lunes, 11 de julio de 2011

Para qué sirven los sindicatos. O para qué están los amigos.

A mi hermana C. le están haciendo mobbing. Este anglicismo de reciente cuño es, en realidad, una práctica más vieja que la tana. O sea, lo de toda la vida del empresario puteando al trabajador.

Mi hermana C. lleva 10 años trabajando en la misma empresa, aunque yo llevo 5 diciéndole que se vaya de ese pozo laboral en el que se metió hace una década. Conozco personalmente a su jefe. Es el arquetipo de empresarucho que tuvo suerte con su primer bar y ahora tiene tres locales que le han funcionado bastante bien. El tipo lleva bigote, le da a la coca y al whiskazo, tiene un BMW (recuerden, la marca de los tontos) y se va de putas una vez al año a Cuba. Lo de siempre.

Ahora que tenemos crisis, el muy joputa está empezando a recortar gastos y a cortar cabezas (que parece ser que es lo único que saben hacer los empresarios en épocas de crisis) ejecutando reajustes empresariales tan magistrales como esa idea de quitarles a las chavalas (sólo contrata tías por lo que deduzco que es un pichacorta) el dinero negro que lleva dándoles bajo mano desde hace tantos y tantos años. Y así las chicas no tienen nada que reclamar. Parece ser que este tío encuentra que un sueldo de 12 pagas x 1.000 euros es demasiado para una camarerucha de mierda. Y es que como le decía Allen a la puta que contrataba en Desmontando a Harry, ser camarera tiene que ser el peor trabajo del mundo si todas las putas prefieren serlo antes que estar detrás de una barra.

Total, que el jefecillo se ha ido puliendo a todas las empleadas que se le han ido quejando de tal o cual injusticia para quedarse con el rebaño sumiso. A las revoltosas las ha ido echando amargándoles la vida con cambios de turnos, horarios, puesto de trabajo y demás arbitrariedades en pos de "mejorar la productividad". Los ataques de orgullo de proletaria con dignidad al grito de "hasta aquí hemos llegado" de algunas trabajadoras, le han ahorrado muchos euros al cabronazo de los bigotes. Ahora tiene en su plantilla una amalgama de inmigrantes, madres solteras, mujeres casadas con hijos, con hipoteca y con el marido en paro y demás exponentes de vidas desfaforecidas a las que hace trabajar 48 horas semanales y a las que la idea de perder su trabajo les produce un pavor insoportable. Solamente le quedaba una numantina resistencia: mi hermana C. quien, finalmente, se ha venido abajo y se ha tirado 48 horas llorando, sin comer y sin dormir por culpa de este energúmeno y de algunas de sus secuaces trepas a las que, en el fondo, compadezco por verse obligadas a llevar una existencia tan envilecida por la necesidad, que son capaces de vender a su madre por los 100 euros mensuales que diferencian el sueldo de una camarera del de una encargada.

Claro, a mí lo que me pide el cuerpo es presentarme en alguno de sus locales y darle 4 hostias al bigotes, así, con la mano abierta, porque yo soy más grande y más fuerte y estoy más loco. Pero ya estoy muy mayor para montar alborotos y despuer de hostiar energúmenos me duele la espalda durante 3 ó 4 días. Así que me he decido a llamar a mi amigo D. , ése que trabaja en uno de los dos sindicatos mayoritarios de nuestro país.

Mi amigo D. sonrió con tristeza cuando le contamos todo lo que estaba pasando. "Es tan habitual...", me respondió mientras se tomaba el cafecito con hielo. Mi amigo D. nos contó historias que me transportaron a tiempos dickensianos y que nos recuerdan lo peligroso que es pedir otro plato de sopa cuando vives, acojonado, de la caridad de un orfanato. Pero mi amigo D. tiene dos armas secretas: un montón de formularios y una máquina de fax.

Los formularios de mi amigo D. le piden a los empresarios, por escrito, 1001 cosas que son justas porque lo dicen la Ley y el sentido común. Mi amigo D. nos aseguró que los inspectores de trabajo son buena gente aunque no puedan hacer milagros. Mi amigo D. le dijo a mi hermana C. "tienes un trabajo y un jefe que te tienen secuestrada la vida, pero yo soy el negociador que va a liberarte, como en las películas de atracos con rehenes". Mi amigo D. trabaja en un sindicato y envía faxes a los empresarios malos que se cagan cuando leen CeCeOO en los membretes de las comunicaciones aunque los lean con sorna prepotente al estilo de Urdaci. Los logros de mi amigo D. se acaban repartiendo, a partes iguales, entre todos los trabajadores; sean afiliados o no, valientes o no, necesitados de ayuda o no. Y lo hace por otros 1000 euros mensuales.

Lunes, eres acojonante.

26 comentarios:

David dijo...

Tenía ganas de que alguno de los dos hablara también de vuestras hermanas (que siempre estáis con hermano del alma yo te adoro; yo te quiero más)...pero me estaba jodiendo ver el motivo por el que venía la entrada. Espero que gracias a tu amigo D (que veo que es Lunes, ¿no?), las cosas le mejoren a tu hermana y el jefe deje de joderla.
Supongo que esto que cuentas debe ser lo habitual de tantos y tantos sitios. En fin...
Un saludo y ánimos para tu hermana.

Soundtrack dijo...

Por motivos obvios, ole los huevazos del amigo D.

Aun me queda mucho para empezar a acercarme a su sombra...

redrum dijo...

Con dos cojonazos, sí señor. Espero que todo salga bien, que nadie merece pasarlas tan putas por un trabajo.

1 saludo.

Javier dijo...

Muchos, pero muchos abrazos y achuchones a tu hermana C. Espero que todo termine como ella desea.

fiona dijo...

Qué cabronazo el empresario de los cojones, y un olé por tu hermana que es la resistencia! Mucho ánimo para ella, a ver si D la puede ayudar y de rebote ayuda al resto, aunque sean unas trepas, ufff, lamentablemante hay muchas de ésas, por necesidad o no.

Y dile que no llore, no merece la pena.

1besico!!!

MonSeñor Gusano dijo...

Como con todo, mira que hay Hijos de puta... En fin deseo con toda mi alma, que al bigotes le salga por la torta de un pan. Y que a C. le sirva para encontrar un sitio más acorde con sus aptitudes. Que las tiene. Putos empresarios mierdosos y mafiosos.

AKA Angel "Verbal" Kint dijo...

Difícil situación la de los trabajadores en este país...yo hace 6 años que me embarqué en el mundo de los sindicatos, metiéndome en el comité de empresa del sitio en el que trabajo y la verdad es que por un lado te cagas en dios cada vez que ves como la ley protege mucho a la empresa y poco al trabajador, cada vez que vamos a CCOO a hacer consultas a los abogados se te cae el alma a los pies.
En mi empresa hemos tenido ERES y algún chantaje por parte de la empresa y por otro lado hemos ejercido amenazas de denuncia y eso ha conseguido parar los pies en alguna ocasión. Aún así siempre hay trabajadores cobardes que por el comprensible miedo a perder su trabajo, se dejan putear, gritar e incluso faltas a su dignidad en algún momento y sin embargo después de ejercen sus derechos por el mencionado miedo a perder su empleo.
La verdad es que yo he discutido mucho con la gente de CCOO porque en muchas cosas no estoy de acuerdo con ellos, pero creo que estar en el Comité de empresa me permite ayudar a compañeros/as con dudas y problemas y a veces incluso gratifica...aunque también soy consciente que hay gente que piensa que estamos vendidos a la empresa porque no conseguimos que "les suban el sueldo", algo que algún inculto no entenderá que no depende de un comité.

Por otro lado tu y tu hermano deberíais aostiar a ese tipejo...hasta que llore y llore o cante un villancico

Tripi dijo...

Hola Lombri:

Dile a la monada de tu hermana C que me pase los datos del bigotes y yo mismo me encargo, personalmente, de follármelo en seco.

Me gusta mucho eviscerar a chuloputas de esta calaña. Es más, es una de mis especialidades, aunque no sea maricón.

Saludos.

Y besitos par C. Ostiaaa¡¡¡

Sidhe dijo...

Es lamentable con que impunidad actuan según que empresarios y lo peor es que esto va en aumento...

Saludos y esperemos que haya suerte con la ayuda de tu amigo.

T3cl3@ndo s1n r@zón dijo...

Mr.Lombreeze, pues te iba a decir justamente eso, que fueras a asesorarte a CeCeOO o a UGeTe. Yo fui hace años porque estaba en mi primer curro (sí, ya salí rebotona bien pronto) de vendedora de 'ambientadores y perfumes naturales' oiga usted, y mis jefes una tarde me dijeron que ese mes me iban a quitar unas 50.000ptas (hace años de esto) de mi sueldo porque nos habían robado material. Cágate lorito, y yo, de fijo, cobraba justamente esa cantidad, lo demás, un % sobre las ventas realizadas. Fui al sindicato, les mandaron una cartita y oye, mano de santo, a la semana siguiente me querían hacer encargada de la zona Barcelona. Cabrones.

En fin, a ver si hay suerte y el joputa ese pichacorta se acojona y deja en paz a tu hermana. No creo que le pague lo que le debe del dinero negro que le ha ido recortando byTheFace, pero al menos a ver si así la deja tranquila mientras ella busca otro curro. ¿Porque lo está buscando, verdad? Y si no, cójela por las orejas y te la llevas, que para eso estamos los hermanos mayores, coño. Que mala leche se me ha puesto. Estas cosas me ponen enferma, joder.

Charlie dijo...

Menos mal que aún queda gente buena en los sindicatos.
Mucho ánimo para C.

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras de ánimo. La verdad es que se agradecen más de lo que os podéis creer.

No voy a demonizar a todos los empresarios ni a santificar a todos los obreros, pero las injusticias tienden a cebarse con el más desfavorecido económicamente.

Los sindicatos no son perfectos pero es que ni el Papa es perfecto (he puesto un mal ejemplo...).

Charlotte, en cuanto se reponga nos ponemos a buscar.

Angel, cuando todo termine.., algo pasará, nuestro segundo apellido es Vendetta.

Mr. Lombreeze dijo...

Tripi, mi hermana C. está bastante buena, nada que ver con sus dos hermanitos bloggeros. Te lo juro. Esperemos que se recupere pronto para que vuelva a brillar como siempre lo ha hecho.

Mr. Lombreeze dijo...

No soporto a la gente que generaliza con lo de los sindicatos están vendidos.
Tampoco soporto a la gente que solamente miden las mejores en el incremento de su nómina.
Hay mucho obrero tonto, como esos que se quejan (que son muchos) de todas las "ventajas" que tienen las mujeres cuando son madres. Hay que ser lelo para pensar así.

miquel zueras dijo...

Ese empresario está cortado del mismo patrón que muchos propietarios de restaurantes que he conocido. Unos "Señor Cangrejo" (de Bob Esponja) que sólo piensan en ganar pasta sin cortarse al putear a sus empleados. Del mobbing escolar ahora se pasa al laboral. Yo aguanto el mobbing de mi casero que también es duro.
Muy buena tu entrda sobre la Fortaleza de Brest. Ya me había bajado la película hace un par de meses. Borgo.

dvd dijo...

Hace poco tuve una discusión de estas gordas que tengo yo sobre "la película definitiva"; agarrando a mi interlocutor de la solapa le dije con cara de Christopher Lee: "Escucha, mamonazo, métete esto en tu negra cabezota: La película definitiva, ahora mismo y con la que está cayendo, sólo puede ser un seguimiento exhaustivo, 24 horas al día, a uno de estos tipos que van por ahí presentándose como encargados de nosequé, con una camisa celeste, la cara semicongestionada y el BMW encima de la acera...". Para mí no hay discusión, estamos regentados por inútiles que además son gilipollas... Dale un abrazo gordo de mi parte a tu hermana y dile que le manda ánimos un loco al que una vez echaron de un curro de mierda por abrirle la cabeza a un encargado de esos con un cenicero... Ahora, no tuvieron huevos de denunciarme... por si acaso...

Santiago Bullard dijo...

Lombri: Es que los hijos de puta abundan alrededor del mundo, mientras los tipos dispuestos a dar una mano se extinguen. Menudos cabrones se han visto, de los que con tan de no tener que extrañar esos 1000 de los 4000 euros que les sobran cada mes después de pagar las cuentas son capaces de dejar a medio centenar de personas en la calle... claro, como sus vidas no valen lo que sus vacaciones en el Caribe y sus putas en la Provenza...

Un abrazo para tu hermana, y esta vez le dices que es de un sudaca, a ver qué le parece, jajaja. Para tí otro, cómo no.

Tripi: ¿A que tenemos que volver a coger el hacha y montar una a la Robespierre? Tú di una palabra y nos cargamos a media España si es necesario!

Míchel dijo...

Difícil situación.
Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando llueve (o algo así). Pero es que somos humanos... coño!!!
Vayan por delante mis ánimos a C. seguro que se recuperará; si sólo tiene un 10% de la misma mala ostia que sus bro. no pasa ni dos horas más agobiada y triste.
Estamos desaprovechados.
Es mi frase lapidaria preferida últimamente.
Pero creo que es verdad.
Estamos trabajando para gente y empresas que no valen una mierda, que no se preocupan del personal, que sólo les importa ganar dinero y que no saben qué es hacer un plan a más de tres meses vista.
Desaprovechados y jodidos.
Pero nos tienen bien agarrados por los huevos. Hipotecas, hijos, letras, ... vida...
¿La solución? Ni puta idea.
¿Una esperanza?
Que C. llegue un día a tener una empresa para portarse como dios manda con sus trabajadores.
Ánimo C.
(PD: ¿Alguien ha visto a ese hijoputa sacrificarse, viajar y salir a cenar menos o gastar menos que hace tres años? Pues eso.)

Míchel dijo...

.

Tripi dijo...

Lombri: abro el correo y lo veo vacío. ¿No me ibas a pasar los datos del bigotudo maricón?...(y en voz baja) ¿y los de tu hermana?...juaaaaa¡¡¡

Bullard: esa copa. Y ese hacha. Ostia¡¡¡

Vendetta. Bendita palabra.

Baciamo le manni, Padrino.

Santiago Bullard dijo...

Eso, Tripi, eso... que cuando hay que hacer ajustes, hay que hacerlos con las herramientas necesarias.

Lombri: como dice Tripi, baciamo le manni.

Mr. Lombreeze dijo...

Un dato interesante: El bigotes se gastó más euros en contratar a un detective privado para espiar al marido de su secretaria y amante que, a su vez, tenía otra amante, para que su secretaria y amante se quedase con el piso para que les sirviera de picadero.., que lo que le costaría despedir a mi hermana no ya con 20 días sino con 45 días por año. Pero claro, oye, cada uno con su dinero hace lo que quiere, verdad?

Jajaja, hostia miquel, qué gracia me ha hecho la comparación con el Señor Cangrejo, creo que voy a llamar así a los empresaruchos a partir de ahora. Jodo, no me hables de caseros, mis padres también sufren el mobbing de la suya. Es para escribir un blog aparte.
Vale, a ver si te gusta la de Brest.

Jajaja, hostias dvd, le voy a contar a mi hermana que conozco a un poeta loco sevillano!!!. Mi mujer también fue camarera muchos años, le tiró en la puta cara a un megamillonario zaragozano un sorbete de limón al cava que el muy hijoputa le hizo repetir 3 veces alegando que no le daba el punto exacto de cava. El tipo iba como una cuba y estaba cabreado porque mi mujer no se dejaba comprar lencería, un detalle que, según él, era un regalo del todo inocente. Jajajaja, qué tía. Después ella se quitó el uniforme y se piró.

Mi hermana no hace ascos a ninguna raza de varón siempre que calcen buena picha. Y me consta, D. Santiago, que es tu caso. Jajajaja.

Míchel, y los sindicatos y el movimiento obrero?, son la solución?, jejeje, ya me sé tu respuesta. Yo no lo veo tan negro, pero la verdad es que hay ocasiones y casos en los que te entran ganas de echarte al monte con el trabuco. Y no, nadie lo ha visto. Aunque dicen que la coca ha bajado.

Tripi, eres muy viejo para mi hermana. Le gustan los yogurines, como a Charlotte y a fiona. De todas formas voy a intentar convencerla de que pose para el concurso de bikinis del Pato. A ver si nos echamos unas risas.

Tripi dijo...

Lombri:

Tomo nota de lo de tu hermana y el concurso de bikinis en el pato.

Si te cuesta convencerla, pásame sus datos y me encargo yo de hacerlo.

Venga, ostia, queremos ver esa gusana...

Saludos, perro.

Santiago Bullard dijo...

Jajaja!!! Vamos, Lombri, que ya imagino el tipo de "argumentos" de los que se servirá Tripi para convencer a una chica. Ni el padrino, oye...

Möbius el Crononauta dijo...

No tengo mucho que añadir: muchos ánimos, y que el sindicato ponga a ese despreciable en su lugar. Lo del BMW lo dice todo.

Saludos

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias Moeb.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails