miércoles, 1 de septiembre de 2010

Serial Gusano. ¿La Bestia debe morir?.

Es inevitable el rememorar cada 1 de Septiembre el aniversario del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, también conocida la mayor barbaridad que ha conocido el mundo en toda su Historia.

El rostro de Adolf Hitler es la personificación de la trágica y triste aberración de todos los nobles principios de la cultura europea. El ponzoñoso cóctel que desencadenó la hecatombe mundial rezumaba estos apestosos ingredientes: Nacionalismo, Racismo e Imperialismo, aderezados con unas gotitas de Industrialización que le dio al asunto la dimensión que todos conocemos.
Pero Hitler no caminó en solitario. Le acompañaron miles y miles de bestias. Y antes que ellos otros tantos miles. Y después de ellos, unos cuantos miles más.

Pensando en las bestias, nos viene siempre a la cabeza la que es una de las más tormentosas cuestiones que nos podemos plantear cualquiera de nosotros: ¿La Bestia debe morir?.

El protagonista de la estupenda novela La Bestia debe morir del escritor irlandés Nicholas Blake, (el padre de Daniel Day-Lewis), lo tenía muy claro con el tipo que mata a su hijo:

'Voy a matar a un hombre. No sé como se llama, no sé dónde vive, no tengo idea de su aspecto. Pero voy a encontrarlo y lo mataré...".

¿Y nosotros?, ¿lo tendríamos tan claro?.

En próximas entregas, de periodicidad indeterminada, hablaremos de unas cuantas bestias...
Así se caza una bestia:

22 comentarios:

David dijo...

A ver Mr.Lombreeze... No te voy a tirar de las orejas, porque no es plan...
Pero estooo...
En fin...
No he leído la novela del papá de Daniel Day-Lewis, y no sé cómo acaba.
Pero te lo digo ya sin necesidad de que te curres más entradas. En la ficción gozo con el ajusticiamiento de la bestia y con el rollo catártico y todo eso que provocan esas situaciones...
Pero en la realidad, lo tengo muy claro. Obviamente, si justo después de llegas a casa te encuentras a un tío que acaba de matar a tu hijo, esposa o perrito (como al pobre Spence en Furia que decía Lang que esa parecía ser la queja del personaje: "Mataron a mi perrito, mataron a mi perrito" Ja,ja)) pues no sé... Pero No! y rotundamente NO!. La bestia: juzgada y encarcelada.

Qué buena es M. Tengo que volver a verla.
Un saludito.

David dijo...

Por cierto... Y ya que he sacado a colación el peliculón de Furia.
¿No son unos bestias los que tratan de linchar al pobre Spencer Tracy cuando lo confunden con un criminal?
¿No lo es él cuando decide que igual no se presenta al juicio en el que le dan por muerto y así cuelgan a esos tipos (que al fin y al cabo mataron a su perrito)?
La bestia está en todas las personas, como decía Golding en esa entrada que acabo de poner hace poco. Algunos (la mayoría, por suerte, a pesar de que las noticias nos hagan creer lo contrario) saben ponerle límites...otros no. Pero no creo en el asesinato (no es otra cosa) de esas bestias, sino en un castigo y...no sé... es un tema complejo, pero creo que ya conoces mi opinión.

Lughnasad dijo...

¡Qué interesante el tema!
Por un lado tenemos el tema de la venganza. En esa situación estoy totalmente de acuerdo con David, nunca podemos tomar la justicia por nuestra mano, pues nos convertiremos en, exactamente, lo mismo que queremos vengar. Así que, en este caso, la bestia no debe morir, si no que debe de ser juzgada y castigada (y en mi opinión sin usar la justicia extrema, es decir, la pena capital).
Por otro lado, tenemos a una de esas bestias abominables como el tal Adolfo y otros, que en su paranoia de grandeza y justicia universal provocan muerte y desolación a su paso. En ese caso, ¿debemos matar a la bestia antes de que se libere? Como los entrenadores del lunes, es fácil hablar a toro pasado, pero y si nos equivocamos. Esta situación, también me recuerda a La zona muerta, Cronenberg, Walken y King, empeñados en acabar con una bestia potencial.
Saludos.

Lughnasad dijo...

Mierda. Se me olvidó comentar M. Qué inicio más grandioso y perturbador. Qué grandísima película.

David dijo...

Estoy de acuerdo con Lughnasad...Pero en el caso de esas bestias como el tal Adolfo y otros, son muchas veces los demás los que permitimos que suban al poder y acabe la cosa en lo que acaba. Es como aquel ensayo que me leí de "El idiota moral". No recordaba al autor, pero bueno, en la red está todo: De Norbert Bilbeny. Muy recomendable.
Recuerdo cómo incluso a gente como Napoleón (a quien Goethe llegó a idealizar pensando que traería la "buena nueva") acaba encuadrándolo en esa categoría de "idiotas" que arrastran a multitudes hacia la muerte porque.. bueno leeros el libro que lo cuenta mejor y yo lo leí hace mucho.
Y por supuesto, cuando yo hablaba de castigo no me refería a la pena capital... e iba a continuar con la posible reforma o reinserción de la bestia (a veces no puede y no debe ser, aclaro... pero Mr. Lombreeze conoce un caso en el que yo lo consideré justificado. Por favor, no saquemos aquí el tema otra vez (sí, lo he sacado yo, pero bueno, ya me entiendes).
Otro saludo.

Anónimo dijo...

hay mostruos que no deberian ser juzgados con la ley y la razon de las personas,si no con la suya.

David dijo...

-Anónimo: La suya ni es ley y yo la considero más bien sinrazón, ¿es eso lo que hay que aplicarles? ¿la sinrazón de las personas?

Marcos Callau dijo...

¡OOOOOOOOOOHhhhhhhhhhhhhh qué grande Fritz Lang!. Bueno, existen bestias que deberían morir, creo yo. Normalmente todas las bestias que juegan a ser Dios y matan a un ser humano deberían ser castigadas de una manera acorde con los hechos. Pero como el que mata a un asesino es igual de asesino la prisión perpetua puede llegar a ser un buen método.

PEPE CAHIERS dijo...

Sobre los que siguieron a Hitler y el por qué, me remito al memorable discurso de Burt Lancaster en "Vencedores o vencidos".

MrMierdas dijo...

De todos es sabido mi carácter...Mr Lombreeze, me esta probando?1,2,3,4,5,6,7,8,9 y 10, venga ya, la iba a soltar gorda.
A los de la moral, el rollo y las chorraditas de la bestia tú, la bestia yo y la bestia madre que la traigo yo, meter en casa a este hijo de la GRANDÍSIMA PUTA y se lo explicais...

http://www.abc.es/20100824/local-madrid/rafita-201008241250.html

David dijo...

Mr. Mierdas, dándome por aludido, pero sin ningún tipo de mal rollo, que hasta me ha hecho gracia la cantinela.
¿A ése qué hay que explicarle? Además, está más claro que el agua que ni se ha reformado, ni ha puesto límites ni nada de nada a su bestia interior... Así que no sé por qué narices está en libertad vigilada, que ni soy juez, ni me dedico a lo penal.
En todo caso, eso demuestra los fallos de nuestro sistema. Y ojo! con eso no quiero decir que necesitaba quedarse en la cárcel de por vida... estaba claro que ese tipo no tenía que haber salido todavía.
¿Sacamos los casos de todos los delincuentes que han reincidido y los añadimos a la causa y luego pedimos pena de muerte para todos o tratamos de establecer un debate medianamente sensato (que ya es difícil con esto de los comentarios)?
Sin mal rollo, pero la bestia tú, la bestia yo es más cierto de lo que puedas pensar MrMierdas. Por suerte, nosotros le ponemos freno (tú menos en los comentarios, por lo que veo (ja,jua) Es broooma, es broooma.
Un saludo.

MrMierdas dijo...

David, es usted un buen hombre, lo sé y me recuerda en sus comentarios a uno de mis mejores amigos.Sé que este es un tema difícil y que para los JUSTOS como usted, más.Dejenos el tema a la carne de cañón, a la primera linea, a los de la mirada de los 1000 metros.Necesitamos creer en gente como usted y les necesitamos.Entre tanto, ante la duda, muerte a la bestia.

David dijo...

Gracias, Mr. Mierdas por tus palabras, pero no te creas que soy tan justo. De todas formas, y como ya he expuesto más arriba (y no voy a seguir) disiento en lo de muerte a la bestia (sí estoy de acuerdo en el sentido metafórico, claro).
Nuevo saludo.

lunes dijo...

Yo no soy muy de matar nada y menos personicas. Tampoco soy muy de creer en lo acertado (o justo para entendernos)de las leyes y especialmente en su eficaz aplicación. Pero vamos, que citando aquí a la super bestia Adolf, no creo que ningún ser humano JUSTO y objetivo le hubiera puesto perpetua a un hipotético asesino suyo. ¿O sí?¿Qué sentencia dictarían ustedes?

Mr. Lombreeze dijo...

David, léete la novela, es un clásicazo de los buenos. La tienes versión película de Claude Chabrol: Accidente sin huella. Una versión muy particular pero muy interesante.

No voy a currar en más entradas con la esperanza de convencer a nadie de nada, no te preocupes.
Me alegra que lo tengas tan claro. Un tormento menos para tu cocorota. Tampoco estoy haciendo apología de la pena de muerte.
Pero la venganza, la justicia por tu mano o por la del Estado y en qué medida hay que aplicarla y hasta dónde se debe llegar, son unos de los temas más recurrentes e interesantes de la cinematografía mundial. Todos recordamos un montón de escenas sobre este asunto, pero no todos tenemos tan claro como tú si haríamos lo mismo que esos protagonistas o no.
No merezco tirón de orejas alguno.

Sí, son muy bestias los linchadores y luego el propio Tracy.
Furia tiene un final muy malo que fastidia todo lo anterior, (que es excelente, desde luego).

Golding se equivocaba, tú eres la prueba de ello. Tú eres una persona y la bestia no habita en ti.

Mr. Lombreeze dijo...

Marcos, el que mata a un asesino es un asesino, sí, puede ser, pero ¿el que mata a una bestia?, ¿el que mata a un violador asesino de niñas que no tiene conciencia ni remordimientos?, ¿está matando también a otra persona? ¿o a un bicho antropomorfo?.

Mr. Mierdas, a lo peor tienes razón y has dado con la clave. A lo peor el mundo necesita a la gente que se estremece solamente de pensar en la idea de ejecutar bestias, pero todavía necesita más a aquellos a los que no les tiembla el pulso a la hora de ejecutarlas. Precisamente de eso va la siguiente entrega de esta saga.

El razonamiento de Anónimo es impecable. No tiene nada de sinrazón. Luego está el que cada uno lo diluya en su propia dosis de principios morales y éticos. Al principio de la película Irreversible (a la que dedicaremos una entrada porque a película bestia le ganan pocas), un despojo humano dice algo así como que "no hay acciones buenas y malas, sólo acciones" y que "no hay que olvidar la importancia del placer por el placer...". Toda una declaración de intenciones.

Lughnasad, ojo, que no es lo mismo defenderse de un ataque que atacar. Pero comparto contigo los peligros de la caza preventiva de las bestias.

Pepe, Burt Lancaster en la magistral Vencedores o Vencidos, está a punto de convencernos con su emotiva retórica. Afortunadamente se enfrenta a una mente todavía más lúcida, la de Spencer Tracy que, muy acertadamente, le responde que ese horror de matar a millones, ése que nunca creyó que podría llegar a alcanzar esa dimensión, llegó la primera vez que condenó a muerte a un hombre al que sabía inocente.
Siguieron al Führer por amor a la patria, dice Burt Lancaster, pero, una vez más, Spencer Tracy le replica que la patria no es sino la extensión de uno mismo.

lunes, al asesino de Hitler le hubieran calificado de héroe.

David dijo...

-Mr Lombreeze: Primero. Te mereces un tirón de orejas por haber tardado tanto en responder. Macho, que he entrado aquí no sé la de veces y te has hecho de rogar más que... no sé..
A ver. Yo lo tengo claro de un modo racional, pero estas cosas son tan... no sé.... Y yo no lo tengo tan claro, pero tengo claro que los demás sí deben tenerlo también de un modo racional. Y Golding no se equivocaba... yo no soy tan bueno... y también tengo una bestia dentro(una que provocó que una vez alguien se pensara si denunciarme por maltrato... y no bromeo, pero es una historia muy larga y personal como para contar aquí).
El razonamiento de anónimo no es impecable, en mi opinión... Puedes preguntarle a Moñseñor en qué falla. Él, que ha leído muchos tebeos de Claremont te podrá recitar aquello que nos grabó el guionista de "No lo mates, menganito, porque si no te convertirás en lo mismo que él."Y lo de la sinrazón, no digo que su comentario la tenga. Pero sí la de las "bestias", a las que considero que no podemos aplicarles su misma sinrazón.

Por último...Al asesino de Hitler le hubieran calificado de héroe depende el momento en el que hubiera realizado su acción. Por ejemplo, si hubiera sido en una acción bélica (dentro de la guerra), aunque fuera tomándose la justicia por su mano... héroe.
Si al tío le apresaban y le iban a hacer un juicio en el que incluso le condenaban a muerte, pero llega alguien y decide que no quiere esperar... Asesino, tal vez no...pero tanto como héroe... A posteriori tal vez. Como lo de Charlotte Corday, tal vez.
Un saludo.
PD: Y te he respondido por cortesía, pero a tu siguiente comentario ya no lo hago, que es tu blog, creo que mi postura ha quedado clara y prefiero que tengas la última palabra (además, te lo debo, ya sabes por qué (ja,ja).
Y jo! ¿sabes la de lecturas y cosas que tengo pendientes? Son muchas ya...

MonSeñor Gusano dijo...

Bueno bestialmente hablando, cualquiera podemos matar. Así que como bestias que somos, a mi como me hicieran alguna bestialidad o a mis seres queridos... Hostias, las que hicieran falta, pese a que luego me entrasen remordimientos. He dicho.

Mr. Lombreeze dijo...

Pues yo para rato me iba a arrepentir...

Monseñor, tú lo más bestial que has visto últimamente ha sido La Última Cena de Leonardo

David dijo...

Si luego tienes remordimientos, es que no eres tan bestia, Monseñor.
Que bueno, pasaba para decir que se me ha olvidado decir que no dejo más comentarios sobre el tema, pero que leeré con interés lo que tengáis que decir, claro.
Una peli sobre esto que también merece la pena es El dinero de Bresson...o de cómo volverse una bestia.

Lughnasad dijo...

Joder, siento haber desaparecido de esta manera. También siento haber sacado un tema que, por lo que he podido leer, ya ha sido tratado en este blog, no era mi intención crear polémica.
Después de todo lo leído sólo puedo decir que David ha contestado por mi en cada intervención. No tengo nada más que decir, sólo hacer acto de presencia para que no pareciera eso de tirar la piedra y esconder la mano.
Saludos a todos.

Insanus dijo...

Yo soy muy civilizado mientras el Horror está lejos de casa. Con una tragedia personal no sé cómo reaccionaría. Pero si alguien matara a alguno de los míos, lo último que haría sería ir por ahí pegando carteles o encabezar manifestaciones (como esos padres a los que les matan y violan a la hija). Creo que sería más discreto y más eficaz. O no. No lo sé, espero no saberlo nunca.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails