lunes, 1 de febrero de 2010

El Cuervo (1943). H. G. Clouzot. La Francia profunda.

“¿Crees que hay gente que es sólo buena o sólo mala? ¿Piensas que lo bueno representa la luz y lo malo la oscuridad? Pero, ¿Cuándo acaba la noche y empieza el día? ¿Dónde está la frontera? ¿Puedes tú afirmar con completa seguridad en qué lado te encuentras?”.

Diez años antes de crear esa obra maestra absoluta y maravillosa que es El Salario del Miedo, el director francés Henri-Georges Clouzot realizó otro grandísimo trabajo en El Cuervo, una obra que le provocó no pocos quebraderos de cabeza al ser acusado de colaboracionista y quintacolumnista. El film estaba producido por la Alemania nazi que ocupaba la Francia de Vichy. Además, la temática aparentemente antifrancesa y de amoral moralina no ayudó a su popularidad, y los liberadores de la patria castigaron a Clouzot con dos años de silencio cinematográfico. La verdad es que El Cuervo tampoco había gustado ni a los colaboracionistas, ni a los comunistas ni a los católicos. Esto da una pista de que estamos ante una verdadera obra de arte.

En una pequeña y tranquila localidad francesa comienzan a circular una serie de cartas difamatorias firmadas por un personaje que se autodenomina "El Cuervo" y en las que primeramente se cargan las tintas contra el Dr. Germain, médico recientemente llegado a la localidad, al que se acusa de abortista y de tener un romance con Laura, la joven esposa del maduro Doctor Vorzet. Para reforzar esta campaña de desprestigio y acoso y derribo contra el apuesto Dr. Germain, "El Cuervo" irá ampliando el número de "víctimas" desvelando los trapos sucios de gran parte de la población local. Estos chismorreos que nadie reconoce como ciertos, pero que todos saben que en realidad lo son, van, poco a poco, legitimando las, en principio, indignantes e increíbles calumnias vertidas contra Rémy Germain. El grado de paranoia colectiva irá in crescendo (lo mismo que el suspense de la película) entre los habitantes de la pequeña ciudad y cualquiera puede ser acusado de estar detrás de las "calumnias" del temido y fantasmagórico El Cuervo. El clímax llegará cuando una de las cartas provoca un suicidio. Las autoridades del pueblo deciden entonces localizar y detener a tan misterioso personaje, -que parece verlo todo y saberlo todo-, para lo que contarán con la ayuda del veterano y sabio Doctor Vorzet, víctima también de las "cartas envenenadas" y experto en psiquiatría.

Esta interesante propuesta y todo el desarrollo posterior de la película dan para muchas lecturas a muy diferentes niveles. Desde las referencias a la pobreza moral de la Francia colaboracionista, pasando por el agobiante ambiente de una pequeña comunidad cuasi endogámica y chismosa, la hipocresía social burguesa (una de las guionistas colaboradora de Clouzot era anarquista), la denuncia de las vergonzantes cazas de brujas y etc, etc. Aunque yo me quedo con otra mirada más mundana y evidente que, a fin de cuentas, es el origen de todo el asunto: ***SPOILER*** por muy racionales, civilizados, cultos y doctos que nos creamos, a niguno nos gusta que un guaperas le eche los tejos a nuestra señora y amenace nuestra virilidad***FIN DEL SPOILER***

Todo lo anterior, aderezado con los toques de intriga y suspense de este thriller de aroma film noir, convierte a El Cuervo en una película sorprendente, sobresaliente, fascinante, de una modernidad, perversidad y oscuridad que asustan y, sobre todo, altamente recomendable.

La historia esta basada en hechos reales sucedidos en la localidad francesa de Tulle entre 1917 y 1922 donde una vecina envió más de 1.000 cartas en las que acusaba a sus convecinos de cometer actos inmorales. Por cierto, la descubrieron gracias a un recurso que aparece en la película.

Sobresaliente fotografía cuasi expresionista de Nicolas Hayer que en escenas como la de la iglesia refuerza las imágenes de Clouzot de forma magistral. La banda sonora es prácticamente inexistente lo que ayuda crear una atmósfera de maléfica, asfixiante y falsa quietud.

Una película en la que se insinúa que, antes de que llegaran los nazis, el pueblo francés ya iba bien servido de dosis de maldad (como todos), y se denuncia lo fácil que es caer en la histeria colectiva, ésa que nos hace sacar lustre a nuestro malvado lado oscuro gregario para linchar, como el que sale de procesión, al chivo expiatorio de turno, mejor si es un forastero. Lo que sea con tal de volver a nuestras tranquilas, hipócritas, acomodaticias y burguesas existencias.

Cuando vi La Cinta Blanca de Haneke me acordé de esta película de Clouzot. Claro, Clouzot es menos tramposillo que Haneke y cierra la trama con un sorprendente y, en mi opinión, perfecto final. Y es que Haneke siempre ha sido muy calientabraguetas y de dejarnos que nos la onaneemos nosotros solos después de ponernos a tope.

Hoy les recomendamos El Cuervo con la esperanza de que sea de su agrado. No se la pierdan.

Qué bueno es el cine francés, madre mía. (Malditos gabachos...).

13 comentarios:

Little Johan dijo...

Voy a hacer caso de la recomendación. El salario del miedo es una obra maestra y no he visto nada más de Clouzot, así que me parece que la que comentas me gustará tb.

dvd dijo...

A medida que iba leyendo la reseña me iba diciendo entre dientes "Haneke, Haneke, Haneke"... Y voilà, termina usted hablando de Haneke. Y me encanta, porque esta película es maravillosa y el ejemplo perfecto de que no hay nada nuevo bajo el sol... Y, sí, yo también lo creo, juegan en otra liga...

J.C. Álvarez dijo...

Bueno, no he visto 'El cuervo' de Clouzot. En principio, que la película fuera financiada por nazis y vichistas echa para atrás, aunque teniendo en cuenta que Clouzot dirigió 'El Salario del Miedo' (gran película), y que un gran escritor como Céline fue un bastardo colaboracionista, pues habrá que ver 'El Cuervo'. No creo que esté en el videoclub, pero sí estará en la mula.

Y respecto a Haneke, siempre me pareció un pedante y un fulero que no hacía más que tomarle el pelo a todo el mundo. Precisamente 'La Cinta Blanca' es la única película de Haneke que me gusta, porque realmente no parece suya. Es la única película de Haneke que verdaderamente se atiene a los cánones del cine clásico, del buen cine europeo de Dreyer y Bergman (por supuesto, 'Ordet' y 'Fanny y Alexander' son una influencia clara), y que es transparente (desde casi el principio ya sabemos o intuimos quién es el asesino: lo importante es saber por qué actúa así). En ese sentido, no me parece una película "tramposa", ni mucho menos, sino una película de factura clásica, con un argumento coherente e inteligible (algo a lo que Haneke no nos tenía acostumbrados).

Mr. Lombreeze dijo...

Yo estoy casi seguro que os va a gustar a los que no la hayais visto.

dvd, jeje, pues sí resulta que desde luego no he sido al único al que le ha venido a la cabeza esta peli viendo la de Haneke.

Juan Carlos, bueno, todo el cine francés de la época estaba financiada por los invasores. Por cierto, esta misma semana publico un post sobre la cinta blanca que creo que puede servir de respueta a tu comentario pero que principalmente sirve como recomendación para leer tu estupenda entrada sobre la peli.

David dijo...

Tomo nota de la recomendación. Me parece un tema muy interesante. Además, no he visto nada de Clouzot, creo. Y tendré que ir emediando eso.. Pero lo del cine francés....nah! Qué bueno es el buen cine, da igual de dónde sea...
A mí, más que a Haneke (hoy he ido a ver La cinta blanca (por segunda vez, localidades agotadas).. me recordaba a una escena de 1280 almas en la que el capullo del sheriff no dice nada en una peluquería sobre el rival que se le enfrenta en las elecciones.. y se desatan toda clase de rumores.. en fin. Libro muy recomendable también.
Un saludo.

redrum dijo...

Pues nada, a la saca... Ventajas de ser un yogurín!!!

Dr. Quatermass dijo...

Comprada!

No te creas que comparto parcialmente tu opinion del Haneke calientabraguetas para provocar el pajeo colectivo (solo tiene que mirar el post que cree yo al respecto, anda que nos pajeamos ahi a gusto).

Genial tu foto con Beyoncee!

lafcadio dijo...

la película ésta también le gusta al Tarantino, no?

Mr. Lombreeze dijo...

pues ni idea lafcadio...

lafcadio dijo...

hombre, lo digo porque la saca en los "Basterds"...

Mr. Lombreeze dijo...

ah sí?, pues no me acuerdo, me imagino que en alguna escena del cine, no?. Entiendo entonces que es una especie de homenaje, con lo que supongo que le gustará a Tarantino. Pero eso no es lo importante, lo importante es que me gusta a mí
Por cierto lafacadio, te gustaron los bastardos?

Little Johan dijo...

He visto le corbeau esta tarde. Magnífica, me ha encantado, y también me ha recordado en algunos aspectos a la cinta blanca.

Mr. Lombreeze dijo...

Me alegro un montón L.J. Es una gran peli.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails