Bienvenidos a De Gusanos y Lombrices. La mecánica del corazón no puede funcionar sin emociones.

lunes, 27 de febrero de 2012

Un ateo (yo) en defensa de El Árbol de la Vida. Lo que nos faltaba por ver...

Tras los ataques de los comentarios de David y MrMierdas (cuasi en comandita) contra la controvertida y hermosa película El Árbol de la Vida (2011, Terrence Malick), me veo en la obligación de responder a estos dos amiguetes y, de paso, defender los valores que yo sí encuentro en el último trabajo de este realizador, un tipo que parece ser más rarito que un perro verde. Pero esa es otra historia.

Lo primero que hay que dejar claro es una certeza que creo que es más que obvia y sobre la que todos los que hemos visto la película estaremos de acuerdo: El Árbol de la Vida es una película que está narrada de forma que sus imágenes admiten numerosas interpretaciones. Muchas más que las que admiten la mayoría de las creaciones artísticas.

Pero solamente dos de ellas podrían considerarse como exactas:

1.- La interpretación que nos diera Dios, que es un ser infalible.

Pero como Dios no existe, la única que nos queda es...

2.- La interpretación de Terrence Malick, que es el creador de la obra y el que ha decidido narrarla de una forma no explícita. Pero aunque Malick es un señor que sí existe (eso dicen) dudo mucho que alguna vez nos explique qué significan cada una de las escenas de El Árbol de la Vida porque, como ya he dicho, es un tipo más raro que un perro verde y, además, creo que su intención era dejar esa posibilidad abierta a la mente de cada espectador que es exactamente el mismo principio que aplicó Stanley Kubrick para su 2001, Una Odisea del Espacio. Esta peculiaridad es la que hace más similares, en el fondo, a estas dos grandes películas (lo de los planetas es una similitud mucho más superficial).

Hay otro asunto que también creo que es importante aclarar: no es lo mismo Religión que Espiritualidad, aunque se parezcan. Por eso nunca podrá ser lo mismo El Árbol de la Vida (se interprete como se interprete) que Ordet (1955, C. T. Dreyer) porque en Ordet ***SPOILER*** ¡¡¡sale un señor cristiano que resucita a una muerta!!!***FIN DEL SPOILER*** y eso no es interpretable, eso es propaganda Reformista. Y es por ello que odio Ordet, como ya dije aquí.

Así y todo, yo, que no soy sospechoso de ser creyente, ni siquiera comparto no ya las interpretaciones religiosas sino tampoco las místico-espirituales que muchos hacen de El Árbol de la Vida. ¿Y por qué no las comparto?. Pues precisamente porque no soy religioso ni tengo tendencias hacia lo espiritual o lo místico. Yo miro la película con el color de los cristales de mis gafas. ¿Estoy desvirtuando el mensaje de Malick lo mismo que el fotón desplaza la posición del electrón heisenbergiano?. Y yo que sé?!?!?. Pregúntele a Terrence Malick; él es el único que puede responder a esta cuestión.

Resumiendo: El Arbol de la Vida posee muchos momentos abandonados por el autor a la interpretación personal de cada espectador. Eso puede molestar a todo aquel al que le guste que le den todo bien mascado (ojo, no es un reproche porque me parece una exigencia del público hacia la obra del artista tan respetable como cualquier otra). No hay una interpretación correcta del mensaje de El Árbol de la Vida salvo que venga Malick y nos diga "sois unos obtusos, lo que yo he querido decir es exactamente ESTO" pero, como ya he dicho, no creo que esto vaya a suceder.

MrLombreeze observa cómo su querida mami quiere más a MrMierdas.

Hoy no voy a ser tan prepotente como para decirle a nadie que no ha entendido la película de Malick (hoy no, otro día igual sí), pero lo que sí voy a decir es lo que yo entendí y, para no hacer un post larguísimo , me voy a centrar, muy brevemente, en los dos o tres puntos más polémicos.

El Universo y la Naturaleza son ambientes hostiles, violentos y peligrosos para el ser humano. Esto es así. Ya nos lo dijo Darwin pero todavía antes nos lo había adelantado la Biblia cuando nos contó aquello de la expulsión del Jardín del Edén (la "chufa" divina). Y una de las obligaciones de los padres es advertir de estos peligros a sus hijos y, si es posible, enseñarles también a lidiar con ello.
El Árbol de la Vida comienza con esta cita de la Biblia: "¿Dónde estabas tú cuando Yo fundaba la Tierra?". ¿Ven ustedes religión en esta cita bíblica inicial?, pues yo no. Yo veo la respuesta de un padre defendiendo sus actos de los reproches de un hijo cabreado que no le entiende del todo. "¿Por que sufro?", le preguntó Job a Dios, y Dios le respondió con la cita del inicio de la pelicula al estilo "¿pero quién eres tú para pedirme cuentas a mí que te he dado la vida y todo lo que tienes?", lo mismo que muchas veces nos hemos podido preguntar "¿para qué cojones me trajeron mis padres a este mundo si ni siquiera pueden comprarme una Playstation?". Mi padre podría responderme "¿Dónde estabas tú cuando pedí el primer préstamo para el traspaso del primer negocio que tuve?". Al papá de la película (Brad Pitt) se le ha acusado de tirano pero les confieso que es algo que yo no veo por ninguna parte. De hecho, creo que es uno de los padres más ejemplares de la Historia del Cine. Y creo que queda demostrado que el personaje de Sean Penn (el adulto del niño y alter ego de Terrence Malick) también piensa lo mismo.

¿Dónde "estábamos nosotros" cuando se "fundó" el Universo y la Tierra?. En ello están los físicos y astrónomos de nuestros días. Pero ya no se lo preguntan al Cielo, sino a la Tierra o, mejor dicho, a lo que hay bajo tierra: el acelerador de partículas del CERN.

¿Por qué eligió Malick una cita bíblica y no una del Corán o de algún otro libro no sagrado?. Ni idea, puede que le movieran los mismos motivos que a Quentin Tarantino cuando puso versículos bíblicos en boca de Jules. O quizás es que Malick emplea las referencias culturales del Texas de su infancia que, casi seguro, son influencias cristianas (el personaje de la madre así parece confirmarlo). En cualquier caso, esta elección no me predispuso contra la película. Es más, la encuentro muy lírica (y yo os pregunto "¿dónde estabáis vosotros cuando abrimos este blog?").

¿Para qué sirven los dinosaurios de la película?, ¿a santo de qué los mete Malick?. ¡Y yo qué sé!. Pero aquí tienen lo que significa para mí (tras el segundo visionado, en el primero no me dio tiempo a pensar nada sobre este punto): puede simbolizar el nacimiento de la conciencia, de la moral. ¿Es por ello que el dinosaurio depredador perdona al otro, al que está herido?. Pudiera ser. Y también pudiera ser que Malick no eligiera primates para no aparentar tantas semejanzas con la obra kubrickiana. Bonus track: mostrando dinosaurios, Malick les da un guantazo a los creacionistas, no se vayan a pensar que es un fanático de esos que creen en la literalidad de la Biblia. Recuerden que en Texas y en los USA hay muchísimos tarados de esos (si quieren reírse de ellos pueden visitar una esperpéntica web que se llama creacionismo.net).

Sin duda la escena que, a priori, puede provocar más aversión entre nosotros, los ateos materialistas, es la escena final. ¿Qué es lo que estamos viendo?, ¿El Paraíso?, ¿la imaginación de Sean Penn?, ¿El final de Perdidos?... Cada uno la interpretará según sus propias convicciones y creencias que es exactamente lo mismo que pasaba en 2001 (algunos creyeron ver a Dios en el monolito y los extraterrestres). Y es que siempre habrá gente que querrá creer. Yo no soy uno de ellos pero compruebo que muchos de ustedes sí.., ¿es que son ustedes de los que ven Señales?.

Yo no vi ningún Creador al comienzo de la película sino que vi el Origen del Universo, ese que Hawking dice que se creó a sí mismo de la nada porque existe una cosa que se llama Ley de la Gravedad. Tampoco vi ningún Paraíso aka Reino de los Cielos aka Vida después de la Muerte en el final de la película sino que vi el anhelo de un hombre por reencontrarse con todos los seres queridos que ya no están a nuestro lado (los muertos y los vivos que ahora pertenecen a nuestro pasado, que es como la muerte de una parte de nosotros), el deseo de volver a abrazarlos, a tocarlos, a olerlos, a verlos y de decirles cuánto sentimos no haberles dicho a tiempo lo mucho que los amábamos o cuánto deseamos que sepan que les perdonamos por todas esas ofensas que un día creímos haber recibido de ellos. Esto es lo que yo creo que me dijo Malick. Y ese anhelo suyo lo comparto. Por eso me parece una película tan emocionante. A mí me encajó todo a la primera.

Repito lo que dije en su día: El Arbol de la Vida es una película que no es ni magistral ni incomprensible. Es hermosísima.
Puede que para el Universo la vida de un ser humano signifique menos que nada pero, para mí, la vida de mi hermano significa más que un millón de universos juntos. Si yo supiera hacer cine y quisiera expresar esta idea en una pantalla hubiera rodado una película como El Árbol de la Vida.

31 comentarios:

David dijo...

"Si yo supiera hacer cine y quisiera expresar esta idea en una pantalla hubiera rodado una película como El Árbol de la Vida."... Pero me da que a tu hermano no le habría gustado (y a mí, tampoco; Mr.Mierdas, está apelando al lado emotivo para ganarte a la causa; no caigas!!!).
Y bueno, esta es tu interpretación...
Yo no voy a insistir, pero no lo veo tan claro como tú (es una película para interpretarse, ¿no?)... y es que no es lo mismo poner a Samuel L.Jackson a recitar versículos del libro sagrado con una pistola en la mano y en una película como Pulp Fiction, que en esta película.
Mira... ayer mismo, en unas definiciones breves (en plan coña) que se marcaban en un blog (Spaulding's blog) encontraba esto sobre esta peli:
"El Árbol de la Vida: Un padre intolerante y su familia, a pesar de la amarga vida que llevan, acaban creyendo en Dios a golpe de documentales del National Geographic."
The artist la define así:
Un tipo que se niega a hablar y su fiel perrito saltimbanqui se enamoran de una tía que no calla y baila claqué.
Y me hizo más gracia la de War Horse (voy hoy salvo imprevistos): Un niño y un caballo enamorados deberán romper su noviazgo al explotar la 1ª Guerra Mundial.

Pero más allá de las coña, fíjate, otro que se encuentra con el mensaje religioso.

En fin... que sigues sin convencerme... pero bonito esfuerzo (no hacía falta; la entrada sobre la peli era más bonita todavía).
Buenos días.

fiona dijo...

Ufff, estoy de acuerdo con David y MrMierdas, más allá de lo de las ideas religiosas (que yo tampoco veo, ahí coincido contigo) me parece un rollo, y se puede filmar la idea de mil maneras mucho más emocionantes y hermosas, para mí claro, que ésta.

Ahora...ayer vi Hugo y joder, no llego a la pesadilla de tu mujer, pero vaya rollaco...la niña-niño ésa me parece lo peor que he visto en tiempo...y encima le han dado mogollón de Oscars de sonido y efectos visuales y mierdas. Asco.

1besico!

MrMierdas dijo...

Yo ahora mismo me he echado a llorar, no puedo hablar...

Te está pasando como Clint, te haces mayor maaaaaaño!!!
Gran post y demasiado esfuerzo para un "agitador" como yo, pero creo que complementa a la perfección el post original sobre el film de Malick, te lo habías dejado en el tintero...

Te debo 50€... Como lo interpretaría esto Malick?

Angel dijo...

Cagondios!!!! que post más grande!!! por algo este es el mejor blog de la blogosfera sin ninguna duda...
YO entendí la película de Malick como un intento de respuesta la pregunta universal del sentido de la vida...Si Woody Allen acaba siempre con la conclusión de que la vida no tiene sentido porque al final te mueres, para Malick la vida tiene sentido, desde el principio de los tiempos en el amor, en la compasión...quizá por eso el tema de los dimosaurios...yo si le veo cierto componente religioso, aunque debería volver a verla otra vez y reflexionarla para ver si efectivamente confundo religiosidad con espiritualidad....
y de todas maneras yo creo que lo más importante de la película no es ni siquiera nada de lo que estamos hablando sino la poderosa capacidad de evocación que posee, que nos lleva a otros tiempos, a otros días, mejores o peores...y de eso ya hablaste en tu anterior post sobre la peli.

Tripi dijo...

Haces una pareja cojonuda con Audrey, sin duda.

Hola Lombri.

No he visto la peli, pero suena bastante lentorra y trascendental. No creo que la vea, ya sabes que mis gustos van por otros derroteros.

Saludos, follador.

Lorenzo Miró dijo...

Todavía no la he visto. Me resisto. Precisamente con articulos como el tuyo. Porque aunque a tí te haya gustado, otro descreído y ateo como yo puede verlo como un coñazo.

Y es como dices, cada uno lo ve según las dioptrias de sus gafas...

Si la veo, será después de una buena siesta, ya sabes porqué.

Saludos

Ferre dijo...

Estoooo, buenoooo, pueeeeesss... "El árbol de la vida" es un rollo, un muermo. Los 20-30 minutos que la aguanté me parecieron eternos. Lo siento, pero ni me parece hermosa ni nada de nada. Para imágenes hermosas me pongo "Human Planet" y santas pascuas.

Saludos,

Ferre

PD: "2001" en cambio me parece una maravilla, pero es que su historia me parece apasionante, mientras que la de "El árbol de la vida" me resulta insulsa.

Mr. Lombreeze dijo...

@David, pero, ¿cómo no le iba a gustar a MrM una peli hecha por su tato?, qu te crees, que tiene horchata en las venas?. Jajajaja.
El que ve a Dios en esta peli es porque quiere verlo.
El día que mi hermano no se deje llevar por las emociones, por los sentimientos, no ya en el cine sino en todas las parcelas de su vida, se comerá una hostia de su tato mayor (y será la primera).
Fíjate más abajo en el comentario de fiona, ella tampoco vio Señales... Por ejemplos, que no quede.
Que cada uno interprete la película como le salga de los mísmisimos pero, como dice el amigo Angel, "ahí les dejo mi retrato".

@fiona, sigues siendo una de las mentes más lúcidas que visitan este blog. Dios te bendiga. Tu opinión sobre El Arbol de la Vida es impepinable.
No me gusta decirte esto sobre Hugo pero... "¡¡¡Te lo dije!!!" jajaja. Bueno, en serio, pues oye, siento que no te gustara Hugo, claro.
Jajjaja, es verdad que el niño parece una nena. Y la chica es un poco machorro, por cierto.

Mr. Lombreeze dijo...

@MrM, claro, es que para eso he hecho el post, para que te emocionaras y pagaras por meterte con tu hermano mayor. Y eso que la primera versión del post me quedo todavía más sentimental, pero tampoco quise pasarme con un débil mental como tú.
Con este post quiero que entiendas por qué me gustó tanto El Arbol de la Vida, es que viéndola te vi a ti, al papi, a la mamma, a las tatas.., en fin, ya sabes, esas cosas.
No te preocupes, te juro que si tengo la desgracia de que tú o cualquier otro ser querido la palméis antes que yo, en vuestro lecho de muerte os voy a mentir muchísimo y os voy a decir cosas como "hasta lueguito, nos vemos dentro de muy poquito en el Paraíso donde todos estaremos otra vez juntos y seremos felices para siempre. Hasta lueguito...". No voy a ser tan joputa de recordaros que el universo es frío, vacío y está casi muerto.
En cuanto a lo de los 50 euros que me debes (cabronazo) creo que Malick hubiera utilizado artrópodos para expresar esta idea de la deuda monetario-fraternal. Una araña llamada Abel contra un escorpión llamado Caín.

Mr. Lombreeze dijo...

@Angel, después del piropazo que me has dedicado.., qué quieres que te responda... ¡pues que tienes más razón que un santo! y que suscribo todas tus palabras.
Yo por religión me estoy refiriendo a las doctrinas de las religiones organizadas, a las mayoritarias, las de los profetas y las normas a seguir para alcanzar el Cielo. Si abrimos el abanico de definiciones, religión puede acabar significando cualquier cosa y pareceremos jipis de esos que se piensan que todo es sagrado: desde una piedra a un alacrán.
Angel, que sepas que tu vida me importa más que la de 1.000 universos.
El "cagondios" introductorio es como el Big Bang de Malick: deja claro que creer en dios, lo que se dice creer en dios, mucho no crees... jajajjaa.

fiona dijo...

Sé que me lo advertiste y lo hice por mi cuenta y riesgo porque ya la tenía descargada...pero no pasa nada, luego me vi El maquinista de la General y lo arreglé ;)

La niña-niño del que hablo es ella. Machorro es poco.

1besico!

Mr. Lombreeze dijo...

@Tripi, efectivamente, es lentorra y trascendental, aunque también va de follar (en cierto sentido)

@Lorenzo, bueno, no está de más ser precavido, desde luego. Y lo que está claro es que es una película diferente. Aunque no sea una comparación muy exacta si que me aproximo si te digo que es como ver 2001, pero claro sin FX... Eso sí, 2001 le da 100 vueltas.

Mr. Lombreeze dijo...

@Ferre, no lo sientes. Eres la personificación de que un alma de contrastada y demostrada sensibilidad artística puede no sucumbir a los encantos de esta película.
Al menos me queda el consuelo de que estoy seguro de que la bso sí que te gustó... a qué sí?.

2001 es que es una de las 5 mejores películas de la Historia del Cine. Así de claro.

Mr. Lombreeze dijo...

@fiona, ah, es que el niño también parece una nena.
Pues nada, quedo a la espera de tu post sobre El Maquinista de la General...

PEPE CAHIERS dijo...

Me da pereza verla, es que la belleza plasmada en imágenes me cansa, pero tendré en cuenta su opinión. No hay que darle demasiadas vueltas, incluso para un ateo puede resultar interesante la religión, sea o no la interpretación de la película. Aquí tiene a un ateo que en semana santa se programa un ciclo de cine religioso. Algunos pensarían que es un debilidad por la cual puede penetrar el sentimiento religioso, pero es solo puro divertimento.

redrum dijo...

Pues mi opinión ya la conoce, pero la repito: no solo es la mejor del año pasado, sino que probablemente es la mejor de lo que llevamos de siglo.

Totalmente de acuerdo con la entrada, menos con una cosita: la interpretación no es propiedad exclusiva del autor, precisamente porque interpretar no significa decodificar.

Ya no hablo de que Malick sugiere más que cuenta, sino de la tendencia a buscar mensajes cerrados y claros cuando la experiencia individual es la única respuesta válida.

Con esta peli entiendo mucho más el "no me gustó porque me aburrió" que el "no me gustó porque no la entendí".

Un abrazo, crack!

Angel dijo...

"que sepas que tu vida me importa más que la de 1.000 universos"...madre mía...con semejante frase uno no puede evitar emocionarse!!!
Una cosa sobre lo que dice Redrum, sobre la interpretación y si es exclusiva del autor o no...yo creo que si el autor da explicaciones obviamente para mi es la que vale, cuando el autor es como Malick que calla como una puta, pues cada uno que extraiga sus opiniones, que variarán en función de su educación, su experiencia...

alvaro dijo...

Comparto contigo Mr. Lombreeze, el
"Arbol de la vida" es una película hermosisima y también creo que Terrence Malick es un ser raro en el ambiente hollywoodense. A mí me conmovió y me llevó por sensaciones y pensamientos muy interesantes, me dejé llevar por sus poéticas imágenes que me movilizaron recuerdos de mi niñez. Además pienso que no es necesario explicar o intelectualizar tanto... uff la vida no es solo eso, por lo menos para mí es también silencio y no encontrar explicaciones para las cosas que nos pasan. El final de la pelicula está excelente (expresión de deseo, paraíso, fantasía, qué más dá lo que a cada uno le guste o no)

Excelente blog.

Mr. Lombreeze dijo...

@PEPE C, qué me dices?, cómo que te cansa la belleza plasmada en imágenes?, hombre, yo también prefiero las tías de verdad..,
pero para ver el origen del universo por ahora me tengo que conformar con las imágenes de Malick ;).
Si la religión interesa a alguien, ya te digo yo que es antes a los ateos que a muchos que se consideran religiosos.
No tengo nada contra la necesidad espiritual de cada cual, yo no la tengo pero entiendo que haya mucha gente que se reconforte en según qué creencias personales o colectivas. Lo que no tolero es que un grupo de iluminados me digan lo que tengo que hacer basándose en algo que les ha dicho un dios solamente a ellos. Si tengo que elegir una religión me quedo con la mitología griega o nórdica, que es más cachonda.

@redrum, vale, pero hay autores envían su mensaje de manera inequívoca para que el espectador interprete lo menos posible y capte exactamente la moraleja que quiere mostrar. Por ejemplo, el puto Ordet y todo el cine de denucia y/o propaganda. Pero bueno, que estamos de acuerdo en el concepto que expones. Ahora bien, como dice Angel, si mañana entrara a comentar esta entrada Terrence Malick y nos dijera "las imágenes del final son el Paraíso que estoy convencido que existe tras la muerte". ¿Qué haríamos?, pues tragarnos nuestras palabras.
Creo que al final de Vencedores o Vencidos, Stanley Kramer, por boca del personaje del juez que interpreta Spencer Tracy, deja muy poquito a la interpretación del espectador cuando suelta la moraleja de la película. Sin embargo, cuando veas la magistral "Una separación"... a ver quién tiene cojones de decir quién ha actuado 100% bien o 100% mal.

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias por tus palabras alvaro y me alegro de que te haya gustado el post. También a mí me sirvió esta película como madalena de Proust para recuerdos de mi infancia. No sé, a lo mejor hay que ser ya un poco viejo para apreciarla, jejeje. Coincido contigo en que yo, además, encuentro en la película una belleza estética que hace que sea posible disfrutarla sin entender muy bien lo que creemos que se nos está contando o incluso, como bien dices, sin ni siquiera esforzarnos en hacerlo y simplemente dejándonos llevar por las imágenes. Esto me sucedió la primera vez que vi 2001. Yo era muy pequeño y no entendía nada de lo que se me contaba pero la película me cautivó. Eso sí, reconozco que gran mérito de esta primera, superficial y grata impresión de estas dos películas lo tiene, en gran parte, la música clásica que acompaña sus imágenes.

redrum dijo...

¿Adivina? No estoy de acuerdo.

Si el mensaje se presenta claro y meridiano en la obra, me parece perfecto, pero cuando se apela a la participación del espectador se asume que ese mensaje ha de completarse en el espectador.

Que luego diga lo que quiera el director, que a mí me dió margen a interpretar (ojo, que no es lo mismo que descifrar). Otra cosa es buscar verdades del director en su obra, etc.

Angel dijo...

MrL...has visto cómo se ha vuelto Redrum? hasta discutiría al propio autor el significado de su obra!!!
Madre mía tanto cine se nos está volviendo un quijote

redrum dijo...

Claro que la discuto... mis videos raros he hecho y la gente ha sacado sus propias interpretaciones. Yo tengo la mía, pero acepto que, al no cerrar un mensaje, el espectador interprete lo que le salga de las narices, y su interpretación es tan válida como la mía.

Qué obtusos son ustedes los mayores :D

Mr. Lombreeze dijo...

@Angel, de verdad que, como puedes comprobar, no tuve ni tengo palabras para responder a ese último comentario de redrum. Eso es ya una cinefilia equivalente a la la física teórica: hace falta conocer un lenguaje que yo no domino. Esto es como lo del Gato de Schrodinger, que en teoría no está vivo ni está muerto... De todas formas a mí redrum me sigue pareciendo un tipo muy atractivo, aunque un pelín flaco para mi gusto.

Mr. Lombreeze dijo...

@redrum, ¡¡¡no seas faltón!!!, yo no soy obtuso, soy opaco.
Yo también acepto todas las interpretaciones que haga el espectador de los mensajes que se dejan abiertos. Y hay filmografías casi enteras que juegan a eso, como las de Haneke o Lynch. Pero macho, si el autor te dice en una entrevista que el mensaje es "1" pues es "1" y tú lo habrás "malinterpretado" "por culpa" de esa apertura visual del autor que puede responder a motivos estéticos, a jetísticos (echarle jeta), a la pose de artista incomprendido o sencillamente a que el guión está mal escrito. Y tu interpretación será más o menos razonable pero desde luego no será lo que el autor te ha querido decir.

Una vez me dijo un tipo que el personaje James Dean en "Gigante" estaba en realidad enamorado de Rock Hudson y no de Liz Taylor. Esa era su inrpretación. La acepto. Pero ese chaval era un oligofrénico.

El caso extremo: Buñuel, que no hacía más que sembrar sus películas de "mensajes" que, en realidad no significaban absolutamente nada. Y él se descojonaba con las interpretaciones de la gente de la caijta de Belle De Jour o del saco de Fernando Rey. Un puto genio.

redrum dijo...

Ante todo, disculpe mi cuerpoescombro... la cinefilia adelgaza, creo.

Ojo, no confundan significado con interpretación, repito. A mí puede venir el ruso de los cisnes a decirme que su October trata de su gatito muerto que, para mí, siempre será otra cosa. Ni él podría juzgar como experimento su obra ni yo meterme en su cabeza.

Entre emisor y receptor existe un mensaje que sí o sí, muta. Yo no le diré a Lynch "esté quería decir esto", pero sí "para mí X significa tal", y asumo que quienes dejan sus imagenes abiertas a interpretaciones no esperan que su mensaje se entienda al 100% sino que el mensaje se complete con el espectador. Y, sinceramente, eso me parece maravilloso.

Como ya he dicho, me ha pasado con videos propios donde me salta la gente con interpretaciones dispares. Ok, se aceptan.

Qué miedo tienen a los directores, leñe...

Insanus dijo...

No sé qué pensar con El árbol de la vida. No puedo posicionarme ni aportar nada más interesante que lo vertido en el post en sí (espectacular) y en los comentarios.

Yo la sorprendente escena del dino (esta peli tengo que verla de segundas con mi hermana, para que lleguemos a ese momento en concreto y ver cómo se me vuelve loca y me exige el mando a distancia a cojinazos) no la olvidaré en la vida. Como decía, todavía no sé si me gusta o no esta película, pero a propósito de un post tuyo sobre pelis impactantes, ésta es la clase de experiencias cinéfilas que, creo, necesitamos ocasionalmente en nuestras pantallas. Cine que descoloca, que desconcierta, que te invita a la reflexión y a la maceración, a la rumia. No recuerdo la última vez que no supe precisar si una película me había gustado o no, yo, tan dado a los unos y a los ceros, al Sí y al No categórico. Y eso me encanta.

Mr. Lombreeze dijo...

@Insanus, creo que te voy a robar parte de tu comentario y voy a crear un ciclo de entradas titulado "Cine Rumiante". Es cierto que El Arbol de la Vida transita por una senda que cruza un precipio donde a mano derecha puedes caer en el ridículo y a izquierda en la pedantería. Puede que por eso cueste tanto decidir si seguimos el camino o nos tiramos de cabeza hacia uno de los dos abismos.
Toma metáfora.

Insanus dijo...

jajjajajaj! Pues estaré el primero de la fila en ese ciclo, faltaría más. Tío, me estoy bajando El Infierno desde Hispashare, por allí parece que anda una copia decente, de más de 1 giga (estará poco comprimida y se verá mejor, supongo) y con subtítulos y todo.

Observador dijo...

Básicamente: decir que la película de Malick es mala es ser un perfecto imbécil que no tiene los elementos de juicio necesarios como para poder juzgar algo.

Decir que se podría haber narrado de otra forma es ser un perfecto gilipollas que habla de algo que no entiende. Lo mejor, cuando sucede eso, es callarse y dedicarse a ver Rambo.

Quién diga que hay tema religioso en la película es que no sabe que es el panteísmo y mezcla eso con el concepto puramente religioso porque, como digo, no tiene ni puta idea de lo que está hablando.

Bastante buena tu interpretación, se nota que no solo juegas a la Playstation. Felicidades.

El que se queje de esta película, que vaya a ver Robocop y deje que los demás podamos disfrutar del cine artístico.

Mr. Lombreeze dijo...

@Observador, pfff, encuentro tu postura ante los críticos de esta peli demasiado.., no sé.., apasionada.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails