lunes, 11 de noviembre de 2013

Momentos Mágicos del Cine. Muñecos Infernales (1936, Tod Browning).

Entre el género de terror y el fantástico podríamos situar, en caso de que fuera necesario hacerlo, esta inclasificable película del genial director norteamericano Tod Browning (1880-1962): Muñecos Infernales (The Devil Doll).


La historia que traemos hoy la escribió el propio Browning y nos cuenta las peripecias de un moderno Conde de Montecristo que escapa de la Isla del Diablo (¿se acuerdan de Papillon?) con el obsesivo fin de vengarse de sus socios, culpables de su injusto y largo cautiverio (17 años). Inesperadamente encontrará en su excéntrico compañero de fuga, -un científico loco-, el instrumento perfecto para su venganza.

No voy a contar más sobre el argumento y dejo a los más curiosos que descubran o revisiten por sí mismos el maravilloso universo del gran Tod Browning del que recomiendo que vean toda la filmografía que llegue a sus manos.

Una película de hace 75 años que incluye esta fantástica escena de una factura asombrosa. La he subido al youtube para ustedes, mis queridos amigos, jugándome la suspensión de cuenta por el terrible delito de ser un copyright buster:

7 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Buf...había oído hablar de ella. Creo que se trata de una película tan inquietante como "Freaks". Espero verla en breves. Gracias por la recomendación. Abrazos.

Alí Reyes dijo...

Te agradezco la recomendación y ¿por qué no? la ilegalidad de subir ese trailer que luego espero ver con calma.
Pero en este momento te escribo porque tomé de tu blog un texto para mi entrada acerca de la película GRAVEDAD. Cuando quieras pasa por tigrero para que la revises
¡Saludos desde Venezuela!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Me quedo con la boca abierta, es de una perfección técnica acongojante :-O (¡1936!)

De Browning solo conocía la mítica "Freaks", pero desde luego esto demuestra que hay mucho más cine ahí fuera esperándome.

Gracias por traernos estas delicatesen, Sr. Lombri.

¡Saludos gusanos!

Tarquin Winot dijo...

Si a este hombre le hubieran dado los medios de los que se dispone ahora, ¿qué hubiera sido capaz de hacer? Brutal.

Mr. Lombreeze dijo...

A mí es que es una escena que no deja de sorprenderme... Qué bien hecha está, madre mía.

Javier Simpson dijo...

Alguien que hace algo del calibre de La parada de los monstruos es imposible que no resulte interesante. Abrazos, Lombreeze.

Jeremy Fox dijo...

En mi opinión, una obra maestra como la copa deun pino. Un placer verla reivindicada en tan ilustre blog.

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails