domingo, 27 de noviembre de 2011

Frases no de Cine. La Patria. Mi Patria.


"La raza, eso que tú llamas así, es solamente esa gran pandilla de gente mísera como yo, legañosos, pulgosos, ateridos, que han acabado aquí perseguidos por el hambre, la peste, los tumores y el frío, llegados tras ser vencidos de los demás rincones del mundo. No podían ir más lejos por el mar. Pues eso es nuestra nación y esos son nuestros compatriotas."

Viaje al fin de la noche
(1932), Céline.

6 comentarios:

Kinezoe dijo...

«Mi patria son sus caderas,
Sus labios rojos, mi bandera...»


Ya lo dijo Loquillo en aquella canción... No creo en otra patria. Que crea ella en mí. Por cierto, bonita cabecera ;-)

Saludos.

David dijo...

Todavía no he leído a Celine. Tengo un libro por casa, pero no es el de Viaje al fina de la noche (el más famoso de él, ¿no?). Este era un antisemita de cuidado. No recuerdo ahora cómo lo apodaba Jünger en sus diarios.. Merline podía ser? No sé. No me voy a levantar a buscarlo o a mirar por la red. Un amigo sí que me ha hablado a veces de este libro (le gustó).

La Navaja de Occam dijo...

Yo soy la vaca,
soy de donde pasto
no de donde ''nazco''
Mi patria esta donde esté mi sofá
mis compatriotas los que ríen conmigo

Un beso

PEPE CAHIERS dijo...

Eso de mi patria es mi sofá está fenomenal, lo demás son paparruchas. Como era aquello de Oscar Wilde, algo así como "El patriotismo es la virtud de los depravados".

Mr. Lombreeze dijo...

Yo sí que creo que todos tenemos una patria. Lo de mi patria está donde aposento mi trasero tiene un tufillo romántico atractivo pero no deja de ser, en mi opinión, una pose. Mi patria está allí donde digo "buenos días" y me responden "buenos días" y digo "un café con leche y un par de churros" y me entienden de lo que estoy hablando. Otra cosa es aquello de mi patria la tiene más gorda que la tuya, ésa es la patochada. Por eso Céline tenía razón cuando escribió este párrafo. Sea lo que sea lo que nos unió, -que no tiene porque ser algo glorioso-, el caso es que estamos unidos.

Céline era un pirado, un colaboracionista y un antisemita y por ello se ha quedado sin homenaje en su Francia natal ahora que se han cumplido 50 años de su muerte, pero su Viaje al Fin de la Noche es una novela imprescindible y tiene una mala hostia envidiable. Muerte a crédito es muy buena. Y ya no he leído nada más suyo.

Waldemar Daninsky dijo...

Me gusta mucho la canción de Loquillo, como aquella de El Último de la Fila que decía "Mi patria en mis zapatos".
Pero es un hecho que todos tenemos un aquí y un ahora, en los que la geografía y la lengua desempeñan un papel importante. Otra cosa, en efecto, es considerar que mi aquí y mi ahora valgan más que los de otros.
Aquí envidio a los alemanes, que distinguen entre Vaterland "tierra del padre" y Heimat "tierra del hogar".

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails