lunes, 23 de enero de 2012

Rimsky-Kórsakov. El rey de la orquestación.

"El Sultán Shahriar, persuadido de la falsedad e infidelidad de las esposas, juró dar muerte a cada una de las suyas luego de la primera noche. Mas la Sultana Sheherazade salvó su vida interesándolo en los cuentos que le narró durante mil y una noches. Presa de la curiosidad, el Sultán postergó de un día al siguiente el suplicio de su esposa, terminando por renunciar completamente a su sanguinario propósito..."

El color de la guitarra española:

Es posible que alguna vez hayais oído hablar de los "colores orquestales", una expresión con la que se quiere hacer una analogía entre la Pintura y la Música describiendo el sonido de una orquesta sinfónica como si cada uno de sus instrumentos o cada una de las notas emitidas por ellos fueran uno de los colores de la paleta de un pintor. Es decir, una obra musical con "variados colores orquestales" vendría a equivaler en pintura a un cuadro pintado con una gran variedad de colores. Esto no es, en la mayoría de las ocasiones, nada más que una figura retórica que nos ayuda a expresar con palabras algo tan inmaterial como la música.

Pero en el caso de algunos compositores hablar de "colores orquestales" es algo más que un artificio lingüístico y se convierte en algo muy físico. Parece ser que algunos músicos han podido realmente ver colores al escuchar notas musicales. Flipante. Este fenómeno se conoce como sinestesia y es la mezcla involuntaria de impresiones procedentes de sentidos diferentes o, dicho de otra manera, la propiedad de poder percibir mediante un sentido estímulos que normalmente se reciben por otro. De los grandes creadores de nuestra Música Clásica, los sinestésicos más conocidos son los compositores rusos Alexander Scriabin (1872-1915) y Nikolái Rimsky-Kórsakov (1844-1908). Fijaos, en el caso de Scriabin, cómo era su asociación entre las notas de un teclado y los colores que él percibía cuando sonaban:


Un tema muy curioso que nos ha servido como introducción para hablar hoy del gran músico nacionalista ruso Rimsky-Kórsakov quien, sinestésico o no, ha pasado a la historia como uno de los compositores más hábiles a la hora de orquestar sus obras, siendo su famoso Tratado de Orquestación el libro de cabecera de casi todos los compositores del siglo XX. De hecho, muchos musicólogos consideran más genial a R-K en el campo de la orquestación que en el de la composición. Menos mal que nosotros no somos musicólogos y no estamos obligados a decidir si Nikolai hacía mejor una cosa que otra. Pero lo que sí podemos asegurar es que la música de Rimsky-Kórsakov es fácilmente reconocible por su riqueza instrumental y por la maestría que el autor demuestra a la hora de combinar los diferentes instrumentos o "colores" de la orquesta.


Nikolai Rimsky-Kórsakov compuso en 1888 una de sus obras más famosas: Scherezade op. 35. Una suite orquestal formada por cuatro escenas basadas en de Las mil y una noches que, para los que no lo sepan, son aquellos cuentos que la astuta Scherezade dejaba noche tras noche sin terminar ("cuentus interruptus", toma chiste) a su marido, el sultán Shahryar con el fin evitar que el sultán le cortara la cabeza, una afición que le vino al hombre tras un desencanto amoroso.

El color del piano:

La obra completa es una maravilla y merece el ser escuchada íntegramente. Tiene como nexo de unión entre los cuatro cuentos el famoso Tema de Scherezade que sirve como breve introducción para cada uno de ellos. ¿Les suena?. Seguro que sí. Es éste:


Hoy vamos a escuchar los orientales colores del movimiento II (y otros días seguimos con el resto): El cuento del Príncipe Kalender, o la historia del tipo que dejó de ser un poderoso regente para convertirse en un monje mendicante. Disfruten del lánguido canto de Kalender a quien pone voz, al comienzo de la obra, el fagot y todos los maravillosos colores de la orquesta de Rimsky-Korsakov, una de las más bellas de todos los tiempos (ojo al vídeo, que es una preciosidad):

27 comentarios:

fiona dijo...

No sólo es que Scriabin asociara colores a notas, es que entre los colores que asocia hace distinción entre lila y violeta, cosa que los hombres, por lo general, son incapaces! jajaja, era gay verdad?

Bonita música.

1besico!

Angel dijo...

COmo se quejaba el otro día de que los posts sobre música clásica son los menos leidos y visitados y comentados, dejo constancia de que no lo he leido...estas cosas de la música clásica me suenan igual que cuando redrum habla de cine

MrMierdas dijo...

jajajajajajajaja... Angel, qué cabrón eres...!

Javier Simpson dijo...

Es casi como una experiencia paranormal lo del fenómeno ese sinestésico.
Sherezade te hace soñar despierto; música exótica y de un gran virtuosismo técnico. Tiene un componente romántico también considerable, incluso épico.

Excelente, Lombreeze.

Mr. Lombreeze dijo...

@fiona, no, ¡Scriabin era moscovita!. Acaso no creerás que un compositor es igual a un vulgar mortal, no?. Los compositores distinguen el lila del rosa y son capaces de reconocer hasta 23 tipos diferentes de azul que van desde el azul cobalte al azuloscurocasinegro.

Mr. Lombreeze dijo...

@Angel, yo cuando leo a redrum veo la vida de color de rosa... No me vengas ahora con pose de garrulo. Este post lo puede entender incluso MrMierdas y esta música puede conmover incluso a gañanes sinestésicos como tú.

Mr. Lombreeze dijo...

@Javier Simpson, desde luego que sí a todo lo que has dicho. El tema de Scherezade es mítico.

Dr. Quatermass dijo...

Ah! Uno que conozco y puedo venir a de comentá. Pues no se si orquesta mejor que compone o los colores de la guitarra son mejores que los del piano, yo solo sé que el "Sherezade" es una de las obras que puedo cascarme íntegra y disfrutar de cabo a rabo porque es sencillamente apabullante.

Oye ponte el sistema ese de comentarios tipo facebú que puedes responder debajo de cada aportación..

Mr. Lombreeze dijo...

Ese es mi Doc!!!. Qué razón llevas y qué viril te encuentro hoy.
Coñe, y cómo se hace eso de los comentarios que dices???

David dijo...

Ay, Scherezade!, esa mujer que mató Poe...
Estoy tan acostumbrado a esta pieza que me ha sorprendido un poquito encontrar esa guitarra solista (que suena muy bien)...
El vídeo...tanto como una preciosidad... eso la música.. que no huele tanto a oriental como pueda presuponer su título...
No sé... Yo sinestésico no soy...pero cada vez que escucho "El pájaro de fuego" de Stravinski hay un momento en el que me imagino que estoy viendo un thriller en el que un psicópata asesino persigue a su víctima (como si fuera una peli de Hitchcock o del estilo).
Yo tampoco sé si orquestaba mejor que componía...pero a ver si esta composición la saca otro.
Y por cierto, ¿no comentaste hace tiempo que estabas con los que opinaban que sus "orquestaciones" a la obra de Mussorgsky no fueron del todo "acertadas"?
Un saludito.

redrum dijo...

Joer, vengo por un ruso, y me atizan así de rebote...

Yo he cenado hamburguesa en un bar que lo llevan unos chinos... en media hora estaba potando la cena ya en casa y ahora estoy sinestésico, viendo colores.

Este hombre usó castañuelas en una orquesta, ¿no? Pues es un grande...

Un saludo!

Santiago Bullard dijo...

Siempre me pareció un rollo muy interesante, ese de la sinestesia... ni idea de si Rimsky-Kórsakov (a quien no conocía, y gracias por el dato) era de este club. Sólo sé que suena mejor que la discromacia, que es la que me tocó a mí.

Redrum: ¿Castañuelas en una orquesta? Eso es algo que habría que oír... Una vez vi en la televisión un concierto de música clásica en Londres, en el que usaban, además de la orquesta, tres o cuatro aspiradoras.

Angel dijo...

Redrum llorón..
MrL. Es usted un musipasta

Mr. Lombreeze dijo...

Angel, has sido elegido para ser el primer comentarista al que respondo con el nuevo formato de comentarios anidados de blogger. No soy musipasta, soy pastafari.

Mr. Lombreeze dijo...

Probando, probando... A ver qué tal, aunque me va más el rollo de la ventana emergente.

Mr. Lombreeze dijo...

la versión del piano es también magnífica pero sí, el tipo de la guitarra ha realizado una versión maravillosa, a mí me sorprendió mucho.
Si te parece que esta música no huele a oriental.., pues vale. Pero no creo que exista un tema más oriental en la música clásica que el del violín de Scherezade. También el canto de fagot de Kalender suena absolutamente oriental, aunque es cierto que la exposición siguiente, la que describe los momentos gloriosos y marciales del antiguo príncipe es más convencional, pero esos rasgueos de arpa, bueno, bueno, bueno...
Jajajaja, joder con Stravinsky y tu imaginación, jajaja, bueno es que creo que el momento ese que dices es el del sacrificio de la doncella.
No soy tan osado como para ponerle pegas a la orquestación de Rimsky para la inacabada Boris Godunov de Mussorgski (supongo que te refieres a esa obra). Me imagino que eso lo comentaría algún lector más valiente y más sabio que yo.
(*David hace referencia en su comentario a "El cuento mil y dos de Sherezade" de E. A. Poe. A la pobre S. la acaban estrangulando por cansina)

Mr. Lombreeze dijo...

estos ataques de Angel os los buscais la Mónica y tú por hablar de la disolución de la esencia humana y el vacío de la personalidad intrínseca tras ver la ridícula escena del hotel de Misión Imposible 4. Yo me fijé en el escote de Lea Seydoux
http://filmgeek.fr/wp-content/uploads/2010/10/lea-seydoux-MI4-topless-500x333.png
Casi todos los chinos son sinestésicos y agridulces, deberías haberlo sabido. Espero que estés mejor.
Angel no ha empleado nunca las castañuelas, pero Nikolai sí que lo hizo y, además, nos dedicó una hermosísima obra a nosotros, los ESPAÑOLES, le llamó Capricho Español. Para qué complicarse la vida con el título, no?. Eso se lo dejamos a Stieg Larsson.

Mr. Lombreeze dijo...

@Santiago, discromacia?, cualo es eso?
Aspiradoras?, jodo, la madre que los parió. Bueno, ya hemos comentado aquí alguna vez lo del cuarteto para helicópteros y cuerdas de Stockhausen
http://www.youtube.com/watch?v=13D1YY_BvWU

Mr. Lombreeze dijo...

Doc, No me molan los comentarios anidados, prefiero la ventana emergente.

redrum dijo...

Oh yeah! Pieza que siempre asumí ajandredpersent patria
y resultó que no...

Asociaré el marrón vomitona a los chinos a partir de ahora.

Empaquetar a Mss Jordan conmigo es insultarla... Y de MI4 escribió porque el menda aqui presente se dedicó mas a los placeres gusano-escotiles.

David dijo...

Esa cabecera es genial ¿te la has currado tú, o la has pillado de algún sitio? Porque está muy bien; no como los pegotes que haces a veces

MonSeñor Gusano dijo...

Yo también comento la entrada de música.... De todos modos... casi la mitad de comentarios son tuyos Lombreeze.

Bigmouth dijo...

Pues yo he escrito más de una vez y de dos moentras escuchaba los vídeos que cuelga en sus entradas de música clásica... joder, ahora que lo pienso, no se yo si este comentario es muy halagador...En todo caso cojonuda la entrada.
Un abrazo fiera.

Ferre dijo...

David nombra el "El Pájaro de Fuego" y creo que es bastante significativo que le haya venido a la mente esa obra, la primera que le dió fama mundial (no es su primera obra, pero sí el comienzo de su reconocimiento) porque Rimski fue el maestro de Stravinsky, quien le enseñó los secretos de la orquesta (Igor y el hijo de Don Nikolai eran muy amigos). Es en "El Pájaro de Fuego" donde más se nota ese aprendizaje, donde Stravinsky, siendo ya un poco él, todavía no alza el vuelo para ser completamente él (esto ha quedado horrible, pero es lo que hay, no me pidan más claridad y lucidez a las 8 de la mañana).

Por cierto, el momento "hitchcockiano" es la "Danza del rey Katschei". Pero ya sólo el crescendo de los últimos minutos es algo absolutamente maravilloso.

El colorido orquestal (que no sinestésico) yo lo asocio sobre todo con dos elementos:

a) La mayor contribución la dan los timbres (me ahorrare el chiste fácil porque Mr.Lombreeze ya coló uno en el post y con uno al día llega): fundamentales en la obra de R-K (posiblemente más que en Stravinsky) y precisamente el ser un excelente orquestador constituye una ventaja para mostrarlos: hay que saber emplear cada combinación instrumental de forma adecuada en el momento adecuado.

b) En menor contribución, la textura: a (muy) grandes rasgos podríamos decir que sería la cantidad de líneas instrumentales/melódicas utilizadas
y la forma en que interactúan (no es lo mismo una fuga que una melodía acompañada con tres acordes).

De R-K yo soy fan de su Crapriccio Español, seguramente una de las que mejor refleja el carácter musical patrio... realizada por un tío de la gélida Rusia Imperial (¡hay que joderse!). Hasta que llegaron Falla, Granados y Albéniz, R-K era casi el único tipo que supo cómo integrar el folklore español en las salas de conciertos.

Ah, se me olvidaba nombrar a otro famoso sinestésico con el que arrimaré algo el ascua a mi sardina: Olivier Messiaen.

Aaaaaaaaaaadiós,

Ferre

Mr. Lombreeze dijo...

@redrum, es que Nikolai R-K estuvo en tierras hispanas y se compró de souvenirs unas castañuelas.
Me gustan mucho la mayoría de vuestros escritos de Cineuá. Es sabido que uno de los pasatiempos del garrulismo militante es hacer mofa de la intelectualidad. No nos lo tengas en cuenta. Ya sabes que a mí me parecen bien casi todas las formas de afrontar una película, siempre que yo crea que sean honestas. Y yo no percibo en vuestros escritos actitud de pose alguna. MJ escribe muy bien y tú también. No se puede evitar que el escorpión pique a la rana, ni que Yuri Zhivago contemple las hojas de los árboles durante el entierro de su madre, ni que los redactores de Cineuá seais como Buzz Lightyear y vayais siempre más allá. Es la naturaleza del escorpión, del poeta y del intelectual.

@David, la cabecera es, en este caso, una donación de Monseñor Gusano que encontrola por casualidad y pensó que me gustaría. Llevaba razón.
Los pegotes con el paint tienen el encanto de las pinturas rupestres y sé que también te gustan, aunque no quieras reconocerlo en público.

@Bigmouth, hostias, es más que halagador, joder, es un honor el haber sido un transmisor de la genialidad de estos señores que espero que hayan servido para ayudar a tu poética inspiración. Gracias!.

@Monseñor, la mitad de los comentarios son míos. Y más de las 1000 entradas del blog también, joputa.

Mr. Lombreeze dijo...

@Ferre, hostias, se me fue la olla, releo ahora el cometario de David y leo "El pájaro de fuego" donde mi mente creyó entender que David se refería a "La consagración de la Primavera".

Delirios aparte (David sabrá disculpar mi torpeza, debo de ser sinestésico sin saberlo), a mí lo primero que me llamó la atención del Capricho Español (1887) fue lo de "Fandango Asturiano" que me sonaba tan mal como lo de "Fabada Cordobesa", pero bueno, seguro que de folklore sabía Nikolai mucho más que yo. "De fuera vendrán y de tu casa te echarán", eso dice el refrán, no?.

Y parece que les tocó a los rusos darnos lecciones de cómo sublimar nuestro folklore. Ya antes de R-K, Mijaíl Glinka nos dio un buen par de sopapos con su Jota Aragonesa y su Recuerdo de una noche de verano en Madrid.
No sabía lo de la sinestesia de Messian, joder, ¿cuántos colores llegaría a ver escuchando su Turangaliles poema?. Vaya pedado de instrumentación que tiene también esta sinfonía, es acojonante.

Gracias por tu comentario!

PS@David y Ferre:

*La Danza Infernal del Rey K. que comentaba Ferre a propósito de las impresiones de David es ésta:

http://www.youtube.com/watch?v=89gEUMd0uGE

*Y esta es la Danza del Sacrificio de La Consagración de la primavera a lo que yo creía que David se refería cuando hablaba de Hermann:

http://www.youtube.com/watch?v=k6UlXtq3igk&feature=BFa

David dijo...

Ja,ja,ja...
En realidad valen las dos, ¿no?
Lo que pasa es que la segunda ya me la asociaron con dinosaurios, la creación de la vida y todas esas cosas en Fantasia (la primera).
Otro ruso (ya fuera del ámbito musical) que marca el folklore de un pueblo ajeno es Eisenstein. No sé si fue Carlos Fuentes quien dijo que había sido un ruso el que había mostrado por primera vez el carácter mexicano con la peli ¡Qué viva Mexico!
PD: No hay nada que disculpar (y sí, tus pegotes, de vez en cuando también me gustan)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails