lunes, 2 de febrero de 2009

Vicky, Cristina, Barcelona, Pe, Bardem, Oviedo, Allen y los discretos encantos de los burgueses.

Un poco de mala gana me dispuse el otro día a ver la última y más cacareada película del maestro Woody Allen: "Vicky Cristina Barcelona", de la que os puedo decir que me sorprendió gratamente, aunque no sea, ni de lejos, de lo más decente que ha realizado nuestro admirado director. La historia esta llena de topicazos en muchos sentidos, los del propio universo Allen y los typical spanish. Pero bueno.

Bardem está incomensurable y Pe, a la que han nominado, sorprendentemente para mí, al Oscar por este papel, se defiende muy bien en su rol de la "Carmen" de Merrimé versión NY.
Lo mejor de la película, con diferencia, es la bellísima fotografía de Javier Aguirresarobe y el tema de Stephane Wrembel, que he colgado en el youtube (a ver lo que aguanta sin que reclamen los derechos) y que escucharemos al final del post, porque es soberbio lo de este hombre con su guitarra.

"Vicky Cristina Barcelona" es la historia de dos pijas americanas que se vienen a pasar el verano a la mansión barcelonesa de un matrimonio, todavía más pijo, amigo suyo y también norteamericano. Una es tan pija que dice que se ha dedicado a estudiar una exótica carrera: "cultura catalana", que en su cocorota se compone de dos elementos: Gaudí y la guitarra española.
Todo va bien hasta que entra en sus vidas un bohemio pintor español que las confunde un poco con su picha brava y con la noche. Como Dinio.
La película, en contra de lo que pueda sugerir el título, es más un homenaje a Oviedo que a Barcelona. Pero claro, es que Woody tiene una estatua en Oviedo.

A mí Allen me parece un genio absoluto por varios motivos. En primer lugar, su calidad como director es incuestionable. En segundo lugar, es uno de los tipos más graciosos, ocurrentes y brillantes que yo he visto, oído o leído en mi vida. Y en tercer lugar, pero no menos importante, Mr. Allen consigue, gracias a las cualidades que hemos apuntado antes, que YO, (que soy el tontoSimón, soy un gran obrero, soy un minero con mi cráneo rapado al cero), me interese por las estupideces existenciales de la alta burguesía, un mundo que junto con el de "el fracaso del sueño americano", me suele importar un carajo. Por eso me aburro con películas como "American Beauty" o "La tormenta de hielo". Yo soy más de "La gran familia".

La alta burguesía es seguramente el estrato social más desustanciado de todos. No pueden contarnos historias de pobres como las de "Las uvas de la ira" ni de grandes imperios latifundistas como en "Gigante".
Estos tipos suelen dedicarse a oficios del tipo de decoradores de interiores, galeristas, editores, médicos especialistas, etc, y siempre beben copas de vino en la comida y whiskies a los postres. No tienen problemas de dinero. Si tienen hijos, tienen pocos y no los enseñan en las películas, porque ellos han venido y vendrán siempre a hablar de su libro. Viven en ciudades de las que huyen de vez en cuando a sus casas de campo. Es una fauna que lleva horas y horas cinematográficas contándonos sus aburridos intentos de trepar por la pirámide de Maslow

Un amigo de una amiga de un amigo, que es estilista, les diseñó un modelo muy bonito para cubrirse las vergüenzas de la parte de reptil de sus cerebros, (de tenerla no se libran ni ellos), por eso cuando ven a la cuñada maciza y les entran ganas de tirársela, porque se les oxigenan los genitales con sangre fresca, se inventan unas historias disfrazadas de trascendentalismo metafísico y acaban confesándoselo todo a la parienta, diciéndole además que la culpa es de ella, porque está como ausente, comenzando así unas larguísimas conversaciones para rellenar su tiempo libre, que es bastante, porque no hacen la compra, (casi mejor porque cuando la hacen solamente suben vino y baguettes), ni la cena, y se van de restaurantes entre semana.

Total, que al final la jefa les cuenta que ella también se ha tirado al mejor amigo de él, ese día que se fue a navegar con su cuñada, y que la culpa es del vino, que a lo peor es que compran y beben mucho vino.
Cuando llegan a cincuentones se cabrean, porque dicen que se dan cuenta de que no han llevado la vida que hubieran querido. Los pobrecitos renunciaron al casarse a noséqué aspiración intelectual o artística que tenían dentro, y todo por qué?, por un piso de 200 m2 en el centro de la ciudad, una casa de 400 m2 a la orilla del mar, un yate, unos cuantos viajes por todo el mundo y unas cuantas visitas a los restaurantes, clubes y exposiciones más exclusivos del país. No te digo nada la que se monta como se dé la desgracia de que no han podido tener hijos.

El gran maestro de este vacuo existencialismo burgués, que tanto despreciaban los marxistas de buen corazón, es Ingmar Bergman, a quien cuyos aciertos como realizador salvan en muchas ocasiones de caer en el tostón absoluto con tanto viaje al interior de uno mismo, porque los viajes al exterior, en Suecia, suelen ser muy fríos.

Allen, admirador y homenajeador habitual de Bergman, le pone afortunadamente bastante más humor al asunto, e introduce casi siempre el personaje de bufón de palacio, (mucho mejor cuando lo interpreta él), que se ríe y comparte las alegrías y miserias de esta corte sin rey que es la alta burguesía. Por eso me gusta más Allen, el neoyorkino, que Bergman, el luterano.

Y es que nosotros somos del Bergman de "El manantial de la doncella", "El septimo sello, "El rostro", "Fresas salvajes" y poco más, y del existencialismo agustioso de Camus, el del miedo a la muerte, no el del miedo a las tetas de la cuñada. Y Capra, que somos mucho de Capra también.

Hala, ya vale de divagar. Como comentaba al principio, una de las grandes alegrías de "Vicky Cristina Barcelona" es escuchar la música de los Stephane Wrembel Trio.
Para los que hayáis conseguido llegar al final de este post, os dejo con "Big Brother", el tema que suena en el último trabajo de Woody Allen.

Otro día hablamos y escuchamos más música de Stephane Wrembel , el nuevo Django Reinhardt, pero con más dedos.

11 comentarios:

Homo Insanus dijo...

A mí Allen me hace reír. Siempre hay un gag o frase en la mayoría de sus pelis que me arranca una carcajada, más similar a un acceso de tos (por lo brusco e imprevisto). Estoy panza arriba, que sé yo, revisando después de un par de años Delitos y faltas, que de comedia creía recordar yo que tenía más bien poco y de repente suelta aquello de: "Era el mayor intelectual que he conocido en mi vida y sus últimas palabras fueron Salgo por la ventana" jajjajjaj, genial.

Pero sí, el universo vital de Allen no es precisamente cercano. No sé si lo viste en Wild Man Blues. Aquellos hoteles y esas suites con piscinas y su Soon Yi, moldeada a imagen y semejanza (menudo profesor Higgins está hecho el Woody) desayunando con él y comentando banalidades a media voz. Pero bueno, así es él. Aunque no me va mucho cuando se pone demasiado bergmaniano, como en Otra mujer o Septiembre.

Interesante blog, :), byeee.

Mr. Lombreeze dijo...

Homo Insanus, absolutamente de acuerdo con lo que dices.

Gracias por el halago al blog.

lunes dijo...

Coincido también. Verdaderamente Allen no es un santo ni cercano,pero es un tipo listísimo y genial. Pese a confesarme devorador de su cine, esta película no me llegó. Para mí entre las más flojas.

lunes dijo...

El bus de la foto el 69 ¿no?. Dios ha querido inspirar por fin a los publicistas ateos con verdades eviternas.

redrum dijo...

La canción está de lujo! Y la peli un poco menos, pero Allen es Allen y sus churros son el doble de mejores que la mitad de la cartelera.

¡1 saludo!

kurtinaitis dijo...

en general me gustan algunos momentos de muchas de sus películas, pero en general me aburre un poco en las que hablan tanto tanto tanto... me encantó Match Point, que me parece que se sale bastante de su estilo, y puede que tambien influyera que no había visto trailer alguno ni tenía ni idea de lo que iba. La sorpresa es importante y hoy por hoy ver trailers es eliminarla por completo, una lástima. Me ha gustado mucho el post, el fondo y la forma (que es la ostia).

kurtinaitis dijo...

ah, otra cosa que tiene mucho mérito de Woody Allen y que también es consecuencia imagino de su inteligencia y gracia, es que consiga juntar a tías tan sexys en un momento tan bueno. Eso es excusa suficiente para hacer una peli e inmortalizarlas en ese momentazo, todos lo agradeceremos, ellas también...

Mr. Lombreeze dijo...

kurtinaitis, coincido plenamente contigo en eso del desastre que puede suponer ver muchos de los trailers actuales. Y lo mismo, algunas reseñas de programas de cine de la tv.

Hace tiempo que los actores mejor pagados del cine aceptan trabajar con Allen por cuatro perras. En busca del prestigio (y el Oscar)perdido...

Allen tiene tantas obras maestras que es un crimen no considerarlo un genio.

Y estoy con redrum, sus pelis más flojas pueden seguir figurando entre lo mejor de ese año.

MrMierdas dijo...

Joder Lombreeze... lo que me faltaba...osea que VCB esta bien no?Lo de Allen te lo paso, aunque amí sabes que me aburre un monton y no me mola...oye todo no lo puedo tener!!! Con lo de la alta bueguesia completamente de acuerdo... al paredon con ellos...
La música muy maja...

Milarolls dijo...

hey!
la pelicula la vi ayer... y la verdad atrapa, pero de una forma muy peculiar...no es una de mis favoritas, pero si disfrute la actuacion neur{otica de penélope... me encanto en realidad; tmb me enamore de el soundtrack en español que suena al principio pero no lo encuentro por ningun lado porq no se como se llama. porrfas HELP!!!! me encanto esa cancion!!

peace

lunes dijo...

milarolls, es giulia y los tellarini. título :barcelona. saludo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails