sábado, 26 de septiembre de 2009

El salitre de las botas de Pockollock. Capítulo XIV.

Capítulo XIV. Primer ensayo general de "Il mio poleo" con Lucía de Tamerlán y su engendro mecánico.

Aunque había costado un dineral enmendar la carencia visual de Lucía de Tamerlán, el Primer Ministro Konsultas asistió encantado a los ensayos de "Il mio poleo" de Vinelli. Todo parecía ir bien y los cachivaches de Flaghertty impedían que la soprano acabara copulando con el primero que se le cruzara o, todavía peor, acabara incrustada en un instrumento de viento-metal. Lucía se movía de manera algo artificiosa pero lo compensaba sobradamente con su exquisita calidad vocal. En ningún momento pareció que hiciera falta conectar a la corriente eléctrica los cables que unían su corsé metálico a los raíles del techo. Además, el costosísimo generador de Flaghertty todavía estaba siendo fabricado en las factorías angoleñas de la compañía “Westmithsmore and Brothers”, inventores del molinillo de café que ya era conocido en medio mundo como "westmihsmorianillo".

Dos días antes del último y definitivo Ensayo General Final, (E.G.F.), previsto para el 2 de Noviembre de 1902, una enorme grúa de 700.000 toneladas instalaba los dos potentes generadores W&B en un edificio anexo al Teatro de la Ópera. Supervisaba la operación Jonas, el criado de Flagertthy, de quien recibía precisas instrucciones, -como no-, de manos de "Feligerio", el caballo muerto de Konsultas, que se había ofrecido voluntario para servir de enlace entre Ingeniero y mayordomo.

Un selecto grupo de la creme de la creme del grupo más exquisito de la Alta Sociedad imperial fue invitado al E.G.F. que fue ceremonialmente magistrado por Konsultas y su mano derecha en el asunto, el tenor Vladimir Kolenko, cuya espesa barba adornó para la ocasión con guirlaches de Venezuela y madreselvas de alondra de Turquía.

Cuando Jonas, minutos antes del estreno, consultó a "las dos K" sobre la necesidad de encender o no los generadores W&B, Kolenko le respondió: "ah, amigo Jonas, ¿acaso no soy yo un simple soñador de sueños?, ud. es el experto. En sus manos dejo tan secundaria decisión". Tras lo cual, se comió un guirlache venezolano que colgaba justo de la punta de su barba.
Jonas, dubitativo, mandó llamar a "Feligerio" para que corriera raudo y veloz a consultar con Flaghetty, pero fue informado de que el Primer Ministro Konsultas iba a asistir al ensayo sentado sobre su caballo muerto, como siempre hacía.
Jonás decidió finalmente ceñirse al plan original que incluía los 100.000 voltios que eran capaces de generar los W&B. Aunque solamente los emplearía en caso necesario, es decir, si los raíles y ataduras de la soprano no bastaban para llevarla por el buen camino escénico.

Todo fue bien hasta el Acto IV.

En la "escena junto a la fuente rusa" Prifrigia, reina de los Malakeos, canta quejumbrosa una hermosa aria titulada "Per que sonno tan putta?", ("cuánto me gustan los hombres"), que dice así:

Per que sonno tan putta,
per que fogliare tanti,
Sin Vastos sei perdutta,
Io voglio antipasti.
Si io fuera beatta,
non metteria tanto,
E como una fumatta,
subiria presto y alto.

"Per que sonno tan puta".

Vladimir Kolenko había mandado construir para esta escena una fuente de madera de nogal en cuyo interior se alojaba un tanque de 50.000 m3 que llenó de tiburones de Malasia y pirañas mediterráneas, amén de otros muchos peces que no sobrevivieron a la voracidad de estas dos exóticas especies, ("a veces pienso que Kolenko es tonto" diría Konsultas a propósito de este hecho).
Cuando Jonas vio que la de Tamerlán se acercaba peligrosamente al mortal estanque, temeroso de que la integridad física de la soprano corriera peligro, decidió activar los generadores, y seguidamente 100.000 voltios recorrieron el cuerpo de Lucía de Tamerlán reduciendo sus carnes y grasas, en cuestión de segundos, a un montón de cenizas malolientes que compartieron agua y fuente con los cadáveres de tiburones y pirañas electrocutados por la fuerza imparable de los generadores W&B.

Generadores W&B. Museo de la Ciencia de Ciudad del Cabo.

Días después, el inventor Flaghertty, camino del cadalso acusado de electrificación en masa, comentó emocionado al verdugo:

- De seguro que la Tamerlán experimentó el más intenso orgasmo que jamás un ser humano haya sentido en toda la Historia de la Humanidad,
- ¿Y los tiburones?, -preguntole el verdugo mientras le ajustaba la soga al cuello.
- No amigo mío. Los tiburones no, ¿es que no sabe que los tiburones son escualos?.

Próxima semana: Capítulo XV. Buscando una nueva soprano: la diva Maria Poboski.

3 comentarios:

lunes dijo...

Como usted sabrá Lombreeze, en España hubo un caso similar al del señor Flaghertty (de hecho dio origen a la frase :"señor juez soy victima de una inexplicable fatalidad"), en el que se basó incluso una película :http://www.youtube.com/watch?v=mJtn75fxOWc&feature=related

Dr. Quatermass dijo...

Interesantisima dosis de cultura, como siempre. Pero ha olvidado mencionar que cuando Lucía de Tamerlán fue reducida a cenizas por el generador, el publico, creyendo que era un novedoso efecto escenico, provoco graves disturbios al reclamar la repeticion de la jugada.

Como obviamente no era posible, y ante la grave invasion del escenario que se produjo, el generador fue accionado de nuevo provocando la calcinacion de todo bicho viviente, hecho historico conocido como "la gran cremà".

Por lo demas bastante ajustado a los hechos historicos....

Mr. Lombreeze dijo...

jajajjjaa, lunes, magnífico documento!. "señor juez soy víctima de una inexplicable fatalidad!" jjajaja, bravo!.

Doc,sus ampliaciones de erudito son ciertamente tan apreciadas como exactamente veraces.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails