lunes, 30 de noviembre de 2009

Semana No Santa Gusana. Capítulo I: Fotografiando hadas (1997). Ver para creer.

Albert Camus nos cuenta muy bien en su magistral novela "La peste" cómo la visión de un niño muriendo torturado por una enfermedad cruel vuelve ateo al creyente más pintado.
Pero, ¿se puede desandar el camino?, ¿cómo se puede volver a creer?: pues con una señal tan clara como la de una víctima inocente moribunda pero de signo contrario. Yo que sé.., que me toque alguna lotería sería un buen comienzo en mi caso.

Ciencia contra Religión. El Bien contra el Mal, una vez más. El mundo está lleno de santotomases por todas partes empeñados en tocar las heridas del Cristo o si no, no suben al Cielo porque no existe. ¿Puede la Ciencia traernos el más allá un poco más pacá?. ¿Eres de los que ven Señales?. De todo esto y algo más, trata la película "Fotografiando hadas", la ópera prima de Nick Willing, realizador televisivo más que de pantalla grande, que me volvió a agradar recientemente con "El rey del río" (2005).

"Fotografiando hadas" nos cuenta la historia del reputado fotógrafo Nick Castle quien, tras una experiencia personal traumática, siente que Dios le ha abandonado y comienza a dedicarse a desenmascarar a los farsantes nuevos profetas de la Ciencia al servicio de lo paranormal, o sea, a toda esa panda de animistas y sociedades espiristas que tanto auge tuvieron en la Inglaterra de comienzos del XX, donde se sitúa la acción de la película.
Mr. Castle, experto en técnicas fotográficas, desvela los trucos de los tramposos que intentan camelar al respetable con supuestas fotografías de seres que no podemos ver pero que conviven con nosotros. Otro truco de feria para ganar adeptos en unos tiempos, ya entonces, en los que la Razón y la Ciencia creaban, a todo ritmo, más y más ateos y descreídos.

Pero un día, Nick recibe la visita de Mrs. Beatrice Templeton, quien le enseña la foto de una de sus hijas que, según ella, sostiene en sus manos un hada. La fotografía es recibida con incredulidad. Sin embargo, Nick no puede concluír que la fotografía sea un montaje y empujado por la curiosidad o, mejor dicho, por la angustia existencialista del ateo, decide trasladarse al pueblecido donde vive la familia Templeton con el fin de aclarar el misterio, o sea, para ver para creer y de paso quitarse la agonía ésa de Sartre.

Nick, (Toby Stephens), representa al científico incrédulo que necesita pruebas para creer antes de que le llegue la hora de irse al otro barrio, -como nos pasa a todos los ateos, que somos los que más esperamos un milagro con diferencia-, y el Reverendo Templeton, (Ben Kingsley), encarna a la Religión, o lo que es lo mismo, todos ésos que solamente necesitan su fe para creer, y las pruebas, ni las necesitan, ni las quieren.



La historia del film está ligeramente basada en la novela homónima de Steven Szylagi, y Nick Willing lo dirige con gracia al estilo del cine británico, ese cine que no es ni europeo ni americano, y que tan buenos resultados da en muchas ocasiones porque aúna lo mejor de los dos mundos. No es una obra maestra pero se deja ver con cariño, se pasa un buen rato y ofrece momentos hermosos y románticos. Además, termina con la Séptima Sinfonía de Beethoven.
Hay que destacar la interesante y hermosa banda sonora de Simon Boswell, que incluye un bonito vals que se convierte en el leitmotiv del film.



8 comentarios:

Insanus dijo...

¡Gran entrada! Adoro esta peli, la tengo original en vhs y tmb en el hdd del salón.

Muy bonita, y pasó desapercibida y eso le da cierto aire de cosa nostra, de descubrimiento privado de unos pocos. Al menos a mí me pasa, ajjaja, es como si fuera un poquito mía.

Mr. Lombreeze dijo...

Insanus, I agree, una joyita. Me uno a tu club de cosa nostra para esta película.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Curioso que lo comentes, he estado viendo unas conferencias de James Randi, el reputado ex-mago, escéptico y caza-fantasmas que se dedica a desmontar a todo pretendiente a místico o sobrenatural a base de ciencia y sentido común. Sus hilarantes refutaciones a médiums, zahoríes o vendemotos como los homeopatas no tienen desperdicio. (aparte de su glorioso duelo con Uri Geller que ya sabemos como terminó)
Saludos gusaneros Mr Lombreeze!

Mr. Lombreeze dijo...

Lucífer, eres uno de los robots más lúcidos que conozco.
Asistiendo en persona o via youtube?

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Mayormente Youtube, otras fuentes de internet y había dos interesantes conferencias en NASA y Princetown en emule. Entiendo que le resulta familiar el amigo este.
Saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Una maravilla de película que ya me entusiasmó cuando la vi en el cine (pocos días duró en cartel en la ciudad donde vivía). Me han dado ganas de volver a verla.
Saludos

redrum dijo...

Pues yo ni la he visto ni sé quien es el tal Randi, pero desde luego tengo fe en ellos!!!

1 saludo!

Anónimo dijo...

Sabe alguien dónde puedo bajar el soundtrack???
Es importante :|

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails