miércoles, 26 de agosto de 2009

Qué mala es la envidia. Los concursos de belleza.



Uno de los peores males que asolan a la aburrida y aburguesada sociedad occidental es el gusto por el eufemismo mal entendido. Porque una cosa es decirle a un amigo que no está gordo sino que es de constitución fuerte para no ofenderle y otra muy distinta es sustituír "portero" de toda la vida por "empleado de finca urbana" y encima quitarle la propina al hombre por sacar la basura.

Igualmente desagradable es el hincapié que se hace en nuestros días por intentar disimular, casi siempre de manera ridícula, asuntos que han pasado de ser fashion a ser oldfashion sin comerlo ni beberlo. Uno de los más inocentes ejemplos es el de los concursos de las misses.

El término "concurso de belleza" se compone de dos vocablos: "concurso = competición entre varios candidatos para conseguir un premio" + "belleza = propiedad de las cosas notables por su hermosura". Y ya está. Más claro, agua.

Entonces, ¿de dónde viene ahora el acoso intelectual al que pretenden someter a las candidatas a misses?. ¿Por qué pasan cosas como éstas?.

¿Por qué narices se le han de dar más mérito a las virtudes intelectuales que a las físicas cuando en ambos casos la genética tiene casi todo el mérito?. ¿Es que creen que están dignificando el asunto del concurso preguntando sobre Confucio?.

Lo que la chavala tenía que haberle dicho al listillo ése al que se le ocurrió preguntar sobre Confucio para reírse de ella, es algo así como: "Sí, sé quién es Confucio, un patán que dijo que la ley natural decía que la mujer tiene que estar sometida al marido debido a nuestra estupidez que nos impide confíar en nosotras mismas."

o

"Me importa un carajo, yo he venido aquí a hablar de mis muslos que, dicho sea de paso, son bastantes más tersos que los tuyos.".

Ahora que ya sabemos que el feminismo no era eso de que la mujer es igual que el hombre, sino que en realidad es eso otro de que la mujer y el hombre son igual de seres humanos, o sea, que una chavala puede pedir igualdad y llevar minifalda, ya podemos dejar atrás el repelús que daban los concursos de misses porque nos recordaban la explotación sexual femenina de los tiempos de Confucio. Y la que quiera enseñar cacho pues que lo enseñe si con eso consigue o cumplir una ilusión o, todavía mejor, un buen curro en la tele.

Y es que a los concursos de belleza interior se les ha llamado de toda la vida exámenes.

13 comentarios:

GTR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
redrum dijo...

Totalmnete de acuerdo con GTR... sobretodo su ultima frase.

1 bello e interior saludo!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Escalofriante relato de los estragos que causan los implantes estéticos sobre el cerebro. QUe miedo!

MonSeñor Gusano dijo...

En fin, que cualquiera de estas pericas, conseguirán lo que quieran. Y eso que se les supone tontas... jajajaja, los tontos somos nosotros.

redrum dijo...

Pero nunca apreciarán lo sublime, aunque se implanten todas las arias de Puccini...

Mr. Lombreeze dijo...

En primer lugar quiero cagarme n la pu**a madre que parió a GTR y desearle que acabe sus días en el pabellón de invertidos de una prisión turca.

Y en segundo lugar, quiero deciros, mes amis, que no sabéis leer entre líneas la profundidad de los mensajes de estas chavalas. Mientras que la primera hace un claro alegato en favor del amor mujer con mujer (con el que todos estamos de acuerdo), la segunda chavala ya ha conseguido curro como guionista de Faemino y Cansado. Envidiosos.

Mr. Lombreeze dijo...

En primer lugar quiero cagarme n la pu**a madre que parió a GTR y desearle que acabe sus días en el pabellón de invertidos de una prisión turca.

Y en segundo lugar, quiero deciros, mes amis, que no sabéis leer entre líneas la profundidad de los mensajes de estas chavalas. Mientras que la primera hace un claro alegato en favor del amor mujer con mujer (con el que todos estamos de acuerdo), la segunda chavala ya ha conseguido curro como guionista de Faemino y Cansado. Envidiosos.

Mr Mierdas dijo...

GTR= Gran Tonto Reprimido o Gran Torino Ripeado o Gili Tarado Risión...
Confucio, pero quien coño es Confucio... y peor aun, a quien le importa.

I LOVE CONCURSOS DE BELLEZAS o como diria GTR:
|@##~€¬¬€€¬\|@#~€¬[][]{}}}{{€€€...coño!

Mr Mierdas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mr. Lombreeze dijo...

MrMierdas, Confucio es el inventor de la Confusión, si ya lo dice la chavala.

spam de los cojones...

elbosquefantasma dijo...

Pues yo la he entendido perfectamente. Su respuesta esta en la base de los momentos que vivimos algo así como "Efectivamente y no" que diría Claudio. (Primo de Marlo).

Mr. Lombreeze dijo...

Efectivamente y no, elbosquefantasma. La grandeza de estas chicas es más grande que América y que Asia.

Insanus dijo...

jajjajaj, la primera señorita ¡es una visionaria! hombre con hombre, mujer con mujer, hombre con mujer y hombre solo consigo mismo.

Qué buena reflexión. Qué tontería ridiculizar a las misses cuando todos nos quedaríamos embobados con un sólo parpadeo y una sonrisa. De hecho, he conocido a petardas con estudios que se expresan peor y nada lo compensa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails