lunes, 18 de octubre de 2010

Dame Joan Sutherland (1926 - 2010). D.E.P.

Dame Joan Sutherland era, hasta el pasado 10 de Octubre, un auténtico mito viviente de la ópera. También era, y probablemente siempre será, mi soprano favorita. Descanse en paz.

Disfruten, en primer lugar, de su magistral versión del Aria de las Campanillas, virtuoso pasaje de la ópera Lakmé compuesta por el musico francés Léo Delibes en 1883.

Atentos al último minuto, a partir del 05:40.

Y de postre el célebre Dúo de la Flor, también de Lakmé.

9 comentarios:

Jeremy Fox dijo...

Al fin encuentro a alguien que comenta la muerte de una de las más grandes.

No veo la televisión pero mucho me temo que la noticia habrá pasado desapercibida como en la mayoría de diarios de internet. Un buen síntoma de la importancia de la cultura en general y la música en particular en nuestra sociedad.

Saludos

Crowley dijo...

Pues va usted a disculpar mi incultura, pero me era desconocida a día de hoy y es una pena, porque tiene una voz portentosa.
Me pongo ya mismo a buscar material de esta señora.
Saludos

David dijo...

Soy nada aficionado a la ópera, pero sabía quién era y me enteré de su fallecimiento en su día.

Se me hace raro que aplaudan durante la función (esas cosas no le gustaban a Welles).

Bonito homenaje, consecuente con en este blog.

PD: Yo venía aquí por algo de unos Micmacs

Mr. Lombreeze dijo...

Jeremy, ya sabes que para eso estamos jeje. Es sorprendente que su muerte haya tenido relativamente poca repercusión en los medios, fue una soprano muy conocida dentro y fuera de los escenarios y muy popular en los USA:http://www.youtube.com/watch?v=gPmRsdP6rl4

Sus duetos con Pavarotti y Marilyn Horne son antológicos. Tiene además muchas grabaciones y, afortunadamente, muchos vídeos en el youtube a vuestra disposición.

David, no es nada raro que se aplauda en el transcurso de una ópera al finalizar los números más virtuosos. De hecho, es habitual.
Me hubiera gustado dedicarle a esta gran soprano una entrada más
currada, pero con las vacaciones de por medio no he tenido tiempo. Volveré, más adelante, a hablar de ella.

Pues sí, Micmacs ha sido desplazado por la actualidad...

David dijo...

Sí, ya sé. Y en el teatro, después de un monólogo o una escena tal que así...
Pero recuerdo que Orson Welles decía que eso estaba mal. Que no le gustaba cuando le aplaudían en mitad de una actuación, que los aplausos debían ir al final, y no interrumpir la "acción". Estoy de acuerdo con él.
Pero vamos, no voy a cambiar hábitos, ya lo sé...

Mr. Lombreeze dijo...

Jo, pues yo soy de los que, si pudiera, aplaudiría incluso entre movimientos sinfónicos.

Me parece que Welles sobrevaloraba el asunto. Viva el público soberano y las manifestaciones entusiastas espontáneas!!!

David dijo...

Ja,ja,ja...
No sé.. La verdad es que si ha terminado el movimiento o el tema, vale. Pero si la gente se pone a aplaudir mientras tocan...pues no sé.
Y si en una peli a la gente le da por aplaudir o silbar... y no me entero...pues tampoco sé, pero me parece que me molestaría. En fin, igual lo "viven" más que yo... Recuerdo que el pase de Spiderman fue un horror con toda la chavalería gritando y coreando la peli (no me va). Aunque reconozco que en una de Haneke igual hasta tendría su gracia (que no se entere Crowley de que he dicho esto) (ja,ja)

David dijo...

Ah! Se me olvidaba. Welles lo debía decir porque a él le sacaba de la situación. Vamos, que le hacía perder la concentración y ser consciente del público. Manías de cada uno al final.

lunes dijo...

No la conocía pero resulta impresionante (y yo de técnica vocal operística ni idea ,eh). Gracias señor Lombreeze por estos regalos colaterales.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails