jueves, 21 de octubre de 2010

La Redada (Roselyne Bosch, 2010). La Francia colaboracionista y la otra.

Han transcurrido algo menos de 70 años desde que la más hermosa ciudad del mundo, (capital del que es, posiblemente, el país más progresista de la civilización occidental), viviera uno de los amaneceres más tristes y bochornosos de su Historia . Solamente hace menos de 70 años.., 16 de Julio de 1942.

En contra de lo que muchas veces se cree, la France peleó valientemente y resistió con tenacidad el arrollador avance de la Wehrmacht al comienzo de la WWII. Pero nada podía hacerse, en aquellos primeros compases guerreros, contra el demoledor poderío del ejército boche. Tras la derrota de la Batalla de Francia y la apresurada retirada de Dunkerque, los gabachos firmaron el armisticio con los nazis en Junio de 1940.

Solamente dos años después, el gobierno colaboracionista de Vichy y la Gendarmería parisina recibían una orden de la Gestapo y de las SS para detener a todos los judíos de la ciudad de París con el fin de ser posteriormente entregados a las autoridades nazis. Aquella aberración pasó a la Historia con el nombre de La Redada del Velódromo de Invierno. Adolf Eichmann y otros dementes de similar calaña esperaban recolectar con aquella redada unos 27.000 judíos con los que alimentar los crematorios de sus campos de exterminio y también sus delirios de solución final. Como dice la wikipedia "El 16 de julio de 1942, a las cuatro de la madrugada, 12.884 judíos fueron arrestados: 4.051 niños; 5.802 mujeres; 3.031 hombres".


Es una historia de la Historia que debe ser contada y recordada por varios motivos. Para homenajear a las víctimas, para señalar con el dedo índice a los culpables de semejante atrocidad y para recordar que sí, que el mundo está lleno de malos, pero también de buenos: aquella madrugada fueron detenidos la mitad de los judíos que estaban registrados en los archivos de la policía francesa. ¿Y la otra mitad?. Afortunadamente consiguieron escapar o esconderse gracias a la colaboración y ayuda de miembros de la Resistencia, a la desobiencia civil de muchos ciudadanos gentiles que se rebelaron contra la barbarie. arriesgando sus propias vidas y las de sus familias, y gracias, también, a la laxitud con la que muchos miembros de la policía y la administración francesas aplicaron la norma nazi, una instrucción que les horrorizaba.

La Redada narra, haciendo justicia a las dos francias, este trágico capítulo de la Historia francesa. Y europea claro, pero, sobre todo, francesa, porque la película incide en un aspecto que hoy día no deja de sorprendernos y que ha avegonzado a muchos franceses que antes de la película no habían oído hablar de este turbio asunto.

Ya hemos repetido en varias ocasiones que hasta en el infierno hay categorías. Y así es. La redada parisina es otro ejemplo de ello. Los nazis o, al menos, aquellos nazis encargados de los judíos parisinos, parece ser que tenían un atisbo de humanidad (¿o fue pragmatismo?) en el fondo de sus pútridos corazones y comunicaron a las autoridades francesas que no querían a los 4.000 niños judíos. El Gobierno de Vichy, por su parte, respondió que no tenía tiempo, ni dinero, ni ganas de cargar con 4.000 huérfanos judíos e insistió para que las SS se quedaran con los 4.000 angelitos. Sobrevivieron a Auschwitz algo menos de 25. Terrible. Francia tardó 50 años en reconocer públicamente la responsabilidad del Estado francés en estos hechos.

Todo esto y mucho más nos cuenta la directora Roselyne Bosch en La Redada, una película que mis gélidos y escrutadores ojos de cinéfilo listillo comenzaron a calificar de "correcta adaptación histórica de didácticas intenciones y look cuasi televisivo blablabla..." cuando la historia estaba llegando a su fin hasta que, durante el epílogo, descubrí que mis ojos, los de cinéfilo menos tonto, comenzaban a a llenarse de lágrimas, lo mismo que los de mi esposa. Llegaron los créditos finales, nos miramos y nos abrazamos intentando ahogar nuestros sollozos todo lo posible, y a mí me dolió el corazón cuando mi mujer se lamentó diciendo"qué barbaridad, cómo pudieron sucecer estas cosas...".


Así que ¡a la mierda las críticas!. Vean La Redada y conmuévanse con la sensibilería o sensibilidad, (ustedes deciden), enfatizada por el Claro de Luna perteneciente a la Suite Bergamasque (1905) del maestro Claude Debussy, la deliciosa música que acompaña las emotivas imágenes finales de este película. Una música que dedicamos a la enfermera Annette Monod, Justa entre las Naciones.


20 comentarios:

David dijo...

No tenía ni idea de esta peli, ni de esta historia...vamos, sí lo de que fueron a por los judíos de Francia, pero no todos esos detalles y que algunos alemanes quisieron "salvar" a esos niños (porque supongo que sabían lo que les esperaba). Más allá de sus valores cinematográficos, estoy contigo en que hay pelis que merecen la pena por lo que cuentan.
Paso de poner bien o prestar atención a una chorrada sangrienta de serie Rodr..eh Z... y no fijarme en algo que quiere hablarme de algo que me parece que hay que conocer.
Puede que la peli falle (que no lo sé)...pero me interesa mucho más en principio este tema que Machete o qué sé yo...
Gracias por la entrada y por lo que cuentas.
Me parece asombroso lo de los 4000 niños y lo que hizo el Gobierno de Vichy.. Triste... Muy triste.
Un saludo.

David dijo...

Y vale. Me he pasado. A los que les guste Machete. No pasa nada. Se pueden ver las dos cosas, está claro. No hay problema.
Pero a lo que me refiero es a que Mr. Lombreeze parece "disculpar" las bondades o errores cinematográficos de esta historia y a veces no lo hacemos con cada tontería que, vamos...
Valoramos historias supertontas porque están bien rodadas o nos hacen pasar un rato divertido y otras nos las cargamos a pesar de... No sé.. creo que no me explico muy bien (pero bueno, yo me entiendo).
Un saludo.

miquel zueras dijo...

Ya conocía esa historia del Velódromo, fue poco después de que deportaran a los judios extranjeros residentes en Francia, luego les tocó a los francesea. Debe ser una película muy interesante. Me gustó mucho tu entrada sobre "El ejército del mal" de agosto. Tengo esa película en un Dvd que compré en París. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Desde luego la escasa resistencia que ejerció el ejercito francés contra las tropas alemanas, es algo que les perseguirá el resto de sus días. De hecho, cuántos chistes y bromas se hacen cuando alguien levanta las manos y se alude directamente a los franceses. No se explica como una supuesta potencia como era Francia, con su famosa linea maginot, no fuera capaz de presentar un combate digno y esta labor pasara a ser responsabilidad deirecta de la resistencia.

meneillos dijo...

es una pelicula preciosa y tan bien plasmada que te hace sufrir muchisimo, y tambien odiar a aquella gente con toda mi alma

Lughnasad dijo...

Buff, casi me arrancas unas lágrimas sin haber visto la peli. Así que cuando la vea iré preparando los pañuelos, uno se emociona demasiado con estas cosas.
Me la apunto

Fran G. Lara dijo...

¿Como pudieron suceder esos hechos? Del mismo modo que siguen sucediendo y que sucederán en el futuro. Los seres humanos tenemos dignidad y sabemos defender nuestros valores. Porque tenemos valores, ¿verdad?

Mr. Lombreeze dijo...

Yo creo que Machete, más allá de los primeros minutos es una pérdida de tiempo. Ahí queda eso.

David, coincido con lo que dices y es una de las moralejas del post.

PEPE C. macho, yo he dicho lo contrario... El ejército francés sí que peleó más duro de lo que se le ha supuesto durante mucho tiempo (al menos es la opinión mayorataria que yo he leído últimamente).

Miquel, no sé si ya has visto El Ejército del Crimen, pero si no es así, ya estás tardando.

Fran G., algunos más que otros, como la Historia no se cansa de recordarnos.
Parece ser que no estamos tan lejos como nos pensábamos, en el tiempo, del oscurantismo de la Edad Media.

Crowley dijo...

Pues la historia la medio conocía de oídas, pero la peli ni papa, oiga, ni idea, lo cual es un gravísimo fallo, porque tiene una pinta excelente.
Saludos

PEPE CAHIERS dijo...

Estimado Mr.Lombreeze el ejército francés aguantó sólo 17 días ante las fuerzas alemanas. ¿Eso es pelear duro?.

Mr. Lombreeze dijo...

@PEPE C.
Bueno, en días igual no es mucho, pero en vidas no es poco: 100.000 muertos por la Francia.

PEPE CAHIERS dijo...

Sin duda, las vidas humanas en cifras con siempre significativas sea la cantidad que sea, pero hay que reconocer que para una potencia como Francia fue poco el freno que se le puso a las tropas alemanas. Hay que recordar que en la batalla de Normandia los aliados sufrieron 68.000 bajas, pero no es cuestión de tirarse las cifras a la cabeza, en realidad todo esto es bastante subjetivo. ¿cómo se mide la resistencia o la valentía?.

Mr. Lombreeze dijo...

Lamentablemente se mide con un ratio muy macabro y triste: en muertos / día.

PEPE CAHIERS dijo...

Como decían en "Evasión o victoria", ojalá llegue un día en que las diferencias entre las naciones se disputen en un campo del fútbol.

Cine Pensante dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo como recomendación en mi blog. Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme rafaelleal5@hotmail.com

saludos

Mr. Lombreeze dijo...

Hola Cine Pensante. En cuanto se me ocurra algo que decir te mando un email.

kurtinaitis dijo...

Pepe C., estoy viendo en TV el Informe Semanal, sobre las huelgas de Francia y la resistencia de estos días a las medidas mentirosas de su Gobierno similares a las que se dan en toda Europa..., y he pensado que malos tiempos son para criticar a los franceses por poca valentía, cuando ahora mismo nos están dando una lección a toda Europa de lo que es luchar. Es otra historia obviamente, pero me parecía adecuado reconocerlo aquí. Por lo demás en la WWII pues al principio no había ejército que opusiera resistencia a la muy preparada Wermacht, especialmente a los aviones de la Luftwaffe. Difícil lo tenían para parar la invasión, por mucha linea Maginot que tuvieran, si las hostias les venían por el cielo y de qué manera. Inglaterra tuvo muchos cojones pero también una situación geográfica defensiva mejor, algo más de tiempo para reorganizarse, y finalmente, aparte del desgaste alemán en Rusia, una ayuda de la industria Americana que fue imparable,... por que al final, como dice Supermaño: "ellos eran muchos menos, y los baldamos a palos, que Dios ayuda a los buenos, cuando son más que los malos". Y así menos mal que claro, con más y mejores aviones, barcos, razones,.. se pudo parar finalmente a aquella Alemania. En cuanto a la actual lucha por que no nos den más por allí... a mí ahora ganas me dan de irme a Francia a ratos viendo la pasividad de aquí... como para darles lecciones

Möbius el Crononauta dijo...

mmm ok me la apunto

Mr. Lombreeze dijo...

kurtinaitis, qué hacías viendo Informe Semanal?. Eso es de yayos.
La izquierda francesa es otro mundo. Hasta la derecha francesa es ejemplerizante para las derechas europeas. Pero claro ellos tuvieron su 1789 y la cosa ya viene de lejos.

Inglaterra los tuvo cuadradados, sin duda, pero además tuvo un arma secreta que no tuvieron otros países: Churchil.

David dijo...

Pues después de vista la película y cruzados unos mails con uno de los autores de este blog, añadir que es una película más que recomendable.

En palabras de Mr.Lombreeze:
"La peli no es buena, pero es bonita, lo que no está nada mal para los tiempos que corren. Y, sobre todo es didáctica, que no es moco de pavo.
¿Poco versosímil?, pues supuestamente es lo que pasó (o eso he leído al menos). Es que la realidad supera a la ficción...
Jo, yo me emocioné con los gestos de tanta y tanta gente... el cura con la estrella de David, las prostitutas que salvan a la chica judía, los bomberos del velódromo, las vecinas que intentaban hacer pasar por suyos a niños judíos, etc. Macho, esa gente los tuvo cuadrados. Pero cuadrados de verdad."

A lo que debo añadir que pienso lo mismo, y que yo me emocioné igual en esos momentos. Por poco verosimil me refería al final (a que la enfermera encontrara a Nono)...pero supongo que lo otro, aunque más creíble, resultaba demasiado duro y amargo... En lo que se refiere a todo lo demás... más que verosimil, totalmente creíble... y piensas que igual no han cargado las tintas, y que la realidad sería más cruda.
Y sí, momentos como los del jefe de bomberos, el obrero que le da el pase a la chica, incluso el gendarme que la reconoce y la deja marchar, y sobre todo ese otro en el que una vecina amiga entra diciendo "te he dicho que no vengas a jugar a la casa de los judíos" para salvar al niño de su amiga... Acojonante.
Cuando pasó aquello, por lo visto no sólo el cura, sino muchos estudiantes y ciudadanos franceses se pusieron la estrella como muestra de solidaridad. Y a pesar de que lo muestra la película y la actitud de ciertos personajes no tiene nombre, no debemos olvidarnos de cómo se comportaron esos otros franceses que avisaron o ayudaron al resto de judíos que no pillaron.
Un saludo.
PD: Una película totalmente recomendable.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails