sábado, 13 de febrero de 2010

Invictus. Gimme hope.

Si te gusta este poema, te gustará Invictus, la nueva película de Clint Eastwood. Emotiva, bienintencionada, hermosamente previsible y ejemplarmente protagonizada por el gran Morgan Freeman encarnando al casi ya mítico líder sudafricano Nelson Mandela. Un tipo que estuvo 27 años en la cárcel, rompiendo rocas y durmiendo en el suelo, por negro y por revoltoso.

A pesar de la pésima calidad de la copia exhibida y de que, 15 minutos después de comenzada la proyección, los responsables de la sala, (ya sabéis, esos defensores de la Cultura con mayúsculas), seguían permitiendo la entrada de despistados y cia.., ¡cuánto disfruté viendo esta película en una sala de cine!.

En mi opinón, es la primera gran película de 2010. Ya era hora. No todo van a ser lados oscuros y cintas blancas. Que ya cansa lo de la mezquindad humana y lo lobo que es el hombre para el hombre. Bienvenidas sean las historias de to er mundo e güeno, las historias de Capra y de Campanella. Las historias que salen de las tripas en esas mañanas en las que el sol brilla, en las que el panadero te saluda cordialmente y el vecino te pregunta en el ascensor qué tal va todo. Esas mañanas en las que encuentras creíble que un grupo de gacelas pasten plácidamente en la otrora estéril tierra de la Isla de Robben. Las historias en las que los buenos arrollan a los malos. Me compadezco de aquellos que ya no sepan disfrutar con ellas.

Dicen que es la peor película de Clint Eastwood. Yo les digo que no se la pierdan. Es buenísima. Sencilla y bella. Como el poema Invictus y las croquetas de las madres.
Vayan a verla con sus hijos, con su pareja o con alguien a quien quieran, y créanse eso de los happy end y aquello otro de que un mundo mejor es posible.

Invictus es al Cine lo que el Gimme hope Jo´anna de Eddie Grant a la Música. Y a mí esta canción siempre me ha parecido muy buena:

15 comentarios:

MonSeñor Gusano dijo...

Joder, emotivas palabras Mr.Lombreeze. Sin duda tendremos que ir a verla. Monseñora se alegrara de no ver mierdas y encima pagar un pastón.
Yo fe ciega en sus palabras. Hacerle caso gusanos.

David dijo...

Ya pensaba ir a verla, pero es que me ha encantado tu post. A mí también me gustan Capra Y Campanella (aunque también el de El niño que gritó puta (je,je))...
Un saludo. Voy a leer
Y me has convencido hsta para pedir a mi amigo la de Heaven's gracias a otra estupenda serie de post, por cierto.
No... Si ya entiendo que hay que ser fieles al lema de "No tan buenos como nosotro...".. Muchas veces hacéis que sea cierto, gusanos. Un saludo.

David dijo...

Por cierto, acabo de ver esto de los "Brigth". No sé si tan brigths... ¿No es un poco como el movimiento humanista del que formaban parte Asimov, Vonnegut, etc.? No sé... Era un poco la misma historia.

David dijo...

Ya he vuelto a confundir las ts y las hs. Me pasa continuamente. Ala mi, última entrada, que me voy a desayunar.

Luis Cifer dijo...

A mi me parece una buena peli, sin mas. Previsible pero bien hecha, que no es poco tal y como esta la cosa.

Pero no coincido con lo de Gimme Hope Joanna, odio la canción de Eddie Grant. No se por que pero no la aguantaba ya cuando salio en su momento.

Mr. Lombreeze dijo...

... pero casi, je, je.

David, sí, parecido, todo es lo mismo: combatir las tinieblas.

Luis Cifer, pues sí, "una buena peli" es, a día de hoy, una excelente crítica.
Ja, ja, vaya pues entonces la cambiamos por la que suena en Invictus y listo: http://www.youtube.com/watch?v=2ivbm_ykTRE

J.C. Álvarez dijo...

Hoy por la noche voy a ver esta película. Si Mr. Lombreeze la recomienda, no puede ser mala. Y Clint Eastwood es un maestro del cine clásico, ese cine que tantos ratos de felicidad nos ha dado a todos y que le encanta hasta a mi abuela.

Tras ver esa "obra maestra incomprendida" que es Jennifer's Body, sin duda esta noche será una gran noche de cine.

Dr. Quatermass dijo...

Corroboro las palabras del Lombreeze, la película es una maravilla, si previsible y poco original ¿y cual es el problema?. Si hay una forma de hacer películas épico-deportivas que funciona, ¿es un pecado aplicarla?. Por no hablar del aspecto no deportivo y del papelazo de Mandela, digo de Freeman. Solo la escena del entreno en el barrio pobre negro vale toda la peli.

Saludos!

Charly Ramone dijo...

Llega a no gustarte y te tendría que dar la brasa XD

Grande el tito Clint.

redrum dijo...

Mr.Lombreeze, todos los grandes genios tienen patinazos... Hoy es usted más sabio!

1 saludo!

Mr. Lombreeze dijo...

Volverás redrum, volverás... Es cuestión de tiempo.

lunes dijo...

La veremos. Lo previsible puede ser muy bonito si se hace bien. De momento, lo más bonito que he visto ultimamente (y recomiendo) son los documentales-película de la 2.http://www.historiasdelmilenio.com/
El de ahora mismo acerca de educación y trabajo localizándolo en Perú. Previsible pero absolutamente precioso.

David dijo...

La vi ayer. Me gustó. Y he dejado comentario en el blog de Angel, pero bueno, repetiré aquí.
Entretenida. Y emotiva en ocasiones (las escenas de la criada de la familia de Damon me llegaron especialmente).
Me chirrió un poco la del niño y los polis.
Pero es que es efectivamente una peli de espíritu capriano y cuenta lo que quiera contar. Habla sobre el perdón y la reconciliación (entre otras cosas) desde mi punto de vista, así que no veo que tenga que estar sacando miserias si trata sobre eso.
Pero...
Hay dos películas no sobre rugby, sino sobre fútbol americano que tienen algo que ver con ésta en ciertos aspectos y me parecen mejores.
Una es Rudy (con Sean Astin), y la otra Titanes (no sé si es Recuerda a los Titanes, con Denzel Washington).
En la de Rudy participa un Jerry Goldsmith en estado de gracia.
Por cierto... esto de la prisas...
Tiomkin, claro.. Me dio por escribir Tiomkim.

Onetwothree dijo...

A mí me pareció que intentó mezclar demasiadas cosas y se notaba que era un encargo con cierto tipo de directrices.

Técnicamente me parece muy buena, haciendo algunas apuestas en cuanto a planos bastante atrevida para lo que es Clint y la foto también muy buena, tanto por los paisajes de Sudáfrica como por cierta escena "nocturna".

Por cierto, en realidad no hay un buen retrato ni político ni humano de Mandela, porque como político sólo se centra en su utilización como vehículo de unificación el Rugby pero de las medidas políticas, sociales y económicas no se habla en ningún momento, y sobre el apartado humano también falla porque se le presenta como un "semi-dios" sólo hacíendole humano con algunos clichés como "el hombre abandonado por su familia", "su familia es el pueblo de Sudáfrica", etc..

Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Onetwothree, te respondo en tu blog.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails