miércoles, 23 de febrero de 2011

Todo está iluminado (Liev Schreiber, 2005). Zorba el ucraniano.

Aquella fría mañana de Febrero de 2002 me tocó salir a la pizarra a explicar, durante una clase de inglés en un colegio público de Sacramento, las costumbres de mi país: España. Lo primero que tuve que aclarar a la audiencia, que parecía una mezcla de la ONU y los chicos de Benetton, fue que España estaba a tomar por saco de California y que no limitaba físicamente con México por ningún lado. A mi afgano compañero de pupitre y a un par de cincuentonas ucranianas les costó mucho entenderlo pero acabaron aceptando que yo era europeo. El despitote vino después. Llegó justo en el momento en que les conté que los españoles cenábamos sobre las 21.30 - 22.00 hrs. Todos los asistentes, profesora incluída, se partieron el pecho pensando que yo me había equivocado al traducir al inglés el asunto de las horas. Pero todavía se descojonaron más cuando les confirmé que mi información era correcta y que no era una broma.

Esto, amiguitos, es lo que se llama relativismo cultural, que puede ser divertido como en el ejemplo que ilustra el comienzo del post, o trágico como tantos y tantos dramáticos ejemplos de matanzas y salvajadas que, desgraciadamente, todos conocemos.

Los nazis asesinaron a un total de entre cinco y seis millones de judíos durante los terribles años de la WWII. Seguían así una tradición cristianoeuropea de casi mil años de antigüedad desde que durante la Primera Cruzada (1096) comenzara el asunto de matar judíos por eso de que habían matado ellos al Cristo. Que venía la peste negra: a matar judíos. Que había una ola de asesinatos en una ciudad: a matar judíos. Que estamos en Pascua: pues a matar judíos. Y los alemanes decidieron matar sistemáticamante, más fríos y calculadores y menos pasionales que los eslavos y mediterráneos, a millones de judíos en toda Europa dando lugar a la mayor barbarie sanguinaria que ha conocido la Humanidad.

A la sombra de este gran emporio matajudíos que fue la Gran Alemania Súpernazi-Súperhijaputa, se cobijaron y escondieron mini matanzas de judíos durante los años de la WWII. Fueron perpetradas por no nazis, no alemanes, pero igual de hijosdeputa que ellos. Tristemente famoso es el progromo de Jedwabne (1941) en el que ciudadanos polacos, en plena exaltación de la amistad, decidieron dar matarile a cientos de vecinos suyos judíos, sin ayuda de los nazis ni nada, en lugar de exterminar a los invasores de su patria, los alemanes, que es lo que tocaba por esos días. Pero hay más: Leópolis, Ucrania, 1941, 6.000 judíos asesinados. Lituania: 3.500 judíos asesinados. Iasi, Rumanía: 14.000 judíos asesinados por la policía y el ejército rumano. Y etc, etc. La guinda la pusieron los ciudadanos de Kielce, Polonia, quienes asesinaron a 40 judíos terminada ya la Segunda Guerra Mundial. Igual es que no les avisó nadie de que matar judíos ya no estaba bien visto.

En Todo Está Iluminado un joven judío norteamericano llamado Jonathan Safran Froer (Elijah Wood) decide ir en busca del tiempo perdido de su abuelo, un judío ucraniano que emigró a los USA durante la Segunda Guerra Mundial. Su objetivo es encontrar a Agustine, la mujer que salvó la vida de su abuelo. Para ayudarle a encontarla y guíarle por tan exótico país, Jonathan contrata los servicios de una agencia especializada en estos menesteres. Sus compañeros de viaje son un joven ucraniano admirador del american way of life llamado Alex (Eugene Hütz, el cantante de los Gogol Bordello), y su abuelo, un anciano que parece no sentir mucha simpatía por el pueblo hebreo al que acusa de cansino victimismo. El viaje en busca del pueblo fantasma de Trachimbrod comenzará como una divertida road movie pero terminará siendo un viaje al pasado. El pasado que ilumina y transforma nuestro presente.

Jonathan, el americano, es una especie de Amélie judío y Alex es Zorba el ucraniano. Sus conversaciones les permiten conocer más uno del otro pero también conocerse mejor a sí mismos. A lo largo del viaje irán revelándose algunos secretos del abuelo, y, por ende, de todo el pueblo ucraniano. ¿Cómo es posible que los judíos ucranianos temieran más a sus gentiles compatriotas que a los invasores alemanes?, se pregunta el desconcertado Alex cuando Jonathan le revela que ése era el pensamiento de su abuelo.

Todos está Iluminado es una hermosa película que durante una hora aparenta ser una colorista comedia que se divierte jugando con las bazas de las anécdotas del choque de culturas pero que acaba mutando en un emotivo drama que nos recuerda la tragedia que vivió nuestro continente en los oscuros años de los fascismos europeos. La hermosa banda sonora original de Paul Cantelon y las canciones folklóricas que acompañana a las imágenes tienen un peso fundamental durante toda la narración y son una auténtica gozada.

No se la pierdan. A Liev Schreiber se le da mejor dirigir que actúar. Ahora entiendo por qué se ligó a Naomi Watts.

14 comentarios:

David dijo...

Buenos días...
¿Has estado en California o era un ejemplo ilustrativo ficticio?

La peli está bien.

charlie furilo dijo...

Una peli bastante interesante y recomendable. Le tengo cariño porque gracias a ella, fundamentalmente al tema "Start Wearing Purple" conocí a los Gogol Bordello, uno de mis grupos preferidos de los últimos tiempos. Su vocalista, Eugene Hutz es de lo mejor del film, está que se sale.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Conocía el tema por un documental del Canal 33 "Els ajudants dels nazis" El integrismo católico de algunos polacos se alió con los invasores nazis contra los judíos. Borgo.

marguis dijo...

La pillé de estreno en VO estando de viaje por Barcelona y por supuesto aproveché, y disfruté.
Yo también la recuerdo con cariño, y me gustó mucho.
Como dices, empieza como comedia y acaba como drama, el estómago revuelto por lo que es capaz de hacer la gente por un sentido de autoprotección erróneo.
En vez de pensar las cosas malas, prefiero pensar en todas esas familias católicas que desafiaron al nazismo y escondieron judíos en sus casa, que de eso también hay documentales...

Mr. Lombreeze dijo...

@David. Yo he estado en todas partes, en todas partes donde quiera que mires, donde existe una posibilidad de que los hambrientos coman, allí he estado, donde existe un hombre que sufre allí he estado, y he estado en la risa de los niños cuando sienten hambre y la cena está ya preparada, y donde los hombres comen de la tierra que trabajan y viven en las casas que levanten, allí he estado también. Así habló MrLombreeze.

Sí, he estado en la California varias veces. Tengo familia allí.

La verdad es que Hutz está muy, muy bien. Si cuesta hasta reconocerle sin los bigotes!

Pues eso borgo, que el antisemitismo no era exclusivo de los nazis...

@marguis, y los hay a montones!!!, afortunadamente, como muy bien dices. Por eso yo no pierdo nunca la esperanza en la Humanidad.

PEPE CAHIERS dijo...

Yo creo que es una especie de perversión que llevamos en los genes, la de maltratar, humillar y destruir al más débil como confirmación de que somos más fuertes. Muchos han domesticado esa lacra matando en la ficción a los zombies.¡Menuda reflexión sociológica-pedante me acabo de sacar de la manga! Me ha gustado su declaración de omnipresencia en el mundo en esa especie de sermón de la montaña.

Mr. Lombreeze dijo...

@PEPE C, si no sabes de qué peli he plagiado mi sermón, estás suspendido en cinefilia.

GCPG dijo...

¡Leñe Mr. Lombreeze, ¿Y qué te contó Tom Joad, cómo le fue?!

Buena peli, sí señor.

PEPE CAHIERS dijo...

Una de un viejo y sabio director con un parche en el ojo, en donde se trata la cruda realidad de los que sufrieron en sus carnes la gran depresión, con un discurso final sobre la gente humilde que muchos tacharon de conformista y otros de esperanzadora. La escena del entierro del abuelo, memorable.

Mr. Lombreeze dijo...

ladies and gent., qué nivel de lectores!!!, me quito el sombrero y me honran con sus visitas, amig@s mí@s.

En fin, recordemos ese momentazo:
http://www.youtube.com/watch?v=yer4L1Uhayc

Crowley dijo...

Un post muy bueno, Mr. Lombreeze. Felicidades. Como bien dices, lo que parece una amena comedia luminosa, como una canción de Belle and Sebastian, acaba convertido en un drama amargo que nos devuelve a la "realidad". Muy recomendable.
Saludos

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias Crowley! ;)

Daniela Campos dijo...

Esta película me parece muy interesante porque la historia es original, al entrelazar la vida de un judío y el holocausto, quiero ver Una Vida Iluminada para aprender un poco más sobre las costumbres ucranianas.

Sire dijo...

¿Has leído el libro?
La verdad es que merece la pena.
Hay toda una historia que descubrir que ni siquiera pasan por encima en la película. :)

http://in-satisfaccion.blogspot.co.uk/2014/02/no-mientas-todo-esta-oscuro.html

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails