miércoles, 29 de febrero de 2012

Hijosdeputa Peligrosos: El Obispo Hudal y la impunidad de los Crímenes de los Totalitarismos.

Los nazis eran unos hijosdeputa. Esto lo sabemos todos los hombres y mujeres de buena voluntad. Y, lamentablemente, los nazis también eran consecuentes con sus "ideales" que, en cuestiones de política racial, se podrían resumir en que ellos estaban convencidos de que los judíos, los comunistas, los gitanos, los homosexuales y los eslavos eran seres inferiores cuyas vidas no tenían el mismo valor que las de los arios. Un concepto perverso, repugnante y erróneo. Con esa base ideológica y el apoyo de la mayoría de sus militantes y de la población alemana, los mandatarios nazis actuaron en consecuencia y exterminaron y esclavizaron a millones de judíos, comunistas, gitanos, homosexuales y eslavos. Lo dicho: los nazis eran unos hijosdelagranputa pero sus actos eran consecuentes con lo que pensaban sus enfermos cerebros.

Luego están los tipos de la calaña de Alois Hudal, de profesión: Obispo católico, un oficio que, teóricamente, sirve para hacer el bien a los demás.

Dice la wikipedia que el Obispo Hudal era hijo de un zapatero pero en verdad os digo que, en realidad, lo que era es un hijodeputa peligroso (bad motherfucker) que soltó perlas de este calibre:

"La guerra de los Aliados contra Alemania no fue una Cruzada, sino una rivalidad entre complejos económicos en la cual habían luchado para conseguir la victoria. Este negocio usó lemas como democracia, raza, libertad religiosa y cristiandad como anzuelo para las masas. Por todas estas razones después de 1945 me sentía obligado a dedicar todo mi trabajo de caridad principalmente a antiguos Nacionalsocialistas y Fascistas, especialmente a los así llamados "Criminales de Guerra". Agradezco a Dios que me permitiera visitar y confortar a muchas víctimas encarceladas o detenidas en campos de concentración, ayudándolas a escapar con papeles falsos."


En contra de lo que la mayoría de la gente piensa, el revolucionaro mensaje de Jesucristo no es "ama a tu prójimo" donde prójimo = tus seres queridos (es que hubiera sido una obviedad boba), sino "ama a tu enemigo", que es una de las estupideces más gordas que se han soltado en los últimos 2000 años de pensamiento mediterráneo pero que, reconozcámoslo, se encuentra ideológicamente en las antípodas del pensamiento nacionalsocialista.

De todas las víctimas que padecieron la maldad y la injusticia que campó a sus anchas en Europa durante la WWII, el Obispo Hudal decidió ayudar a las "víctimas" de la desnazificación alemana: a los nazis. Y yo me pregunto, ¿a quién ayudaba Alois Hudal?, ¿a su enemigo?, ¿a su prójimo?. Y yo os respondo: a sus semejantes (los hijosdeputa).

Finalizada la WWII
los Aliados comenzaron a perseguir a todos los responsables nazis que habían conseguido escabullirse de las patrullas militares. El propósito era darles caza y hacerles responder ante la Justicia por todas las barbaridades que habían cometido contra hombres, mujeres y niños, o sea, contra la Humanidad. Europa ya no era un lugar seguro para esta panda de locos asesinos que se vieron obligados a buscar refugio en la impunidad que les ofrecían las dictaduras bananeras de América del Sur y de los países árabes de Oriente Próximo.

Algunos hijosdeputa nazis se libraron del linchamiento público que se merecían porque los norteamericanos y soviéticos les encontaron útiles para tal o cual tarea científica. El caso más famoso fue el del ingeniero alemán Wernher Von Braun, un nazi hijodeputa pero útil. Al menos sabía algo sobre fabricar cohetes. Que se lo pregunten a los 50.000 esclavos que trabajaron para fabricar los Cohetes V durante la WWII o a los 7.000 británicos que murieron "gracias" al genio destructivo-creador del alemán. Yo hubiera preferido que los aliados hubieran atado a Von Braun a la punta de uno de sus cohetes y lo hubieran lanzado sobre el Polo Norte aunque a la Humanidad le hubiera costado 10 añitos más llegar a la Luna. Total, para lo que encontramos allí. Pero bueno, estas injusticias fueron daños colaterales de la doble moral que los vencedores tuvieron que usar, todavía con más desvergüenza, al comienzo de la Guerra Fría. Nos da asco, desde luego, pero podemos llegar a entender el pragmatismo que se esconde tras estas decisiones político-estratégicas tan repugnantes.


Pero Alois Hudal.., joder con Hudal... ¡¡¡Que era Obispo!!!. Se supone que su Reino no era de este Mundo.

Alois Hudal no se limitó a reconfortar espiritualmente a los fugitivos nazis
, a darles la extrema unción o a cualquier otra de las supersticiones que practican y predican los católicos. Llegar hasta ese punto hubiera sido coherente con la "filosofía" cristina. Pero no, qué va, eso no era suficiente para un alma como la suya, tan entregada a los demás. Hudal participó activamente en la creación de rutas de escape seguras (las famosas "Ratlines" o "Líneas de Ratas") para facilitar la huída de los genocidas hacia los mencionados paraísos sudamericanos (Argentina, Paraguay, Chile, Brasil...) usando su prestigio obispal para impresionar a las autoridades de la Cruz Roja (al estilo Urdangarín) y conseguir para los asesinos visados y pasaportes expedidos por esta organización humanitaria. Qué ironía. Y es que a ver quién era el valiente que iba a poner en duda el aval de todo un señor obispo católico. Un obispo católico que demostró, una vez más, tener muy poca fe en su propia fe pues se esforzó más en salvar los cuerpos que las almas de sus amigos nacionalsocialistas.

¿A quién "salvó" el Obispo Hudal?. A ver qué les parecen estos cuatro ejemplos:

* Franz Stangl. Comandante del Campo de Exterminio de Treblinka. 900.000 asesinatos.


Hudal le ayudó a huír a Siria. Felizmente Stangl fue, años más tarde, arrestado en Brasil y condenado a muerte en 1970. La palmó en la cárcel de un ataque al corazón. Happy End.

* Eduard Roschmann, "El Carnicero del Gueto de Riga". 50.000 asesinatos. Roschmann murió, supuestamente, en Paraguay en 1977. El cazanazis (qué gran oficio) Simon Wiesenthal nunca lo creyó.

* Joseph Mengele, "El Angel de la Muerte de Austchwitz". No necesita presentación. Murió en 1979 en Brasil. Se ahogó en el Atlántico mientras nadaba. Tenía 68 años.

* Adolf Eichmann, responsable de "La Solución Final", o sea, el plan de exterminio de los judíos europeos. Huyó a Argentina donde permaneció hasta 1960, año en que el fue abducido por el Mossad israelí que lo llevó a Israel para ser juzgado. Eichmann fue ejecutado y colgado hasta morir en 1962 en la que fue la culminación de uno de los actos de justicia más publicitados del siglo XX. Happy End.

Por supuesto los Católicos siguen diciendo hoy día que el Vaticano no sabía nada de las actividades de Hudal y que su caso es algo excepcional. El buen obispo incluso sigue dando nombre a una congregación que tiene blog. En serio. Es éste. Simon Wiesenthal (que llamaba a Hudal el "Obispo Negro") no estaba tan seguro del supuesto desconocimiento papal e investigaciones más recientes parecen concluír que algo olía a podrido en el Vaticano. En cualquier caso, la triste noticia es que Alois Hudal murió en su cama en la ciudad de Roma a los 78 años de edad.

¿A qué venía todo esto que he contado?. Ah, sí. Que resulta que Garzón ha sido absuelto por el Tribunal Supremo del delito de prevaricación del que le acusaban por esa manía suya que tiene de investigar lo de los muertos de las fosas comunes de nuestras cunetas.
Si Simon Wiesenthal levantara la cabeza...

Pavel Haas también era hijo de un zapatero pero, además, era judío y músico. En 1941 fue deportado al campo de concentración de Theresienstadt (norte de Praga). Allí compuso hasta 8 obras incluyendo una ópera: Bundibár. También creó la música que vamos a escuchar ahora: un estupendo Estudio para Cuerdas de 1943. Un año después falleció en Auschwitz, el mismo campo de concentración en el que murieron Santa Teresa Benedictina de la Cruz y San Maximiliano Kolbe...

10 comentarios:

Mothman dijo...

Crudo y real como la vida misma. Un jarro de despertares sobre lo que se intenta dormir con gran esmero, tejiendo los descosidos de ese intentar olvidar que desespera... Es dicho que olvidar la historia es condenarse a repetirla… pues que se oiga a los cuatro vientos, sin vítores ni cantadas, pero que se oiga alto y claro. Gran entrada

Un abrazo

fiona dijo...

Joder, joder, joder...es que no pensarías que el obispo se iba a mezclar con zarrapastrosos y pobres, que él tendría un nivel, se tenía que relacionar con Comandantes, médicos...algo esperaría sacar a cambio, que no? HIJOS DE PUTA TODOS.

Ya me he puesto de mala hostia.

Cosas como éstas son las que te hacen perder la fe, pero no la fe en Dios, que ya parto de cero, sino la fe en la especie humana.

1besico!

PEPE CAHIERS dijo...

Para estos tipos es una lástima que no exista ese infierno con el que tanto han amenazado a la largo de la historia.

Tripi dijo...

Siendo hijos de ZP no me extraña que fueran unos hijos de puta.

Hola Lombri.

Creo yo que los alemanes -los actuales- siguen siendo tan nazis como los de hace medio siglo, aunque ahora han cambiado la tiranía de los campos de concentración por la de los mercados. El nazismo nunca hubiera arraigado si los alemanes no hubieran tenido esos genes trastocados. Y la genética es algo que no se cambia. Además, las alemanas no se depilan.

El obispo era un puto cerdo.

Saludos, Jefe.

charlie furilo dijo...

Inmenso post, profe. Pero no estoy de acuerdo en una cosa. El ínclito Hudal no era semejante de los que salvó. Era muchísimo peor. Si ayudó a escapar de la horca a esos hijosdeputa, él era un grandísimohijodelagranputa. Se echó a la espalda y sobre su conciencia, como si tal cosa y tan ricamente, todos los miles de muertos causados por esos 4 angelitos y muchos otros.

Algún día he de contar en "Blitzkrieg!!" el papel de la Iglesia Católica durante la WW II respecto al nazismo. Pero solo de pensarlo se me revuelve el estómago.

Saludos!!

Mr. Lombreeze dijo...

Mothman, olvidar.., pasar página.., cerrar heridas.., ¡¡¡me cago en esos putos eufemismos!!!. ¿Cómo que olvidar, pasar página y cerrar heridas?, eso solamente lo pueden hacer las víctimas si así les place, les conviene o si eso ayuda a su espíritu a superar la tragedia. Pero la Justicia no puede permitirse esas licencias poéticas. La Justicia ni olvida, ni pasa página ni debe amnistiar a asesinos, bajo ningún pretexto. Les podemos conceder una engañosa tregua pragmática: una amnistía, para que se queden tranquilos y guarden sus fusiles. Y a los 10, 20, 30 años, cuando los asesinos ya son viejos y débiles y están desamparados, -como lo estaban sus víctimas-, se les dice que de amnistía nada y que tienen que responder por esos 1, 5, 10, 15, 20, 20.000 ó 100.000 hombres, mujeres y niños a los mataron a sangre fría. Y si hay que condenar a un muerto, pues se le condena. Y yo hoy condeno al Obispo Hudal.

Mr. Lombreeze dijo...

Fiona, perdón por ponerte de mala hostia. Pero nooooooooooooooooo, ¡¡¡no pierdas la fe en los humanos!!!. Hay más ejemplos de actos heroicos que de hijoputadas (tienes un ejemplo si le das al link del santo que murió en Auschwitz, también católico). Recordar las atrocidades no debe servirnos para descreer sino, simplemente (y no es poco), para recordar que lo más importante en este planeta es LA JUSTICIA. Esa creo yo que debe ser la moraleja. Y la Justicia no caduca.

Mr. Lombreeze dijo...

PEPE C, y ¿sabes qué?, ellos, en el fondo de sus corazones, saben que no existe. Ni tampoco el Cielo, por eso actúan tan apegados a la Tierra como el más descreído de los ateos. Un Papa creyente de verdad durante la WWII hubiera dicho sin tapujos algo así: "Católicos del Mundo, las actividades de los nazis van en contra de casi todos los mandamientos de nuestro Dios. Yo, el Papa, los condeno. Cualquier católico que se haga nazi será inmediatamente excomulgado". Todo lo que no fuera esto fue tibieza, politiqueo, cobardía y miedo a que invadieran el Vaticano con tanques. O sea, todo mundanal. Lo que demuestra, una vez más, que en el paraíso no cree ni el papa.

Mr. Lombreeze dijo...

@Tripi, prefiero que los alemanes me esclavicen utilizando los "mercados" a que me internen en un campo de exterminio en el que debido a mi sobrepeso iría viendo morir antes que yo a todos mis seres queridos. De todas formas no está mal recordar las grandes fortunas que muchas marcas alemanas muy conocidas hicieron durante la WWII a costa de usar esclavos como mano de obra: BMW y Hugo Boss lo han reconocido muy recientemente. No les ha quedado otra tras conocerse las conclusiones del historiador Joachim Scholtysek. La Alemania de Hitler empleó unos 20 millones de esclavos en sus fábricas alemanas. Las firmas que sobreviven han repartido casi 5.000.000.000 de euros en concepto de indemnización a más de 1´5 millones de ellos. Eso se llama Justicia. Y Hitler y Hugo Boss hace mucho que murieron

Mr. Lombreeze dijo...

@Charlie furilo, como he dicho antes, la única postura que en mi opinión la Iglesia Católica podría haber adoptado frente al nazismo si los católicos fueran coherentes con sus ideas es la de la condena absoluta, clara y sin tibieza al nazismo y a todos los nazis. Y la excomunión inmediata de todos los católicos afiliados o partidarios del partido nazi. El resto son mandangas y justificaciones de beatos. ¿A qué tiene que tener miedo en esta vida alguien que cree en una vida, en una recompensa en el más allá por las buenas acciones, en un paraíso?. A nada. ¿De qué tiene que tener miedo un Papa si actúa regido por sus diez divinos mandamientos?. A nada. ¿A qué tuvo miedo Pio XII?, ¿a que lo mataran?, ¿a que los nazis invadieran el Vaticano?, a que bombarderan la Capilla Sixtina?. no me jodas, menudo creyente de habas. ¡¡¡Me cago yo en la puta Capilla Sixtina si con su destrucción salvo la vida de una sola persona!!!. Esto lo contó muy bien Frankenheimer en "El Tren". Cuenta, cuenta, que hay donde rascar. Y ojo, que todos ya sabemos que existieron muchos católicos que se comportaron admirablemente. Pero no sé si se puede decir lo mismo de Su Iglesia

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails