lunes, 22 de noviembre de 2010

Ravel, la Vida, la Muerte, el Dinero, Berlanga, Wittgenstein y el Imperio Austrohúngaro.

Se preguntaba el otro día David en su Safari Nocturno algo así como si todo en la vida era una cuestión de dinero. Ya se demostró con su propio ejemplo que no, que no todo se mueve en el mundo por dinero. Yo le dije que, si acaso, en el mundo de los negocios, pero la verdad es que ni siquiera en ese mundillo es el vil metal el único motor que tira del carro, pues no son pocos los ejemplos de decisiones empresariales motivadas por una excursión a las montañas del altruismo, la solidaridad y el mecenazgo, o un descenso a las pestilentes simas de la ambición personal desmesurada, la envidia o el mundanal folleteo.

En fin, en la vida no todo es cuestión de dinero, pero la cuestión del dinero sí que puede salvar muchas vidas. Leí hace poco unas declaraciones de Luis García Berlanga a propósito de su etapa como divisionario:

"Fui porque me lo pidió mi familia, porque mi padre estaba condenado a pena de muerte, pero en realidad lo que me motivó a ir fue una chica que no me mandó ni una carta y se hizo novia de un amigo íntimo. Nunca disparé un tiro. Me pusieron a vigilar en una torre vigía, pero no veía nada y me inventaba las cosas. Hacía un frío intenso y a lo que temía era a Drácula. Mi padre tenía una fábrica de electricidad y una finca. Lo vendimos todo y le salvamos la vida pagando".

Estas declaraciones del mestro Berlanga me trajeron a la memoria otro célebre episodio de la WWII de intercambio de dinero por vidas. Estoy hablando de... Las Aventuras de la Familia Wittgenstein (sí, la del filósofo).

Viena, Austria, años 30. Los hermanos Wittgenstein pertenecían a una adineradísima familia austriaca y eran, además, una panda de geniales chiflados de tendencias suicidas cuyas peripecias dan para escribir varios blogs. Pese a que los Wittgenstein profesaban el catolicismo, los nazis averiguaron que eran descencientes de judíos, con lo que, a los ojos de las leyes raciales de Nuremberg, todavía formaban parte del cáncer hebreo que consumía a la Europa aria.
El más ilustre de los 9 hermanos Wittgenstein, el filósofo Ludwig Wittgenstein, además de renunciar a la sustanciosa herencia de su padre, se fue a vivir a Inglaterra lejos de la amenaza nazi. Otro hermano ilustre, el reconocido pianista Paul Wittgenstein, (a quien los nazis habían prohibido actúar o dar clases en sus dominios pese a ser un derechista pangermánico), hizo lo propio emigrando todavía más lejos: a los USA. Sin embargo, dos de las hermanas, Helene y Hermine, seguían convencidas de que el apellido Wittgenstein era un sólido escudo protector antinazi, porque a ver quién era el guapo que se metía con una familia como la suya. Una familia por cuya mansión habían desfilado personajes de reconocido prestigio cultural y social de la vida vienesa, (prohombres de la talla de Brahms, Mahler, Klimt o Freud), y cuyos dos hermanos supervivientes, (en aquellos años ya solamente quedaban dos varones a los que no alcanzó la ola de suicidios Wittgenstein: Paul y Ludwig), eran veteranos combatientes voluntarios de la Primera Guerra Mundial (Paul se realistó tras ser liberado por los rusos bajo amenaza de pena de muerte si volvía a combatir).

Bueno, como ya os podéis imaginar, a los nazis lo de la prestigiosa posición en la vida cultural y social vienesa de la familia Wittgenstein se la traía al pairo y es más que probable que las hermanas W. lo hubieran pasado realmente mal (estuvieron un breve periodo de tiempo encarceladas) si no hubiera acudido a su rescate la inmensa fortuna de The Wittgensteins. Las cifras que se manejan estiman que los Wittgenstein entregaron a los nazis el equivalente actual a un total aproximado de 6.000.000.000 de US$ (1,3 Tm de oro, el 2% de las reservas de oro de todo el país) con el fin de que sus hermanas consiguieran el status de no judías (mestizas) y pudieran seguir viviendo, sin muchos problemas, en el palacio familiar vienés, (todo esto y mucho más en el apasionante libro de Alexander Waugh, La familia Wittgenstein).

Queda abierto el debate moral sobre si los Wittgenstein hicieron bien, mal o regular y que cada uno saque sus cuentas y calcule a cuantos europeos pudieron matar los nazis con 6.000.000.000 de dólares. También se admiten extrapolaciones a casos recientes de pagos de rescates a piratas y terroristas.

Paul Wittgenstein, el hermano pianista, perdió su brazo derecho combatiendo durante la Primera Guerra Mundial en el ejército austohúngaro (nótese el homenaje a Berlanga) tras recibir un balazo en el codo. Obviamente su carrera como intérprete de piano se truncó en lo que a repertorio clásico se refiere, mas el fatal accidente no impidió que Herr Wittgenstein contactara con los mejores compositores de su tiempo para que le escribieran obras creadas para ser interpretadas solamente con la mano izquierda.
La más famosa de todas ellas es el Concierto para Mano Izquierda de 1930 del genial músico francés Maurice Ravel. Es una música muy bonita que no vamos a escuchar hoy porque, como he soltado una chapa bastante considerable, veo más apropiado insertar un vídeo del Segundo Movimiento, Adagio Assai, del Concierto para Piano en sol compuesto también ese mismo año por el maestro Ravel pero para un intérprete con dos manos, dos pies, una cabeza, un trasero y todo lo que tiene que tener un pianista como dios manda (es que es un movimiento más melódico y más digerible).

Pues eso, de Berlanga a Ravel. Así somos los gusanos: dispersos.
Disfruten de esta delicadísima joya musical. Jope, y encima el vídeo viene con pinturas de Caillebotte (nuestra admiración por este pintor la mostramos aquí).


24 comentarios:

David dijo...

Luego escucho el vídeo.
Pero primero, profesor Lombreeze, quiero que usted me diga si soy un idiota o no. Porque si soy un idiota voy a seguir haciendo lo que hago, y si no lo soy, deseo dedicarme a la filosofía.

Recuerdo cuando nos contaron esto en COU. Lo que me pude reir.
Geniales chiflados, sí. Voy a pillar ese libro, y cuando haga el remake de Vive como quieras les tomaré como modelos.

Y ahora más en serio. Un post estupendo (y eso que aún no he puesto el vídeo). No sabes lo que me ha gustado.

Y sobre tu debate... Los Wittgenstein hicieron regular-bien, me parece. A ver... tenían que haberse dado cuenta y haberse llevado a las hermanas fuera con ellos...pero estando las cosas como estaban, entiendo lo que hicieron. Por otra parte, no son ellos los culpables de lo que los nazis hicieran con el dinero, ni provocaron la situación.
Vamos...Me da que tú hubieras hecho lo mismo, así que no sé...

Hace no muchos días , en el blog de Desclasado, donde leí esto mismo de Berlanga en la División Azul ponía el caso de quién era el culpable en una situación... espera:
"Una mujer en la cuarentena, guapa, culta y sensible, está totalmente abandonada por su marido que se distrae con amantes jóvenes. La mujer acaba cayendo en las garras de un tipo sin escrúpulos que capta que está falta de amor y se convierte en amante de este. Un día la mujer va a casa de su amante. Para llegar allí debe cruzar un río que tiene barquero y atravesar un bosque en el que un asesino mata, pero sólo de noche, a quien ose atravesarlo. La mujer paga al barquero y cruza el río, atraviesa de día el bosque y llega a casa de su amante. Allí hacen el amor y se quedan dormidos. Despiertan y es de noche, la mujer tiene que volver a casa. Asustada le dice al amante que le acompañe, que tiene miedo del asesino. El amante le contesta que no le apetece. Destrozada por esta falta de amor la mujer sale sola, atraviesa el bosque sin contratiempos y llega donde el barquero, descubriendo que no tiene dinero. De nada sirven las suplicas de la mujer; el barquero se niega a pasarla sin cobrar, dice que él trabaja para ganar dinero y que no es su problema si el asesino la mata. Desesperada llama por teléfono a su marido con el poco dinero que tiene y le cuenta todo. El marido la pone de puta y le dice que lo que le pase lo tiene merecido. Intenta volver la mujer a casa de su amante para pasar la noche allí y en el trayecto el asesino la mata. ¿Quién es el culpable de esta muerte?, ¿la misma mujer, el marido, el amante...?"
El que hizo mal-mal es el asesino. No hay más.
Buenos días, por lo demás. Y gracias por un post. Buscaré luego en el curro el libro a ver si puedo pillarlo.

Lughnasad dijo...

Joder, me quito el sombrero, qué buen post y qué gran comentario.
En cuanto a las cuestiones morales, qué difíciles son de afrontar cuando le tocan a uno. Para mi, la diferecia, que ya aporta David, es el hecho de haberse quedado esperando que no pasase nada y cuando pasa nos tiramos de los pelos. Aunque si se hubieran ido, los nazis podrían haber nazionalizado todas las posesiones, así que al final estaríamos en lo mismo, pero por lo menos ellas se habrían ahorrado el susto.
Saludos.

Mr. Lombreeze dijo...

Ningún idiota lee el Mundo Gusano (de ahí su bajísimo número de lectores y seguidores).

Yo por MrMierdas pagaría 6milmillonesdedolareselevadoalcubo. Lo tengo clarísimo.
La verdad es que en el caso de los Wittgenstein la encerrona nazi fue casi inevitable. Los declararon judíos para quitarles la fortuna como a tantas y tantas familias adineradas judías. Fue una expropiación casi más que el pago de un rescate.

Respecto al cuento de Desclasado, el asesino hizo el mal, eso seguro, pero sí que hay más: el barquero, el marido y el amante son tres hijosdelagranputa y sus acciones son moralmente reprobables. Yo me cago en sus muelas por no ayudar y asistir a alguien en peligro.

Joder, lo importante del post es la música!!!, no deje de escucharla amigo David.

Sí, Lughnasad, la nazionalición era inminente.

Bueno, gracias por los halagos, a mí es que me gusta. No me hinchan el ego, pero me hacen la vida más hermosa.

miquel zueras dijo...

Me encanta el "Concierto para mano izquierda" Mi hermano, virtuoso del piano, suele tocarlo. Por cierto que Berlanga coincidió en Rusia con Luis Ciges que intentaba salvar a su padre, gobernador civil en la República. No tuvo suerte pues su padre sí fue fusilado. Borgo.

David dijo...

Siempre afinando. Sí que había más, es verdad. Además, que yo pensaba lo mismo cuando lo leí. Pero bueno, es el problema de expresarse por escrito. Culpable del asesinato, uno, no hay más... Moralmente reprobables por negarse a ayudar...estoy contigo.

Dr. Quatermass dijo...

Que grande recorrido de un tema a otro. Para mi los Wittgenstein eran unos hijos de puta. Si yo fuera un Wittgenstein seguramente haría lo mismo, por lo que merecería exactamente el mismo calificativo.

egoitzmoreno.com dijo...

enhorabuena. un gran post, que te robaré después de la siesta.

aprovecho para recomendarte la lectura (si no lo has leído aún) de "el sobrino de wittgenstein", de thomas bernhard. bajo una capa de tragedia, vacío y párrafo infinito... esconde muchísimo sentido del humor.

o igual es que soy raro.

un saludo.

egoitzmoreno.com dijo...

por cierto, dr quatermass, sepa que su comentario ha despertado toda mi simpatía.

Ferre dijo...

Yo soy un materialista de pro y hubeira buscado, con toooodo ese dinero, unos cuantos asesinos para darle pasaporte a Herr Adolf (mismamente, algún personaje cercano a Hitler con mis mismas ansias por el vil metal).

Voy a tratar un día de hacer una recopilación de las obras para piano compuestas para Paul Wittgenstein y a ver si me sale un post tan jugoso e interesante como éste con el que acaba de regalar nuestros ojos y oídos. Sé que el buen Paul dejó alguna de lado quejándose de su (teórica) "intocabilidad"... el 4º de Prokofiev, si no recuerdo mal.

Pregunta a los gusanos todos: ¿Existió (o existe) algún pianista al que, al revés que a P. W., le faltara el brazo izquierdo? ¿Esiste un repertorio para la mano derecha?

Hablando de dificultes motores e instrumentos musicales, me acuerdo que un día un profesor mío de flauta me contó de un flautista que sólo tenía un pulmón (el otro se lo habían extirpado), lo que me pareció muy llamativo. No me pregunten de quién se trataba, que mi memoria es de tercera división. (Lo mismo mi profesor me coló una bola... quién sabe).

Saludos,

Ferre

PD: Ese libro tiene una pinta estupenda. Otro que apuntaré en mi libreta de futuras adquisiciones.

dvd dijo...

Los Wittgenstein eran unos soplapollas con mucho dinero; básicamente lo único que poseían. Ludwig tuvo que largarse y nunca quiso la fortuna del padre, que ya estaba manchada de sangre antes de que llegaran los nazis. Aunque estaba majara era el más cuerdo. Y un punto para usted por acordarse del gran Valery Gergiev, que condujo magistralmente la orquesta en aquella impresionante escena de EL ARCA RUSA...

Lughnasad dijo...

No soy un amante de la clásica para nada, pero este tema es hermosísimo.
Complemento perfecto.

egoitzmoreno.com dijo...

hale, pues ya está:

http://www.roncandoenelnostromo.com/2010/11/con-mano-izquierda.html

MrMierdas dijo...

No me esperaba menos...thanks mr lombreeze! Gran cabecera me parece preciosa! Un acierto...
Solo una cosa más y sin acritud ninguna, pero sr egoitzmoreno.com recuerda usted la entrada de turner?
Debo decirle que su pasotismo me dejó perplejo frente al tonto ese que me descalificó. Hablo por mí. No goza usted de mi simpatía y se puede meter su nostromo por donde le quepa.
Espero que como usted, no me censuren el comentario. Por cierto digale a Seth, un seguidor suyo, que se vaya a tomar por el culo y que es un gilipollas...ya pueden continuar...

David dijo...

Me gusta la nueva cabecera, me gusta que la vayáis cambiando. Pero...
De G & L parece realmente una colonia (ja,ja).. menos mal que lo salváis con Tenemos fragancia propia.
Saludito.

egoitzmoreno.com dijo...

mrmierdas:

había olvidado la entrada de turner, pero vuelvo a ella para tratar de recordar a qué cojones se está usted refiriendo:

http://www.roncandoenelnostromo.com/2010/09/turner.html

en mi blog nunca se moderan los comentarios, salvo cuando el blogger lo hace de manera automática (por spam, casi siempre), algo que suelo remediar periódicamente.

como podrá comprobar todos sus insultos parecen estar en su sitio, no sé por qué deja caer que le censuré algún comentario. sólo hay uno borrado, por usted mismo, el día 24 de septiembre.

lo único que hice fue negarme a borrar los de antipensador, algo de lo que suele encargarse él mismo, por cierto, cuando la culpa o la vergüenza le sofocan... se lo repito, en un país de censuras... en mi casa aún se puede hablar de todo, aunque en ocasiones (y debido a zanguangos esporádicos) el nivel de discurso roce lo insustancial.

a seth no lo conozco personalmente, y, aunque lo conociera, no dedicaría mi tiempo a algo tan infantil como lo que propone usted.

imagino que, con semejante nick, se ve usted obligado a remover el guano constantemente, pero a mí sus chiquilladas ni me van ni me vienen... y que salte ahora, aquí, con semejante chorrada me deja perplejo. sinceramente se lo digo.

mi nostromo está bien, gracias. y su simpatía me la sopla, que si algo sobra son amigos.

disculpas a mr lombreeze por esta disgresión. por mí, el tema está -de nuevo- zanjado.

un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Amigos míos, lo primero que tengo que decirles es que en Iowa existe todavía hoy día una ley que obliga a los pianistas mancos a actúar gratis (esto va completamente en serio). Dicho esto, les recomiendo también el documental para el canal arte de Michael Beyer sobre la vida de Paul W.
http://www.imdb.com/title/tt1644502/

Y dicho esto otro, paso a responder algunos de sus generosos comentarios.

@egoitz, robe usted lo que quiera que para eso estamos. Me alegro de que le haya gustado y espero que sus lectores también lo encuentren interesante. También espero que el oligofrénico paranoide ése que le visita no le dé mucho la lata por mi culpa.

@dvd Gergiev conduce también un estupendísimo documental sobre Shostakovich y protagoniza otro estupendísimo documental sobre sí mismo titulado "You cannot start without me", pedazo de frase que le suelta a un solista durante un ensayo. Recomiéndolos.

@Lughnasad, es el momento idóneo para que comiences un spotichou clásico.

@Doc, somos unos malditos bastardos, eso está claro. También cuentas con mis simpatías.

@Borgo, ¿tiene usted un hermano que toca el concierto para la mano izquierda de Ravel?,
y yo tengo a Mr Mierdas que es como un gremlin, joder qué cartas más malas me ha dado la vida...

Mr. Lombreeze dijo...

@Ferre, es que el Paul éste tenía que tener un carácter... La verdad es que tiene narices que le devolviera a Prokofiev la obra que le había compuesto con el argumento de "si yo por mí la tocaría, pero es que no la entiendo y la encuentro fría".También fue de aúpa la bronca con Ravel porque el pianista cambio la orquestación del compositor el día del estreno.

Qué cosas nos cuenta ud!!!, lo del flautista no lo había oído. Hala pues ya solamente nos falta encontrar un intérprete de platillos manco y ya lo hemos visto todo.
Su idea de utilizar el oro manchado de sangre de la familia W. para combatir el nazismo tampoco es mala...

Respecto a su pregunta, tengo dos opciones:
a) decir la verdad y reconocer que no conozco la respuesta
o
b) acudir a la wikipedia y (un momento por favor) descubrir un pianista manco de los dos brazos en el youtube...
http://www.todanoticia.com/17224/pianista-manco-conmueve-china-video/

Por favor, cuéntenos lo del pianista diestro.

Mr. Lombreeze dijo...

MrMierdas, mein Bruder, no te voy a borrar el comentario porque es usted amo y señor de su simpatía, y la expresión "métase su blog donde le quepa" entra dentro de lo razonable. Además, creo que egoitz sobrevivirá tras este embite mierdero que usted le ha propinado.
Yo no le guardo rencor al nostromo tras el incidente Turner, hago como en los bares de copas donde el gorila de la puerta no te deja pasar, me doy media vuelta y me piro.
En cuanto a sus deseos hacia el ocurrente Seth, suscríbolos. Creo que se portó muy mal con el Sargento y con usted cuando acudieron a defender mi honor.
Es el Código Nibelungo del Tratado de amistad que por ahora solamente hemos firmado el Mundo Gusano y Mondo Mierda y al que puede adherirse el que quiera.

P.S. Dice la mamma que si vienes esta semana o la que viene. Que le avises para ir fabricando toneladas de masa de croquetas.

Mr. Lombreeze dijo...

egoitz, diga usted lo que quiera y siga el hilo que le dé la gana, faltaría más.
aunque yo sí borro los comentarios de la gente que se pasa con los demás sin ton ni son. Aplico dos principios fundamentales (tu libertad acaba donde comienza la del otro y a la mierda con los violentos). Respeto, como no podía ser de otra manera su manera de gestionar su blog. Pero el que viene a mi blog, viene a mi casa. Y si tengo invitados pueden surgir roces durante la conversación de la cena, desde luego que sí, pero si un amigo entra en mi casa dice "buenas noches" y otro colega se le mea directamente encima, al colega le mando de una patada a tomar polculo.

Por cierto, creo que ha malinterpretado a MrMierdas: él no decía que usted le hubiera borrado sus comentarios en la entrada de Turner. Se preguntaba que si yo, al igual que usted, le borraría o no su anterior comentario en esta entrada.

Yo también zanjo aquí el asunto porque este post va de Ravel y los Wittgenstein y porque en la wikio hay más de tropecientos blogs registrados, suficientes como para que uno no tenga roces si no quiere.

Lughnasad dijo...

Ja, ja. Sí que podría ser una buena idea lo del spotichou de clásica.
Un saludo

Mr. Lombreeze dijo...

David, veo que has pillado el chiste de la nueva cabecera gusana. La nueva fragancia De G&L es una mezcla de Brummel, Varon Dandy, Heno de Pravia, Moussel de Legrain y el toque más importante: Agua Brava.

egoitzmoreno.com dijo...

por mí todo bien, mr lombreeze.

como usted dice, si un idiota viene a mi casa y se mea sobre un colega, le pego dos sopapos... pero cuando ustedes vinieron a mi casa... tampoco es que fueran amigos míos, ¿no? ni ustedes, ni nadie involucrado en ese simulacro de altercado. es más, nadie trató de impedir que la cosa fuera a más, estuvieron sacando sus trapos sucios hasta que a mrmierdas le dio por tratar de meterme en el ajo, pidiéndome que tomara cartas en un asunto que se traían ustedes de casa.
y sí, he malinterpretado a mrmierdas, ya lo siento.
y sí, son demasiados años navegando como para perder en tiempo con estas tonterías.
un saludo, cojonudo blog.

David dijo...

La verdad es que tiene narices que le devolviera a Prokofiev la obra que le había compuesto con el argumento de "si yo por mí la tocaría, pero es que no la entiendo y la encuentro fría"
JA, JA, JA...
Brutal..
Tengo que hacerme con esa biografía familiar. En Navidades cae (aunque preferiría la caja remasterizada de los FAB...pero no va a poder ser este año tampoco (ja,ja)...)

Mr. Lombreeze dijo...

Una muestra de la "frialdad" del concierto de Prokofiev:
http://www.youtube.com/watch?v=GlN3Ceq37QY

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails