lunes, 16 de abril de 2012

La tormenta Mortal. Frank Borzage, 1940. Que vienen los nazis.

Aunque ahora nos pueda parecer algo sorprendente, son pocas las películas hollywoodienses de temática abiertamente antinazi anteriores al bombardeo de Pearl Harbour. (7-dic-1941). "La tormenta mortal" es una de ellas. Y es la primera película en la que se puede escuchar el nombre de "Hitler" y cuya acción está ambientada en la Alemania nazi. Toma ya.

"La tormenta mortal" está basada en una novela del escritor británico Phyllis Bottome y la historia que nos cuenta es un puñetazo directo y sin miramientos a la mandíbula nazi. A la de todos los totalitarismos. Algo doblemente meritorio teniendo en cuenta que en 1940 la MGM todavía se cuidaba de que sus películas no molestaran demasiado al pueblo alemán que, por su parte y tacita a tacita, estaba invadiendo Europa por aquellos días.

No nos narra ninguna de las barbaridades que los ejércitos de Hitler cometieron por toda Europa cuando ya la cosa tenía poco remedio (salvo un buen bombazo en la cara de la cúpula nazi, como infructuosamente intentó el malogrado von Stauffenberg). La acción nos sitúa un poco antes, en el origen del Mal, en un pueblecito universitario bávaro en 1933, justo el año en que Hitler sube al poder gracias al voto democrático de la mayoría del pueblo alemán que, enardecido por su mensaje ultranacionalista, está dispuesto a entregar a un loco el poder absoluto del Estado, cuyos intereses estarán, a partir de ese momento, por encima del pensamiento y las voluntades individuales.

El profesor Roth, un respetado catedrático de la universidad y un eminente científico y médico admirado por todos sus colegas y alumnos, está felizmente casado. Es padrastro de 4 hijos que lo consideran su auténtico padre. Su hija Freya (Margaret Sullivan) es una linda muchacha que tiene coladitos a dos jóvenes estudiantes: Martin Breitner (James Stewart) y Fritz Marberg (Robert Young).

El día del 60 cumpleaños del veterano profesor, Adolf Hitler sube al poder. Los dos hijos mayores y su futuro yerno, Fritz, abandonan la fiesta familiar, excitadísimos por la noticia, para acudir a la sede del partido nazi a celebrar el triunfo del Führer. ¡Alemania va a recuperar su antigua gloria y va a poner en su sitio a las potencias europeas!. Martin rehúsa la invitación porque comenta que "cree que la paz es mejor que la guerra" y es acusado por sus amigos de toda la vida de "pacifista". Martin, intuyendo lo que se avecina, se retira a la granja familiar en las montañas para evitar futuros roces con sus amigos de infancia.

Pero las circunstancias le obligarán a involucrarse en el inminente conflicto social que supondrá el sistemático acoso y derribo que los jóvenes cachorros nazis (incluídos sus tres amigos) impondrán contra todo aquel librepensador que vaya contra las ideas del partido. Ya sabéis, lo de traidor a la patria y todo eso. Hay un asuntillo más: el profesor Roth es un no-ario.
Un día, uno de los alumnos de Herr Roth pregunta al profesor si hay alguna diferencia entre la sangre de los arios y la de los no-arios. El profesor Roth defenderá la Ciencia y la Verdad...


"La tormenta mortal" es la mejor y quizás menos conocida película de Frank Borzage, notable realizador que entró en la Historia del Cine al ganar el primer premio de la Academia americana concedido al mejor director de una película dramática. Fue por "El Séptimo Cielo" en 1928.
Borzage era un especialista del melodrama y un romántico ("Adios a las armas") pero en esta película se lanzó de lleno a la denuncia del totalitarismo, -encarnado en aquellos días por el diabólico III Reich-, denunciando a los silentes y mostrando la ignorancia de los fanáticos e irracionales seguidores del partido nazi.

Borzage nos pone el corazón en un puño con varias escenas duras. Como aquélla de la taberna del pueblo cuando un grupo de "valientes" quiere linchar a un viejo maestro de escuela "no-ario" (se evita en todo momento a lo largo del metraje la palabra "judío"). La película se cierra con un hermoso y trágico final sobre las nieves de los Alpes.


Una lección de cine de denuncia donde se airean los peligros del ultranacionalismo, el horror de la limpieza étnica y la amenaza de conseguir el pensamiento único a base de hostiar al que no traga. 72 años después seguimos con la misma historia. También en nuestro país.

8 comentarios:

redrum dijo...

Veo que The Reader le ha inspirado, Mr. Lombreeze!!! Sin duda que me la apunto para echar un ojo en la P2p Shop!!!

¡1 saludo!

Mr. Lombreeze dijo...

Bueno, en realidad fue al revés, pero le puedeo asegurar, amigo redrum, que no se arrepentirá de ver esta gran película.
Más mejor que "The reader" de todas-todas.
Pero antes duerma un poco, eh?, que la noche ha sido larga...

redrum dijo...

No me puedo quejar de sus recomendaciones, Mr.Lombreeze, asi que ya la tengo bajando del videoclub global.

Visto lo visto, ojalá hubiera ganado The Reader ayer ;)

En fin, hoy sí toca volver pronto al agujero de gusano a reposar, que tanto Jackman cantando da dolor de cabeza.

¡1 saludo!

elbosquefantasma dijo...

Había un tiempo que te podías encontrar esta película en la tele, cuando había dos cadenas. Ahora este material es sólo para P2P. Bienvenida sea la cultura. Me pareció ver un documental sobre Chaplin y Hitler. Explicaba que holliwood era reacio a criticar al nazismo. Irónico y despreciable asunto este del buenismo y lo políticamente correcto, luego vino el Nazismo..

Mr. Lombreeze dijo...

elbosquefantasma, qué razón lleva Ud y qué irónico es eso de que a mayor número de canales de tv, menor contenido. Los de la SGAE se piensan que yo uso el P2P para bajarme el disco de Bisbal.
Exacto, luego vino el nazismo y se merendó lo correcto con patatas.
Es lo que tiene el agua tibia contra el infierno, que no lo apaga.

David dijo...

La acabo de ver hoy. Pero ha sido motivado por la entrada que ha hecho otro blogger vecino. Curiosamente, él no mencionaba lo de evitar el termino judío (que tú sí haces). Te pego el comentario que he hecho en tu blog. El mismo...porque lo de buena entrada vale también para la tuya ;-)
Buena entrada. La película me ha encantado...pero es que a mí me gustan este tipo de películas. Me hacía gracia el eufemismo de llamar al padre de Freya "no ario"... Básicamente me da por pensar que era judío, claro. Pero si lo soltaban así quedaría políticamente incorrecto en aquellos años. Lo de los hijos es bestial. Y lo de Robert Young también. Me encanta el momento en el que Robert Stack da gracias a Dios de que James Stewart pueda enfrentársele, acompañado de la bofetada de su hermano pequeño. Y ese final con las palabras del profesor en su cumpleaños y el paseo por la casa abandonada está muy bien también.
Supongo que la película es demasiado "suave" en algunas cosas que plantea... A mí me da que si James Stewart no se presentó al día siguiente, a la madre y a Elsa las hubieran detenido... que al profesor al que le pegan la paliza se lo hubieran cargado o detenido antes de que James le ayudara a cruzar la frontera... Vamos, que con toda la cruda realidad que muestra la peli, que la cosa debió ser más fuerte todavía... Aunque alguien podría decir si no me parece fuerte que muera en la cárcel un profesor al que no le dejan publicar y han expulsado de las aulas, que se quiebre una unidad familiar por ideas políticas, que muera la hija... Y tendría razón. La película muestra muy claramente lo que conllevó la ascensión del nazismo, así que mis pegas no están justificadas... Y si vemos la película en su contexto y sabiendo que además los Estados Unidos estaban llenos de movimientos que no solo no eran partidarios de la no intervención, sino casi de la intervención a favor de los nazis, la película demuestra una gran valor. He leído por ahí que fue la primera película antinazi de Hollywood. mmm. No sé. La de Chaplin es del mismo año... Las dos me parecen buenísimas.
Lo curioso es que lo que denuncia la película pasa tan a menudo. Y sigue pasando. En otros contextos, en otros grados...pero sigue pasando. Y así nos va.
Un saludito.

David dijo...

En su blog quería decir, no en "tu" blog.

Mister Lombreeze dijo...

Es una gran peli, así que me alegro de que la hayas disfrutado no matter gracias a quién. Infravalorada e injustamente poco conocida, in my opinion.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails