viernes, 26 de noviembre de 2010

Guerreros de Antaño (Lee Tamahori, 1994). Haciendo frente al maltratador.

"Our people once were warriors. But unlike you, Jake, they
were people with mana, pride; people with spirit. If my spirit
can survive living with you for eighteen years, then I can survive
anything."
Los puñetazos más contundentes que yo he visto dar en el cine son los que suelta el cabronías de Jake "the Mus" Heke (interpretado por el actor Temuera Morrison aka para los frikies Jango Fett clonado hasta el infinito en Star Wars), en la película de Lee Tamahori de 1994 Guerreros de antaño.

Tras el éxito internacional de este film, que Mr. Tamahori realizó en su tierra natal (Nueva Zelanda), el director fue reclutado inmediatamente por los estudios hollywoodienses para los que desde entonces no ha creado sino productos lamentables y diversos engendros de los que no quiero acordarme. El último que me viene a la cabeza es la horripilante Next. Y eso que había dicho que no quería acordarme. Aunque eso no es lo peor que el bueno de Lee hizo en los USA, porque hace unos años fue arrestado vestido de mujer y acusado de prostitución y mendicidad. Parece ser que se ofreció para practicar una felación a un tipo que resultó ser un policia encubierto. Que ya hay que tener mala suerte, con lo grande que es América.

La historia de Guerreros de antaño es la historia de la familia Heke que, lamentablemente, parece ser reflejo de gran parte de la comunidad maorí de Nueva Zelanda. Una comunidad descendiente de orgullosos guerreros que convive, en la marginalidad y la pobreza, con la moderna sociedad blanca.

Desempleo, alcoholismo y otras lacras del estilo hacen mella en los habitantes de los suburbios de Auckland. Cuando Jake bebe, cosa que sucede a menudo, se convierte en un hijodeputapeligroso que maltrata a su esposa Beth quien, para más inri, es descendiente de la aristocracia de su tribu mientras que los antepasados de Jake eran esclavos. O sea, el reverso tenebroso de Felipe & Letizia.

Los tres hijos de la pareja huyen, cada uno a su manera, del agradable ambiente familiar que les ha tocado sufrir: El mayor entra a formar parte de una banda de pandilleros maoríes, (con una estética maravillosamente tatuada). El segundo hijo, tras varios flirteos con la delicuencia de bajo nivel, parece ir encontrando la redención en la práctica de antiguas artes marciales polinesias. Mientras que la pequeña Grace, con 13 añitos, se refugia en su amistad con un amiguito yonki que parece ser el único ser vivo que la escucha y tiene tiempo para ella.

Bonito panorama. Como os podéis imaginar, la cosa tiene que estallar por algún lado. Y tras el estallido las consecuencias serán terribles para todos.

Basada en el best-seller homónimo del escritor Alan Duff, -coautor también del guión-, Guerreros de antaño es una gran película y un tirón de orejas a las sociedades blancas occidentaloides que no supieron, no quisieron o no pudieron asimilar y respetar las costumbres de sus colonizados indígenas, marginados o automarginados (que de todo ha habido), y condenados a vivir en guettos cada vez más y más deprimidos.

Cinematográficamente hablando es también uno de esos ejemplos de "¿cómo puede ser que el mismo tipo responsable de esta maravilla haya hecho posteriormente tanta basura?". Y es que una película es cosa de muchos cerebros trabajando juntos porque lo del cine de auteur es una patraña tan gorda como las estructuras piramidales.

No se la pierdan y, recuerden: por muchas hostias que nos dé la vida (y los maltratadores) tod@s hemos sido en algún momento orgullos@s guerrer@s. Que se note.

15 comentarios:

marguis dijo...

Lo cierto es qaue la vi hace muchos años, cuando la pasaban por el C+ de estreno, y es de esas pelis que se te queda grabada, de esas en la que piensas de vez en cuando como ejemplo de buenisima peli que nadie conoce. Muy buena recomendacion y secundo todo lo que has escrito en la entrada, ¿como alguien que ha hecho esto, puede hacer luego tanta basura?

David dijo...

La conocía, pero no la he visto...
Vamos a ver, ¿se pone a dar hostias y se va la música del jukebox? uuumm.
Por lo demás, recuerdo la noticia de tu enlace, pero no me ha importado ir a verlo porque aunque no lo he leído, Halle está guapísima en la foto.
Desde "Cinematográficamente... hasta piramidales." Ya lo has dicho tú.

Lázaro dijo...

A mi me gusto,es cierto que hay violencia,pero retrata la decadencia perfectamente.....
obtubo en su tiempo premios..
y el director....vaya truños que hace ahora,solo se salva esta...
que te parece el desafio de Elle MacPherson..pfuuuuuuuu.
saludos

Antoine Doinel dijo...

Desconocida totalmente para mi, pero haré por verla después de haber leído el post.

Marcos Callau dijo...

Pues qué mala suerte ha tenido el pobre Lee Tamahori en Estados Unidos... claro que el que se mete en berenjenales de ese tipo lo mñás fácil es que alga escaldado. Al menos el final de la entrada, y en consecuencia la película, resulta aleccionador y muy apropiado para el día de hoy. Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Jjajaja, jolines David pareces el Pumares buscando cosquillas al guión. Es que Jake suelta unas hostias tan grandes que revienta las máquinas!

Gracias Marcos, ésa era la intención ;)

Pues sí marguis, en el C+ fue donde yo la vi, casi accidentalmente, la primera vez también. Y no es el único caso. Qué tiempos aquellos, qué grandes pelis descubrí de casualidad: La vida de Bohemia, Fresh, Whithnail y yo...

Lázaro, Elle Mcpherson me parece muy bien allí donde esté. El desafío no me parece nada porque no me acuerdo de nada, (creo recordar que me dormí en el cine), pero hace poco se reían de ella en Museo Coconut, no?, el Jaime Walter se inventaba una historia que copiaba el guión de la peli jajajjaa.

Yo creo que te gustará Antoine, ha envejecido bastante bien.

miquel zueras dijo...

El encargado de mi video club me la recomendó encarecidamente y la verdad es que me gustó mucho. Sólo en "La última ola" de Peter weir había visto reflejada la relación entre aborígenes y australianos occidentales. Y, joder, vaya triste final el de Lee Tamahori. Algo parecido les ocurrió a Pee Wee y George Michael. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

La tengo pendiente. "Next" no pude aguantarla más de diez minutos. No se si ha tenido oportunidad de ver "El desafio". con una lucha cuerpo a cuerpo de Anthony Hopkins con un descomunal oso. Observo que ha puesto en la cabecera una imagen de "Open Range". ¡Menudo duelo a dos metros y a quemarropa!

Mr. Lombreeze dijo...

Sí borgo, pero yo creo que la de Weir ha envejecido peor y es un poco tostón vista ahora.
Otra relación entre aborígenes y occientales es la de Generación Robada de Philip Noyce.
Es que en los USA el sexo en las calles es muy peligroso...

jajaja Pepe, felicidades!,
ya he comentado que no recuerdo bien la de El desafío pero creo que daba risa. Recordemos ese gran momento de la historia del cine
http://www.youtube.com/watch?v=G31h5gbazwU

Es que yo creo que Open Range contiene el mejor tiroteo del Western.

David dijo...

Joder, Mr. Lombreeze, ¿me pones Woman is the nigger of the world y me pones a ese tal Ben Lee? (Ja,ja)
Qué poco respeto por tus seguidores. Ya te vale.
Lo cierto es que me gusta mucho la versión y el vídeo también está muy bien.
No hagas caso a mis anteriores palabras (producto de una mente enferma que sigue a ídolos de un modo irracional).
Pero joder, para lo poco que practicaba el tío en directo desde que se separó, me quedo con esta .
Un saludito.
PD: Pero la versión de este chico está muy bien, la verdad.

Mr. Lombreeze dijo...

Jejeje, David tú sí que eres un fan. Pues sí, iba a colgar la de Lenon claro, y me encontré con esta versión que, como dices, está muy bien. Además, el vídeo es más explícito para el que no conozca la original o no sepa de qué va la letra.
Bueno, una pequeña muestra de solidaridad con las protestas de estos días.

lunes dijo...

Otra que tendré que ver. Me encanta cómo escribe usted, pero su arenga final del post es que me adrenaliza y todo.

Mr. Lombreeze dijo...

Gracias lunes, ya sabes que no respetarse y quererse a uno mismo es el origen de muchos problemas.

miquel zueras dijo...

Por cierto, Mr. Lombreeze: le enseñé su comentario a mi hermano el pianista y se rió mucho. Dijo: "Unos tocan el piano y otros los güevos". Paciencia con el greemlin, yo también soporté a uno. Borgo.

Insanus dijo...

Ésta tengo que repasarla, que la alquilé en vídeo en su día. La recuerdo buena. Anotada en el blog de notas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails