viernes, 23 de mayo de 2008

Alta Cocina. High Kitchen

El restaurante "El Bulli", (Nota chachi: "bulli" significa "niños" en un dialecto alemán, y es como llamaban el matrimonio Schilling, primeros propietarios del local, a sus bulldogs), ha sido recientemente reconocido por tercer año consecutivo como "el mejor restaurante del mundo" según los expertos de la revista "Restaurant", publicación que no solemos leer porque no tiene póster central con mujeres ligeras de ropa, -como nos gustan a nosotros las revistas y las mujeres-, y porque leemos poco. Tampoco podemos contrastar su decisión, ni dar fe de ella, porque una vez intentamos reservar mesa en tan selecto restaurante y la respuesta fue algo así como "para Uds. no habrá mesa nunca jamás", (esto es verídico y va completamente en serio). Ferrán Adriá, "el alquimista de la cocina", debe ser, en consecuencia, el mejor cocinero del mundo, probablemente debido a su originalidad a la hora de inventar platos del estilo "foie grass con helado", una delicatessen que, lamentablemente, nunca podré degustar.
En segunda posición ha quedado un restaurante inglés llamado "El Pato Gordo", nombre muy poco finolis, y que maneja el chef Heston Blumenthal, donde te sirven "avena de caracoles" y "helado de mostaza en grano". Me da mucho miedo llamar a Inglaterra después de lo que conté de Blas de Lezo, y no confío en tener mejor suerte con el pato que con el bulldog.
En tercer lugar se sitúa un restaurante gabacho, pero este año, aniversario del alzamiento de 1808, no estamos muy profranchutes y vamos a obviarlo.
Tanto Adriá como Blumenthal han admitido haber bebido de una original fuente común de conocimiento gastronómico: la sabiduría y buen hacer de "The Swedish Chef", quien al grito de "börk! börk! börk!" revolucionó la cocina mundial hace más de 30 años. Los métodos del Chef Sueco, al que se le acusó de poco ortodoxo en aquel momento, han resultado ser otro de nuestros ejemplos de Imposible ser más moderno, y justo es que lo reconozcamos hoy así en nuestro blog. Son muchas las ya clásicas recetas que dieron fama a este legendario chef y, afortunadamente, hay numerosos registros videográficos de su buen hacer.
Disfrutemos pues con uno de sus mejores trabajos al ritmo de su canción favorita: "Yorn desh born, der ritt de gitt der gue, Orn desh, dee born desh, de umn børk! børk! børk!"


"The Swedish Chef", otro genial personaje de "The Muppets Show", de Jim Henson.

1 comentario:

AC y OsKar. dijo...

Estamos de acuerdo con SantaMaria, ya vale de mariconadas. Abajo El Adriá. No me puedo creer, que no les dieran mesa inmediatamente. Solo por eso, no merece que nunca nos pasemos por ahí. Saludos cordiales.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails