miércoles, 1 de febrero de 2012

Advertencia Gusana: Caballo de Batalla (Steven Spielberg, 2012). Un engendro bochornoso.

Pfffffffffffffffffffffffffff, o sea.., de verdad.., pffffffffffffffffff.., unbelievable.., pffffffffffff.., es que.., es que... ¡¡¡Hacía años que no veía una película tan horrorosamente mala como War Horse!!!.

¿A que promete?... Pues nada.

Lo de los Oscars de este año es de traca (otra vez), algo a lo que ya creíamos estar acostumbrados. Pero no. Ni The Artist es tan buena, ni Midnight in Paris es tan buena, ni The Descendents es tan buena, ni Moneyball es tan buena, ni The Help es tan buena, ni Gary Oldman está tan bien, ni entendemos por qué falta Drive, ni etc, etc, etc... Pues bien, War Horse supera todo esto y mucho más porque War Horse es un compendio de los más torpes y cursis tics de lo peor de la peor filmografía de Spielberg. O sea, War Horse no es que no sea tan buena como para merecer estar nominada a un Oscar a la mejor película, sino que War Horse es, simplemente, una película malísima.

La historia es bienintencionada (el guión está basado en una novela infantil de 1982) y pretende mostrar, al estilo del cine familiar spielbergiano, pinceladas de aquello del goyesco concepto de los desastres de la guerra, en este caso de la Primera Guerra Mundial que fue una de las más crueles carnicerías que sufrió la vieja Europa (20M de muertos). Los timoratos y torpes guionistas de esta cosa, que se titula en nuestro país Caballo de Batalla, nos intentan mostrar unas cuantas feas caras del conflicto desde el punto de vista de un animal, de un caballo, un bicho fuerte y noble. No lo consiguen, pero lo intentan.

El equino protagonista es la metáfora perfecta para una de las moralejas: solamente con nobleza, fortaleza y abnegación fue posible sobrevivir, física y moralmente, entre los detritus de las aberraciones que se cometieron en nombre de las decadentes potencias europeas que se desangraron por conseguir la hegemonía en nuestro continente entre 1914 y 1918. Lo irónico del asunto es que tiene que ser un animal, un caballo, el que tenga que recordar a los humanos la importancia de esos valores de los que, supuestamente, alardea nuestra especie. Ah, y luego está lo del amor entre el nene y el bicho que es un amor parecido al que se profesaban entre sí KITT y Michael Knight.


Total, que War Horse es la historia de un caballo que nace para ser una estrella de los hipódromos pero que por la cabezonería de un pueblerino farruco y borrachín acaba tirando de un arado hasta que es vendido al ejército británico para que preste servicios equinos durante la WWI. Mal asunto, se calcula que solamente el ejécito UK perdió unos 500.000 caballos durante la Gran Guerra. Los servicios de Joey (el caballo protagonista) irán desde servir de montura a un oficial de la caballería británica hasta trabajar como animal de tiro de la pesada artillería germana.

La venta del bicho le rompe el corazón al hijo del borrachín, el niño spielbergiano de la peli que protagoniza la animal love story. El caballo es muy guapetón, muy fuerte, pero también es muy gafe. Joey, por culpa de los avatares de la contienda, va pasando de mano en mano (efectivo recurso narrativo que ya hemos visto en pelis como Winchester 73 o El Violín Rojo). A todo aquel que se le acerca le van a ocurrir, inevitablemente, dos cosas: 1.- va a tener un flechazo con el caballo y 2.- el sujeto en cuestión la va a palmar. Y ya no cuento más. Pero se pueden imaginar por dónde van los tiros y no les costará deducir si finalmente hay un happy end o no en esta horrible adaptación al cine que ha perpetrado Steven Spielberg. Solamente quiero añadir que algunas escenas provocan una vergüenza ajena tan intensa que la situación les puede incomodar de tal manera que les lleve a pensar que hubiera sido mejor quedarse en casa viendo La Noria (con eso está todo dicho).

Si no lo escribo, reviento: "¡Al Ataqueeeeeeerl!".

War Horse es una azucarada cursilería que, para más inri, dura unos cuasi insufribles 145 minutos durante los que desfilan una serie de personajes sin personalidad (da igual que sean bestias o humanos) que no han sido, en absoluto, desarrollados por los guionistas en ningún sentido. Los momentos más melodramáticos provocan náuseas o risas dependiendo del grado de cinismo del espectador. La caracterización de los personajes y el rigor histórico dan pena. No la vean. Es horrorosa.

War Horse tiene un look que comienza con un prólogo que me recordó al fordiano tono de Qué Verde era mi Valle, aunque en versión horteramente pintoresca, pastoril o costumbrista pero siempre tontorrona (como su banda sonora), y que termina con un epílogo filmado como un western al estilo de Lo que el viento se llevó. En medio hay un poco de todo.., menos sensiblidad o Arte. War Horse es un fallido intento de crear un cine épico de aroma clásico cuyo resultado final me ha irritado sobremanera.

Por cierto, si tienen críos no los lleven a verla, ¿eh?, que les van a salir del cine traumatizaditos. En serio.

Entonces si no es para críos y no es para adultos, ustedes se preguntarán "¿para quién co**nes es esta película?". No tengo respuesta.

29 comentarios:

fiona dijo...

jajajajajjaja, qué bueno! pues será para todos los académicos que nominan en los Oscars...cada año va a peor la cosa desde luego, y encima como han ampliado la categoría de película a 10, siempre entra algún bodrio como éste, normal.

De las nominadas de este año he visto tres de momento (Los descendientes, Midnight y The Help), y la que más me gustó fue The Help, pero tampoco para Oscar.

Ésta del caballo es que no tenía ni idea de cuál era hasta ahora, y visto lo visto, me ahorro una descarga y un mal rato. Lo que no sé es cómo te quedaron ganas de terminarla.

1besico!

Tripi dijo...

Querido Lombri: no la he visto, ni pienso hacerlo. Estaba cantado que esta mierda iba a ser una mariconada de mucho cuidado.

Una historia lacrimógena con un caballito de protagonista, o sea una especie de Bambi equino.

Que le den por culo a Spielberg y la puta peli.

Saludos, Jefe.

Ps.- A tu pregunta: es para los gilipollas.

David Amorós dijo...

Bueno, solo de ver el trailer me dio la sensación de pastel de Spileberg con todas sus letras. Tu confirmación y advertencia, que aprecio, no me viene por sorpresa. Yo además soy muy sensible a lo edulcarado (en el aspecto que abomino sobre ello, aunque solo sea puntual en una buena peli) así que en principio, me apetece verla lo mismo que meterme un tiro entre ceja y ceja. Lo que ocurre es que al estar nominada a los Oscar (unos premios ridículos que casi nunca premian buenas pelis) y tener la costumbre, por tradición y diversión de ver todas las pelis nominadas antes de la ceremonia desde hace muchos años, pues supongo que la veré. Ya lo hice el año pasado con la mierda de peli de la Bullock, pese a que me temía lo peor (como así fue). Eso sí, cuando haga un post sobre los Oscar espero quedarme a gusto, como tu te has quedado ahora. Un abrazo.

David dijo...

Joder! Qué putada! Le tenía unas ganas.
Empecé a verla, pero como la imagen no era muy allá, me dije "para el cine"... Vi poquito... hasta que llevan al caballo a la granja. Lo que vi me estaba gustando, pero claro, no habían sido ni diez minutos.
Y no puedo opinar porque no la he visto,pero el guionista si no me equivoco es Richard Curtis (Love Actually, Cuatro bodas y un funeral, etc...). Tiende a lo cursi y a lo ñoño. A veces le queda bien, otras no. Y aquí me parece que se han juntado dos que tienden hacia eso y ha sido demasiado según te leo.
No sé. Tenía tantas ganas de ver esta... y pensaba que iba a estar bien... ahora ya no sé.

Cinemagnific dijo...

Añado una a tu colección de "Nis": "Ni los Oscars merecen tanta atención". Yo hace mucho que paso de los premios: están todos pactados y, artísticamente, no quieren decir nada. Pero de los Oscars como de Cannes.

Y uff... War Horse me da miedo directamente XD

Buen post.

Angel dijo...

Animal love story? porque he pensado en el caballo enculando al chaval después de leer esa frase...definitivamente estoy enfermo....
Ah y la de Allen y la de Payne son magníficas...maravillosas...ole por los académicos por nominarlas...el resto me la suda, tanto como los oscars...ya hace unos añitos que dejé de trasnochar para verlos, no vale la pena

charlie furilo dijo...

Hace eones que no voy al cine (ni puedo ver una peli, entera y sin interrupciones infantiles o porque me sopa por el cansancio...), pero tenía esperanzas en este film de Spielberg. Aunque me temía que tendría una buena dosis de merengue, al menos la buena experiencia de "Salvar la Soldado Ryan" y "La lista de Schindler", prometía por lo menos algo de rigor histórico y una buena dosis de épica bélica, pero ya veo que no.

En cuanto a lo de los Oscars, hace ya día que dejaron de interesarme...

Saludos, maño!!

PEPE CAHIERS dijo...

El caso es que esa historia, tal y como la cuenta usted, bien tratada y exenta de ñoñería hubiera sido una propuesta interesante. Pero, Spielberg cuando se pone blando no hay quien le aguante. Todo esto me recuerda a aquellas películas de Disney protagonizadas por animales que eran muy sensibleras, muy de sesión de tarde de aquellas vacaciones de Navidad o Semana Santa.

Kinezoe dijo...

Algo me decía que esta peli no era buena. Ni siquiera el apellido Spielberg estaba consiguiendo tener para mí el tirón de otras ocasiones...

Anotado queda. Un saludo.

miquel zueras dijo...

Vaya, así que el Midas de Hollywood se nos vuelve a edulcorar y encima esta película tiene un tufillo de producto destinado a pillas Óscars que no veas.
Mi película preferida de Spielberg sigue siendo "Atrápame si puedes", quizás porque no parece de Spielberg. Saludos. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

@fiona, hace años que no me interesan los Oscar porque se monta un circo (en todos los sentidos) que me supera. Pero es inevitable sentirse atraído por las nominadas de cada año. Yo he visto, por ahora, 7 de ellas y para mi la mejor es, de lejos, El árbol de la vida. El resto me parecen todas muy normalitas.
La terminé porque era eso o.. ¡ver La Noria!, jejejeje.

@David Amorós, lo malo no es que War Horse sea un pastel, lo malo es que es un pastel que sabe fatal!!. La misma razón que te va a "forzar" a verla a ti fue la que me "obligó" a mí a verla. Lo entiendo. Buena suerte y que te sea leve. Menos mal que tenemos el blog como terapia.

Mr. Lombreeze dijo...

@David, pues yo a los 10 minutos ya me puse nervioso y luego me relajé porque la cosa mejora cuando el caballo se alista en el ejército británico y la cosa toma un tono normalito pero digerible, pero es que tras esto... no te digo más que salen Heidi y su abuelo!. Tú decides. La peli es mala. Yo la vería borracho o emporrado con colegas. Las risas están aseguradas.

@Tripi, me repito pero te digo: plánteate verla acompañado de buenos colegas y unos cuantos gintonics en el cuerpo. Puedes pasar una velada inolvidable porque el descojone puede ser mayúsculo. Total, este finde Winter is coming y hay que encerrarse en casa, no?.

Mr. Lombreeze dijo...

@Cinemagnific, jajaja, sí, absolutamente de acuerdo. Pero el fetichismo por el glamour hollywoodiense nos juega malas pasadas. Pero vaya, que yo hace muchos años que también paso de los Oscars. Es que ya me decían de crío que tenía "mal perder". Y este año con lo de Drive me han vuelto a tocar los co**nes, la verdad. Mala película, muy mala.

@Angel, por dios, ¡¡¡qué lenguaje es ése!!!. No coincido con tu estima hacia Midnight in Paris y Los Descendientes. Me parecen dos películas bonitas pero que hubieran pasado con muy poquita gloria por mi particular año de no ser por las nominaciones a los Oscar que las colocan, a la fuerza, en el candelero-bloguero.

Mr. Lombreeze dijo...

@charlie furilo, yo no tenía esperanzas y mis expectativas estaban en un nivel bajísimo y aún así ha conseguido decepcionarme!. Yo creo que colocar unos actorcitos tan ñoños, tan ochenteros rechina en el cine de hoy día.

@PEPE C. coincido en que hubiera sido interesante incluso puede que con un poco de ñoñería. Cuando terminé de verla pensé que el punto de vista narrativo debería de haber sido siempre el del caballo para que la historia fuera realmente un cuento que es como creo yo que cobra sentido. Y ahora leo que en la novela y en la obra de teatro es así pero que a Spielberg no le pareció acertado este recurso para una película. De hecho estoy leyendo ahora un par de detalles más de la novela que no se han contado en la película y que a mí me parecen importantísimos. Así que parece que el responsbale de este, para mí, despropósito es el guionista.

Mr. Lombreeze dijo...

@miquel, pues coincido contigo en elegir a Atrapame si puedes como una de mis pelis favoritas de Spielberg.
En Inteligencia Artificial tenía también todas las papeletas para que la cosa se le fuera de las manos, pero no.., salió victorioso.

Y ya que estamos aquí van mis favoritas de Steve:

- Atrápame si puedes
- Tiburón
- La Lista de Schindler
- Salvar al Soldado Ryan
- A.I.
- La Guerra de los Mundos.

MonSeñor Gusano dijo...

Joder este tío, yo se lo que le ha pasado. Ahí va: Se ha juntado con el George Lucas demasiado tiempo. Y claro el papadas, todo lo que toca lo jode. Y fijo que le ha pasado la mano al Spilberg por encima. Entre estos 2 me jodieron Star wars y al indy.... No hay quien los pare.

kurtinaitis dijo...

la verdad es que pinta de truño tenía... al menos a mí eso que les va tanto a los yankis de pasar penica por algún animal al lado del drama humano de una guerra, un desastre, una invasión alien... pues siempre me ha rechinado (relinchado en este caso) bastante...
Monseñor Gusano, que alegría leerle, aunque sea para rajar de G. Lucas jaja, ayer me vi "La venganza de los Shit" (perdón, los Sith) y pese a volver a ver unos cuantos momentos penosísimos, pues gocé otros, y vi unas escenas desechadas que no estaban mal para explicar algo mejor el lío de la República, etc... podían haberlas puesto en lugar de escenas de rayos azules del viejarras borrachuzo de Palpatine. Di que yo con la música ya me emociono, snif...
En fin, la que me gustaría ver de Lucasfilms aunque al final solo fuera por las escenas de avioncicos de la WWII, es RED TAILS:

http://www.youtube.com/watch?v=BpA6TC0T_Lw

A los que les gusten esos temas, recomiendo el cómic "Ciel en Ruine", 4 tomos publicados.

salud!

MrMierdas dijo...

Correcto, la mejor película de Spielberg es "Atrápame si puedes"

Ricar2 dijo...

Me lo temía. Era de esperar. Pero al menos ha servido para que nos riamos un rato leyendo el post, que no es poco. Y mucho más he reido con el logo o como se llame del principio, lo de Bela Tarr. Aunque a este bloguero le ha encantado:

http://laeternayfielcompanera.blogspot.com/2012/02/el-hombre-de-londres-londoni-ferfi-2007.html

Para gustos los colores

Möbius el Crononauta dijo...

¡sapristi! A Spielberg le deben estar pitando los oídos. No la he visto, tampoco tenía especial prisa, cuando la echen por la tele...

Joer tío ¿tan mala es? ¡Si le va muy mal igual a la próxima Steven nos regala algo interesante!

Mr. Lombreeze dijo...

@kurt, pues sí es complicado sentir lástima por los 9M de caballos que murieron reventados en la WWI sabiendo que fueron el doble el número de víctimas humanas.
Por cierto a ti, que te gustan estos temas, te recomiendo el blog de nuestro paisano mañico charlie furilo. Se llama Blitzkrieg!, mira lo que escribía a propósito de los Red Tails:
http://blitzkrieg2gm.blogspot.com/2011/09/tuskegee-airmen.html

Mr. Lombreeze dijo...

@Ricar2, jajaja, no creo que el señor Spielberg la creara con ese propósito, pero como bien dices, algo es algo.
Lo de la cabecera.., pues por provocar un poco, jejeje, ya sabes. A mí también me gustan algunas películas y escenas de Béla Tarr.

Mr. Lombreeze dijo...

Que sí Moebius, que es muy mala!. Lo juro.

Ferre dijo...

Yo creo que el edulcoramiento y otras cosas no hubieran estado mal si no fuera por el que considero su fallo más gordo (y que apuntas, aunque sólo brevemente, que te ha "cegado" más el edulcoramiento): el guión no desarrolla los personajes y se queda en un conjunto mal engarzado de episodios. En ningún momento el espectador crea un enlace emocional con ninguno de ellos por la simple razón de que no le da tiempo (ni siquiera con el caballo, al que tampoco le da el protagonismo... lo parece, pero el punto de vista es el de las personas, no el del equino). Hay otra películas que en pocos minutos te en creado ese vínculo con un personaje, pero tampoco ocurre eso aquí.

Por otra parte, todo lo que se dice de que es muy "fordiana", yo creo que simplemente es algo que resuena porque tiene la parte rural (que nos recuerda a "El hombre tranquilo" y, como dices, a "Qué verde era mi valle") y poco más. Por cierto, la fotografía de la escena final es sonrojante.

Y la música de John Williams no escapa a la mediocridad de la cinta. Nuevamente sobre mucha música (tanto él como Spielberg tienen a sobrecargar musicalmente las películas... aquí para mal).

Pero quisiera salvar algo de esta película, porque si la hubiera dirigido otro no la estaríamos poniendo a caldo (yo a Spielberg le exijo más, desde luego, ya que me parece que sabe de esto bastante más de lo que demuestra aquí y que sí demostró en otras películas). Se trata de la escena en la que el caballo se queda atrapado entre ambas trincheras enemigas. Toda ella, pero en concreto el momento en el que el soldado inglés sale de la suya y avanza por la tierra de nadie.

Por cierto, yo incluiría entre las mejores de Spielberg tanto "En busca del arca perdida", porque representa la fascinanción por las aventuras en el cine, y "Minority report", eficiente y desoladora (y con una de las escenas spielberianas que más me gustan, música de Williams incluída, la de las espiarañas buscando al protagonista dentro del edificio.

Saludos a todos,

Ferre

Mr. Lombreeze dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo lo que dices, incluído en que el extra de azúcar nubló mi razonamiento a la hora de enfatizar el principal defecto de la peli, no hay desarrollo de personajes ni protagnista que nos guíe a través de la historia y que enlace esas escenas que son más gags que anécdotas.
De hecho, en los comentarios dije que a lo mejor si Spielberg se hubiera atrevido a contar toda la peli desde el punto de vista del caballo (creo que en la novela se narra así) la cosa hubiera mejorado. Pero no coincido contigo en lo de la escena de la fuga entre trincheras y atrapamiento espinoso del caballo: la encuentro ridícula, lo mismo que la posterior "liberación" anglogermana del equino. El ocaso o amanecer, no me acuerdo bien, del final es bochornoso, desde luego. Y la escena de Heidi y el abuelito, pfff, ostras.., horrible!.

Minoriry Report es una peli notable, desde luego y la música de la escena que comentas es genial. Nunca he sido muy fan de Indy, fíjate que para mí es una película, sin duda muy buena, pero no es de mis favoritas. Quizás demasiado humor tontorrón para mi gusto.

Gracias por la visita Ferre. Y eso que al ver tu comentario pensé que la cosa iba a ir de Atterberg...

Ferre dijo...

No, Mr.L, he vuelto a releer lo que escribí y ciertamente queda un tanto ambiguo: no es la fuga del caballo de las trincheras hasta quedar atrapado, que es espectacular pero tampoco me dice mucho más. No, sino justo lo de después, cuando el oficial inglés, depués de la "guerra" de silbidos, sale a liberarlo y va andando, lo que, si no recuerdo mal, debe durar 15 segundos (también me gusta la liberación en sí, pero lo anterior es lo que realmente me llamó la antención).

Aaaaaaaaaadiós,

Ferre

PD: Es que todavía no me he podido leer el post atterbergiano. Ya caerá, ya...

Mr. Lombreeze dijo...

@Ferre, no sé, no recuerdo bien esos 15 segundos. Pero la liberación en sí.., ostras tío, es sonrojante.
Espero con ansia tus comentarios attenbergianos. Qué gran sinfonista.

Anónimo dijo...

Venga, yo voy a opinar también. La música es espectacular. No buena, buenísima. John Williams con los años ha depurado el arte de la contención y como en todo lo demás, es un maestro absoluto. Spielberg ha hecho justo la película que quería hacer, porque le gustó la novela cuando se la leyó, simplemente. Y no engaña a nadie, porque ¿es que alguien esperaba encontrarse con otra cosa?

El nivel ha sido alto este año. Al ver Moneyball tuve la sensación de estar viendo cine de nuevo. Aunque hay que saber a qué se va. Bennett Miller dirigió Truman Capote, que me encantó; así que sabía qué es lo que podía encontrarme. Intuía cómo me iba a contar la historia. No me decepcionó en absoluto. Al revés.

Pero me sorprende que se utilicen términos como "mediocridad" para referirse al trabajo de spielberg o de williams. Es cierto que sobre gustos no hay nada escrito y todos podemos decir "me gusta" o "no me gusta" y dar nuestros motivos subjetivos. ¿Pero no deberíamos ser más comedidos al referirnos así a este tipo de trabajos? ¿Qué queremos ver en el cine?

Hace diez años participaba en un foro (muy animado) sobre música de cine y John Williams. Terminé decepcionado y dejé de participar, porque llegué a la conclusión (personal y posiblmenrte equivocada) de que la mayoría de la gente vierte la crítica sobre lo que ve u oye sin una reflexión previa fundamentada. Sin criterios estéticos definidos y sin analizar si las piezas del puzzle que conforman el producto artístico, han cumplido o no su función y si lo han hecho bien.

Convertir una apreciación subjetiva en una crítica objetiva y desligarla del más mínimo proceso analítico, fundamentado en un conocimiento previo de los principios que rigen aquello que se desea analizar, supone una aventura que la ignorancia nos lleva a acometer desde nuestro ego con demasiada asiduidad. Primero determino si me gusta o no. Si no me gusta, ya me inventaré los motivos para que, la simple manifestación de mi oopinión subjetiva, tenga consistencia de crítica sólida y racional que la haga sonar como un cañón, aunque solo se trate de un soplo.

Pero en fin, así son las cosas. Hay gente que no reconocería el trabajo de algunos maestros de la música, el cine, la pintura, fuera del contexto que el producto les proporciona. Y en la abarcabilidad del producto como un ente concreto, vierten sus indecorosos juicios de valor.

Mr. Lombreeze dijo...

mediocre: de calidad media.
yo esperaba encontrarme con una película de calidad alta.
no, no deberíamos ser comedidos en un blog de opinión personal.
sólo creo en las opiniones subjetivas (no hay otras)
hay gente que pontifica anónimamente en los comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails