracias por en el enlace. Qué peli tan bonita.
Hombre, en algo hay que creer, no?. Como dijo el maestro Bernstein:
"Cada hombre necesita alguna clase de religión. Creer en algo superior a la simple existencia biológica aleatoria y sistemática. Por eso fracasa el Existencialismo. La militancia, el progreso social o el altruismo son una clase de religión. Lo mismo que la anarquía. Dios = idea = élan vital . COMPROMISO".

lafcadio dijo...

las páginas más bellas que yo he leído sobre este asunto de la "religión naturalista" están en "Unweaving the rainbow", de Richard Dawkins

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails