martes, 1 de diciembre de 2009

Semana No Santa Gusana. Capítulo II. Los libros "sagrados".

Quiero comentaros que en todos sitios cuecen habas, en este caso no sólo los católicos son pedófilos y malvados reprimidos. Recientemente he recibido un email que asusta. Realmente me gustaría saber si alguien puede contrastarlo o es un correo exagerado y que no se ajusta a la realidad. He preguntado a gente que ha leído el Corán y no me pueden confirmar 100% que la información que viene a continuación se ajuste a la realidad.
Bueno, aquí os lo dejo, pero de ser cierto es muy fuerte. Tan fuerte como eso otro de que hasta hace 4 días, como quien dice, las mujeres no tenían alma y eran las responsables de todo mal en la Tierra...
Todo esto viene a cuento por las noticias acerca de los casamientos de 450 musulmanes con niñas de entre 6 y 10 años.


“Cada año, de acuerdo a UNICEF, tres millones de niñas musulmanas son objeto de mutilación genital. Esta práctica no ha sido ilegalizada en muchas partes de Estados Unidos. La práctica islámica de la pedofilia proviene del profeta Mahoma, que acumuló once esposas y muchas concubinas, después de la muerte de su primera esposa Khadijah, en 619 D.E. Después que la anciana esposa de Mahoma, Khadijah, murió en 619 D.E., él acumuló once esposas. Coordinó las visitas a las tiendas de sus mujeres a lo largo de sus ciclos menstruales. Su capacidad para la actividad sexual parecía no tener fronteras. Sahih Bukhari, uno de los más reverenciados textos islámicos, dice: “El Profeta solía visitar a sus esposas en forma cíclica, durante el día y la noche, y ellas sumaban once. Le pregunté a Anas, “¿Tenía el Profeta la fortaleza para ello?” Anas respondió, “Solíamos decir que el Profeta tenía la resistencia sexual de treinta hombres”.
Porque, en medio de esas delicias, el Profeta mantenía un establo de concubinas, incluyendo a Reihana, su cautiva ‘judía’. Sus esposas y amantes estaban obligadas, por la ley musulmana, a satisfacer sus necesidades sexuales en cualquier momento del día o de la noche, y el Profeta se reservaba el derecho de disfrutarlas “desde la cima de sus cabezas hasta la planta de sus pies”.

Esto parecería no ser terrible para los estudiantes del Informe Kinsley, con excepción del caso de Aisha, la esposa favorita de Mahoma. Aisha era la hija de Abu Bakr, el mejor amigo del Profeta y su más fiel seguidor. Ni bien Mahoma posó sus ojos en Aisha, comenzó a fantasear con tener sexo con ella. Había un problema con esta fantasía. Aisha, en ese entonces, era un pequeña niña de cuatro o cinco años, mientras Mahoma era un hombre de mediana edad de cincuenta.

Y aún así, el Profeta no perdió tiempo en hacer realidad su fantasía. Cuando Aisha cumplió seis años, Mahoma le pidió a Abu Bakr la mano de su hija en matrimonio. Abu Bakr pensó que esa unión sería impropia – no porque Aisha fuera simplemente una pequeña sino más bien porque él se consideraba hermano de Mahoma. El Profeta dejó rápidamente de lado esta objeción diciendo que la unión era perfectamente correcta a los ojos de Allah. Abu Bakr consintió. Y Mahoma tomó a la pequeña niña como su nueva desposada. Cuando estuvieron casados, Mahoma, en su misericordia, permitió que Aisha llevara sus juguetes, incluyendo sus muñecas, a su nueva tienda.

El casamiento fue consumado cuando Aisha tuvo nueve años y el Profeta cincuenta y tres. Los tres años del período de espera no se debieron a la preocupación de Mahoma de no abusar de una niña sino, más bien, al hecho de que Aisha contrajo cierta enfermedad que provocó la pérdida de su cabello.
La pedofilia no fue practicada sólo por Mahoma, sino también sancionada por el Corán. En el debate sobre el período de espera requerido para determinar si una esposa está encinta antes del divorcio, el texto sagrado dice, “Si estás en duda en lo concerniente a aquellas de tus esposas que han cesado de menstruar, sabe que su período de espera debe ser de tres meses. El mismo período se aplica para aquellas que aún no han menstruado” (65:4).

Aquellos que piensan que los musulmanes modernos han abandonado estas enseñanzas, deberían estudiar las fotos y videos que acompañan este artículo y recordar las palabras del Ayatollah Khomeini, el clérigo islámico más famoso del siglo XX:

Un hombre puede tener placer sexual de una niña tan joven como un bebé. Sin embargo, no debe penetrarla; sodomizar a una niña está bien. Si un hombre penetra y daña a una niña, entonces debe ser responsable por su subsistencia toda su vida. Esta niña, sin embargo, no cuenta como una de sus cuatro esposas permanentes. El hombre no tendrá derecho a casarse con la hermana de la niña… Es mejor para una niña casarse en una época en que comenzará a menstruar en la casa de su esposo, mejor que en la casa de su padre. Un padre que case a su hija tan joven, tendrá un lugar permanente en el cielo.”--

Muy fuerte, ¿verdad?.

Igual de fuerte me parecen estos pasajes: Cómo se le debe pegar a las mujeres

“Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Allah manda que cuiden.¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen no os metáis más con ellas (4,34). (Al-rijal qawwamun ‘ala-n-nisa…4,34)”.

Pero Allah es misericordioso especifica que no se debe golpear en la cara para no desfigurarla:

“Un hombre preguntó al profeta : “¿Cuáles son los derechos de la mujer respecto a su marido? “
El Enviado respondió: – El marido ha de alimentar a su mujer y la ha de vestir. No la ha de pegar en la cara ni desfigurarla; pero puede rechazar a su mujer dejando de acostarse con ella” (Ibn Maja, Sunan, Kitab al-Nikah.”
Así es como Allah dispuso en su sabiduría, la forma de reprimir a las mujeres; aunque no se especifica los daños psicologicos y morales; queda implicito para cualquier musulman obediente y piadoso que al golpear a su mujer tal como lo ordena el profeta debera hacerlo en silencio; sin gritarla; llamarla bruta, perra, encerrarla durante semanas a pan y agua, no dejarla ver a sus hijos por años, etc, etc, etc, etc, etc,, etc, etc…………………………., etc.

“¡Hay que pegar a las mujeres, sí, pero hay maneras y maneras de hacerlo: a la que es delgada, con un bastón; a la robusta, con el puño; a la gordita, y sólo a ella, con la mano bien abierta…, de modo que uno no se haga daño a sí mismo ! (Claude Aner, citado por H..Bousquet: L ‘ éthique sexuelle de l ‘ islam, p. 171). ”

¿Son todas las religiones iguales?… Espero que no. Pero lo que sí parece es que se asemejan más, (en lo malo), de lo que nos gustaría.
Un saludo gusano.

4 comentarios:

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Pues disiento en parte, todas las religiones son fundamentalmente iguales: consisten en hacer cosas realmente estúpidas porque lo dice a quien aceptamos como "bueno", incluido quemar vivos a los que consideramos como "malos". Si existiera el sentido común y el libre albedrío ya no sería una religión.
Selectos pasajes del Viejo Testamento le revelarán que la Biblia va por los mismos derroteros que el Coran: Noé se tiraba a sus hijas y se casó con ellas, pero su pecado mas notable segun la tradición fue su afición al vino, entre otros pasajes del Levítico y Deuteronomio que explican en que circunstancias debes matar a tus hijos si te desobedecen, cómo apedrear a tu mujer etcétera.

Y actualmente el papel de la Iglesia Católica es mas o menos el de Dios del antiguo testamento: el personaje de "jesucristo" ha desaparecido de los discursos de la santa sede, cualquier día lo van a quitar hasta de la biblia.
Ni una buena creame, todas son iguales.

Mr. Lombreeze dijo...

Averiguar si estos comportamientos son o no representativos del islam es un debate que a mí, personalmente, me importa un comino. Me interesa más el post desde el momento en que sí que es representativo de lo perverso que puede llegar a ser el mensaje de unos textos anacrónicos y ridículos.
El texto huele un poco a alarmista. Aunque es impepinable que ahora mismo el Islam radical es la gran amenaza que tiene occidente sobre su cabeza. Que se lo cuenten a los ongs catalanes secuestrados.
No creo que prohibir minaretes sea la solución.
Pero, ya digo, yo soy anticualquierreligión. O sea.

Lot ofreció a sus hijas para que los sodomitas no violaran a los ángeles del señor, los testigos de J. están en contra de transfusiones y transplantes, etc, etc. Y todo por considerar sagradas las fábulas de unos lunáticos de hace siglos. Demencial.

Estoy con el robot Lucifer, ni una buena. Los cuatro mensajes positivos que transmiten las religiones organizadas, además de no contrapesar sus efectos perniciosos, son de sentido común y perogrulladas.

redrum dijo...

Leñe, pero es que lo que prometen no es baladí, sino la vida eterna! Oiga, que por el vil metal nos dejamos la pasta en loterías, así que imagine ante tal promesa!

Ahora bien, regir nuestras vidas por palabras ya no añejas, sino obsoletas, pues eso, así va el mundo.

El poder de la amenaza, oiga, yo no creo en X, pero por si acaso, vamos a respetar la libertad de religión, no sea que nos caiga un puro del más allá.

1 saludo!

Anónimo dijo...

Me gustan estas religiones xk me ayudan a dominar mentalmente y someterlas sexualmente a cualquier fémina crédula...jajajaja
Y si no me creen vean a los curas católicos y los pastores evangélicos cómo tienen HARENES de mujeres para ellos solitos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails