lunes, 18 de noviembre de 2013

Clásicos Imprescindibles. Lejos del mundanal ruido (1967, John Schlesinger).

El siempre interesante director danés Thomas Vinterberg se va, por fin, a hacer las américas tras triunfar este año con una película muy buena: La Caza. Y para su estreno hollywoodiense, Vinterberg se ha decidido por una nueva adaptación cinematográfica de la maravillosa novela Lejos del Mundanal Ruido (1874, Thomas Hardy).

Pues tengo que decir una cosa al respecto:

"Algo yace en el campo, en algún sitio, confiada a la tierra ciega y olvidadiza, algo que estimuló en un poeta la profecía, un poco de polvo invisible y abandonado. El polvo de la alondra que escuchó Shelley y que inmortalizó desde entonces, aunque sólo vivió como los otros pájaros sin saber que sería inmortal; vivió su mansa vida y un día cayó, una pequeña bola de plumas y huesos: y cómo murió, cómo cantó cuando se despedía, nadie lo sabe. "





Las novelas de Thomas Hardy (1840-1928), el novelista del XIX y poeta del XX que tanto gusta a Javier Marías, han sido adaptadas en varias ocasiones al cine. Desgraciadamente en dos de ellas el director encargado de trasladar a imágenes sus hermosas palabras ha sido Michael Winterbottom (responsable de la soporífera Código 46 o de esa otra película en la que una pareja no hace más que fo**ar e ir a conciertos de rock: 9 Canciones). Yo, afortunadamente, sólo he sufrido una de estas adaptaciones, El perdón (2000), un tostón del tamaño de Burundi.

Algo mejor le quedó la cosa a Roman Polanski cuando adaptó a Hardy en Tess, la película que rodó en 1979 tras salir por patas de los USA acusado de violación de una menor. Tess es una película bonita en la que sale, más guapa que nunca, Nastassja Kinski, o sea, hay que verla.

Fin de la reseña de "Tess".


Pero la película que vamos a recomendar hoy es Lejos del mundanal ruido, dirigida en 1967 por el irregular John Schlesinger y que es la, por ahora, mejor adaptación de la novela homónima de 1874 del victoriano Hardy. Está protagonizada por otra bella dama, Julie Christie (quien parece ser que volvió loco de amor a su compañero de reparto Terence Stamp) y, resumiendo (mucho y mal), es una historia de amor entre una buena chica y un tipo un poco golfo.

No se la pierdan.

6 comentarios:

David dijo...

No la he visto. La de Polanski tampoco me pareció una maravilla (tendría que revisarla, la vi hace mucho).

Mr. Lombreeze dijo...

En realidad, lo que te recomiendo,amigo David, es la novela. Pero ya digo que la peli también es muy bonita.

Luis Cifer dijo...

Buena peli, sí señor. Un colega me la dejó en DVD, me gustó bastante y tenía pensado hablar de ella. No he leído el libro pero, si es la mitad de interesante que el film, bien vale la pena.

Mr. Lombreeze dijo...

La verdad es que siempre me ha parecido una película sorprendentemente poco reconocida. Y es que tiene una factura exquisita. La novela es una maravilla, te la recomiendo lo mismo que el universo literario hardyano.

Alí Reyes dijo...

Por lo visto ese Hardy era muy prolífero...cosa dificilísima pues ¡Cómo cuesta hacer un libro!

Anónimo dijo...

Lejos del mundanal ruido... En Culturamas, No se la pierda, que está muy bien.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails