lunes, 14 de septiembre de 2009

Bohuslav Martinu (1890 - 1959). El hijo del campanero.

Hola amiguitos. Más Música Clásica, que sé que os gusta mucho aunque se queden siempre los comentarios a zero- patatero.

Recordamos hoy en nuestro blog en este año en el que se cumplen 50 años desde que nos dejara Bohuslav Martinu, la figura de este grandísimo compositor checo, cuya infancia transcurrió subiendo y bajando escaleras de la torre de la iglesia de Santiago de Policka, su ciudad natal, en la que su padre ostentaba el cargo de vigilante de la torre de la iglesia mientras su madre se dedicaba a lavar la ropa de los nobles de la zona.

Es el gran Martinu una de las altas cumbres de la espectacular cordillera checa de compositores (Dvorak, Smetana, Janacek), al que la WWII obligó a ser ciudadano del mundo. Un compositor casi autodidacta con un dominio de la orquestación prodigioso que tras coquetear en París con el Impresionismo francés, quedó finalmente marcado por la música del compositor ruso Igor Stravinski, su mayor influencia musical.

Martinu desarrolló sin embargo una poderosísima personalidad propia tras asimilar a su música el sentimiento popular del folklore checo, apuntándose a un neoclasicismo con sabores y olores de las danzas y música tracionales de su país. Un compositor excepcional y uno de los mejores sinfonistas del siglo XX.

Vamos a escuchar ahora una de las 100 composiciones que, sin duda, me llevaría a una isla desierta: su Concierto - Rapsodia para viola y orquesta H337 de 1952. Un trabajo en el que podréis disfrutar de las excepcionales posibilidades de un instrumento que puede sonar como un violín o como un cello.

Quiero dedicarla especialmente, con todo mi afecto, a uno de mis mejores amigos cuyas obligaciones para con el mundo empresarial mantienen corpóreamente alejado de mí en la lejana Cipango. Va por ti, Martotti.
Sirva como homenaje también a los compositores checos Pavel Haas, Hans Krása, Viktor Ullmann y Gideon Klein, quienes murieron hace ahora 65 años asesinados por los nazis en Auschwitz. Pero como dijo Sholem Aleijem: " No importa cuan mal van las cosas, tienes que seguir viviendo, incluso si te mata.".

Mirad qué video tan bonito he colgado en el youtube para vuestro gozo y disfrute con el 1er Movimiento de esta obra. Y solamente dura 10 minutillos!. Si me queréis, escucharsen al menos el minuto que va desde el 01:58 hasta el 02:58 en el que el solista expone el tema principal.

7 comentarios:

redrum dijo...

Pues no creo que se sorprenda si le digo que la mitad de los que nombra no me suenan de nada!!!

Igualmente excelente pieza, caballero! Tomo nota para escuchar el concierto completo!

1 saludo y sí que habemos gente que leemos estos posts!!!

Soundtrack dijo...

Sin problema, es como si yo me pusiera a disertar sobre mi idolatrado Jonathan Dunn, pocos seríamos los elegidos... Pero lo importante es hablar de lo que a usted le plazca :)

Por lo demás, muy sutil tu dedicatoria, si señó ;)

Dr. Quatermass dijo...

Muy bonito el fragmento, caballero.
Me ha impactado no el minuto "recomendado" sino el creccendo sobre el 7:00.

Si algún día tengo tiempo (cosa improbable de momento) me meteré a fondo con el classical, sin duda te lo digo.

Mr. Lombreeze dijo...

redrum, bueno, no es preocupante, no son megastars de la Clásica.
Gracias por leer estos posts, bueno, qué narices, gracias por leer mis posts, que tiene mérito ;-)

soundtrack, quién coño es Jonathan Dunn?, ahora me pica la curiosidad. Exigo un post en su blog asap!

Dr. Q., es efectivamente un momento sublime.
Estoy emocionado y todo.

homo kanagüensis dijo...

Muchas gracias por la dedicatoria. Martinu y Nielsen son dos de mis deudas contigo. Pero yo intento corresponder siendo tu mejor amigo en toda Asia.
Y aprovechando el momento musical, quiero proponer la Rapsodia aquella de Enescu como segundo himno del blog.

Mr. Lombreeze dijo...

De nada my friend. Porque tú lo vales. Pues mira hablando de esa obra de Enescu, pronto subiré un vídeo relacionado bastante interesante.
Relacionado con Israel, por cierto.

lunes dijo...

madre mía qué cosas me hace descubrir usted mr.lombreeze..Cambiemos el medio odio por el oído medio y con un poco de música y mantel la paz mundial en cuatro días

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails