lunes, 25 de febrero de 2013

Cine Club Gusano. Ménilmontant (Dimitri Kirsanoff, 1926). Pioneros del Cine.

¡¡¡Cine Club en DG&L!!!. 



Hoy, en nuestro Cine Club Gusano, proyectamos la película Ménilmontant, un mediometraje de 37 minutos dirigido en 1926 por el afrancesado realizador letón Dimitri Kirsanoff (nacido como Markus David Sussmanovitch Kaplan).

Programa de mano: 

Ménilmontant es, además de un barrio parisino,  una película muda sin intertítulos, o sea, muda - muda 100% porque, además, los pocos personajes que aparecen en ella no abren prácticamente la boca. Desde que la descubrí, hace no muchos años y gracias a youtube, se convirtió, para mí, en el reverso luminoso de ese tostón de Dreyer titulado La pasión de Juana de Arco (1928). Y es que yo me quedo con los primerísimos planos de los rostros de los personajes de la película de Kirsanoff. Mejor dicho, me quedo con uno de los rostros más enternecedores de la Historia del Cine: el de la actriz francesa Nadia Sibirskaia, su musa.

Ménilmontant cuenta una sencilla historia (casi una trivialidad aunque enmarcada por la tragedia y la crueldad) que hubieran podido firmar los neorrealistas italianos realizada con un estilo que hubieran podido firmar los jóvenes de la nouvelle vaugue. Kirsanoff rueda algunas escenas de las calles de París con la técnica de cámara en mano ¡¡¡en 1926!!!. La modernidad de sus encuadres y de su montaje es sorprendente tanto más si nos creemos lo que dicen los entendidos cuando afirman que Kirnasoff no sabía nada de teoría cinematográfica, así que su vanguardia le salía de la retaguardia, o sea, de las tripas y no del cerebro.

Hay pocas películas en la Historia del Cine en las que se haya contado tanto con tan poco. Ménilomntant es toda una experiencia que mezcla el impresionismo francés con el expresionismo alemán con el montaje experimental del cine soviético mostrando unos cambios rítmicos equivalentes a los que Stravinsky inventó para revolucionar la música del siglo XX.

Pero todo esto que acabo de escribir y que es tan tentador de ser parodiado o calificado de "gafapastismo en estado puro", no nos serviría para nada si la película fuera un coñazo. Afortunadamente no es el caso: el resultado es... ¡¡¡entretenido!!! (bueno, si a ustedes la poesía melodramática les parece "entretenida"), así que mi deber como gusano es intentar que Ménilmontant se convierta en un blockbuster y que no quede en una "película de culto" para onanistas feos y sin novia.

¿De qué va Ménilmontant?. ¿Se acuerdan del maravilloso comienzo de El Chico de Chaplin?. Uno de los primeros intertítulos explicativos dice "una mujer cuyo único pecado era ser madre". Bueno, pues Ménilmontant bien podría ser el prólogo de esa magistral tragicomedia.

Si no han visto Ménilmontant y se consideran cinéfilos de buena voluntad o seres humanos con un mínimo de sensibilidad artística, tienen que verla.

Si son unos tipos muy duros y no sienten interés por las desventuras de una huerfanita que mira al infinito con ojos de infinita tristeza e infinito desamparo, les recomiendo que no se compliquen la vida y vean... no sé... ¡Jack Reacher! que es una película cojonuda.

Si son de los que se han pasado toda la noche del domingo machacándosela y depositando lo que Houellebecq describe como "filamentos viscosos" sobre la alfombra roja hollywoodiense, creo que Ménilmontant es el mejor remedio para su resaca.

Para los gafapastas: Queridos petimetres, hace muchos, muchos años, en una galaxia cultural lejana a la vuestra, ya estaban inventadas todas esas cosas que todavía hoy les parecen tan modernas. No vean esta película para que no se les caigan muchos de esos mitos que tanto les gustan. Pónganse La Sangre de un Poeta que es más cool y más estúpida. Mejor si está disponible en vimeo, of course.

Para los cachondos: efectivamente, "Kirnasoff" y "Sibirskaia" suenan más a marca de vodka que a otra cosa. Coincido.

Para los que me hagan caso: presten mucha atención al comienzo de la película porque es tremendo y repentino, lo mismo que su final. Y, entre una  cosa y la otra, encontrarán una escena (min. 29) en la que se muestra en qué consiste eso de la caridad con una pureza formal y conceptual como pocas veces he visto en una película.

Sssssssh, apaguen los móviles que empieza Ménilmontat (no se asusten con la banda sonora).


12 comentarios:

fiona dijo...

Yo lo dejo grabando y lo veo el miércoles tarde con tranquilidad cuando venga al curro...jajajaj. Lástima que con el aparato de los huevos no pueda comer palomitas...

1besico!

David dijo...

Jo! La cabecera de cineclub. Qué recuerdos!!!
Ala, voy a ver la peli y te digo (ya me lo has vendido con lo de El chico)

David dijo...

Acabo de descubrir que la sintonía era de Nacho Cano (a mí me ha gustado más por lo que me recuerda y las pelis que vi, ciclos de Vidor, Capra, Minnelli, etc... que por la música.
Prefería y me trae aún recuerdos más lejanos la de Sábado Cine http://www.youtube.com/watch?v=BH3oKcptNvs

Voy a ver la peli.

David dijo...

Curiosa. Visualmente tiene momentos muy majos (como el tipo del banco que comparte su comida). Excepto el final porque no entiendo muy bien quién se carga al padre de la criatura o por qué (ahora miraré a ver qué dicen por ahí), y ese principio con psicokiller (pero que me parece tremendo y buenísimo como arranque) la peli se entiende de cine sin necesidad de subtitulos.
La banda sonora... Carl Davis, ¿dónde estás cuando más se te necesita?
Eeehh.. Veo en la wikipedia que de este año son El maquinista de Keaton, Tres hombres malos de Ford, o Fausto de Murnau. Esas me gustaron bastante más. Pero gracias por darme a conocer la peli. Está bien. No comparto tu entusiasmo por la peli, pero tiene su punto, y entiendo que te guste tanto.
Un saludito.

David dijo...

Digo que el tipo del banco es majo, no que ese momento sea de los que considero majos visualmente (aunque sí me ha gustado por lo que
cuenta ;-))

Alvaro dijo...

Ah pero qué buena que está! La fuerza dramática de la primera escena está maravillosamente lograda.
El visionado de la misma me resultó sumamente interesante y entretenida. Es poderoso constatar como a pesar del tiempo hay manifestaciones y recursos gestuales y actitudinales que perduran y conservan su fuerza expresiva (por momentos uno se olvida que está viendo cine mudo). La actriz Nadia Sibirskaïa sin lugar a dudas merece su lugar de musa inspiradora del director Dimitri Kirsanoff, además de su bellísimo rostro posee mucho talento y sensibilidad. Mr. Lombreeze muchas gracias por tan buena propuesta, de mi parte cuente con mi suscripción al Cine Club Gusano. Abrazo.

Mr. Lombreeze dijo...

@fi, esta rareza es solamente para muy cinéfilos, estás advertida. Qué bueno lo de "lo dejo grabando", jajaja. Bravo.

@David, parecemos perros de Paulov, babeando ante estímulos externos...
No sé quién puede ser el segundo asesino, el hermano despechado de su "nueva novia"?, tampoco sabemos quién es el primero, qué más da. Pero la tragedia enmarca la desdicha de esta madre soltera. Aunque hay esperanza en la fuerza del amor fraternal que acaba triunfando sobre la lujuría.
Bueno, la banda sonora tiene su aquél y realmente homenajea a la música vanguardista de comienzos del XX. A mí me gusta, la verdad, creo que le va bien al tono de la película. Es que esta película creo que puede representar esa otra clase de cine que también nos gusta mucho, no?, la de las películas pequeñas pero maravillosas. Me alegro de que te haya gustado. Si vuelves a verla en el futuro yo creo que te irá gustando cada vez más. Hay muchos detalles sabrosos en esos escasos 40 minutos. Sus imperfecciones también acaban siendo atractivas.

Mr. Lombreeze dijo...

@Alvaro, me hace usted muy feliz. Me alegro de que haya disfrutado con este mediometraje casi centenario que, como bien dices, sigue conservando un frescor inusual. Es un comienzo tan repentino... quizás no debiera de haberles avisado y así les hubiera pillado más de sorpresa.
Toda la parte del cortejo del don juan a la pobre huerfanita y del desamparo posterior... es muy buena... y la tentativa de suicidio, lo mismo. Y la parte del cementerio.., el momento en el que se superponen los rostros de las dos hermanas. Es una película imperfecta, desde luego, pero para mí resulta irresistiblemente atractiva. Jajajaja, bueno, dos visionados de dos amigos lectores ya justifican una segunda entrega de Cine Club... jajaja.

David Amorós dijo...

Bueno Mr. Lombreeze, pues he visto tu peli sintiendo curiosidad por este recién estrenado cine club y por esa privilegiada lista en tu top-10 de cine mudo. Como sabes a mí me encanta Juana de Arco de Dreyer y no termino de entender que esta te parezca el reverso luminoso, ¿lumino de qué? Pero bueno, allá cada uno con sus percepciones.
La película me ha parecido curiosa y es cierto que tiene tres cosas que me parecen muy destacables, las escenas que aparecen sorprendentemente rodadas cámara en mano por las calles, la escena del banco y de esa dignificación de la caridad, que me parece hermosa y el rostro de la actriz, con esos ojos tristes tan dotados de profundidad. El resto me ha parecido tan curioso como olvidable, la verdad. Es cierto que el montaje está bien, pero como dices es una cosa que ya estaban haciendo los soviéticos y además solo lo luce al principio y al fin de la película, que tampoco me parecen tan buenos. Así que bueno, me gustan cosas, no tanto otras, pero me ha gustado verla. Aunque no la pondría en un top tan alto como el tuyo ni de coña, ja,ja.

Y nada, contestando un par de cosas que me decías por ahí, conste que yo veo los Oscar desde el agnosticismo absoluto. Me divierten y los veo con amigos como espectáculo, no como nada que me aporte nada como premios o actualidad de cine. Lo que ocurre es que como mi blog pretende ser sobretodo de actualidad pues les dedico entradas y me veo las pelis. Pero es cuestión de tradición. Y un consejo, no te pierdas la ganadora de película documental Searching for a Sugar man. Es buenísima.

Y respecto a TAbú, es muy probable que no te guste, aunque te debo decir que yo en la primera mitad (la peli está estructurada en dos partes) me aburrí bastante. pero si se tiene paciencia en la segunda emerge (o al menos a mí me sucedió así).

Nada, que me voy a dormir, que tengo un "chorreo" por digerir.

Un abrazo.

Mr. Lombreeze dijo...

@David Amorós, el misticismo es la oscuridad y el realismo es la luz. La comparación con el ladrillo de Dreyer era una excusa para meterme por enésima vez con su cine (ya sabes, uno de mis leitmotivs más socorridos) y venía pillada por los pelos por la abundancia de primeros planos que hay también en Ménilmontant. Esta película es la extravagancia que toda lista debe incluir, me sirvió de excusa e introducción para traerla hoy al cineclub. Veo que no te ha disgustado, así que me alegro de no haberte hecho perder 40 minutos de tu vida. Del resto que te parece un poco más olvidable que lo que destacas yo, por mi parte, destacaría los modernísimos encuadres de la parte central del relato que encuentro bastante inusuales en el cine mudo y toda el concepto de una película como ésta: absolutamente muda. Tu aproximación a los Oscar es la más sana, sin duda y la curiosidad que despierta un espectáculo como ese es irresistible. Solamente una marmota como yo, incapaz de estar despierto a las 4 de la mañana, puede "presumir" de tener una personalidad tan fuerte que le haga obviar los Oscar, jajajaja. Yo creo que he visto la mayoría de las candidatas. "Searching for a Sugar Man" va a caer fijo. "Tabu" fue toda una decepción, pero vaya, que no pasé de esa primera mitad que dices, me pareció ridícula, un experimento fallido. Todo lo contrario que, por ejemplo, "Diamond Flash", una película magistral.

fiona dijo...

Me estás llamando cinéfila de pacotilla? jajajaja

Pues la he visto y no está mal...aunque el final no lo entendí muy bien (quién coño son la mujer y el hombre nuevos?) y le dan un trato malísimo a los gatos.

Me mola esto del cineclub.

1besico!

manipulador de alimentos dijo...

Fantástico personaje y músico y, por tanto, memorable historia la de Sixto Rodríguez, Sugar Man. Lástima que los realizadores se olvidaran de mencionar su periplo australiano para que que el documental resultara redondo, ya que el personaje de por sí no necesitaba ningún tipo de olvidos ni manipulaciones. Olvidado. Ahora, disfrútenlo. Un saludo!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails