viernes, 5 de noviembre de 2010

A qué tengo miedo.

El otro día nos preguntaba redrum, desde su morguera calle, algo así como a qué teníamos miedo. Pues bien, aquí va mi respuesta; yo le tengo miedo a esto que viene a continuación (ojo, las imágenes de este vídeo de 10 minutos pueden resultar duras para algunas sensibilidades).


Obviamente no iban por aquí los tiros de redrum, pero espero que me perdone el que haya empleado su entrada como excusa para hablar de un par de cosas.

La primera es mi necesidad de desahogarme con ustedes, (lo mismo que han hecho, cada uno a su estilo, dvd, mr.mierdas y tantos otros), compartiendo y diluyendo entre sus compresivas almas la angustia, ira y demás insanos sentimientos que se despiertan en mí cuando leo noticias como la de la posible lapidación de Sakineh Mohammadi Ashtiani. Gracias por escucharme.

La segunda es aquello de insistir en mi defensa y promoción, desde nuestro poco leído blog, de algunas películas como La Lapidación de Soraya M., (mi reseña aquí), a la que pertenece la terrible escena que he insertado en este post. Ya comentábamos con David este asunto tras mi recomendación de la película francesa La Redada.

Y es que hay un grupo de películas que no son obras maestras, -a veces no son ni buenas-, y que a muchos pueden resultar convencionales, paternalistas, excesivamente didácticas, de look algo televisivo, etc, etc, pero que personalmente considero que pueden aportarnos algo más que tantas y tantas moderneces supuestamente transgresoras que nos dan la lata con las agonías existencialistas de los burgueses.

Yo les tengo mucho cariño a estas dignas estilizaciones de los estrenos tv porque poseen una cualidad que valoro mucho: son bienintencionadas. Admiro sus intentos de denuncia de la injusticia que nos rodea. O sea, todo lo contrario que los extremistas cristianos del puto Tea Party o los fundamentalistas musulmanes iraníes o de cualquier otro país que quieren matar adúlteras a pedradas.

En fin. Me cago en toda esta gentuza. Ojalá el Universo fuera justo para que les diera una buena ración de infierno a los que creen en dioses, diosecillos y en sus dolorosos, crueles e injustos castigos terrenales y eternos.

11 comentarios:

David dijo...

No he querido ver el vídeo. Sí, ya sé que es ficción. Pero me da mal rollo... Por lo demás, no he visto la peli... Recuerdo vagamente la reseña y creo que tienes razón. He ido al enlace. Aplica lo que te dije en su día sobre la peli.
Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo con el post.
Un saludo.

dvd dijo...

Varias cosas. Primero, no sé si ha habido algún colectivo musulmán en España, de los que pide mezquitas y eso, que se haya pronunciado condenando esta barbaridad. No digo que no lo hayan hecho, sólo que no me he enterado; sería interesante empezar por ahí. Su dios es el mismo que el de estos cobardes ¿no? Luego, entiendo la loable intención de la película, su afán de denuncia y su rabia expresada en imágenes; y es difícil separar en estos films los aspectos emotivos y los puramente artísticos. No me parece una buena película, ni tampoco creo que sea la forma más adecuada de dar un toque de atención, porque se acerca más al lacrimal instantáneo y de fácil olvido (síntoma de nuestros tiempos) que a la denuncia seria y, sobre todo, incómoda para las conciencias. Y termino con el deseo de que, pese a estas naderías que he dicho, sí que sirva realmente para algo, de verdad...

MrMierdas dijo...

Me cago en dios en todas sus modalidades, no more.
Increíble las imagenes!!!
Saludos mierderos!!!

PEPE CAHIERS dijo...

Me ha dejado impresionado, hasta tal punto, que acabo de escribir un post enlazándo con el suyo.

Mr. Lombreeze dijo...

Jo, la verdad es que los primeros comentarios son ya bastante representativos de las reacciones que puede provocar esta escena:

* No quiero verla
* Verla no me aporta nada
* Verla me ha impactado.

Con 4 comentaristas hemos cubierto casi toda la casuística posible.

Porque se sobreentiende que en el fondo estamos todos más que de acuerdo.

Dr. Quatermass dijo...

A mi me impactan las imagenes de telediarios donde se ven parcialmente lapidaciones, que a veces las ponen en horario infantil y me pregunto como puedo explicarle a mi hijo eso (no puedo). He preferido no ver el vídeo que has puesto porque me va a dar mal rollo seguro, y ello no va a concienciarme más o menos.

Aberrante en efecto el asunto, estamos en las cavernas como sociedad global.

Un saludo

redrum dijo...

Apúnte nuevo caso a la casuística, Mr.Lombreeze: lo he visto en diagonal.

Entiendo la buena voluntad, pero (ojo, sin haber visto el film) las imágenes restan fuerza al asunto en el momento que sabemos que es ficción, y siempre es un riesgo que corres cuando tratas temas así: banalizarlos.

El tema desde luego es jodidísimo, pero como leí a Freud en un texto sobre el Holocausto: "la gente se pregunta cómo pudimos llegar a eso, cuando la pregunta es ¿cómo que no habíamos llegado antes a eso?". O algo así...

Es decir, la barbarie es una de las tantas cosas de las que somos capaces, así como también lo es el cine.

Y sí, si existe equilibrio en el universo, o karma o lo que sea, hay mucho fundamentalista que las va a pasar muy putas, aunque me da que desde la óptica de otros acaberemos todos pasándolas muy putas.

1 saludo!

Mr. Lombreeze dijo...

Ánimo Doc, yo sigo creyendo que tus hijos vivirán en un mundo mejor que el nuestro.

Buendo redrum, el espectador tiene que poner de su parte, verdad?, y saber conceder y reconocer las licencias del artista. Tiene que tener las neuronas suficientes para saber que la pobre Soraya M. no fue lapidada con musiquita de fondo ni, seguramente (pero ojalá sí), le vinieron a la mente las bellas imágenes de sí misma paseando con sus hijitas por los campos iraníes.

MonSeñor Gusano dijo...

En fin Mr. Lombreeze, os podeis imaginar lo que pienso de esos hijos puta. Lastima no aparecer ahí en medio con una Browning de calibre 50 posicionada en un blindado y cargarme a semejante escoria. Y hacerles saltar por los aire. Por que, lo jodido es que esto realmente pasa.

Insanus dijo...

Yo he dejado el vídeo por la mitad al leer que era de esa peli, porque quiero verla.

Desde luego, es terrible.

MENEILLOS dijo...

COMO LE DICE BART A HOMER: AMEN HERMANO!!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails