lunes, 22 de octubre de 2012

Cine negro-negro posmoderno: Brick (2005, Rian Johnson).

Uno de los géneros que, en su estado puro, prácticamente ha desaparecido de nuestras carteleras pero cuyos códigos encontramos, de vez en cuando, diluidos en alguna de las majaderías que se estrenan en los cines año tras año, es el glorioso Cine Negro o film noir que, junto con el Western, el cine de Gangsters y el Musical, conforma el grupo de las cuatro grandes aportaciones a la Historia del Cine que hizo el Hollywood del siglo XX: el cine 100% norteamericano.

Para saber qué es el cine negro pueden buscar el asunto en la wikipedia o pueden ver la película El Halcón Maltés (John Huston, 1941).  Yo haría esto último y así entenderán las claves de un género que vivió su edad dorada durante las décadas de los años 40 y 50 (amén de varias resurrecciones sobresalientes como Chinatown,  L.A. Confidencial, etc).

Por mucho que los nihilistas no fueran del agrado de Lebowski (protagonista también una magistral comedia film-noir), la verdad es que sin nihilismo desencantado, ética veleta, antihéroes, dinero sucio, perdedores, vamps y  un final que no suele satisfacer a ninguno de los personajes de la historia, no hay cine negro. 

Todos esos elementos los podréis encontrar en Brick, el debut cinematográfico del director estadounidense Rian Johnson (quien vuelve ahora a estar en el candelero por un tostón muy gordo: Looper)Brick triunfó en el Festival de Sundance de 2005 pero yo me decidí a verla en su día porque tenía un cartel hermosísimo:


Brendan (Joseph Gordon-Levitt) es un inteligente estudiante de una high school de California. Es inteligente, sí, pero también huraño y un pelín sociópata (todo hay que decirlo). Tras varios meses sin saber nada de Emily, su ex novia, recibe repentinamente una enigmática llamada. Emily le cuenta una rocambolesca historia. Ella está en problemas y le pide ayuda. La comunicación se corta. El  joven comienza a investigar el paradero de su ex. Dos días después, encuentra el hermoso cuerpo sin vida de Emily en un túnel de drenaje. A lo lejos se escucha el ruido de unos pasos alejándose...


Con este clásico planteamiento se tensiona la trama de Brick, una historia que sigue a rajatabla todos los patrones conocidos del film-noir y por la que desfilan todos los arquetípicos personajes de este género. Este homenaje del realizador Rian Johnson a los detectives Hammett, Chandler o Ellroy es, afortunadamente, algo más de lo que estéticamente aparenta: un ejercicio de estilo. Y pese a que existe una cierta precipitación en el transcurso de la acción en algunos momentos y un exceso de información verborreica en otros (con lo que, si no estás atento, puedes correr el peligro de perder el hilo de la historia), el espectador no tiene nada de qué preocuparse porque, ¡como no podía ser de otra manera!, en un monólogo final el bueno le cuenta al malo todo lo que, en realidad, ha sucedido alrededor de la muerte de Emily.

Como habrán podido adivinar, el toque posmoderno de Rian Johnson consiste en ambientar la acción en un instituto de secundaria con protagonistas adolescentes (a mí me parece bastante original).

Joseph Gordon-Levitt puede estar orgulloso de haber defendido con solvencia su papel y convertirse así en un, quizás modesto pero digno, seguidor del camino que comenzó el detective privado Sam Spader aquella mañana de 1930 cuando contemplaba, a través de su ventana, la hermosísima ciudad de San Francisco...

12 comentarios:

fiona dijo...

Por fin puedo decir que he visto una de las pelis de las que hablas!!!!! Me merezco un azucarillo, jajaja.

Yo no la vi por el cartel, la vi por el protagonista...qué le vamos a hacer, mis intereses son más banales. Y bueno, no me entusiasmó, creo que fui de las que me perdí por el camino.

Pero quiero ver Looper (que ahora he leído que lo más es decir que no te ha gustado), esta vez por intereses mayores, LOS protas, jajaja. Y me apunto la de El Halcón Maltés. Ya me vale.

1besico!

charlie furilo dijo...

Mola que te cagas esta peli!!! A mi me encanto y me pareció muy original la propuesta de hacer un film con todos los esquemas y personajes del cine negro ambientado en un instituto yankee. Joseph Gordon Levitt esta como siempre genial (recibe, como suele ser habitual en todos los protas del genero, hasta en el carnet de identidad) y ver al niño orejotas de "Unico Testigo" ya crecidito y ejerciendo de villano es impagable

David dijo...

Apuntada (joder! todavía tengo sin ver la de Wild Bill)

charlie furilo dijo...

Por cierto, si te mola el cómic te recomiendo dos series de genero noir acojonantes: "Criminal" de Ed Brubaker y Sean Philips y sobre todo "Scalped", de Jason Aaron y R.M. Guera, ambientada en una reserva India (flipante, de lo mejor que he leído en mi vida)

Saludos!!

Mr. Lombreeze dijo...

@fiona, tus intereses son más carnales. Y los míos más superficiales, ya ves. Pues anda que vas a flipar cuando veas el careto que le han dejado a tu querido actor en Looper: parece un travelo. Fui al cine a verla con MM (la de Looper), grabé sus ronquidos por el móvil, vendo el archivo en formato mp3 por 25 euros el minuto, ¿te interesa?.

@charlie f. Jajajja, "mola que te cagas", joder, una de mis expresiones favoritas. Coincido con tu comentario.
No soy muy de cómics, pero tomaré nota...

@Daviiiiiiiiiid, que se te amontona el curro!!!.

fiona dijo...

Lombriiii, lo he visto en el Making off...con lentillas y nariz extraña, pero me sigue poniendo. Amor incondicional.

Ya te vale...podías hacerme precio de musa, hostia, jajajaja

1besico!

David Amorós dijo...

Pues a mí me ha encantado Looper. Qué raro que no nos pongamos de acuerdo, ja,ja. No he visto Brick. Anotada queda. Un abrazo.

MrMierdas dijo...

Looper es una puta mierda para torpes...

Mr. Lombreeze dijo...

Yo creo que Looper es una película que, como mucho, empieza bastante bien. Y poco más. Contiene tantas referencias a otras películas que aturde (pero si incluso hay referencias a Raíces Profundas...). Hay demasiadas chorradas innecesarias en el guión de Looper (para qué cojones sirve la stripper? y la moto voladora? y etc...) y el ritmo de la historia decae a partir de la llegada del prota a la granja. El personaje de la granjera no me lo creo. Otras escenas son directamente ridículas (los gritos del nene).

Luis Cifer dijo...

coincido en que Looper tiene muchas referencias a otros films, pero no se me hizo pesada. Brick sí me aburrió y me pareció un quiero y no puedo. Esta vez no coincidimos.

Sr.ConBoina dijo...

Brick me pareció muy interesante y no creo para nada que fuera un ladrillo (perdón por el tontísimo juego de palabras). Lo mejor, aparte del casting y los diálogos, el tono fatídico, el pesimismo noir aplicado al instituto americano, un lugar cinematográfico que ya no volvería a ser el mismo después de Columbine.
Saludos

Mr. Lombreeze dijo...

@Luis Cifer, a mí sí a partir de la llegada del prota a la granja. Looper tiene otro problema: no hay villanos carismáticos.

@Sr.ConBoina, sí, y esa desgana fatalista del J. Gordon-Levitt le viene muy bien al tono de la historia.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails