martes, 22 de septiembre de 2009

Malditos bastardos = Leone + Hitchcock + Lubitsch + Tarantino

Son muchas las voces que se han alzado pidiendo que servidor, MrLombreeze, -contraviniendo su política de no intervención en el saturadísimo mercado bloggero del cine de estreno-, se pronuncie sobre la nueva película de Quentin Tarantino, "Malditos bastardos". Venga pues, al grano: No se la pierdan. Es imperfecta. No es cierto que dure mucho, de hecho le falta metraje para exprimir todos los suculentos personajes que desfilan, en ocasiones, demasiado fugazmente. Pero este año no está la cosa como para hacer ascos y puede que hasta acabe colándose en el top 10 de 2009.

Antes de opinar sobre este film quiero manifestar que me ha dejado un poco turulato el que casi todo el mundo se haya subido al carro de conceder mérito, loor y gloria a la elección de actores con la misma nacionalidad que sus personajes. Ahora resulta que a Hamlet solamente lo pueden interpretar actores daneses y que Burt Lancaster no interpretó bien al Dr. Ernst Janning. Por cierto, Tarantino ha alardeado mucho de su internacional reparto que, según él, da veracidad a una historia fantástica, (toma contradicción), pero sin embargo, no tenemos constancia de si alguno de los 8 bastardos es judío...

Dicho esto, Tarantino nos ofrece otra película de historias que convergen (en este caso dos). La trama está narrada, otra vez, en forma de episodios o capítulos filmados cada uno de su padre y de su madre, con lo que la magia del comienzo va apareciendo y desapareciendo como el Guadiana a lo largo del extenso metraje. La mejor manera que se me ocurre de reseñar esta película es comentando, por separado, cada uno de sus capítulos.

Capítulo I. 9/10


Una de las cosas más bonitas que yo he visto en un cine este año es el comienzo de "Malditos batardos". Me predispuso a ello escuchar durante los créditos iniciales "Las hojas verdes del verano" (versión hilo musical), la hermosa canción que Dimitri Tiomkin compuso para "El Álamo" de John Wayne. Esta especie de prólogo en el que se nos presenta la figura del malo-malísimo interpretado por la auténtica estrella de este film, -el desconocido y televisivo actor austriaco Christoph Waltz-, es un homenaje al spaguetti western y por ende al Western, un género al que Tarantino debe tanto o más que a su adorado y horripilante cine made in HongKong. La llegada del Coronel nazi Hans Landa (el mencionado Waltz) a la granja lechera de Perrier LaPadite (magistralmente interpretado por Denis Menochet, cuya indumentaria no desentonaría en una peli de granjeros contra ganaderos) a ritmo de la música de Ennio Morricone, me hizo pensar que estaba a punto de ver una obra maestra del cine. Me estaba sabiendo el asunto a comienzo de "Raíces profundas" y, sobre todo, al arranque de "El bueno, el feo y el malo". Qué gran duelo de pipas en plan "yo la tengo más grande" y qué hermoso homenaje a la famosa escena del oscuro umbral de "Centauros del desierto". Este capítulo es sencillamente perfecto. No le pongo un 10 porque necesito verlo de nuevo cuando se me baje el subidón.

Capítulo II. 7/10


Tras la magistral presentación del malo, llega el capítulo gamberro con el tono que yo creo que todos esperábamos que iba a reinar en esta película. Aqui, un grupo de 8 soldados judeonortemaericanos, liderados por el teniente Aldo "Apache" Raine (Brad Pitt) y conocido con el sobrenombre de "los bastardos", se infiltra en la Francia ocupada por las tropas alemanas con el fin de asesinar cuantos más nazis mejor. Simple y directo.

Claro, solamente la idea de que hubiera podido existir semejante proyecto nos pone muchísimo y compartimos con Tarantino la pasión por la violencia, (ésa que no se cree nadie), y el gusto por machacar cabezas nazis con bates de béisbol. En fin, una gozada de aroma clásico con toques de cómic donde Hitler parece un malo del castillo de Grayskull.

Brad Pitt está pasadísimo en su papel pero hace mucha gracia, es un histrionismo positivo, como el de "Pozos de ambición". La pena es que pese a dar título al film la presencia de los bastardos demuestra luego ser casi secundaria.

Capítulo III. 6/10

Una vez presentados héroe y villano, llega el momento de la presentación de la primera trama y de "la chica". En este capítulo abandona Tarantino la estética de western y bélica de los dos anteriores para darse un paseo por el mundo de Hitchcock en el que es el más flojo de todos los capítulos, porque la sobriedad del maestro del suspense todavía le queda algo grande al brillante Quentin. El homenaje incluye una escena de "Sabotaje" de Alfredito. Una historia de casualidades, conspiraciones y venganza que supone un cambio de ritmo que me descolocó (y aburrió) en demasiadas ocasiones con demasiado Apfelstrudel y demasiada nata de por medio. Daniel Brühl está pesadísimo y entran ganas de matarlo.

El amor por el cine que destila este capítulo es incuestionable y le hace subir algún puntillo entre los más cinéfilos.

Capítulo IV. 8/10

Es éste el capítulo más tarantiniano, en el buen sentido, de todos. Y no me refiero a la violencia ésa que escandaliza tanto a algunos niños-burbuja hipersensibles, ni a los homenajes y referencias de cinéfilo friki, (que a mí ya me agotan y que en el caso de este film son interminables como bien nos recuerda our friend Charly Ramone), sino a esas escenas de diálogos larguísimos que constituyen para el que esto escribe la verdadera marca de agua de la casa Quentin Tarantino y que cuando son brillantes dan a luz a momentos memorables ("Toby.¿Toby Wong?¿Toby Wong?¿Toby Wong?¿Toby Chan? El puto Charlie Chan. Tengo la polla de Madonna en mi oido izquierdo, y la chinita Toby nosequemas en mi oido derecho."), pero cuando son redundantes ("Death Proof") se convierten en insoportables.

Afortunadamente aquí son brillantes y la mega escena de la taberna alemana es sensacional. Esto es 100% made in Tarantino. Lo mismo que la típica situación mexican stand-off que tanto nos gusta a Tarantino y a mí. Destacamos el papel del teniente británico Archie Hicox interpretado por Michael Fassbender con una elegancia maravillosa. Y por supuesto al veteranísimo y súper actorazo Rod Taylor con su cameo de Churchill. Lo de Mike Myers es penoso. Diane Kruger está muy bien.


Capítulo V y último. 7/10

Estamos ante el más estilística y argumentalmente batiburrillado de todos los capítulos. Incluye un desconcertante comienzo de videoclip ochentero a ritmo de David Bowie.

A mí me resultó difícil digerir los indudablemente divertidos momentos de enredo a lo Ernest Lubitsch de "Ser o no ser" que protagonizan los tres falsos italianos, seguidos de frenéticos, (de "Frenesi", Alfred Hitchcock, 1972), estrangulamientos nazis sumarísimos. Pero bueno, así es el tremendo cóctel final que nos propone Mr. Tarantino reescribiendo la historia de la WWII con un, de nuevo, gamberro revisionismo histórico que da un gustazo tremendo, porque cualquiera pagaría por ser Eli Roth, (aka "el oso judío, aka "el golem"), en esa escena.

La coda final nos muestra la moraleja de la película: fue una pena que tantos y tantos malditos bastardos nazis se quitaran el uniforme al final de la WWII para ocultar que onceuponatime ellos fueron unos asesinos sin entrañas.

Recapitulando y dejando atrás el regustillo ése de "lo que pudo haber sido y no fue" que deja esta película, procedemos a puntuarla en plan examen de la E.G.B.: 9+7+6+8+7 = 37, dividido entre 5 = 7,4 gusanos puntos para "Malditos bastardos" que redondeamos a 7,5 por la estupenda banda sonora que toma prestada Tarantino, (quien no pudo contratar a Ennio Morricone), de las de unas cuantas películas del gran maestro italiano y que cierra la película, acertadísimamente, a ritmo de tarantela.

21 comentarios:

M. Jordan dijo...

"una historia fantástica, (toma contradicción)"

Contradicción, ¿por qué? ¿Qué ha hecho Tarantino en "Malditos bastardos" si no se trata de una Historia fantástica? Esa es la gracia de la ficción.

De acuerdo en lo de Meyers, es totalmente patético, y sí... todos querríamos ser Eli Roth (aunque sus pelis me presentan muchas dudas).

Curioso que la parte más clásica sea la que menos te haya gustado.

Entonces, ¿es o no su "jodida obra maestra"? :D Lo siento, esos adornos tan posmodernos me encantan.

dvd dijo...

Lo siento, no me gusta. Estoy de acuerdo en lo de la escena inicial, muy bien rodada; el resto es inconsecuente, parece una gamberrada que sólo se soporta si es de Tarantino, pero que no vale nada si es de otro. Pero bueno, ya la comentaré, a ver si doy con "el tono"...

Ivan dijo...

Me quedo con la escena inicial, el resto solo en ocasiones aisladas. No me ha gustado mucho ni poco, más bien a ratos, aunque repito que la escena inicial es magistral para mi gusto.
Por cierto, ¿me puede explicar eso de "horripilante cine made in hong kong"? debo suponer que se refiere a cierto cine de artes marciales que disfruta el sr.Tarantino y no a todo el cine de la ex-colonia, ¿verdad?

Saludos!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Peliculón...a las excelentes del 2009 sin ninguna duda!!
y ese capítulo final!!!! madre del amor hermoso...
y el tema de los actores...es que no recuerda valkiria llena de ingleses haciendo de alemanes!!!!

Mr. Lombreeze dijo...

@Monica, es una contradicción alardear de reparto internacional para dar veracidad a un personaje y luego hacer una caricatura del mismo. A este Hitler lo mismo podría haberlo interpretado un actor húngaro tan ricamente.
La parte clásica es la que menos me gusta porque es la que peor se le da a Q.T., la sobriedad y el no frikismo aún le cuestan, aunque va por buen camino.
Qué va a ser su obra maestra. Ésa es Pulp Fiction.

@dvd, coincido en que esto lo filma otro y lo descuartizan (yo no, que tengo mucha personalidad ;-)))

@Ivan, pues sí, me refiero al de artes marciales. Aunque Wong kar wai tampoco es santo de mi devoción. Solamente me gusta su peli "americana", curiosamente la que menos gusta a sus fans. Es que yo la sensibilidad asiática no la pillo, lo de las latas de piña caducadas y todo eso...

@Angel, jajajaa, lo que ud. diga que para eso tiene su blog milypico posiciones delante del mío ;-).
Es cierto que lo de Valkiria fue el otro extremo. Lo de Tom Wilkinson, que es un actorazo, fue muy fuerte. Pero vaya que lo de Tarantino lo veo exagerado. "Meterse" con la lista de schindler. Que él no es Wim Wenders ni Ken Loach.

Mr Mierdas dijo...

Ayer vi a los bastardos y tambien puntuare por capitulos:
Capt.1:8
Capt.2:9.5
Capt.3:7
Capt.4:10
Capt.5:6....vaya locura, creo que no me reia tanto haciendo ellos de italianos en V.O el acento de Brad Pitt es de morirse con su "gracias" en italiano y acentos de Tennesee...
Creo que sus paralelismos con Pulp Fiction es lo que hace grande a la pelicula:el vaso de leche de Landa y el Sprite de Iules, el dialogo con "Willie" de Aldo y el de Iules con Yolanda... y así he visto una estetica muy Pulp en la IIWW.
En las otras pelis de Tarantino me costaba ver esos palelismos, siendo casi nulos en Kill Bill I y II(y eso que a mí me gustaron ambas).
La fotografía me parece alucinante, la musica que decir... y me parece que la academia debia ir preparando el oscar para el señor Waltz(al final de la peli cuando esta con Aldo creo que roza la homosexualidad y el ridiculo)
Lo de que los actores sean de un pais o de otro le doy bastante poca importancia, estoy con Lombreeze en que creo que es una chorrada mas de Tarantino...
Tambien me parece que haber oido por aqui que si la hubiera hecho otro estariamos hablando de otra cosa...toma claro! y si por ejemplo Doctor Zhivago la hubiera interpretado Ozores pues no hubiera sido lo mismo...
En este mismo blog dije que no estaba convencido del buen resultado de esta peli... me la embaino "one more time" los bastardos de Tarantino es un buen film, que digo... un muy buen film con su sello indiscutible.
Cada vez estoy mas convencido de que Tarantino interpreta un papel de bicho raro, pero a su vez estoy mas convencido que hay muy poquitos ahora mismo (excepto Lars von trier jajajajaja....)que saben pillar una puta camara y hacer cine como él.

redrum dijo...

Pues no sé si será su obra maestra o no, pero aún con el subidón es la que más me ha gustado...

Puede que unos tijeretazos no le hubieran ido mal, pero tampoco veo que sobre ni aburra nada, sino que todo huele a "preparativos" para el último capítulo.

1 saludo!

Ivan dijo...

Ok ok, me imaginaba que se refería al de artes marciales. La verdad que pese a su popularidad tiene usted toda la razón.
Lo de WKW pasa a veces, que su ritmo no gusta a mucha gente, y de hecho me gustó bastante su peli americana, aunque nada que ver con las de HK creo yo. Es que me había asustado pensando que se refería usted a todo el cine asiático, jeje.

Saludos

Ivan dijo...

Por cierto, hablando de WKW, estuve este año pasado en Hong Kong y me di una vuelta por las chungking mansions (donde se rodó Chungking express) y la verdad que vaya tugurio con olor a frituras, jeje.
La sensibilidad del cine asiático se pilla comprendiéndolo, como todas las culturas creo yo, aunque uno puede elegir pasar del tema, está claro.

Soundtrack dijo...

Miedo me da leer este post, no vaya a ser que se le haya colado algun spoiler... nada, a guardarlo en favoritos hasta cuando pueda contrastar sus opiniones...

Insanus dijo...

He leido hasta la llegada de los capítulos y cuando la vea vuelvo, pero creo que Tarantino debería prodigarse, ¿no os parece? Que los años pasan.

Mr. Lombreeze dijo...

Soundtrack, Insanus, este post no contiene ningún spoiler, os lo certifica el Instituto gusano de confidencialidad cinematográfica (I.G.C.C.). Cualquier sinopsis de las que he leído por ahí cuenta muchísimo más.
Pero por supuesto sois libres de leerlo cuando queráis.

Tarantino y cualquier director, su misión es satisfacer a la plebe, que somos el pueblo soberano, cojones, queremos pan y circo!.
Lo de James Cameron es pa fusilarlo.

Mr. Lombreeze dijo...

Ivan, a mí el cine asiático (en general) me agota, no entiendo o no me interesa casi nada de lo que proponen.

Voy a publicar pronto una "semana de cine asiático" con dos películas (toma retrospectiva intensiva): una obra maestra y una soplapollez.

redrum dijo...

Me da que Hierro 3 va para la retrospectiva...

Mr. Lombreeze dijo...

redrum, no, "Hierro 3" la incluiré cuando hable de la "comedia moderna asiática y la madre que la parió".

Mr. Lombreeze dijo...

Mr. Mierdas, yo lo que digo es que si esta misma pelicula, rodada exactamente igual la firmase p.e. John Toppenhausen, lo ponen a parir al hombre.
La industria del cine necesita sus chicos malos, sus modernos, sus von Trier y les consienten todo, aunque de vez en cuando la cosa se les vaya de las manos y ya no aguanten al danés ni en Cannes!

Ivan dijo...

Pues el nuevo cine coreano hacía lo mismo que Tarantino, "reformular" géneros. Yo es que soy muy fan del cine asiático, bueno...del cine en general, me da igual la localización.
Pero es otro ritmo, si, y otros intereses.
Saludos!

Mr. Lombreeze dijo...

Mi problema con el cine asiático es que me desconcierta y la benevolencia con que se miran sus propuestas todavía más.
Tuvimos que comulgar con que The Host era un peliculón, y no lo es. Pero claro, yo vi The Host porque su director había hecho uno de los mejores thrillers policiacos de la historia del cine: "memories of murder".
Y dentro de una misma película me sucede lo mismo, a secuencias y escenas impecables le siguen momentos pueriles que rozan lo ridículo.
Lo dicho, desconcertante.

Ivan dijo...

Es una cuestión cultural por eso.

videodromo dijo...

Mi estimado Lombreeze, a mi la película me gustó, yo al igual qeu Redrum le hubiera aligerado un poco el metraje. Pero coincido con usted que lo mejor el capítulo inicial, es brutal. Y el final un desquicie pop con lo mejor de Lubitch. Me partí la caja con los italianos, y cada vez que lo recuerdo más todavía. ME alegro qeu le haya gustado. Tenga cuidado con El soplón, me pareció de lo peor de Soderberg.

Mr. Lombreeze dijo...

amigo videodromo, esta mañana he leído tu advertencia sobre El soplón y encima Sodergergh no es santo de mi devoción, así que no picaré gracias a ud.
Yo creo que me veré otra vez El Delator...

En los bastardos el personaje de Daniel Bruhl se me hizo insufrible en muchos momentos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails