viernes, 17 de abril de 2009

Mentiras y gordas: Jugueteando con el loliteo

No he visto "Mentiras y gordas", ni ganas. Tiene una puntuación de un 2.7 en filmaffinity.com, que no es que sea la Biblia del cinéfilo, pero algo de idea de la mierda que tiene que ser esta película, sí que da.

Si a esto le sumo que las otras pelis que he tenido la desgracia de ver de estos directores españoles que tienen nombre de modistos (Albacete&Menkes), me han parecido aburridas y horteras, pues el asunto es que ya no tiene remedio.
Como "Mentiras y Gordas" está llena de los rostros televisivos que pueblan las fantasías onanistas de la era del superpop v 3.0, la cosa ésta arrasó en cartelera. Pues vale.

Claro, ha dado mucho que hablar el que una de las guionistas de la peli haya sido la inefable Ángeles González-Sinde, que no tiene apellido de modista pero sí de aristócrata (la cara de monjica la sigue teniendo como ya comenté aquí).

La otrora presidenta de la Academia del cine español y novísima ministra de Cultura, entró con pie regulero en el puesto, y las chanzas evidentes por haber colaborado en el guión de una peli titulada "Mentiras y gordas" no se hicieron esperar. Merecidas chanzas por otra parte.
Luego ha soltado lo de los toros , -que la seducen-, y para qué quieres más. A lo mejor su próximo guión se títula "El útimo pasodoble en París" y nos cuenta la historia de un toro madurito autodestructivo que le pone mantequilla en el culo a una jovencita que despierta a la sexualidad.

Todo esto me importa un comino.

Pero me hace mucha gracia seguir viendo año tras año cómo la nueva generación de actrices españolas tiene que, one more time, despelotarse para hacerse hueco en esto del cine patrio. Luego, en las entrevistas promocionales, les preguntan siempre que si es muy difícil rodar las escenas de sexo o desnudarse en pantalla y cosas así, porque normalmente la película, al entrevistador, se la trae al pario. Ellas sueltan el rollo de que el director les ha ayudado mucho, que el equipo técnico se reduce al mínimo para esas escenas, que sus familias les han apoyado en todo momento, que tenían mucha complicidad con el actor y blablabla.

Yo no sé qué les pasa a los europeos que si no despelotan a las aspirantes a actrices es que revientan. Y luego, años depués, si las chavalas tienen muchísima suerte, un montaje con Tom Cruise y ganan un Oscar de Hollywood, (aunque no sepan hablar), el internet se llena de escenas de "Jamón, jamón" y de tetas de la Pe lamidas por su novio porque saben a jamón.

A mi parte de macho reptil le gustan mucho las tías en porretas, para que os voy a engañar, así que debería alegrarme de que les quiten la ropa y las saquen coiteando y fellateando sin ton ni son. Ahora ya no se cortan ni en las series de la tele y nos meten una lolita, o varias, en todas partes: "Los Serrano", "Los hombres de Paco" y etc, etc.
Pero es que yo soy muy feminista también (en el buen sentido) y tengo que confesar que al final me acaba asqueando tanto exhibicionismo gratuito de lolitas que nos cuelan en algunas historias "serias" de algunos directores que aparentan ser unos viejos verdes, como Humbert Humbert.

Cásting de "Física, Química y otras calenturas".

No sé cuántas actrices habrá actualmente en España que no tuvieron que despelotarse en pantalla cuando eran casi unas adolescentes. Desde luego Victoria Abril, Emma Suárez, Penélope Cruz, Paz Vega, Maribel Verdú, Elena Anaya, Ariadna Gil and many others, no han podido evitar el pajillerismo encubierto de muchas escenas del cine patrio, ésas que emulan al espíritu de cine de serie B: monstruos + tetas. El monstruo en estos casos, suele ser el guión.

Pero claro, más tiran dos tetas que dos carretas.
Lamentable.

9 comentarios:

Soundtrack dijo...

Muy de acuerdo con su afilado verbo, Mr. Lombreeze. La verdad es que lo de Mentiras y Gordas debe ser lo que rellenan en la solicitud para tener una subvención del ministerio, porque si no, no me lo explico.

Dos apuntes, aceptando que es cierto que en europa, por lo general, nos encanta mostrar chicha (y yo que me alegro), y que comparto su inquietud por el destete gratuíto por mucho que me guste, tambien es cierto que he escuchado a actrices norteamericanas celebrando que aquí ese tema es mucho mas fácil y divertido el salir al aire en producciones europeas, mientras que en "su casa" es todo mucho mas rancio. Supongo que eso dependerá de si a la actriz le gusta exibirse o no, claro, pero no deja de ser un matiz.

Aquí me temo que aun no hemos superado el destape. ¡Cuanto tenemos que madurar!. Y lo de mentiras gordas no es mas que un producto de marketing. Es como si se hiciera una película con todos los ganadores del gran hermano. Bien vendida, arrasaría en taquilla por parte de la adolescencia perdida que puebla la piel de toro, screeners aparte.

Por lo demas, confieso que hasta yó tuve que desnudarme en mi juventud para alcanzar este puesto de responsabilidad que tengo en la empresa. Solo que en mi caso, fue al contrario: me juraron que se volvía a vestirme, por favor, me daban el puesto :P

Alejandro Candela Rodríguez dijo...

De pequeño veía como cuando salía el que fuera Presidente del Gobierno en la tele, mi abuelo le insultaba o/y cambiaba de canal.
Más tarde vi como mi padre hacía lo mismo la oposición a medida que su pelo se fue viendo salpicado por las canas...
Bien, pues el otro día me descubrí a mi mismo gritándole a la tele al ver a la nueva ministra de cultura, esa señora (no sé que edad tiene, pero la ves y se te viene a la cabeza la palabra "señora"). ¿Me estoy volviendo viejo a mis 22 años? Puede. Pero ahora seré un joven viejuno con argumentos sólidos para gritarle a la monjica... después de todo, participó en el guión de esta absolutamente lamentable película.

Alex de la Iglesia, Ministro de Cultura, YA!

Soundtrack dijo...

Alejandro, hay una curiosa campaña para que el ministro de cultura sea David Bravo... busque por internet, busque ;)

Alejandro Candela Rodríguez dijo...

Pa'vernos matao! Bueno, supongo que ganaríamos con su poco posible nombramiento, aunque desde luego este tipo promovería la copia y difusión de "Mentiras y Gordas". De cualquier manera, no le gritaría a la tele si lo viera...

Mr. Lombreeze dijo...

Yo me mantengo prudente hasta conocer la opinión de Everett Bloom.

Jo, es que además con lo de los toros es que lo ha bordado la ministra. Qué comienzo de mandato...

nes dijo...

Disiento. En todas películas malas debería haber escenas de desnudos, folleteos y similares pero siempre en los diez primeros minutos. Y a la ministra la veremos pasar como a todos sus antecesores..

Dr. Quatermass dijo...

¿Que, verificando cuanta carne sale en línea con lo debatido en mi post sobre Flesh Gordon ;-) ?
Yo no he visto este películo pero por lo que he leído es para flipar de malo. Pero habrá que reconocer visión comercial a los pollos que la han hecho, 3M de € en dos semanas superando a Almodóvar de calle! Bendita piel de toro...

Por cierto genial lo del casting con la foto de Lolita, brutal!.

Saludos

Insanus dijo...

Lo que realmente da una medida de la dimensión y sobreexposición de los desnudos en nuestro cine es que me sé de memoria cuerpos que no he tocado ni conocido (en el sentido Bíblico y en el pedestre). Joder, recuerdo mejor la orografía de ciertas tetas, culos y piernas que de algunas chicas de mi pasado. Es heavy el asunto, ¿eh?.

Pero bueno, si las pelis son una basura, que al menos haya despelotes.

Alejandro Candela Rodríguez dijo...

Me gustaría compartir con vosotros este artículo de blogdecine.
Aparece nuestra querida ministra :P

http://www.blogdecine.com/cine-espanol/el-problema-no-es-la-pirateria-es-la-falta-de-talento

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails